Un universo antiguo: El efecto “máquina del tiempo”

Los astrónomos pueden medir las distancias hacia otras galaxias a partir de su tamaño aparente o brillo, y de otras muchas maneras. Estas distancias son tan grandes que miles de millones de años son requeridos para que su luz nos alcance. De tal manera que en realidad nosotros estamos viendo estas galaxias no como serían ahora, sino como fueron hace miles de millones de años.

La luz viaja a 299,792.458 kilómetros por segundo (300,000 km/sg es una aproximación conveniente). Durante el siglo pasado, este número ha sido medido con precisión exquisita, y se ha encontrado que es constante. Pero aún a la velocidad extraordinaria de 300,000 kilómetros por segundo (186,000 millas por segundo), la luz tarda un tiempo considerable en alcanzarnos desde objetos distantes. La luz del Sol, se toma ocho minutos en alcanzarnos, así que vemos el Sol tal como fue hace ocho minutos. Similarmente, nosotros vemos las estrellas en el cielo nocturno tal como fueron hace décadas, centurias y aun miles de años.

Un ejemplo de este efecto de la “máquina del tiempo” en la vida diaria, es escuchar el sonido más lento del trueno que acompaña a un relámpago; si el trueno sigue al relámpago después de 10 segundos, entonces la tormenta está a 3 kilómetros de nosotros; si el relámpago y el trueno son simultáneos, ¡la tormenta está justo sobre nosotros!. Otro ejemplo: para una nave espacial explorando el Sistema Solar, le toman muchas horas a sus señales de radio (que viajan a la velocidad de la luz) alcanzar la Tierra. La nave espacial no puede ser controlada remotamente desde la Tierra porque el tiempo de comunicación sería demasiado largo. A esto se debe que las instrucciones de una nave espacial deban ser llevadas en su computadora a bordo.

El campo profundo del Hubble

Las galaxias, sin embargo, están tan distantes que su luz podría tomar miles de millones de años en alcanzarnos. Así que cuando vemos profundamente dentro del espacio, nosotros estamos viendo al pasado, a través de los vastos abismos del tiempo.

Cuando estudiamos las galaxias distantes, encontramos que sus estrellas están todavía naciendo a partir del gas que anda suelto y del cual se formaron las galaxias. Cuando estudiamos galaxias aún más distantes, las vemos tal como fueron hace 10 mil millones de años. En estas galaxias de antaño, nosotros encontramos que las estrellas están apenas comenzando a formarse.

El “Campo Profundo de Hubble” es una exposición fotográfica de 10 días de duración, hecha por el Telescopio Espacial Hubble. Casi cada objeto en esta imagen es una galaxia distante, vista tal como fue en el pasado en tiempos superiores a los 10 mil millones de años. Es de imágenes como ésta que nosotros podemos desenredar la historia del Universo y determinar su edad.


Índice

<<Anterior | Siguiente>>


Comentarios

Comments powered by Disqus