“La Inexistencia de cualquier cosa es improbable (No se puede probar)”

Escribe: Tomás <tdela…rra.es> 23.05.2002

La Inexistencia de cualquier cosa es improbable (No se puede probar). El conocimiento de todas las cosas es imposible. Ni siquiera la exacta Astronomía lo es, funciona a base de aproximaciones sucesivas y en ciertos casos ha cometido errores (Sistema de Ptolomeo, de Copernico, antes de Tycho Brahe, Mecánica de Newton, invalidada en lo fino por la Mecanica Relativista) . No veo que puede haber de divertido en recrearse con holocaustos, guerras y otros sucesos lamentables (de lamento: LLanto). No veo que puede haber de feliz en recriminar las creencias de mis padres y mis abuelos, considero de modo científico, esto es por experimentación, que todo lo que me han dado es bueno, luego infiero que la base religioso- cultural que poseo también lo es. Me aterran, profundamente, los asertos fundamentales que conducen, normalmente a mas guerras, mas miseria y mas lamentos de los débiles que todas las religiones juntas (Stalin, Mao, Fidel…). Prueben Vds. de modo científico que:

1.- El hombre no convivió con los dinosaurios.
2.- Que estos existieron realmente
3.- Que el Dalaí Lama actual no es la reencarnación del anterior.
4….
5…
Último: Que no me espera el paraiso, y que no les espera a ninguno de Vds.

Hacen perfectamente en no creer en nada, no crean en el materialismo: es peligrosísimo (El siglo XX me avala). Un saludo desde lo mas profundo de la Edad Media (Pongamos 711 p. ej.)

Respuesta

Estimado Tomás:

Dice Vd. que la inexistencia de algo no se puede probar, lo cual no siempre es correcto. Si definimos precisamente las características de algo, en algunos casos sí podemos probar que ese algo no existe, por ejemplo, si Vd. cree en un gran valle fértil llamado “Paraíso” que se sitúa entre el río Tigris y el río Éufrates; o en una enorme fábrica de juguetes en el Polo Norte, pues podemos ver las fotos de satélite del Polo Norte o del Medio Oriente y ver si realmente existe esa fábrica y ese prodigioso valle o no. Así que en ciertas condiciones sí se puede probar la inexistencia de algo. De cualquier manera, la carga de la prueba recae en quien afirma algo, no en quien duda de algo. Nosotros no tenemos que probar que los dioses, las deidades y otros seres ridículos no existen. Son ustedes quienes tienen que dar pruebas de la existencia de esas estrambóticas entidades. Y es obvio que la ciencia se equivoca, como toda actividad humana, nadie ha dicho que sea perfecta. Pero no podemos negar que es infinitamente más precisa y coherente que cualquier religión o cualquier otro tipo de superstición. Dice Vd. que no ve nada divertido en recrearse con holocaustos y guerras, pues nosotros tampoco vemos nada de divertido en eso, en cambio, muchos grandes lideres religiosos sí han dado muestras de divertirse con grandes crímenes. Está Vd. aterrado con el fundamentalismo, pues nosotros también, y esta página es precisamente para combatir eso. Stalin, Mao y Fidel no mataron en nombre del ateísmo, sino de sus ideologías políticas.

Ahora vamos con las “pruebas científicas” que Vd. nos demanda:

Prueben Vds. de modo científico que:

1.- El hombre no convivió con los dinosaurios.

Abra un libro de Biología.

2.- Que estos existieron realmente

Entre a un museo de Historia Natural.

3.- Que el Dalaí Lama actual no es la reencarnación del anterior.

Quien tiene que probar algo es él, no nosotros. Mientras él no pruebe nada, ponemos en duda sus alegados atributos.

4….
5…
Último: Que no me espera el paraiso, y que no les espera a ninguno de Vds.

Quien tiene que probar que existe el tal Paraíso es Vd., no nosotros. Mientras tanto, dudaremos de la existencia del Paraíso, el Hades, Liliput, Pitufolandia y la Estrella de la Muerte. Por cierto, no creo que sea Vd. capaz de probar que la Estrella de la Muerte no existe…

Hacen perfectamente en no creer en nada, no crean en el materialismo: es peligrosísimo (El siglo XX me avala).

Creemos en aquello que esté fundamentado racionalmente. Creer en algo sin examinarlo críticamente es tener fe, o sea, autoengañarse. Y eso sí es peligroso, ya que es el primer paso al fanatismo.

Un saludo desde lo mas profundo de la Edad Media (Pongamos 711 p. ej.)”

Si Vd. lo dice….

Gracias por escribir.
atentamente,
Juan Carlos Cisneros

Comentarios

Comments powered by Disqus