Pie Grande revisado — No fue lo bastante cerca… y no acertaron — Más asuntos quiroprácticos

Pie Grande revisado

¡Caray, me engañó!

El lector Martin Blazevich aclara un detalle sobre el artículo de Pie Grande de la semana pasada:

En una convención reciente de Halloween (Hauntcon ‘04 en Charlotte, NC) conocí a Philip Morris (nada que ver con la tabacalera). Fabricó el disfraz (por $435) que Roger Patterson usó en su famoso video de Pie Grande. Y técnicamente, Amy Morris (la esposa de Philip) lo cosió.

Hay entrevistas (en la web por medio de Google) donde Morris comenta detalles interesantes sobre esta transacción: llamadas telefónicas de Patterson, consejos de cómo peinar la piel para hacer que se viera más realista, etc.

Y pienso que el Sr. Morris dijo que el mismo disfraz aún está disponible para que cualquiera lo compre.

Algunos fanáticos acérrimos de la existencia de Pie Grande/sasquatch/yeti/lo que sea, aferrándose a esta noción más bien abandonada, me escribieron alarmados porque yo cuestionaba la existencia de una bestia confusa que aparentemente se evapora luego de morir y que necesita demasiados pocos de su especie para mantener el tipo de acervo genético que sería de esperarse. El lector Stanley Rose señala que el video al que enlacé fue preparado por M. K. Davis, un defensor incondicional de la película de Patterson en un sitio web lleno de artículos que defienden su autenticidad. Escribe Stanley:

Si se toma 5 segundos y de verdad hace algunas medidas anatómicas básicas de esos cuadros de película, verá una de las razones por las que la película sigue vigente. Las piernas, los brazos, el pecho, etc., están muy desproporcionados para casi cualquier humano que pueda encontrarse, de modo que cualquier fraude requeriría mejoras significativas a cualquier “traje de mono” (relleno y prótesis importantes para los brazos largos, por ejemplo) lo que a su vez haría muy difícil que un farsante caminara con un grado de movimiento relajado. Esta es la razón por la que pese a numerosos intentos efectuados por individuos con bueno respaldo económico nadie ha podido hacer un trabajo decente de duplicar el “fraude”. Agregue a eso que el lugar donde ocurrió (estuve allí; ¡no es un lugar donde uno quiera arrastrar un traje de mono!), las huellas respaldatorias en el lugar, para no mencionar para qué diablos alguien le agregaría pechos al traje, y quizá pueda empezar a entender por qué la película sigue vigente.

Pausa para los comentarios: primero, hacer medidas proporcionales con exactitud razonable a partir de una imagen borrosa no es posible. Esta es una de esas situaciones análogas en las que un investigador puede interpolar y extrapolar libremente para obtener cifras que se ajusten bien a una teoría. Al ver el corto, honestamente no veo nada parecido a la información sugerida aquí, aunque no puedo afirmar tener experiencia anatómica alguna. Cualquier “mejora significativa” al traje no es improbable en lo absoluto; yo dedicaría algún tiempo a ellas, si fuera (me espanta pensarlo) a participar de semejante fraude. El hecho de que nadie haya podido “reproducir” la película no prueba nada; creo que si la JREF tuviera los fondos apropiados para un proyecto especial de esta clase, podríamos producir una película muy buena de esas características; pero la duplicación sólo probaría que es posible hacer una película convincente. No concluiría nada sobre el original. Tengo que preguntarme por qué Stanley nos dice que es un trabajo serio llevar un traje de mono a un lugar lejano y se pregunta por qué alguien le agregaría pechos al traje, un agregado que no me resulta obvio en lo absoluto al verlo. Esa adición, si está allí, sería precisamente el tipo de detalle que yo agregaría, si fuera a participar…

Pero hasta Stanley tiene sus propias dudas:

En lo personal no afirmaría que existe Pie Grande; creo que hay una falta seria de evidencia sólida. No sé si la película fue un fraude o no. Pero su forma de descartarla fue bastante necia.

Stanley, no estaba intentando proporcionar un evento histórico, simplemente avisarles a los lectores de esta nueva evidencia. Sí, la película de Patterson será adoptada y puesta por las nubes por los fanáticos de Pie Grande en las siguientes generaciones. Caray. Pero todavía no se encontrarán “Pies Grandes” (?) muertos, las muestras de cabello seguirán coincidiendo misteriosamente con las de bisontes y osos, aparecerán más fotos borrosas y nunca desaparecerá del todo, ya que la propia bestia mística, igual que King Kong, parece estar siempre con nosotros…

No fue lo bastante cerca… y no acertaron

El lector Greg Hillard, editor de noticias comunitarias de The Arizona Republic, nos informa cómo los “psíquicos” siempre parecen salir bien parados, no importa lo mal que pronostiguen, y sus víctimas ni siquiera notan que las engatusaron:

Hace como un año aquí en Phoenix tuvimos uno de esos casos terribles en los que una mujer, Loretta Bowersock, de 69 años, desapareció, se sospechaba de su amigo, pero luego éste cometió suicidio sin decirle a nadie si la había matado. No había pista de dónde podía encontrarse el cuerpo. La hija de la mujer, Terri, peinó el desierto a partir de ese momento con sus amigos y familiares y, lamentablemente, psíquicos. El cuerpo de su madre lo hallaron dos excursionistas por casualidad en el desierto, en diciembre. Probablemente verán que los psíquicos se adjudiquen éxito en este caso. He aquí un párrafo de un artículo de seguimiento en una de las secciones locales que edito en The Arizona Republic:

¡La “X” marca el lugar exacto!

Durante el año pasado, Terri recurrió a amigos, compañeros de trabajo y a extraños para hacer caminatas en el desierto durante los fines de semana. Una cuadrilla de búsqueda era pequeña: dos de las hermanas de Loretta y Terri, junto con una psíquica. Caminaron hacia el sur del Valle por la Autopista Interestatal 8, cerca de Stanfield Road. Es un área que la policía identificó como un posible sitio de entierro, y cerca del punto donde se descubrió el cuerpo al oeste de la I-8 y Arizona 84.

Sí, me detuve justo en el uso de “cerca del punto”, como probablemente lo hayan hecho también ustedes, y llamó inmediatamente la atención de Greg. “Punto” indica una ubicación precisa, pero “cerca” lo flexibiliza bastante. Lectores, en este punto, piensen en lo que ustedes aceptarían como “cerca del punto” y recuerden que ningún psíquico descubrió en verdad el cuerpo. Greg continúa:

Intenté obtener algo más preciso que “cerca” en esa descripción, pero no pudimos lograrlo antes del cierre. Resulta que el cuerpo estaba a 5 kilómetros de ese lugar. Supongo que en el mundo psíquico eso es cerca. O al menos lo será en este caso. Por lo que me dice el periodista, Terri todavía cree que los psíquicos la ayudaron, aunque pasó más de un año sin que encontrara el cuerpo.

¿Cinco kilómetros? ¡Podría aceptar 200 metros, pero no cinco mil! ¡Y esa era una ubicación que la policía ya había declarado como un sitio probable para el enterramiento! Greg termina diciendo:

La psíquica más notable de Phoenix, Allison Dubois, estaba demasiado ocupada con su éxito televisivo, “Médium”, para ayudar en el caso. Se acercaron para consultarla cuando desapareció Loretta Bowersock, pero se excusó.

¿Qué? ¡Eso es difícil de creer! ¡Allison fue apoyada con entusiasmo por el doctor Gary Schwartz, de la Universidad de Arizona! Por supuesto, Gary ha apoyado a cada psíquico que conoció o del que oyó hablar, y supe que está pensando en Papá Noel y el Ratón Pérez…

Este es un ejemplo de un mal editor de un periódico que se encuentra un artículo, lo rellena de esencia sobrenatural y lo publica para generar admiración en los lectores…

Más asuntos quiroprácticos

El lector “Brian” de California del Norte:

La carta del ex-quiropráctico me inspiró a sacar de la papelera un suelto (que había sido incluido en el periódico local) para poder copiarle unas pocas líneas para enviarle a usted. Empieza con la historia de vida habitual del quiropráctico que cuenta cómo decidió a ir a la escuela de quiropráctica en lugar de la facultad de medicina después de que su hermano asmático se curó gracias a un quiropráctico cuando los médicos no pudieron ayudarlo, luego cómo mantiene sana a su propia familia con ajustes quiroprácticos, etc., etc., luego:

[…] es extraño cómo es la vida porque la gente ahora viene a verme por sus dolores de cabeza, migrañas, dolor de cuello, dolor de hombros o brazos, síndrome del túnel carpiano, lesiones deportivas, lesiones cervicales y adormecimiento en los miembros. Sus hijos me visitan por problemas de los oídos, asma, alergias, angustia, incluso atención deficiente y dislexia, para citar sólo unos pocos.

Nótese cómo dice “la gente viene a verme por…” y nunca afirma que realmente puede curar ninguna de las enfermedades mencionadas, sólo dice que la gente viene a él con esos problemas. Luego de unas pocas citas testimoniales, se lamenta:

Ser un quiropráctico puede ser difícil porque hay un montón de presuntos expertos. Le dicen a la gente un montón de cosas sobre mi profesión que son simplemente ridículas… por lo general es “el amigo del vecino de mi hermana dijo…”. Les pregunto, ¿toman sus decisiones sanitarias basándose en hechos honestos o en opiniones prejuiciosas? Pregunta interesante, ¿verdad? [puntos suspensivos en el original]

Bueno, al menos estamos de acuerdo en tomar “decisiones basadas en hechos honestos” en lugar de en “opiniones prejuiciosas”.

Gracias, Brian. Aquí tenemos un mensaje del ex-quiropráctico anónimo de la semana pasada que participó y creo que alentará a otros y brindará una nueva fuente de asistencia. Escribe:

Gracias por hacerme llegar los mensajes amables de sus lectores. Aunque probablemente pasará un tiempo antes de que “salga del armario de los quiroprácticos” y use mi nombre verdadero, actualmente participo en una lista de discusión por correo electrónico llamada Chirotalk. La dirección es: http://chirotalk.proboards3.com/index.cgi

Los miembros de esta lista son en su mayoría ex quiroprácticos junto con algunos terapeutas físicos que son escéptico sobre la quiropráctica. El propósito de la lista es dar apoyo a los quiroprácticos que intentan salir de la profesión (con sugerencias para nuevas carreras, aliento, etc.) y poner información en la web para desalentar a los nuevos estudiantes a que se anoten en la enseñanza de la quiropráctica.

Recibí un montón de ideas de esta lista sobre cómo seguir adelante con mi vida. La principal razón por la que le escribí es que respeto muchísimo su opinión, y también quería llamar la atención al hecho de que hay estudiantes como yo que han sido estafados por las escuelas de quiropráctica.

Estoy de acuerdo con que tengo una obligación moral de ayudar a los estudiantes potenciales a que vean el cuadro completo. Los reclutadores de las escuelas quiroprácticas son muy buenos mostrando a los quiroprácticos como profesionales de la medicina tradicional basada en la ciencia. Esto es fraude, en lo que a mí concierne, dado que toda la quiropráctica aún está basada en la teoría de las subluxaciones, aunque algunos quiroprácticos modernos le dan distintos nombres a las subluxaciones, como fijaciones, lesiones espinales, etc.

Allen Botnick, doctor en quiropráctica, es el quiropráctico que empezó la lista de discusión. También se graduó de donde yo estudié y escribió, con su nombre verdadero, sobre sus experiencias como quiropráctico. Realmente ha padecido mucho odio de la profesión quiropráctica por su honestidad. Está en http://www.chirobase.org/03Edu/botnick.html

Como sea, gracias por dar a conocer la historia. Aunque en verdad no aceptaré donaciones de nadie, me inspira pensar en contar mi historia en un foro más público en el futuro. Los mensajes amables de sus lectores me han mostrado que los escépticos realmente tienen un gran corazón.

Muy cierto, señor, y mientras usted lee esto me rodean casi 800 de ellos, en Las Vegas, en The Amaz!ng Meeting 4. Y esa es la razón de que el comentario de esta semana sea un poco breve, ya que todo el personal y colaboradores de la JREF están reunidos para aprender más sobre la realidad y cómo se la desafía. Espero que me perdonen por abandonar la escena; es lunes y tengo que enviar esto a nuestro incansable webmaster Jeff Wagg para que pueda ponerlo en la página a tiempo…

La semana que viene, más noticias y opiniones de este vejete…

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus