CA002.1: El darwinismo conduce al darwinismo social

El darwinismo conduce al darwinismo social, la política de a que los débiles hay que dejarlos fallar y morir

Fuente:

Morris, Henry M. 1985. Scientific Creationism. Green Forest, AR: Master Books, p. 179.

Respuesta:

Este es un ejemplo de la falacia naturalista, el argumento de que el modo en que las cosas son implica cómo deben ser. Pero “es” no implica “debe ser”. La evolución sólo dice cómo son las cosas; no dice cómo deberían ser.

El origen del darwinismo social no fue Darwin, sino Herbert Spencer y la tradición del inconformismo protestante desde Hobbes pasando por Malthus. Las ideas que Spencer tenía de la evolución eran lamarckianas. La única conexión entre el darwinismo y el darwinismo social es el nombre.

Distintas ideas políticas y religiosas abrevan en la biología evolutiva, incluyendo ideas que alientan una mayor cooperación.

La teoría evolutiva nos muestra que la supervivencia de una especie a largo plazo está fuertemente relacionada con su variabilidad genética. Todos los programas de darwinismo social promueven reducir la variabilidad gnenética, reduciendo por lo tanto las probabilidades de supervivencia a largo plazo en caso de cambio ambiental. Comprender la evolución debería refutar cualquier intento de darwinismo social si se considera un objetivo la supervivencia a largo plazo de la humanidad.

Los relatos de eugenismo y darwinismo social están relacionados con más frecuencia con el surgimiento de la ciencia de la genética que con la teoría evolutiva.

Enlaces:

Otras lecturas:

  • Bannister, R. C., 1979. Social Darwinism: Science and Myth in Anglo-American Social Thought. Philadelphia: Temple University Press.
  • Bowler, P. J., 1993. Biology and Social Thought, 1850-1914. Berkeley papers in history of science; 15. Berkeley, Calif., Office for History of Science and Technology University of California at Berkeley: 95.
  • Hofstadter, R., 1944. Social Darwinism in American Thought. Philadelphia: University of Pennsylvania Press.
  • Kevles, D., 1995. In the Name of Eugenics: Genetics and the Uses of Human Heredity. New York: Knopf.
  • Ruse, Michael, 2001. Social Darwinism. Chapter 10 in: Can a Darwinian Be a Christian?, Cambridge University Press.
  • Singer, P., 2000. A Darwinian Left: Politics, Evolution, and Cooperation. New Haven: Yale University Press.

Anterior: CA002: La supervivencia del más apto implica que “la fuerza da la razón” | Siguiente: CA002.2: Marx admiraba a Darwin y se carteaba con él


Licencia Creative Commons
TalkOrigins Archive por http://talkorigins.org se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.