Cassini envía imágenes de los asombrosos aros de Saturno

Astronomía. El concepto que se manejaba sobre los espléndidos anillos que rodean al gigantesco planeta ha cambiado drásticamente con las detalladas imágenes capturadas por la nave de la NASA.

La nave Cassini anda en un soñado viaje por el Sistema Solar. Desde el 2004, esta exploradora de la NASA se encuentra por los sectores de Saturno y en sus más recientes informes a la Tierra, brinda un vistazo detallado del comportamiento de los aros de este majestuoso planeta, el segundo más grande de nuestro vecindario solar.

Saturno está rodeado de siete aros planos, conformados a su vez por partículas de hielo que giran alrededor del planeta. Las imágenes que estamos acostumbrados a ver del gigante nos devuelven una idea de calma en estos aros, sin embargo, esta percepción está muy lejos de la realidad; de hecho, el gaseoso Saturno es todo menos sereno. Cassini ha capturado extraordinarios patrones de partículas altamente cargadas y caóticos aros donde una carrera loca de demolición produce fenómenos realmente asombrosos.

“Este agitado medio nos brinda un nuevo concepto sobre cómo un sistema solar podría comportarse en sus inicios”, dijo Linda Silker, una de las especialistas del proyecto Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. “Estos datos tan profundamente detallados sólo pueden ser recopilados por una nave orbitando el planeta observado y estamos entusiasmados con el futuro que nos espera de siete años más de observación que seguramente nos traerá más sorpresas”.

Jeff Cuzzi, autor principal de la publicación en el Centro de Investigación Ames de la NASA, describió cómo el Cassini muestra que las colisiones en los aros de Saturno están a la orden del día; grandes pedazos de hielo dejan en su paso largos trayectos de residuos y cómo pequeñas lunas mantienen una batalla gravitacional con el material en los aros. Cuzzi explicó además que relativamente pequeños pedazos de esta basura espacial en los aros, que de otro modo hubiesen unido fuerzas para convertirse en lunas (satélites alrededor del planeta), son destrozados completamente por la enorme fuerza de gravedad ejercida por Saturno.

“Durante el equinoccio, el período cuando la luz del Sol cae directa y exactamente sobre los bordes de los aros, Cassini observó aros, que son normalmente planos y de decenas de metros de grosor, ser levantados en un impresionante tamaño comparable a las montañas rocosas”, dijo Cuzzi.

Los astrónomos continúan siendo deleitados con una visión cercana y tridimensional de estos aros que les ha permitido ver transiciones de unos patrones a otros y estudiar mucho más de cerca sus estructuras.

Aros abultados compuestos de agua congelada

“Ha sido verdaderamente asombroso ver los aros cobrar vida ante nuestros propios ojos, cambiando mientras los observamos; coloridos, tangibles y en tridimensionales. Los aros eran todavía objetos casi sin estructura conocida para los mejores telescopios en los años cuando hacía mis estudios de doctorado, ahora Cassini nos ha regalado una muy íntima familiaridad con ellos”, explica Cuzzi en la publicación.

La nave ha mostrado también que los aros están compuestos, básicamente, de agua helada. Sin embargo, los astrónomos describen un misterioso contaminante rojo, que podría ser óxido o pequeñas moléculas orgánicas similares a las encontradas en los vegetales rojos aquí en la Tierra.

Cuzzi también explica cómo los astrónomos prefieren mantenerse por ahora cautos y no generalizar sobre los descubrimientos de Cassini. “Nos ha sorprendido encontrar tantas estructuras de alta calidad en casi todos los lugares de los aros, también hemos descubierto el hecho de que los aros son mayormente abultados lo que pone en duda algunos estimados previos sobre su masa porque pueden haber conjuntos de materiales escondidos dentro de estos bultos que no han sido medidos todavía”.

El caótico mundo en el aro F

Las naves robóticas han acercado al humano a lugares donde todavía no podemos visitar y la tecnología que llevan consigo permite observaciones cada vez más detalladas y precisas. No obstante, con las nuevas respuestas surgen mayores preguntas, misterios nuevos que se convierten en retos para las observaciones futuras.

“Cassini ha respondido preguntas que ni siquiera éramos lo suficientemente inteligentes para preguntar cuando planeamos la misión; también ha originado nuevos argumentos”, expresó Cuzzi.

Los astrónomos han visto, entre las imágenes enviadas por la nave desde el 2004, unas bolas enormes que ocasionalmente son disparadas como cohetes a través de uno de los aros exteriores conocido como el F, pero no tienen aún ninguna pista sobre sus orígenes o por qué desaparecen inmediatamente.

“El cambio rápido es la característica principal del aro F, junto a estructuras bizarras creadas por el efecto combinado de la gravedad y los impactos de objetos cercanos. Cada imagen de Cassini nos provee con otra pieza del rompecabezas en el aro F y, gradualmente, una imagen completa de este extraño aro está comenzando a emerger”, explicó Carl Murray, profesor de astronomía y matemáticas en Queen Mary en la Universidad de Londres.


Comentarios

Comments powered by Disqus