CB341: El veneno de serpiente y los colmillos huecos no pueden haber evolucionado simultáneamente

Las serpientes venenosas tienen colmillos huecos y glándulas de veneno. La evolución hubiera tenido que producir ambas innovaciones juntas, dado que ninguna tendría sentido sin la otra.

Respuesta

  1. El veneno no carece de sentido sin colmillos huecos. Otras serpientes venenosas tienen colmillos con surcos. Éstos muestran formas intermedias plausibles hasta llegar a las serpientes venenosas con colmillos huecos:
    1. La serpiente no venenosa ya tiene dientes que pueden romper la piel de su víctima.
    2. La saliva venenosa se vuelve ventajosa para ciertas serpientes porque pueden entrar en la víctima y matarla más rápido.
    3. Los colmillos con surcos permiten que el veneno se concentre en la presa.
    4. Los surcos gradualmente se cierran, resultando en colmillos huecos.

Anterior: CB340: Los órganos y los sistemas de órganos habrían sido inútiles hasta que todas las partes estuvieran en su lugar | Siguiente: CB350: El sexo no puede haber evolucionado


Licencia Creative Commons
TalkOrigins Archive por http://talkorigins.org se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.