¿Cómo comenzó la vida?

Y el Señor Dios formó pues al hombre del barro de la tierra, y sopló en sus narices el soplo de vida y el hombre se volvió un ser viviente. Y el señor Dios había plantado un jardín en Edén, al lado del oriente…

Génesis 2:7-8

Pero (y oh! que grande sería) si pudiéramos concebir en algún laguito cálido, con todo tipo de amoníaco, sales fosfóricas, luz, calor y electricidad, etc., presentes que se formará químicamente pronto un complejo de proteínas para sufrir cambios aún más complejos…”

Charles Darwin, Carta de 1871
biopoyesis_01.jpg

El ensayo original está disponible en “American Atheist Magazine” número de febrero, marzo y abril de 1989.


Comentarios

Comments powered by Disqus