El agujero negro en el centro de la Vía Láctea

Astronomía. Por primera vez los cosmólogos se han acercado lo suficiente a un agujero negro como para observar sus alrededores, conocer su diámetro y asegurar que muy pronto podrán fotografiar su sombra.

Los astrónomos no han logrado ver un agujero negro todavía. Pero esta semana se han aproximado tanto que los investigadores aseguran que muy pronto podrán tomar la primera imagen de la sombra de este monstruo espacial. El hoyo en cuestión se encuentra en el medio de nuestra galaxia, muy próximo a un área que se conoce desde 1974 con el nombre de Sagitario A*, sin embargo, no fue hasta unos años después que la caótica región fue vinculada a un hambriento agujero negro.

Estos objetos espaciales han cautivado a millones de personas que intentan entender lo que ocurre dentro de estas gigantescas masas cósmicas pero ni los más destacados físicos han logrado entender aún lo que ocurre dentro de los misteriosos y fascinantes objetos. Por el momento, los astrónomos piensan que existe al menos un agujero supermasivo en el centro de cada galaxia y, por supuesto, la Vía Láctea también tiene el suyo.

Esta semana los científicos de la Universidad de Berkeley en California han logrado acercarse a Sagitario A y con las observaciones del caos en este sistema han logrado distinguir el tamaño del agujero y la forma en que interactúa y afecta a sus alrededores.

Tratar de observar al agujero es como intentar ver y amarrar a un pato de hule desde detrás de unas cortinas de baño semitransparentes y empañadas por el calor del agua. La región es un caos repleto de emisiones radiales en distintas longitudes de onda en el espectro electromagnético. Esto quiere decir que las partículas en la región esta atravesando por un sinnúmero de curiosas actividades”, explicó para la revista espacial Space.com, Geoffrey Bower de Berkeley.

De hecho, los investigadores desconocen si la materia que se encuentra en Sagitario A ha sido expulsada por el agujero o si está siendo devorada por él. “Hemos medido el tamaño del agujero y la distancia en que se encuentra el sistema Sagitario de allí. Sorprendentemente, Sagitario está más cerca del agujero que la Tierra del Sol por lo que es probable que descubramos lo que le ocurre a los sistemas en los alrededores de un agujero masivo”, sugirió Heino Falcke, del Observatorio Westerbork de Holanda y otro miembro del equipo.

Los investigadores aseguran que dentro de poco lograrán observar la sombra del monstruo. “Es difícil tomar la imagen de un agujero porque lo devora todo, hasta la luz. Pero creo que por primera vez nos estamos acercando lo suficiente para retratar la sombra de sus bordes o lo que llamamos el horizonte eventual”, concluyó Bower.


Comentarios

Comments powered by Disqus