Génesis 8: El diluvio (continuación)

Siguiendo con el mito o cuento del diluvio podemos enterarnos de jugosas anécdotas que sucedieron en aquellos tiempos. Ya tenemos a Noé subido en su barco, dicen que el más grande de cuantos hayan existido jamás construido en madera, al parecer los hombres nunca igualaron las técnicas de Noé como constructor de barcos de madera. Noé debía ser un gran experto en construir barcos de esa clase, por la edad que tenia, y aunque la zona donde vivía no parece la mas propicia para que tuviera experiencia sobre el asunto, no cabe duda que debía ser un gran constructor de barcos, debía tener a su disposición unos astilleros importantes, seguramente los mayores del mundo para poder realizar tamaña empresa. ¿O quizá no Señor? ¿O quizá fue otro de tus milagros? ¿Cómo lograste que un hombre que no tenía ni idea del asunto construyera, sin errores y sin pruebas previas, un arca en madera que funcionó a la primera en el océano más grande jamás imaginado en la Tierra? ¿En un océano único que abarcaba toda la Tierra? ¿En la que seguramente fue la tormenta más grande existida nunca? Seguramente fue otro de tus milagros, que pena que no dejaras detalle de como hiciste las cosas, con lo bien que nos hubiera venido para aprender de nuestro creador la forma en que deben ser hechas las cosas. Que pena que no nos aclares como logro Noé guardar en el arca alimentos para todos los animales durante tanto tiempo sin que se corrompieran.

¿Había animales carnívoros dentro del arca Señor? Si claro, supongo que si, no en vano habías mandado que entraran al menos una pareja de animales de cada especie en ella. ¿Cómo pudo conservar Noé la carne necesaria para tanto animal carnívoro? Si no recuerdo mal, no hablas para nada de que en el arca tuvieran magníficos sistemas de congelación, refrigeración ni ventilación. Si no recuerdo mal tampoco hablas de que el arca tuviera depósitos de energía para mantener en marcha tales sistemas. Ya ves señor, nosotros aun seguimos tratando de descubrir como pudo hacerlo Noé sin usar energía almacenada, y sin esos sistemas de congelación y refrigeración. Ya te digo señor, con lo bien que nos vendría que nos explicaras como lo hizo Noé y como lo hiciste tú en aquellos tiempos.

¿Señor, en el arca había animales que se alimentaban de pescado? Si claro, supongo que sí. La misma pregunta es aun más perentoria por que el pescado muerto, aun se conservan menos tiempo que la carne. O empleaste un medio distinto para conservar todos esos alimentos durante tanto tiempo, o en el arca debía haber un pestuzo importante producido por las carnes y los peces en descomposición, eso sin contar con los desechos orgánicos que producían los animales y personas. Vamos señor que si nos lo explicaras hoy día nos vendría estupendamente, por que todavía no hemos encontrado la forma de resolverlo como lo resolvió Noé, o como lo resolviste tú. ¿Por qué Señor? ¿Por qué nunca dejas detalle comprobable de las cosas importantes, y si que dejas detalle de lo que no sirve para nada?

Génesis 8

Génesis 8:1
Y se acordó Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las bestias que estaban con él en el arca; e hizo pasar Dios un viento sobre la tierra, y disminuyeron las aguas.

¿Ves señor por que te preguntaba el otro día si al cerrar la puerta del arca lo hiciste por dentro o por fuera? Si estabas dentro supongo que no viene a cuento que digas que te acordaste de ellos, ya que estabas con ellos. Pero si estabas fuera debiste mojarte cantidad con tanta agua, o quizá no, no sé, quizá solo fueras espíritu y todo eso a ti no te afectara.

Génesis 8:2
Y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida.
Génesis 8:3
Y las aguas decrecían gradualmente de sobre la tierra; y se retiraron las aguas al cabo de ciento cincuenta días.
Génesis 8:4
Y reposo el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat.
Génesis 8:5
Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes décimo; en el décimo, al primero del mes, se descubrieron las cimas de los montes.

Bueno Señor, no me tomes por quisquillosa otra vez, pero es que sigo sin entender ¿a donde se retiraron las aguas, a medida que las aguas se retiraban, a donde iban a parar? ¿Volvieron otra vez a la expansión esa que hiciste en el cielo los primeros días de la creación, o se perdieron en el espacio infinito? Es que veras señor, ahora estamos cansados de enviar cohetes y satélites al espacio exterior, y no hemos encontrado ni rastro del cielo, ni de esa expansión de la que hablas. Es más Señor, te diré que si esa expansión existiera estaría llena de agujeros producida por los cohetes y satélites que hemos mandado al espacio, y por esos agujeros volvería a caer el agua contenida en la expansión de la que hablas, provocando un nuevo diluvio. Tampoco hemos encontrado restos del diluvio, y es molesto que los incrédulos pongan en duda tu palabra, sin poderles demostrar que están equivocados.

No sé que pensar Señor, que a veces pienso que actuastes como yo cuando vacío la bañera de mi casa, quito el tapón del desagüe y listo, el agua se vacía por sí sola aunque no sé dónde sé ira. Aun así me gustaría que nos dijeras donde está, si es que todavía existe, ese tapón y ese desagüe que usaste para que se vaciara la Tierra de tanta agua, y si de paso nos cuentas a donde fue a parar el agua mejor, que mejor.

Génesis 8:6
Sucedió que al cabo de cuarenta días abrió Noé la ventana del arca que había hecho,

Señor, debo informarte que el Noé era un poco guarro, mira que tener la única ventana del arca cerrada durante todo ese tiempo, insisto en que dentro del arca debía haber un pestuzo importante, quizá hasta fuera irrespirable para ti, por eso debiste quedarte fuera del arca cuando cerraste la puerta. Que pillín, como ya sabías lo que iba a pasar preferiste quedarte fuera. Muy astuto Señor, ¿pero cómo pudieron respirar sin renovación de aire tanto Noé y su familia, como el resto de los animales?

Génesis 8:7
y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra.
Génesis 8:8
Envió también de si una paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra.
Génesis 8:9
Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió al arca, porque las aguas estaban aun sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca.
Génesis 8:10
Esperó aun otros siete días, y volvió a enviar la paloma fuera del arca.
Génesis 8:11
Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.

Me quedaban a mí las dudas Señor, de sí estabas dentro o fuera del arca, pero ya sé que estabas fuera de arca, si hubieras estado dentro simplemente le hubieras dicho a Noé cuando era el momento de abrir la puerta del arca, y no hubiera tenido que recurrir al cuervo y a la paloma para descubrir cuando había bajado el agua y se podía salir de ella. De todas maneras te diré que un cuervo y una paloma parecen unos medios muy rudimentarios para demostrar que el diluvio fue universal. Por más que vuelen no parece que su vuelo sea suficientemente largo como para dar la vuelta a la Tierra sin comer ni reposar, incluso aunque pudieran haber dado la vuelta a la tierra nadie garantiza que no se hubieran vuelto después de volar unos metros alrededor del arca, esos animales no son muy de fiar como prueba de que el diluvio fue universal Señor. Con lo bien que nos hubiera venido que dejaras alguna prueba clara e incontrovertible de que el diluvio existió…

Incluso supongo yo que aunque no estuvieras dentro del arca podías haber vuelto para decirle a Noé cuando era el momento de desalojarla sin recurrir a esos animalitos. Seguramente Noé hubiera agradecido tu intervención, sin duda mucho más fiable que la de esos bichos. Y otra perversidad de los incrédulos Señor, algunos afirman que en el tiempo que las aguas cubrieron la Tierra debieron morir y desaparecer los árboles que antes cubrían la Tierra, y además así debió ser, ya que esa era tu intención. Entonces preguntan ¿Cómo es posible que la paloma tuviera en su pico hojas de olivo? ¿Habías plantado ya algún olivo después de que las aguas se retiraran de la tierra, y le había dado tiempo a crecer y echar hojas?

No sé yo que decir a esas cosas, y me da una rabia no poder contestarles de forma clara para que nos les quede ninguna duda.

Génesis 8:12
Y esperó aun otros siete días, y envió la paloma, la cual no volvió ya mas a él.
Génesis 8:13
Y sucedió que en el año seiscientos uno de Noé, en el mes primero, el día primero del mes, las aguas se secaron sobre la tierra; y quitó Noé la cubierta del arca, y miró, y he aquí que la faz de la Tierra estaba seca.
Génesis 8:14
Y en el mes segundo, a los veintisiete días del mes, se secó la Tierra.
Génesis 8:15
Entonces habló Dios a Noé, diciendo:
Génesis 8:16
Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.

¿Noé no tenia todavía nietos señor? Si tenían que repoblar la tierra no parecían darse demasiada prisa en la tarea, no es que un año sea demasiado tiempo, ¿pero algún nieto si que podía haber tenido, no?

Génesis 8:17
Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, sacarás contigo; y vayan por la Tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre la Tierra.
Génesis 8:18
Entonces salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él.
Génesis 8:19
Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca.
Génesis 8:20
Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.
Génesis 8:21
Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré mas a maldecir la Tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré mas a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Espera un momento Señor, que otra vez me he hecho un lió, “así que percibiste olor grato”. ¿Al quemarse los cuerpos de los animales que te ofrecían en holocausto percibiste olor grato? ¿Eso quiere decir que tenias olfato? ¿Que tenias narices como cualquier mortal? ¿Que tenías cuerpo como nosotros? ¿Que caminabas como nosotros sobre la tierra? ¿Entonces si no estuviste en el arca durante el diluvio, donde estuviste? ¡Vamos que te debiste poner como una sopa con tanta agua y tanta lluvia, para haberte acatarrado! Pero bueno Señor, algo es algo, te arrepentiste de nuevo como cualquier mortal ignorante que se arrepiente de las cosas que ha hecho mal y decide enmendarse, y prometiste no volver a maldecir mas la Tierra con otro diluvio universal, y prometiste no maldecir mas a la tierra por ninguna otra causa, ni destruir mas a todo ser viviente.

Finalmente comprendiste que el corazón humano es malo desde su juventud, esta bien señor, muchas gracias por comprenderlo finalmente, ¿acaso no lo sabias antes de hacer el experimento? ¿Necesitabas probarlo? Qué quieres que te diga Señor, que el hacer pruebas mas bien parece cosas de hombres, que en su ignorancia lo ignoran casi todo, sólo basándose en pruebas y tesón, de errores y fallos, consiguen comprender algo, aunque sea poco y muy lentamente. Pero tú que eres inmensamente sabio y poderoso te podías haber evitado la prueba, ya deberías haber sabido los resultados.

No sé que decir señor, no se. Que esa prueba que hiciste supuso mucho dolor, mucha crueldad, mucho sufrimiento, mucha muerte, incluso de criaturas inocentes, incluso para niños recién nacidos, ¿acaso los niños recién nacidos, de cualquier sitio de la Tierra y de cualquier continente, no eran tan inocentes, o más, que Noé y su familia?

Esa prueba supuso demasiado dolor para llegar a una conclusión que ya debías saber de antemano. Así que cuando los incrédulos me dicen que un dios así no puede existir, no sé que decir y tengo que quedarme sin decir palabra. Soy incapaz de explicar la relación que guardas permanentemente con el dolor humano, tanto el actual, como el pasado, como el futuro, ¿por que el dolor humano no se ha acabado todavía verdad Señor? ¿No puedes acabar con él, o es que no sabes, o es que no quieres? Por que a mí me da que pensar eso de que para evitar la maldad de los hombres a ti no se te ocurra mejor cosa que cometer unos males aun mayores. Que Caín mato a su hermano y quedó como símbolo de la maldad humana, pero tú mataste a todos tus hijos, incluido los niños recién nacidos, en el diluvio y quieres que se te vea como un dios bueno y justo. ¡Señor que no te entiendo!

Génesis 8:22
Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frió y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.

Bueno señor, me despido por hoy, empecé escribiendo medio en serio medio en broma, pero he terminado muy triste, pensando una vez más que no existes, si existieras como podrías consentir tanta barbarie y tanto dolor sin decir nada, guardando siempre silencio, dejando que los hombres te manejen a su antojo, dejando que se declaren tus portavoces e interpretes de tu palabra. Permitiendo que los hombres digan que dices, pero sin que tú te atrevas a levantar la voz, y sin que se te escuche de una forma clara y convincente.


Volver a Génesis

Menú principal

Comentarios

Comments powered by Disqus