La historia de Adolf, teología sin fondos, las maravillas de Simanek, un brete en Tennessee, aceptación selectiva de la ciencia, dos lectores alarmados, Twain sobre la locura, sitios de la NCAHF, feng shui peligroso, la pirámide mágica, y una aventura en el Reino Unido.

Hace un par de semanas, vi una noticia sobre un perro singular que aparentemente hizo algo bastante inesperado y actuó en una forma que hubiera calificado para su inclusión en la categoría paranormal. El lector Scott Martin me escribió al respecto:

Pensé que podría interesarle esto. Recibí por e-mail una historia periodística adjunta, enviada por un compañero de trabajo a quien luego no le gustó que le arruinara la diversión. En resumen, un perro estuvo perdido, lo atropelló un auto, y supuestamente recorrió, él solo, kilómetros a través de la ciudad hasta el veterinario. Cuando el personal llegó esa mañana, el perro los estaba esperando en la puerta.

Sugerí una explicación más probable: que la persona que había atropellado al perro quiso asegurarse de que se encargaran de él, pero no quiso pagar por la atención médica, así que llevó al perro al veterinario más cercano (en su auto) y lo dejó en la puerta para que lo encontrara.

Por supuesto esta segunda posibilidad no es tan “conmovedora” ni “profunda”. Me hace reír cuánta gente saca conclusiones milagrosas. Estoy seguro de que esta historia aparecerá en “Milagros Animales” en el canal de cable Animal Planet en unos pocos meses.

Bueno, Scott, yo también vi esa noticia, y me recordó un evento que sucedió en mi familia cuando yo tenía unos doce años de edad y vivía en Toronto, Canadá. Teníamos un gato al que llamábamos “Adolf” porque tenía una marca negra que se parecía al bigote de Der Führer. Cada verano, nuestra familia iba a una “cabaña de vacaciones” alquilada a un agente inmobiliario. Este agente se especializaba en cabañas cerca del pueblo de Donald, a unas 100 millas al norte de Toronto. Conducíamos hacia allí el domingo por la mañana, nos registrábamos en la cabaña, disfrutábamos nuestras vacaciones, y volvíamos temprano la mañana del domingo dos semanas después, luego de limpiar el lugar, yéndonos antes de mediodía para cumplir los términos del contrato y dejar que los nuevos inquilinos ocuparan el lugar. Ese verano en particular, llevamos a Adolf con nosotros, y él se divirtió cazando toda clase de pequeñas e inocentes criaturas y trayéndonoslas orgulloso.

Cuando llegó la mañana de nuestra partida, nos dolió tremendamente descubrir que Adolf estaba perdido. Lo buscamos en los alrededores, y nos demoramos hasta que los nuevos ocupantes llegaron para ubicarse en el lugar, y tuvimos que volver a Toronto resignados a haber perdido nuestra mascota para siempre.

¡He aquí que una mañana, unas tres semanas más tarde, mi madre se sorprendió de encontrar a Adolf en la cocina, pidiendo que le dieran de comer! Asumimos que había vuelto a casa recorriendo todos esos kilómetros de bosques, lagos y ríos, y sin embargo no daba muestras de agotamiento por su gran aventura. Si todo hubiera terminado allí, tendría que decir que es la única explicación que teníamos. Pero así termina todo el glamour y el regocijo…

Poco después de que Adolf volvió, mi hermana estaba jugando con él en nuestro porche delantero. Un auto que pasaba se detuvo con un frenazo y un hombre salió exigiendo que le devolvieran “su gato”. Mi madre apareció y declaró con firmeza que Adolf era nuestro, y que siempre lo había sido. El hombre insistió: ese gato había estado en su casa hacía algo así como una semana, y quería que se lo devolvieran. ¿Adivine qué? Resultó que la familia de este hombre también había pasado sus vacaciones en Donald, alquilando su cabaña con la misma inmobiliaria que nosotros. Se trasladaron al área de Donald, a unas pocas cabañas de distancia de donde habíamos estado, el mismo día en que partimos sin Adolf. En unas horas, un lindo gato con un bigote a la Hitler entró por su puerta y lo adoptaron…

Puedo imaginarme lo que pasó, conociendo a los gatos tan bien como los conozco. Adolf bien puede haber estado sentado en un árbol mirándonos buscar en la zona, y luego cuando nos alejamos, buscado alrededor y encontrado a la otra familia. Los gatos son muy pragmáticos; pertenecen a quien les da de comer. Él cambió de dueños sin pensarlo, y se estableció con aquélla familia. Con el tiempo volvieron a Toronto, llevándoselo con ellos. Un día, explorando la vecindad, encontró su antiguo hogar y recordó que la comida allí era bastante buena, y además estaba alli nuestro periquito gordo con el que todavía tenía que tener un encuentro cercano. Volvió a instalarse con nosotros.

Al volver a su casa en la cuadra vecina a la nuestra, aquél pobre tipo tuvo que decirle a su niñita que habían reclamado a Adolf.

Y mi familia se perdió una gran historia de osadía, resistencia, inteligencia y búsqueda de dirección felinas por parte de nuestro gato común, Adolf. Aún así era una historia interesante, pero no una que Mel Gibson hubiera convertido en película… El hecho importante aquí, para mí, es que si no hubiera sido por el paso accidental del propietario adoptivo, nuestra familia probablemente hubiera contado la otra historia de Adolf, y podría haberse convertido un clásico de sabiduría animal, recopilada por Selecciones del Reader’s Digest y “Lo Increíble”. Piense: ¿cuántas muchas otras historias gloriosas de maravillas psíquicas o eventos de sentidos superiores podrían haberse revelado como menos que misteriosos, si el azar hubiese provisto las verdaderas respuestas…?


Recientemente, a una mujer de Michigan de 21 años, Teresa Becker, se le rehusó ayuda económica estatal para su curso de teología en el Colegio Ave María. La Corte Suprema del Estado interpretó que teología significa “instrucción que se asemeja al culto y manifiesta una devoción a la religión y los principios religiosos en pensamiento, sentimiento, creencia y acción”. Un disparate. La teología es un campo académico de estudio legítimo que no requiere en modo alguno creencia en la religión, ni creencia en una deidad, más de lo que el estudio de la historia requiera que el estudiante acepte la historia como un hecho probado.

Ronald Muller, el presidente del Colegio Ave María, un colegio Católico Romano, dijo que su tesis de teología es parte de su currículum en artes liberales. La teología “es una disciplina académica como la filosofía, la literatura inglesa o los clásicos”, dijo. La señorita Becker dice que no sabe qué carrera elegirá luego de dejar el colegio, pero que no está considerando “ningún tipo de vida religiosa”, aunque admite que su interés en la teología no es meramente académico.

Los abogados de la señorita Becker escribieron que un estudiante “puede tomar numerosos cursos de teología, pagados por becas estatales, siempre y cuando su tesis sea sobre otra cosa (como psicología o matemáticas)”, pero que un estudiante que tiene la intención de realizar una tesis en teología no obtendrá dinero del estado durante un año entero “incluso si el estudiante no cursa otras materias que lenguaje, literatura, filosofía y ciencia”, dijeron. Estoy de acuerdo con que esto es injusto y equivocado.

Un abogado del personal de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) del estado de Washington dijo que el caso de la señorita Becker se resume en una proposición: que “un estado puede elegir legalmente no otorgar fondos a la educación religiosa de la gente”. Reitero, aunque seguramente es un derecho del estado, yo no apoyaría esa decisión. Teología, de acuerdo con la acepción principal del diccionario Webster, es

El campo de estudio y análisis que trata sobre Dios y los atributos y las relaciones de Dios con el universo.

¿Cuál sería la reacción si un estudiante eligiera estudiar el personaje de Homero Simpson como un fenómeno sociológico e indicador del pensamiento actual? La homerología se define como

El campo de estudio y análisis que trata sobre Homero Simpson y sus atributos y relaciones con el universo.

(De acuerdo, eso lo inventé. Pero podría ser…)

Teniendo en cuenta que un diccionario no define una palabra, sino que proporciona su uso actual y aceptado [*], y la descripción del Webster citada más arriba no especifica a cuál de los miles de deidades se refiere, tengo la fuerte convicción de que el campo académico de la teología debería ser apoyado del mismo modo que lo son el estudio de la sociología, la mitología y la historia. Estudiar a los dioses, en su infinita variedad, y los atributos y orígenes de las deidades, es parte del estudio de nuestra historia, nuestra psicología, y nuestras necesidades sociales.

La señorita Becker dice que en su opinión “el estado está violando los derechos de la gente a la libertad religiosa”, y agregó que sus compañeros de estudios “están rezando por mí y me apoyan”. Un buen abogado podría ser una opción más razonable que la intervención de un ángel o santo, señorita Becker, pero es su decisión…

[*] Esto es cierto en tanto inglés como en castellano. [N. del T.]

Mi buen amigo Donald Simanek, después de tratar con el escenario fatalista increíblemente ingenuo y totalmente infundado relativo al Planeta X, que ha tenido tan asustada e inquieta a la gente del mundo de la pseudociencia y los medios basura, agregó esto a sus comentarios recientes:

Estoy dándome cuenta lentamente de algo sobre estas personas que “parecen” tomar en serio a este planeta X y su “profecía” asociada. Se inquietan acerca de cada nueva fotografía o “signo”, pero es una inquietud extraña; afirman creer en ello absolutamente, pero sus acciones no coinciden con sus palabras. No huyen llenos de pánico. No cambian sus vidas para prepararse (al menos la mayor parte de ellos). Sospecho que la mayor parte de ellos van a trabajar todos los días como de costumbre, se involucran en actividades “normales”, etc., como si nada inusual fuera a suceder en realidad.

Encuentro el mismo síndrome en los inventores de máquinas de movimiento perpetuo. Afirman la creencia absoluta en que su idea para la energía ilimitada funcionará perfectamente. Es típico que digan, con orgullo: “No tengo educación ni habilidades especiales en ingeniería o física”. Muy bien. Dicen que la idea es simple, y que puede construirse en pocos meses en un sótano o garaje con herramientas simples. ¿Por qué, si es tan simple y fácil de construir, están tan seguros de que han encontrado el secreto que ha eludido hasta el momento a los ingenieros y científicos a lo largo de la historia? Uno pensaría que renunciarían a sus trabajos, sacarían del banco el fondo para la educación de sus hijos, irían a la ferretería para comprar lo que necesitaran y lo construirían rápido, ya que una vez que lo hicieran, revolucionaría todo y seríamos todos ricos. Pero no lo hacen. Se dejan llevar por la pereza, arrastran los pies y ponen excusas, o dicen: “Bueno, he estado demasiado ocupado para invertir mucho tiempo en ese proyecto”.

Después despotrican sobre las patentes. “Las patentes cuestan mucho dinero y lleva tiempo obtenerlas”, dicen, “simplemente guardaré el secreto y no se lo contaré a nadie”. El costo de una patente es insignificante comparado con el dinero que harían con esto en las primeras semanas, ya que están tan absolutamente seguros de que funcionará. Pero por el otro lado, si la idea es tan simple, y los materiales para construirla son tan fácilmente asccesibles, y las habilidades requeridas para construirla son mínimas, entonces cuando se construya una, cualquiera podrá construir una, o muchas. Luego convertirán fábricas de bicicletas en los países tercermundistas para obtener millones de máquinas de movimiento perpetuo en unas pocas semanas. Pero entonces todos seríamos más ricos que nunca por el dinero ahorrado en energía no renovable (excepto por aquellos que tenían toda su inversión en compañías petroleras y gasíferas), así que ¿qué importaría?

Randi comenta: agrego que algunos estafadores, tales como los prospectores del Quadro Locater, dicen que no se presentarían para obtener una patente porque la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos está invadida de comunistas, y su descubrimiento sería comunicado a los rusos. No hay de qué preocuparse: los rusos ya tienen una plétora de nociones chifladas de su propio cuño, manteniéndose orgullosamente a la par con la pseudotecnología occidental.

Algunos dicen que obtener el movimiento perpetuo pondrá de cabeza la economía del mundo, pero dicen que hay que hacerlo para salvar a la humanidad del destino de la consunción de la energía y del hambre mundial. Confían en que su invento será la salvación de la humanidad. Aún así parecen no tener apuro para construir aquéllo y ponerlo a funcionar. Parece haber una desconexión entre sus creencias y su conducta. Parecen pasar más tiempo defendiendo sus afirmaciones de los escépticos con palabras, y menos en el laboratorio construyendo el dispositivo que (si funcionara) volvería superfluas todas esas palabras.

¡Has dado en el blanco, Donald! Para que los lectores entiendan más de qué habla Simanek, les sugiero que vayan a http://www.lhup.edu/~dsimanek/3d/illus2.htm y disfruten algunas de sus explicaciones acerca de con cuánta frecuencia no vemos lo que creemos que vemos. Le robé una interesante ilustración a la que le agregué algunas cositas…

Ponga esto en su pantalla y siéntese tan cerca como para verlo claramente. Mirando entre la figura de la “L” y la de la “X”, deje que sus ojos se pongan bizcos hasta que observe una única “caja” tridimensional con fondo rojo, que tiene escrito “X L”. Luego mire entre las dos figuras marcadas “X” y “R”, de nuevo haciendo convergir sus ojos para ver una caja con una parte superior roja que sobresale hacia usted, que tiene escrito “X R”. Su sistema sensorial está usando dos combinaciones diferentes de dibujos planos para producir imágenes tridimensionales en su mente. Esta es sólo una pequeña muestra. Mire al sitio, y al trabajo más general de Simanek en http://www.lhup.edu/~dsimanek/ . ¡Esto lo atrapará frente a la pantalla de su computadora durante horas!

Y no deje pasar su divertido libro “Science Askew”, el cual hemos reseñado previamente en este sitio.


El lector Don Reid hace una buena pregunta en relación con las leyes de adivinación que mencionamos recientemente:

Aunque dio usted en el clavo con el argumento del comentario de esta semana [hace dos semanas], tengo que completar la pregunta en mis propios términos: ¿ALGUIEN de Tennessee, un estado profundamente incrustado en el Cinturón Bíblico, pìensa en lo absoluto que es hipócrita que este pueblo haya declarado ilegal la práctica de aceptar dinero a cambio de ofrecer profecía o interceder con el mundo sobrenatural? ¡La ironía casi chorrea! En este caso, me temo que tengo que ponerme de parte de la ACLU. Después de todo, si la constitución impide la prohibición de una clase de sinsentido entusiasta, ¿por qué no esta otra? No encuentro diferencia entre pedirle a la gente dinero cada domingo para dispensar las “profecías” antiguas e ininteligibles de un montón de semitas muertos hace mucho tiempo, y el consejo balbuceante “recibido” de un mazo de cartas cómicas. ¡Lo que vale para lo uno, vale para lo otro!

Noé

El lector Tony Kehoe aporta su comentario sobre mi reciente diatriba referida a la religión:

Sé que ya debe usted estar harto de recibir comentarios sobre su crítica del Génesis, pero pensé en añadir una pedantería más: La totalidad de la raza humana supuestamente decendió de Noé y sus hijos, luego de que dios ahogó a todos los descendientes de Adán y Eva (excepto Noé y sus descendientes). Con toda propiedad, esto significa que todos los hombres a lo largo del mundo deberíamos compartir el mismo cromosoma Y, y no lo hacemos. ¿Cómo responden a eso los credófilos, me pregunto? Siga con su buen trabajo, y espero verlo en TAMII en Las Vegas el año próximo.

¡Buen punto, Tony! ¡Y nuestra primera convocatoria sobre TAMII —The Amaz!ng Meeting II— acaba de salir! Ya tenemos gente registrada, y esperamos una asistencia realmente importante. Penn y Teller están planeando participar con gran estilo…


Bob Park de la Sociedad Estadounidense de Física nos dice que el New York Times ha citado al vocero de la Casa Blanca, Scott McClellan, en una descripción increíblemente reveladora de la política de la administración en lo que se refiere a sus acciones sobre la ciencia: “La administración examina los hechos, y estudia la mejor ciencia disponible basado en lo que es apropiado para el pueblo norteamericano”. Esa cláusula final, “lo que es apropiado para el pueblo norteamericano” —dice Bob— es estremecedora. Estoy 100% de acuerdo. Como he intentado recordar a los asistentes a mis ponencias, la ciencia no se decide por votación, o por encuestas, o según la necesidad; se decide por el examen desapasionado de la evidencia disponible. Las opiniones no tienen nada que ver con ello, a pesar de los deseos de los políticos y teólogos.

¿Podemos actuar con seriedad, por favor?


¿Me perdí de algo? Cuando sugerí que los lectores fueran a ese sitio sobre “comida libre de ADN” para reírse un rato, ¡un lector me increpó por no darme cuenta de que era fraudulento! ¿Tengo que poner carteles? Aquí está la reprensión:

Como suele ser el caso, es dolorosamente obvia su total falta de verificación de los hechos. Pero, de nuevo, el que queda en ridículo es usted: http://www.netspeed.com.au/ttguy/results.html. En el pasado usted ha afirmado que no tiene tiempo de verificar todas las cosas sobre las que tiene tiempo de escribir. A mí sólo me hizo falta no ser ridículamente crédulo y quince segundos libres.

Disfruto su columna pero con frecuencia encuentro un poco insufribles su arrogancia e hipocresía. Si tuviera alguna humildad, no sería tan molesto. Siga resoplando. La suya es una causa justa. Sólo espero que la gente pueda oír la verdad a través de su ego. Desafortunadamente, creo que en su mayoría está predicándole a los conversos.

Respondí:

Me parece haber recomendado a los lectores que visitaran la página para reírse. Ningún otro de los que lo hicieron pensaron que mi intención era que se la tomara en serio. ¿Por qué lo pensaría usted? ¡Creo que es divertidísima! Verá, no tuve que ir al sitio de netspeed —que usted encontró— ni desperdiciar los quince segundos que usted invirtió, para saber que era una broma. Los términos y las personas listadas lo revelaban de inmediato. ¿Arrogancia e Hipocresía? Parece un elenco griego de baile. ¿Crédulo y Molesto? Parece un acto de malabarismo de vodevil. ¿El Sr. Ego es el agente de estas personas?

Y después llegó esto de otro lector alarmado:

En su comentario del 1/8/03 hubo una mención de una proporción “sorprendente” cuando un triángulo equilátero tiene un círculo inscrito y otro circunscrito. No hay nada sorprendente en lo absoluto sobre esto, de hecho todo lo que hace falta es un triángulo equilátero. Esto sucede porque cualquier línea que bisecta un ángulo también bisecta el lado opouesto, y será perpendicular a ese lado. Una vez dibujadas las tres líneas, su intersección será el centro de ambos círculos, el inscrito y el circunscrito. Además, las proporciones de los segmentos corto y largo en relación con la línea completa son de un tercio y dos tercios respectivamente.

Bueno, no, no exactamente. Debería usted haber escrito, más exactamente: “Esto pasa porque cualquier línea que bisecta un ángulo de un triángulo equilátero del ángulo “desigual” del cualquier triángulo isósceles también bisectará el lado opuesto de ese triángulo, y será perpendicular a ese lado”. En relación con lo de un tercio y dos tercios, sí, porque es el triángulo rectángulo 30/60/90 o 1/2/3.

Sí, es lo que dije. Fue el sitio de los círculos en los cultivos el que lo citó como “sorprendente”, ¡y yo estaba burlándome de su sorpresa!. ¡Ey, no me engañaron ni por un momento! De nuevo, ¿tengo que poner carteles! ¡Atención! ¡Nótese! ¡Estoy bromeando! ¡Esto es una ironía!

Me sé la geometría del secundario, muchachos…


[Mark Twain]

El lector Larry Parker, de Princeton, Texas, fue a http://www.classicreader.com/booktoc.php/sid.2/bookid.1286 a leer las observaciones sobre la Ciencia Cristiana, y encontró este gran pasaje en el Capítulo 5:

Cuando yo, un presbiteriano reflexivo y cuitado, examino el Corán, sé que más allá de toda duda cada mahometano está loco; no en todas las cosas, sino en cuestiones religiosas. Cuando un mahometano reflexivo y cuitado examina el catecismo de Westminster, sabe que más allá de toda duda soy estoy loco en lo espiritual. No puedo probarle que está loco, porque nunca puede probársele nada a un lunático, ya que eso es parte de su locura y la prueba de ella. Él no puede probarme que estoy loco, porque mi mente tiene los mismos defectos que afligen a la suya. Todos los demócratas están locos, pero ninguno de ellos lo saben; sólo los demócratas y los independientes lo saben. Todos los republicanos están locos, pero sólo los demócratas y los independientes pueden percibirlo. La regla es perfecta: en todas las cuestiones de opinión nuestros adversarios están locos. Cuando miro alrededor, a menudo me preocupa cuánta gente está loca. Para mencionar sólo a unos pocos:

Los ateos, los teósofos, los infieles, los swedenborgianos, los agnósticos, los cuáqueros, los bautistas, los milleritas, los metodistas, los mormones, los cientistas cristianos, los partidarios de Laurence Oliphant Harris, los católicos, y las 115 sectas cristianas (excepto los presbiterianos), la gente del Gran Lama, los monárquicos, los imperialistas, las 72 sectas mahometanas, los demócratas y los republicanos (pero no los independientes), los budistas, los budistas de Blavatsky, los curadores por la mente, los curadores por la fe, los nacionalistas, los cientistas mentales, los confucianos, los homeópatas, los electrópatas, la gente singular, los…

Pero la lista no termina; ¡hay millones de ellos!

Varios lectores me enviaron una cita de Stephen F. Roberts que es similar al pensamiento de Twain. Me gusta mucho, pero me gusta más su versión posterior “mejorada”, que es:

Todos somos ateos, algunos de nosotros creemos en menos dioses que otros. Cuando entiendas por qué descartas todos los otros dioses posibles, entenderás por qué descarto al tuyo.

Lea eso con atención…


Con frecuencia recibo consultas sobre asuntos médicos y de salud que están más allá de mi experiencia, y remito al interrogador a las páginas de internet de Quackwatch que se ocupan de tales asuntos. Este sitio del doctor Stephen Barrett no sólo merece que lo consulte y refiera con frecuencia, sino que se lo apoye financieramente. He aquí una buena lista de direcciones de referencia que quizá quiera conservar a mano:

El doctor Barrett es el editor de Consumer Health Digest en http://www.ncahf.org/digest/chd.html y publica Chiropractic News Digest en http://www.quackwatch.org/00AboutQuackwatch/chd.html. Se pueden hacer donaciones de entre $1 y $50 para ayudar a apoyar a Quackwatch accediendo a http://s1.amazon.com/exec/varzea/pay/T1X6GUTTCLU3T4.


Mogens Winther, de Dinamarca, quien hace frecuentes contribuciones, comenta sobre los cambios recientes de ITV en el Reino Unido sobre sus decisiones en relación con lo que puede aparecer en televisión allí y en qué condiciones, las cuales discutimos recientemente. Dice Mogens:

La Asociación de Astrólogos aparentemente está molesta con estas nuevas reglas, y escribe:

Dado que los horóscopos están excluidos, el código resulta altamente discriminatorio. Además, los horóscopos se definen como una “práctica psíquica”, pero, dado que esta definición es debatible en extremo, parecería que lo estricto de la normativa original fue delineado sin argumentos o evidencias particulares. La asociación de los horóscopos con prácticas tales como el exorcismo también es muy extraña y no puede sostenerse.

Bueno, yo puedo “asociar” fácilmente la astrología con el exorcismo. La misma variedad de sinsentido supersticioso, no probado, y que, al verificarlo, se demuestra que no funciona. Buenos compañeros…


El lector John Ruch de Boston, Massachusetts, advierte a los científicos que permiten antiguas paparruchas chinas en sus laboratorios:

No se necesita decir más de lo que usted dijo acerca del feng shui para los laboratorios, pero le faltó mencionar la objeción más clara para ello. Es decir: si existe en verdad una fuerza tan enormemente poderosa pero aún así incuantificable fluyendo alrededor de nosotros en todo momento, no sería muy deseable hacer nada para enfocar y aumentar su efecto en un laboratorio, donde los experimentos sensibles podrían ser afectados en formas que literalmente no podemos medir. (Especialmente, podría presumirse, en experimentos que involucran animales vivos.) De hecho, el “ch’i estancado” sería preferible porque al menos habría un impacto basal constante en los experimentos. Esto es incluso más importante porque todo el esfuerzo de la ciencia experimental occidental hasta este punto se ha realizado casi enteramente en lugares con un feng shui espantoso. Canalizar de forma diferente el ch’i podría descalabrar nuestra base de conocimientos completa y volver sospechosas las comparaciones con hallazgos previos.

Dado que incluso bromear con estas cosas me hace sentir un chiflado, lo dejaré allí.

John, reorienta (broma) tu computadora y enjuaga tu ch’i usado…


El lector Chris Turner pregunta:

En relación con su artículo sobre las tres placas de bronce de la Hermandad Evangélica de María en el Gran Cañón, en todo el estado de Nueva York se ven signos turísticos apuntando a sitios históricos (batallas, sitios indígenas, etc.) y si se va a la Colina Camorah en el estado de Nueva York hasta el sitio donde se supone que Joseph Smith desenterró las Placas Doradas en las cuales se supone que se escribió el Libro de Mormón —han puesto una gran estatua de un ángel en el lugar— se verá uno de esos signos que dice algo así: “Aquí, hace 2000 años, el último de los nefitas, Moroni, enterró las Placas Doradas en las que se escribió el libro de Mormón”, etc.; no recuerdo el texto exacto. Nótese que no dice: “Los mormones creen que aquí, hace 2000 años…”, se lo afirma como un hecho. No sé si es un “cartel oficial”, pero la forma, color y el texto usado es el mismo. ¿Los mormones copiaron el estilo del cartel, o es un cartel “oficial” puesto por las autoridades locales?

No lo sé, Chris. Pero apostaría que los escépticos o los brights no podrían poner una placa en ningún parque estatal…


Me dicen que la astrología en la India es muy diferente de la que los ingenuos adoptan en Occidente. Las fechas de inicio de los signos difieren; en la India son 23 días más tarde que en Occidente. Por lo general, los astrólogos occidentales se consideran “asesores”, cuyo deber es señalar cuándo y donde se encuentran las oportunidades, y ayudar a los clientes para sortear potenciales campos minados. Para los astrólogos indios los poderes de los planetas no son negociables. Cuando las cosas son malas, la única opción es esperar hasta que dejen de serlo. ¡Supongo que no entiendo esta “ciencia”, porque tengo la impresión de que uno podría obtener la predicción de un mejor potencial yendo a otra variante de la disciplina!

¡Guau! El sol en realidad estaba en el signo de Cáncer cuando nací, aunque según la versión “occidental” de esta mitología se supone que soy un Leo clásico, pero en la India podría ser incluso un Virgo. No hay mucha probabilidad de ello… No parece haber ninguna duda en cualquier versión de esta insensatez acerca de si realmente funciona. Soy tan problemático…


[Geller Pyramid]

Como parece que se le terminaron las cucharas para doblar en su servicio continuo a la humanidad, Uri Geller está intentando afanosamente vender su última contribución para el progreso y la buena salud, una pirámide de vidrio y acero pintado. Leyó bien. Él dice al mundo asombrado que le llevó seis meses diseñar este engendro, lo que nos hace pensar si pasó la mayor parte del tiempo meditando cómo juntar cuatro triángulos; una pirámide no es en verdad la estructura más difícil de diseñar. Usted también puede tener uno de esos monstruos en su propio patio trasero, con una inversión de sólo £90.000 (unos US$145.000). Y sí, ¡probablemente conseguirá un par de compradores! Hay personas que compran varas de zahorí y brazaletes magnéticos, así que si tiene mucho dinero para dilapidar, ¿por qué no pedir una pirámide por correo?

Se requiere algo de armado y no se incluyen baterías.


Acabo de volver del Reino Unido, donde grabé un programa de televisión, “The Ultimate Psychic Challenge” (“El desafío psíquico final”) que será emitido allí en algunas semanas. Les comentaré todos los detalles en algún momento, pero por el momento les diré que esta experiencia me demostró nuevamente cuán enojados, frenéticos y odiosos pueden ser —y son— los creyentes en la vida después de la muerte cuando sus creencias son amenazadas por los hechos. Me enfrenté con gente frustrada que presenció sus nociones favoritas y sus practicantes de espiritismo caer envueltos en llamas. Cualquier cuestionamiento de sus ilusiones amenaza su seguridad, los vuelve iracundos y los conduce a las desesperación.

Fue sorprendente ver a uno de los miembros de la camada británica actual de “espiritistas” trabajando en un miembro de la audiencia del estudio, y utilizando todas las técnicas normales de “lectura fría” que Ian Rowland describe tan claramente en su libro, “Full Facts Book of Cold Reading” (“El libro completo de hechos sobre la lectura fría”), que puede hallarse en http://www.ianrowland.com. ¡Casi fue como si se tratara de una demostración de cómo simular ser psíquico, basada en las instrucciones de Rowland! Las instrucciones para “pescar”, apresurándose de una reacción sin respuesta a otra del mismo tipo sin dar a la víctima la oportunidad de decir “no”, perdiendo tiempo y disculpándose por los intentos de adivinar que son errores obvios, y refrasear una pregunta para que “calce” mejor en lo que de otro modo sería una adivinación equivocada; todas estas técnicas bastante evidentes. Esperaba más de este “medium psíquico”, pero luego me di cuenta que no tenía que ser bueno si su audiencia realmente necesitaba que afirmaran sus creencias.

Como dije, pronto agregaremos un concienzudo análisis, pero ahora compartiré esto con ustedes: desde hace mucho he deseado tomar prestadas algunas de las citas célebres atribuidas a Winston Churchill, en particular sus diálogos con su némesis, Lady Astor, y en su tierra natal recibí finalmente la oportunidad. No me disculpo por esto; fue mi reacción a una mujer muy gorda y fea que vino de la audiencia del estudio, una persona que me había insultado a gritos durante toda la grabación. Cuando pasó a mi lado en el pasillo, me apuntó con el dedo, su cara roja y contraída por el odio. “¡Señor Randi, usted es un falso y un fraude!”, chirrió ella. Le dije con calma en mi mejor tono de Churchill: “Señora, usted es fea, pero yo puedo reformarme.”

Como escribió Mark Twain en “Tom Sawyer”, “Corramos la cortina de la caridad sobre el resto de la escena”.

Casi inmediatamente, otra creyente ofendida, una tal Leslie Gray, expresó sus deseos para mí por medio de un mensaje electrónico con letras negritas, de 18 puntos de alto y fuertemente subrayadas en su totalidad. Cuando intenté responderle, bloqueó las respuestas. Buena para insultar, pero no para recibir las respuestas. Y obviamente una buena cristiana:

No puedo esperar hasta que se encuentre a Jesús y reciba el castigo de su vida por ser el fraude que es. Él era un hombre dotado y nos mostró Sus habilidades quizá pueda ofrecerle a Él su dinero!!!!! Cada vez que lo veo en televisión me enfermo tan enferma que quiero vomitar todas las veces. ¿Sabe por qué? Creo en ciertos poderes más allá de nuestras creencias y no no me gusta Sylvia Brown [sic] tampoco y en lo que se refiere a ser algún escéptico ahora cayó en su propia trampa porque ahora forma parte de lo que Dios dijo no hacer ¡ser JUZGADOR! [sic] No hacer ningún dinero bueno predigo que usted va a ser el que esté en lo profundo pidiéndole a Dios que lo perdone. Creo que usted con todo ese dinero vive una vida tan amargada como se lo ve en los programas que miro. Creo que tiene envidia y que desearía tener un don. Ruego que lo manden aquí como un clarividente dotado y tenga que enfrentarse con alguien como usted. A propósito sé cuántos chicos hay en la calle y se mueren de hambre a los que podría ayudar con todo ese dinero que está juntando para sus juegos tontos. Ey viva la vida y madure y muéstrele a Dios que no perdió su tiempo enviándolo aquí para ser un desperdicio de vida, haga una buena obra en vez de ser un maldito egoísta.

Bueno, Leslie, yo no convierto agua en vino ni multiplico panes y peces, eso es cierto. Pero puedo darle un consejo: ¡no me mire en la TV, si la afecto tanto! ¿Realmente me veo amargado cuando aparezco en TV? No lo estoy, de verdad: lo disfruto. Y yo no mando cartas frenéticas, desorganizadas y quejosas a la gente, como ha hecho usted aquí. ¿Quién es el “juzgador” aquí? Y ya que los psíquicos que hay por ahí han hecho muchos millones, y yo sólo tengo un millón para ofrecer, ¿por qué no apelar a ellos para que alimenten a esos niños hambrientos? No puedo usar el millón para ese propósito, pero ellos no tienen esa limitación… Mañana, sin embargo, intentaré hacer una buena acción, lo prometo. Quizá me haré cargo de alimentar a otro chico hambriento a través de Childreach, por medio de quienes he apoyado a tres niños, a lo largo del tiempo, en forma continua a lo largo de los últimos 36 años. No, no fue un millón de dólares, sólo unos doce mil, pero es un proyecto con recompensas para mí.

Ya puedo oír los dientes rechinantes y sentir las manos sudorosas y el odio cegador. Pobre mujer furiosa.


[Ian Rowland está haciendo un tour por Allá al Sur, y aliento a mis amigos australianos a que presencien sus apariciones allí. ¡Para no perdérselo!

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus