Más disparates poligráficos, reescribir la historia, Dennis Lee ha vuelto, Shirley se desquita conmigo, consejo homeopático mata a niño de 6 años y “ciencia transparente”.

[¿Mentiría yo?]

John Ruch, de Boston, Massachussets, me ofrece lo que llama “más combustible para sus fuegos antipoligráficos”, extraído de un artículo del 6 de noviembre sobre Gary Ridgway, el recientemente confeso “Asesino de Green River”, responsable —según admitió él mismo— de al menos 48 asesinatos:

Ridgway llamó la atención de la policía en 1983 porque su camioneta se parecía a la que estaba relacionada con una de las desapariciones. En 1984, se sometió a una prueba poligráfica y la pasó.

No es sorprendente. Las fuerzas del orden persistirán en el uso del polígrafo porque es “tecnología”, y esa es la única razón por la que es admirado por los ingenuos.


El lector Dan Holland nos dice:

Hace poco me encontré con algo sorprendente. Soy un estudiante universitario de 23 años en Savanna, Georgia (¡sede del Hospital Conmemorativo Deepak Chopra! Venga ya y vea la práctica de curaciones energéticas milagrosas junto a medicina verdadera! Pero me estoy desviando). Hoy, mi hermanita volvió a casa de la escuela afirmando que iba a aprender, en su clase de historia de cuarto grado, cómo los africanos descubrieron América. La evidencia que dice que le dieron hasta ahora fue: “Bueno, ambos tienen pirámides”.

Randi comenta: como he señalado antes, la pirámide es una forma de construcción muy básica y estable, así que hay poco de misterioso en el que muchas culturas la hayan utilizado. El hecho es que es la forma de una estructura que ya se ha derrumbado, ¡así que no puede ser mucho más estable!

Aparentemente, habrá panfletos y folletos, y el padre responsable de esta parodia está intentando obtener libros y conferencias del principal propulsor de este insulto a la carrera de historia.

Uno de mis amigos es un doctor en historia en la Armstrong Atlantic State University, y se especializó en lo que se llama “estudios sobre la mujer”. En Armstrong, este término general se usa para impulsar el estudio de la influencia de los grupos minoritarios y sus papeles en la historia. Esta es una disciplina importante de la historia hoy en día, que aún está surgiendo; sin embargo, sus profesores desdeñan sus elecciones, llamándolas “clases perdidas”. Estoy seguro de que las teorías disparatadas como éstas, que ocupan todo el tiempo el primer plano de esta disciplina, es parte de la razón de que ser reconocido como un historiador que se ocupa de las minorías todavía se considera “marginal”. Detesto que la mala ciencia haga más bulla más que la buena ciencia y por ello se haga oír más…

¿Por qué esta mentalidad no medra en otras disciplinas aparte de la historia? Si intentara afirmar que la gravedad es causada por duendes invisibles que nos empujan para abajo, y que cualquiera que estuviera en desacuerdo conmigo es un prejuicioso antiirlandés, me mandarían al loquero.

Mi hermana se las arregló hoy para traer a casa uno de los panfletos. Es un librito de 34 páginas, titulado “La presencia africana en la antigua América: llegaron antes de Colón”, y fue preparado por un tal Ivan Van Sertima.

La página 3 tiene algo bonito. Tiene un mapa de la línea trazada por el Tratado de Tordesillas. Cito: “Trazada a pedido del Rey Don Juan de Portugal en junio de 1494, ante del “descubrimiento” de Sudamérica, basado en la sólida información espigada de los marineros africanos en Guinea”. Ahora, según recuerdo la historia, y podría muy bien estar equivocado, el hecho de que la línea incluyera a Brasil fue un error, una chapuza histórica que eventualmente le dio a Brasil una colonia americana.

Las siguientes páginas son esculturas de cabezas “negroides”. Ahora bien, para ser honesto, no me parecen africanas en lo absoluto. Paercen caras con atributos exagerados, un defecto habitual de la escultura antigua. Unas pocas de ellas se parecen a la figura muy exagerada utilizada en los textos del KKK para sugerir que los africanos evolucionaron de los simios mientras que los hombres blancos no, pero no se parecen a ningún negro estadounidense de los que veo a diario.

La página siguiente muestra una imagen de lo que Sertima llama “Descendientes de los gobernadores negros de Ecuador”. La copia que tengo hace difícil la lectura, pero es una imagen de tres africanos que parecen de la realeza… vestidos con ropas españolas. Sertima dice que son “Jefes zambos de Esmeraldas (en el actual Ecuador) que visitaron Quito en 1599. Aparecen con ropa española y ornamentos indios pero eran descendientes de un grupo de 17 africanos naufragados que obtuvieron control político de una provincia entera de Ecuador en un breve plazo”. No sé lo suficiente sobre esto para atacarlo, pero me parece erróneo de algún modo. ¿Quizá alguien con más conocimientos pueda ocuparse de ello?

Una de las razones por la que presentamos esto aquí, y también me gustaría saberlo.

Unas pocas páginas más tarde, hay una imagen de dos diseños de telar que tienen cruces. Sertima afirma que son idénticas. No lo son, ni siquiera se acercan. El primero tiene cruces pequeñas y gruesas incrustadas en una cruz gruesa. Está incrustada en un cuadrado que tiene triángulos saliendo de sus bordes. La segunda imagen muestra una cruz delgada incrustada en un círculo, contenido dentro de un cuadrado que tiene bucles redondeados en las esquinas. En esta página también hay algo incluso más risible. Compara el triple símbolo de la luna creciente hallado en los escudos mexicanos con el símbolo de origen árabe. Si compartieron esta iconología más que por pura casualidad, ¿no habrían mostrado los aborígenes estadounidenses algún otro signo de influencia arábica cuando los europeos llegaron aquí? También afirma que el período de contacto fuerte fue en algún momento cerca del 1200 a.C. El Islam no se había formado entonces, y ciertamente no ejercía influencia alguna sobre Egipto y los fenicios, que él afirma tenían fuertes lazos con América.

La página siguiente compara las pipas medievales africanas con las pipas de los aborígenes estadounidenses. Ahora bien, no parece haber ninguna conexión aquí, ya que los adornos son totalmente diferentes. Por supuesto la estructura básica subyacente se ve similar, ya que ambas se usan para el mismo propósito. Tal como un cincel, o una daga, las herramientas diseñadas para un propósito tienden a seguir un modelo básico. La forma sigue a la función.

Un poco más adelante, habla de los “dioses negros” de Mesoamérica. Bueno, no es muy inusual, pienso, ya que también tenían dioses de cara pálida. Cortez, según es fama, explotó este hecho, por lo que recuerdo.

Luego, las siguientes páginas vuelven a ocuparse de “cabezas negroides”; esta vez, en las caras gigantes talladas por los antiguos olmecas. Nuevamente, se parecen más a lo que encontraría en los pósters del KKK que a cualesquiera negros estadounidenses que haya conocido.

Y más y más de lo mismo.

He aquí algunas gemas citadas de una página web dedicada a Sertima como tributo:

La destrucción de las altas culturas africanas luego de las continuas y masivas invasiones de Europa dejó a muchos africanos sobreviviendo en la periferia o anillo exterior de lo que constituyó lo mejor de las civilizaciones africanas. Los nuevos hechos que desafían esta imagen crean tal consternación e incredulidad que algunas de las voces más respetadas del establishment científico montan una campaña emocional extraordinaria para encontrar explicaciones que refuten los nuevos datos.

Esta deriva del Egipto dinástico desde África actualmente ha disminuido de manera dramática. Recientes hallazgos arqueológicos han empezado a compensar a los fabricantes de mitos. Cada vez más se está reconstruyendo la historia de África en base a datos sólidos y objetivos en lugar de las especulaciones egoístas y las teorías racistas sobre los bárbaros negros.

Sí, aparentemente, todos los historiadores que están en desacuerdo con él son racistas. Por alguna razón, no me sorprende. Ah, y aquí está su respuesta a una crítica similar de más historiadores notables:

MENTIRA CUATRO: Enfrentados con las facciones sorprendentemente negroides de algunas de las cabezas de piedra olmecas, mis críticos intentan tres formas de evadirlo: (a) Son “vivas imágenes de los nativos”; (b) se ven negras porque fueron talladas en piedra volcánica oscura; (c) algunas fueron hechas en basalto blanco que se volvió oscuro con el tiempo; (d) los antiguos egipcios y nubios eran lejanos en fisonomía de los negros subsaharianos y ninguno de ellos pudo haber sido modelo de ninguna de las cabezas “de apariencia negra”. Dicho todo esto, afirman luego que “las razas no están ligadas a rasgos fisonómicos específicos”.

LA VERDAD: No hay necesidad de rebatirlos en esto. Se han refutado ellos mismos.

¿No hace falta responder a críticas varias y válidas contra la evidencia que usa como cuerpo principal de su trabajo? Ah, claro, las teorías de ellos son egoístas y racistas. Entonces no hace falta examinar su veracidad.

Como dije, creo que el rol de las minorías en la historia ha sido dramáticamente minimizado en muchas formas, y nuestro sistema escolar moderno apenas empieza a compensar esta grosera reducción de su papel. Sin embargo, inventar una conexión fuerte entre los aborígenes norteamericanos y los africanos, cuando no hay evidencia directa y la evidencia indirecta puede ser explicada de muchas formas que no requieren darle a los fenicios y los egipcios el equipo de navegación y la tecnología para construir naves que pudieran cruzar el Atlántico, parece complicar las cosas de manera bastante innecesaria. Si los africanos y los aborígenes norteamericanos se llevaban tan bien, ¿dónde está la influencia de los mesoamericanos en Egipto? ¿Dónde está el tabaco que importaba Egipto, ya que compartían los diseños de las pipas? ¿Dónde están los registros egipcios y fenicios de tales intercambios comerciales?

Bien, son sólo mis opiniones sobre el asunto. No pretendo ser un historiador, pero me preocupa que se le enseñe esto a mi hermana como si fueran hechos. Quédese tranquilo, averiguaré cuánto tiempo de clase se pasa estudiando esta idea sin pruebas y combatiré cualquier esfuerzo para que se gaste el dinero de los contribuyentes obteniendo materiales para ello.

Muy bien, Dan. Espero que esté igualmente dispuesto a aceptar cualquier evidencia válida que se ofrezca. Y creo que Van Sertima sólo afirma que los africanos estuvieron aquí antes de Colón, pero también lo estuvieron algunos vikingos, y quizá otros también. Reconozco en lo que ha citado la misma clase de “evidencia” que se ha ofrecido para muchas otras afirmaciones antropológicas, en otros foros; es poco atractiva, en mi opinión. La búsqueda de datos puede “probar” casi cualquier cosa, si se aplica con torpeza. Esas nociones surgen de personas que prefieren que las cosas fueran diferentes y que examinan la evidencia de forma muy prejuiciosa para apoyar su punto de vista preferido. Casi el mismo proceso sucede en parapsicología y en falsa medicina, por lo que he decidido publicar este texto aquí en nuestra página…


El lector Darrel Henschell es un cofundador de los Librepensadores de Fayetteville (Arkansas). Nos cuenta sobre un tal Mike Furman, una persona que vive en Fayetteville y vende “membresías” para la rama Sonship del fraude de energía libre de Dennis Lee. Lee ha estado prometiendo a sus inversores una demostración de su “generador” ya por años. Hemos discutido antes este asunto en estas páginas. Estudie la forma en que el individuo confrontado, Mike, evita responder y esquiva el fuego pesado de Darrel. Dice Darrel [DAR]:

[Dennis Lee y su máquina]

A diferencia de la gente que está por encima de él, creo que [Furman] está simplemente engañado, sincero pero no muy brillante, y atrapado en algo que no entiende. Me molesta que esté intentando promocionar esta estafa en nuestra comunidad. Trabaja en un laboratorio fotográfico a un par de millas de mi casa. Respondió un tal “Charles”, de Industrias SOnship, cuando Mike Furman se puso en contacto con ellos para ofrecerles mi casa a cambio de una demostración abierta y con una observación adecuada. Charles probablemente es un charlatán con mucha práctica. He enviado copias de estos diálogos a las 120 personas de nuestra lista de e-mail y estoy pensando en enviarlas a la revista Harper. El último diálogo con mi representante local de la energía libre.

Tema: Re: Estimado Darrel, otra nota de Charlie en Sonship! En un mensaje Mike escribe:

MIKE: Hola de nuevo, Aparentemente ud no fue a ninguna de las demostraciones que se han hecho en cada uno de los 50 estados…

DAR: ¿Cada uno de los 50 estados? ¿Está seguro de eso Mike?, investigué un poco y ¿no es cierto que estos tipos de hecho están huyendo de varios estados? Considere lo siguiente:

  • El fiscal general de Kentucky recientemente inició acciones contra Lee para impedirle a él y a las compañías relacionadas con él que promuevan su generador y la presentación de seminarios para promover el dispositivo de libre electricidad. El Fiscal General Ben Chandler dice que esas compañías están defraudando a los clientes porque no revelan que su dispositivo no existe realmente y está basado en una teoría científica no probada.
  • Vermont, Nuevo México y Tennessee han obtenido órdenes de restricción temporales que impiden a Lee realizar sus presentaciones.
  • Los fiscales generales de Idaho y Arkansas han publicado advertencias a los consumidores para que tengan cuidado al tratar con Lee.
  • Se han iniciado acciones legales contra Lee y sus compañías en Illinois, Alaska, Maine, Nuevo México, Oregon, Vermont y Washington, e incluyen, entre otras cosas, cobrar una tarifa de registro por un producto que no existe, no registrarse como empresas comerciales en esos estados, y afirmar que los consumidores pronto tendrán tecnología que no se ha probado científicamente que exista.
  • Agencias de proteccion al consumidor han iniciado alertas contra sus compañías en Arizona, Washington, Pennsylvania y Nueva Jersey.

DAR (continuando) Había esperado poder asistir a su evento de Arkansas pero pensé que había sido cancelado. ¿Lo hicieron finalmente? ¿Era gratis o había que pagar, como hay que pagar $100 por su “Kit de $100 de observación gratuita”? ¿Qué piensa de eso, Mike? Me parece que si se cobra $100 por algo, no es gratuito. ¿Entendí mal? Quizá pueda explicarme cómo algo puede ser gratis si hay que pagar $100 por ello.

MIKE (continuando) … ni leyó que hay una “casa abierta” el 11 de noviembre en la oficina principal de Butler, NJ, así como otra más adelante el mismo mes, ya que sin saber usted dice que él no demuestra la tecnología.

DAR: No, dije “no demuestra abiertamente la tecnología”. No quisiera conducir hasta NJ para pagar una tarifa a esta gente para sentarme en una silla y ver que algunos cables salen de una caja secreta que enciende una lámpara. Recuerde que he visto los videos. Compré las cintas a fines de los ‘80 para mi papá. Eso no es ni por asomo una demostración abierta, objetiva y científica y de hecho es totalmente opuesto a cómo se verifican las afirmaciones científicas. Necesitan observadores independientes calificados para que se las tome en serio en primer lugar, y no algunas personas esperanzadas sentadas en una audiencia, llenos de publicidad y habiendo invertido para ver encenderse esa lámpara o girar ese dial, una audiencia que no tiene acceso al interior de la supuesta máquina y no entenderían lo que allí hubiera, ni si los estaban engañando, incluso aunque tuvieran ese acceso. Hace falta que científicos independientes reproduzcan las afirmaciones de Sonship. ¿Se hizo esto alguna vez? Pero en primer lugar, antes de que puedan incluso ir tan lejos necesitarían primero una teoría consistente de lo que se supone que están haciendo. Los ingenieros eléctricos dicen que ni siquiera tienen eso:

Yahia Baghzouz, un profesor de ingeniería eléctrica e ingeniería computacional examinó algunos de los sitios web de Lee. No se mostró impresionado. “Leí todo lo que aparece en varios sitios web, y es contradictorio con lo que están diciendo”; afirma Baghzouz. En algunos sitios dicen que el generador gira por gravedad; en otros dicen: “Tenemos superimanes alimentados por una batería”. Si se alimenta algo con una batería, se está usando potencia eléctrica para hacer girar ese algo. En muchos lugares dicen: “No estamos usando energía de entrada alguna”. Eso es contradictorio.

No está solo en su opinión. Eric Krieg, un ingeniero eléctrico de Pennsylvania, se ríe cuando escucha que Lee ha fijado el 4 de julio como fecha para su revelación. “Durante 15 años ha fijado una fecha. En una exhibición dice marzo, en otra julio. Cuando lo escuché por primera vez en 1996, dijo que a fin de ese año. Es parte del método para mantener a los fieles enganchados… Se trata de mantener el ingreso de un flujo de nuevos tontos”. Krieg ha estado siguiendo las afirmaciones de Lee desde 1996, cuando vio un aviso de página completa de una de sus demostraciones en el Philadelphia Enquirer. Su primera reacción fue reírse. “Era divertido cómo había hecho una carnicería de la ciencia y manipulado a todos esos provincianos prejuiciosos”, dice.

MIKE: Lo han demostrado ante literalmente miles de personas que vinieron a verlos, pero no pueden ir a hacer demostraciones para cualquiera que lo pida.

DAR: Afirmo que nunca han demostrado la existencia de tal máquina de forma abierta y transparente. Jamás. Y mi oferta de US$ 55.000 ha sido endulzada considerablemnte. He enviado una copia de este intercambio a James Randi quien tiene una oferta bien conocida de un millón de dólares para cualquiera que pueda demostrar un evento sobrenatural. Cuando leyó que le ofrecía a usted mi casa, dijo que le sumaría su millón de dólares a mi oferta. Así que es US$ 1.055.000 para usted, o para esa gente de Sonship, si sólo aparecen y demuestran, bajo condiciones de prueba claras, básicas y de sentido común (que acordaremos de antemano) que su máquina existe y funciona como dicen que funciona.

Esta es una oferta seria y legítima y firmaré un contrato que me comprometa legalmente haciendo la oferta accionable legalmente por parte de usted, o de ellos. Todo lo que tienen que hacer es respaldar las afirmaciones que ELLOS ya han hecho. ¿Lo harán? ¿De qué tienen miedo? ¿Qué ocultan?

MIKE: Lo siento, usted no cree. Gracias por la oferta.

DAR: “Creo” con tanta fuerza que estoy dispuesto a sacrificar US$ 55.000 si se demuestra que me equivoco. No soy un hombre pudiente, así que es una creencia muy fuerte.

MIKE: Esperamos tener uno de esos generadores cuando Dios considere que es el momento perfecto.

DAR: ¡Creí que ya tenían uno! ¿Qué tiene que ver Dios con ello? ¿No ayudaría un influjo de US$ 1.055.000 a construir algunos de esos esquivos aparatitos? Me parece que cuando alguien firma y entrega el dinero tienen que firmar una renuncia similar a la siguiente: “Yo/nosotros afirmo/afirmamos que ni UCSA ni BWT hacen promesas sobre cuándo saldrá al mercado en el futuro tecnología alguna”.

Pero esta es la misma razón por la que están firmando, ¿verdad, Mike? Creen la promesa de que esta tecnología ya existe y saldrá al mercado en el futuro. Y esa es la razón por la que empezó usted a participar. La única razón por la que esta gente exigiría tal renuncia, es porque saben que cuando se los obligue a realmente apoyar sus afirmaciones, no podrán. Es la única razón que puedo imaginar. ¿Por qué más? Quizá usted pueda pensar en una razón.

Es fascinante analizar —una vez más— la ofuscación y la evitación de los hechos en la que se embarcan la gente como Lee y sus acólitos. Y engordan con las inversiones que hace la gente que nunca volverá a ver su dinero, ni el generador imaginario por el que pagaron.


[¡Es una vil mentira!]

El lector John Bernard escribe:

Encontré este libro titulado “Crímenes Futuros”, y tiene varios cuentos sobre, previsiblemente, crímenes en el futuro. En la historia llamada “El crimen de la transfiguración”, se halla esta escena:

El holograma de la ventana decía “Sexo tántrico” en letras violeta.

—¿Está segura de esto? —le preguntó Murillo a Dawn O’Leary mientras se detenían a la entrada.

—Es una fachada conocida de una consultoría confidencial.

Gil escupió.

—Llámelo por su nombre: maldita adivinación.

Dawn señaló una estátua de hematita encendida en rojo en una ventana. Una mujer desnuda le retorcía dolorosamente el brazo tras la espalda a un hombre barbado igualmente desnudo.

—Esa es Shirley MacLaine derrotando a Randi el Asombroso —dijo ella secamente.

Es una sucia mentira. Shirley nunca me retorció el brazo tras la espalda. Puede haberme hecho una doble Nelson, quizá, pero nunca retorcerme el brazo. Y sólo estábamos bromeando.


El lector Shawn Hughes, RN, nos rompe el corazón con lo siguiente:

Primero, quiero agradecerle por su trabajo en confrontar a aquellos en este mundo que hacen presa de las debilidades y vulnerabilidades de otros. El propósito de esta carta es compartir con usted una experiencia reciente que tuve.

Soy una enfermera registrada y hago trabajo de consultoría legal. Hace poco vino a verme un cliente en relación con la muerte de su hija de seis años. A la niña se le había diagnosticado leucemia un año antes de su muerte. Sus médicos naturalmente recomendaron las terapias normales que incluían quimioterapia y transplante de médula ósea. Sus padres inicialmente consintieron con el tratamiento.

La madre de la niña me expliquó que su hija sufrió una transformación de vibrante y saludable a enferma y constantemente letárgica durante la quimioterapia. Respondí a esta afirmación diciendo que la quimioterapia afecta fuertemente a la mayor parte de la gente, incluso los que están saludables, y más aún cuando son jóvenes. Lo que me dejó sin habla fueron las siguientes frases de esta señora.

Afirmó que durante el tratamiento de su hija se encontró un libro escrito por un practicante “homeopático”. El libro afirmaba que la quimioterapia era, de hecho, la causa de la mayor parte de los problemas del paciente de cáncer, no la cura. El autor afirmaba luego que el descanso y la nutrición adecuados (en sus propios casos de estudio) eran la mejor forma de luchar contra las células cancerosas “enfermas”. Luego de hacer su propia investiagción en Internet, la madre suspendió todos los medicamentos a la hija y rehusó seguir con el tratamiento de quimioterapia.

Randi comenta: conociendo los efectos de la quimioterapia, sólo diré que no sólo es un tratamiento severo e incómodo, sino que invoca toda clase de depresiones y sentimientos de desesperación. Es comprensible que una madre tuviera una mala reacción al ver la incomodidad que atravesaba su hija, y el alivio que experimentó (aunque fuera temporal) cuando se discontinuó la quimioterapia. Tenemos que tener consideración al analizar este asunto. Shawn sigue:

La madre afirmó que su hija mejoró del día a la noche. Sin embargo, dos meses más tarde “de pronto” se puso enferma. La madre me dijo que el cambio súbito para peor era el resultado de los medicamentos que había recibido hacía meses y que todavía residían en su sistema; otra noción que obtuvo de este libro. Los padres volvieron al médico exigiéndole que su hija recibiera una transfusión de sangre: de nuevo, siguiendo el libro, suponiendo que le ayudaría a limpiar su sistema. Los doctores le informaron que ahora la leucemia era terminal. La madre discutió con los doctores cada recomendación que éstos hicieron, llegando al extremo de decir que su hija nunca había tenido leucemia.

La niña murió poco después, de lo que la madre describió como falta de nutrición y sobremedicación. La madre quería demandar a los médicos por enfermar a su hija con quimioterapia y fracasar en tratarla según sus recomendaciones.

Esta niña empezó por el camino correcto y tenía buen cuidado hasta que se plantó la semilla de la mala información en la cabeza de su madre. La gente que trata con la enfermedad de un ser querido con frecuencia describen una abrumadora sensación de desesperanza. Con frecuencia escucho a miembros de la familia que dicen: “¡Tiene que haber algo que pueda hacer!”. Y naturalmente, como haría cualquier buena madre, esta señora simplemente quería ayudar a su hija y aliviar su sufrimiento.

En su momento de desesperación pareció que podría obtener el poder de ayudar a su hija, por medio de ete libro. Era algo que ella podía comprender y sobre lo cual tener control. No me ocultó que ella ahora “sabía algo” que los doctores no sabían. Para ella, la medicina moderna era una conspiración, y la medicina homeopática era la verdad que aquélla intentaba socavar.

Desafortunadamente, la señora no me dio el nombre del libro. Por más que intento ser un escéptico y no un cínico, normalmente pierdo la paciencia con la gente que cree que la diferencia entre la verdad y la ficción no es nada más que lo que pueden o no entender. Sacar ventaja del desesperado es verdaderamente despreciable, pero hacer presa del indefenso, directa o indirectamente, es criminal.

Por favor, nótese: no sabemos si el autor de este libro era un falso médico a sabiendas o sin saberlo. La mayor parte de los homeópatas, en mi experiencia, realmente están convencidos del disparate, y se convencen a sí mismos de que funciona, pese a la evidencia en contrario.


Daniel Sabsay es una fuerza prominente en el movimiento escéptico. Se dirigió al Premio Nóbel Brian Josephson hace poco en relación con las continuas afirmaciones ralizadas por el doctor Jacques Benveniste, quien sólo es ganador en dos ocasiones del “Premio Ignobel” de Harvard. A las 22:26 del 30/10/2003, Daniel escribió:

Hola, Profesor Josephson,

Me intriga la correlación entre la aparición de una máquina de verificación automática de la homeopatía que aparece en el sitio web del doctor Jacques Benveniste, y la ausencia subsecuente durante dos años de CUALQUIER nueva información en el sitio web www.digibio.com. Este silencio de dos años es ensordecedor. Ya que usted es un notorio defensor del doctor Benveniste, pensé que podría usted tener alguna reflexión sobre este fenómeno.

Suyo en la ciencia transparente,

Daniel Sabsay

http://home.pacbell.net/sabsay/home

Cybernetic Moments

El profesor Josephson respondió:

Ciencia transparente… ¿en serio? Como decía el distintivo que alguna vez usé en cierto evento:

¡Cuidado con la CSICOP! Una organización dedicada a la propaganda, no a la ciencia.

Como sea, la respuesta a su pregunta es que tengo alguna reflexión. Investigaciones posteriores de Benveniste han mostrado que las muestras son afectadas no sólo por las “señales biológicas” aplicadas intencionalmente en el experimento sino, en alguna forma que todavía no comprendemos, por los experimentadores, algunos de los cuales facilitan el efecto mientras que otros lo inhiben. Para más detalles, vea el cap. 4 de “The Field”, de Lynne McTaggart (HarperCollins). Por lo tanto la situación es que ni la hipótesis de que no hay efecto ni la hipótesis de que el efecto puede ser reproducido a pedido son válidas. Aunque hubiera sido agradable si la situación fuera más clara, hay muchas situaciones de la naturaleza que son de este carácter más irregular.

Randi comenta: Sí, y Benveniste se ha referido al hecho de que cuando un experimento es realizado por, y accesible a, uno de sus asistentes, Jamal, el experimento parece funcionar mejor. El llama a esto “el Efecto Jamal”. No es broma. Anteriormente, la presencia de otra asistente, que ya no trabaja en ese carácter, Elizabeth Davenas, también promovía buenos resultados, y aunque Benveniste mencionó ese hecho, no recuerdo que bautizara a un fenómeno científico con el nombre de ella. Josephson continúa:

Es asunto de Benveniste lo que publica en sus páginas web; lo he alentado a que hable más abiertamente sobre sus hallazgos, que desde mi punto de vista hacen que el fenómeno sea más interesante. Pero el hecho de la influencia de personas particulares ya es de dominio público (el libro fue publicado en 2001) tal como he señalado.

Randi de nuevo: increíble. ¿Ni a Josephson ni a Benveniste se les ocurrió otra posibilidad? ¿Tan congeladas están las ventanas de su Torre de Marfil?

La cuestión de qué está sucediendo exactamente con esos fenómenos irregulares, y qué clase de modelos son adecuados, está empezando a atraer atención de quienes están involucrados con los fenómenos de este tipo, y creo que está empezando a emerger cierta claridad. ¡Esté atento!

P.D.: Benveniste todavía hace declaraciones en persona aunque su sitio esté mudo, y todavía busca la verdad como siempre ha hecho.

Nota: Benveniste también le respondió a Daniel Sabsay, pero su respuesta tenía agregada una estricta indicación de que era una comunicación privada, de modo que no podía ser citada ni compartida con nadie más. Sí, ¡eso es lo que llamamos “ciencia transparente”, nada menos!

[Carnival Knowledge]

La semana pasada, en la ciudad de Nueva York, asistí a un notable show en vivo en el Soho Playhouse de la calle Vandam. Mi buen amigo Todd Robbins es el “Vocero Principal” y protagonista de esta producción entretenida, educativa y realmente divertida. La próxima semana les contaremos más sobre ella, pero vaya a http://www.CarnivalKnowledge.com para prepararse un poco. Ya sea que “se encanche” o no, le fascinará ver a un hombre que —¡de verdad!— se come una lamparita eléctrica y —¡de verdad!— traga sables. ¡Próximamente, más información!

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus