Peperino Pómoro: La persecución de los citronetos

Originalmente emitido en el programa Cha Cha Cha
Recopilación publicada en http://www.peperino.freeservers.com/

¡Hola! ¿Cómo estáís? ¿Cómo os sentáis hoy, 38 de curtiembre de 1984?, en este día en que conmemoramos el ochentienésimo aniversario de la polinización del mártir Peperino Pómoro.

Hoy es un día donde debemos flexionarnos y reflexionarnos acerca de las enseñanzas del Mártir. Así, en su libro, versículo 44 bis, Peperino nos dice:

“Yo soy Peperino, mártir latino, venid al asado pero traed el vino”

¿Y cuándo dice esto? Cuando está reunido allí, con sus condiscípulos, Lavé, Fregué, Sequé, Planché, Barrí y Tendí, allá alrededor de su marmita, y con su chalita.

Cuando el Mártir estaba siendo perseguido y aglutinado por los citronetos, aquellos perversos que pretendian, en su maldad, piononizar las enseñanzas de Peperino.

Y entonces nos dice: “Traed el vino”. ¿Por qué el vino? Vino… del latin vinum, que significa venid, como dijo antes, “Venid al asado”. Así, Peperino nos enseña que debemos ofrendirnos con ofrendas de vino si queremos obtener la recompensa de la parte del medio del vacío.

Y Gloria Carrá, Gloria Estefan, Gloria Gaynor y Gloria Trevi.


Volver al índice de sermones de Peperino


Volver a la sección Humor

Menú principal

Comentarios

Comments powered by Disqus