Génesis 5: Las generaciones de Adán

Si en algún sitio de la Biblia se muestra la pujanza y la fortaleza de las criaturas recién creadas por Dios es precisamente en este capítulo del Génesis. Aquí queda claro que cuando Dios creaba, creaba a conciencia, haciendo que los hombres vivieran muchíiiiisimos años, al parecer no tenía prisa por recuperar las almas de sus criaturas, todas las almas de los hombres de aquella época estaban condenados al Infierno por que todavía no había nacido Cristo y no se había efectuado la reconciliación de Dios con los hombres, redención que se haría mucho más tarde con la inmolación voluntaria de su hijo, pero eso sí, al parecer no tenía prisa por recuperar las almas de aquellos hombres en los primeros siglos, quizá milenios, de la creación.

Me pregunto si las almas de todos los hombres, y por supuesto mujeres, que murieron antes de la reconciliación, a través de Cristo ¿seguirán todavía en el Infierno? ¿o acaso Dios promulgó una amnistía general con motivo de la muerte de su hijo y revisó todos los casos que se derivaban de la nueva situación de reconciliación sacándolos del Infierno? La verdad es que si no lo hizo así ya tuvieron mala suerte por nacer en la época que nacieron, sólo por nacer en esa época todos estaban condenados al infierno. ¡Que pena Dios mío!

Quiero creer en el Dios bueno, y quiero suponer que sí, pero me queda la duda por que a Dios se le olvida aclararlo en la Biblia, un olvido que yo considero importante.

La verdad es que no tenemos datos estadísticos válidos para evaluar la longevidad de los personajes de que habla Dios en este capítulo del Génesis, pero hay que considerar que bastante más tarde, ya en tiempos de Roma, en tiempos de Cristo, los expertos calculan que la esperanza de vida de un recién nacido no pasaba más allá de 20-25 años. Mucho más tarde, en la España de principios del siglo XX, la esperanza de vida era de unos 30-32 años. La esperanza de vida de un niño español que nazca en estos momentos es de unos 80 años. Y que en la actualidad es muy difícil encontrar seres humanos con más de 100-110 años.

Evidentemente los hombres de los que nos habla Dios en este capitulo del Génesis debían estar formados de una pasta especialmente duradera, y todo eso sin medicinas, sin pastillas, sin inyecciones, sin vacunas, sin antibióticos, sin quirófanos y sin las gaitas que hoy día usamos para curar enfermedades y prolongar la vida. Sin cuartos de baño, sin agua corriente, sin jabón, sin casas medianamente acondicionadas, sin calefacción, en fin sin las tonterías que ahora consideramos esenciales para conservar la salud y disfrutar de una mínima calidad de vida.

Génesis 5

Génesis 5:1
Éste es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.
Génesis 5:2
Varón y hembra los creo; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados.

Menos mal que los bendijo, si los llega a maldecir no se que hubiera podido pasar…

Génesis 5:3
Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.
Génesis 5:4
Y fueron los días de Adán después que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:5
Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.
Génesis 5:6
Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enos.
Génesis 5:7
Y vivió Set, después que engendro a Enos, ochocientos siete años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:8
Y fueron todos los días de Set novecientos doce años; y murió.
Génesis 5:9
Vivió Enos noventa años, y engendró a Cainán.
Génesis 5:10
Y vivió Enos, después que engendró a Cainán, ochocientos quince años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:11
Y fueron todos los días de Enos novecientos cinco años; y murió.
Génesis 5:12
Vivió Cainán setenta años, y engendró a Mahalaleel.
Génesis 5:13
Y vivió Cainán, después que engendró a Mahalaleel, ochocientos cuarenta años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:14
Y fueron todos los días de Cainán novecientos diez años; y murió.
Génesis 5:15
Vivió Mahalaleel sesenta y cinco años, y engendró a Jared.
Génesis 5:16
Y vivió Mahalaleel, después que engendró a Jared, ochocientos treinta años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:17
Y fueron todos los días de Mahalaleel ochocientos noventa y cinco años; y murió.
Génesis 5:18
Vivió Jared ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc.
Génesis 5:19
Y vivió Jared, después que engendró a Enoc, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:20
Y fueron todos los días de Jared novecientos sesenta y dos años; y murió.
Génesis 5:21
Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén.
Génesis 5:22
Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:23
Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años.

Este Enoc tuvo mala suerte, vivió muy poco comparado con los demás, a sus trescientos setenta y cinco años debía ser todavía un niño.

Génesis 5:24
Camino, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.
Génesis 5:25
Vivió Matusalén ciento ochenta y siete años, y engendró a Lamec.
Génesis 5:26
Y vivió Matusalén, después que engendró a Lamec, setecientos ochenta y dos años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:27
Fueron, pues, todos los días de Matusalén novecientos sesenta y nueve años; y murió.
Génesis 5:28
Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo;
Génesis 5:29
y llamó su nombre Noé, diciendo: Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo.
Génesis 5:30
Y vivió Lamec, después que engendró a Noé, quinientos noventa y cinco años, y engendró hijos e hijas.
Génesis 5:31
Y fueron todos los días de Lamec setecientos setenta y siete años; y murió.
Génesis 5:32
Y siendo Noé de quinientos años, engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

¡Así se hacen los hombres!, para que duren, y no sólo que duren, además que tengan vitalidad suficiente para seguir engendrando hijos a los quinientos años, después de haber pasado la vida construyendo arcas para navegar y salvar a la humanidad del diluvio. Noé fue un autentico ejemplar de su tiempo, además de reunir todos los ejemplares de animales del planeta y meterlos en el arca, tuvo aun capacidad para repoblar, junto con su hijos, la humanidad recién perecida en el diluvio universal. ¡Así se hace Noé!

¿Es posible que alguien se crea esto? yo desde luego que no.


Volver a Génesis

Menú principal

Comentarios

Comments powered by Disqus