El Conflicto de los Siglos en la trama de la Biblia - Sin Dioses : Examen de las Religiones

SinDioses.org

conflicto.jpg

El Conflicto de los Siglos en la trama de la Biblia

La historia del conflicto de los siglos entre Dios y Satanás es otra historia épica más

Por Didier Ramírez

No hay duda de que la Biblia es una obra literaria con un guión totalmente extraño, ya que por una parte nos dice que hay un único Dios Todopoderoso Jehová de los Ejércitos, el cual al mismo tiempo es Misericordioso en contradicción con su nombre guerrero, pero que no actúa con la humanidad como todos quisiéramos porque él mismo se somete a un plan eterno, el cual diseñó desde antes de los siglos.

Veamos esta trama:

Según el Génesis bíblico Jehová de los Ejércitos creó el cielo y la tierra, entiéndase todo el Cosmos, y cuando hubo finalizado su creación vio que todo era bueno y descansó. Sin embargo olvidó un pequeño detalle en esta su segunda creación, la cual sería afectada de manera trágica por la primera creación.

La primera creación fue el reino celestial con todas las distintas categorías de ángeles, arcángeles, serafines, querubines y seres alados que la Biblia menciona, los cuales fueron creados en un momento de la eternidad, anterior a la creación del cielo y de la tierra.

En esta primera creación hubo un ángel al cual le dio más categoría que a todos los demás y lo colocó solamente a un escalón por debajo de Dios, era su creación máxima; me cuesta imaginar como era este ángel ya que la Biblia (según la interpretación cristiana de Ezequiel 28: 11-15) lo describe como la creación más preciada de Dios, algo así como la corona de su creación celestial.

Según dicha interpretación, un día en que Luzbel estaba muy feliz tocando su arpa, permitió que el pecado en forma de envidia le hiciera pensar que podía llegar a ser igual a Dios (La Biblia no dice de donde salió el pecado o como se generó, pero de seguro que alguien lo debió haber creado); parece ser que los ángeles al igual que los humanos tienen libre albedrío, esto según la interpretación cristiana, la cual es conveniente para librar a Dios de cualquier error de fábrica, en otras palabras la garantía de Luzbel se había vencido.

En este pecado tenemos la primera inconsistencia, ya que entonces Jehová de los Ejércitos no puede crear nada que no se descomponga posteriormente; ya que hubo una revuelta en el cielo, el primer cisma contra la voluntad de Dios.

Jehová y sus ángeles contra Luzbel y sus seguidores, este individuo debió ser excepcional porque llevó a una multitud de ciudadanos angelicales a luchar por su causa; parece increíble que haya logrado convencer a una tercera parte de los habitantes celestiales, y no solo convencerlos sino llevarlos también a desafiar al Todopoderoso. Por lo visto, Jehová no pudo poner orden en el reino celestial y la revuelta se convirtió en una verdadera guerra (ver Apocalipsis 12:7-9). La Biblia no menciona cuanto tiempo duró esa guerra, la verdad sería muy difícil medirlo ya que si seguimos la Biblia al pie de la letra.

Sin embargo, sabemos por la misma Biblia, que Jehová se toma todo el tiempo del mundo porque es eterno, nunca tiene prisas, por ejemplo en un salmo se dice que para él mil años son como un día y un día es como mil años, también su Hijo padece del mismo síndrome pues dijo hace más de dos mil años que regresaría pronto a la Tierra con toda su gloria, no obstante aun estamos a la espera.

Pues bien, podemos asumir entonces que esa guerra celestial pudo haber durado un tiempo considerable, también creo que la imaginación de Spilberg y de George Lucas juntos, no alcanzaría para dejarnos una pequeña narración de esas batallas de luz entre las potencias celestiales, algo de esta batalla se puede interpretar en Habacuc 3: 4-6

Como toda guerra tiene su finalización, esta terminó con vencedores y vencidos, y Jehová desterró a Luzbel que pasó a llamarse Diablo o Satanás, a él junto con todos sus seguidores los desterró al abismo, el cual llenó luego de agua, y el Espíritu de Dios se movía sobre las aguas.

Pues con todos estos antecedentes imagino que Jehová de los Ejércitos temía que su reputación frente a sus ángeles estuviera dañada, por lo cual decidió algo contradictorio, en lugar de premiar a sus lugartenientes ángeles y arcángeles seguidores, entiéndase Gabriel, Miguel y los demás, decidió hacer otra creación muchísimo más sublime y gloriosa, lo cual es contradictorio porque Dios no puede hacer algo mejor de lo que ya hizo.

Esta creación estaría coronada por el hombre, ojo que no digo seres humanos ya que para Jehová de los Ejércitos las mujeres son solamente un suplemento y no el reflejo de su poder.

El caso es que al finalizar esta creación se propuso descansar, pero el pobre Dios olvidó que su creación estaba demasiado cerca de la corrupción de Satanás, y no puso ángeles a cuidar el abismo para que no se le saliera el Diablo, los machistas siempre se creen autosuficientes, pues el caso es que el Diablo se le salió a Dios, y le terminó arruinando su creación, es decir el hombre, y este le hecho la culpa a la mujer.

Y desde entonces hasta el día de hoy todo es de acuerdo a los designios Divinos. Aleluya!, Alabado sea el Señor!, Arrepiéntase pecadores y crean en Cristo ! Para colmo unos ángeles pícaros no soportaron la tentación de las mujeres, y tuvieron erecciones pues hasta las dejaron embarazadas (Génesis 6: 1-2).

Y como ni el diluvio ni la ley de Moisés, cargada de misoginia, lograron rescatar la creación, el Hijo quiso arreglar la situación, pero todo le salió mal, porque ni siquiera el hecho de ser de linaje real le salvó de la muerte. Además, entre sus doce guardaespaldas hubo uno que lo traicionó; dicen además que un par de días después de su muerte resucitó, se manifestó delante de los fieles que aun le quedaban y les dijo que "pronto" volvería pero que mientras tanto les enviaría a la Paloma que lo hizo nacer.

La verdad nadie sabe que se fue a hacer al cielo, quizás esté intentando convencer a sus ángeles y arcángeles para que lo acompañen en la batalla final de Armagedón, y les esté diciendo que esta si será la última batalla, me imagino que los ángeles le estarán reclamando el porqué a los humanos que han creído en él los ha hecho hijos de Dios y ellos que tanto le han ayudado no pasan de ser simples servidores.

Pero esta es la voluntad del Señor.

Hasta aquí llega esta novela que ni Dan Brown sería capaz de crear.

Conclusiones:

  1. Ni siquiera el cielo esta libre del pecado y de las guerras.
  2. Las creaciones de Dios siempre están sujetas a corrupción.
  3. Los intentos de rescate de Jehová y de su Hijo son solamente eso, intentos.
  4. Dios, si es que existe, no es perfecto.
  5. La Biblia es un libro de aventuras de menor categoría que El Señor de los Anillos.
  6. Cuando alguien le diga que el Dios de la Biblia le ama, preocúpese, Ud. vale mucho para depositar su confianza en un cuento de ficción.

Volver a la sección Examen de las religiones

Menú principal


Se permite la reproducción de este ensayo para fines educacionales y/o científicos siempre y cuando se mencione claramente nuestro sitio web, así como el nombre del autor del mismo. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.