Diferencias estructurales en el cerebro gay

Neurología. Científicos del Instituto Karolinska en Suecia, midieron el volumen de los hemisferios cerebrales de noventa adultos, hombres y mujeres homo y heterosexuales, y concluyeron que el cerebro de los varones homosexuales se parece al cerebro femenino y el de las lesbianas luce más como el masculino

“Siempre me he sentido diferente y sentirme así ha sido lo normal, sólo cuando descubrí que era un problema para las otras personas entendí que para ser honesto conmigo mismo tendría que mentir o luchar contra los demás. No ha sido fácil pero el camino es un poco más liviano ahora”, expresó vía correo electrónico para El Caribe William Boney, abogado de Boston y casado desde el 2005 con su compañero de más de diez años.

Tanto el estado de Massachussets como California, han permitido los matrimonios homosexuales en Estados Unidos y han sido muchas las parejas que no han desperdiciado la oportunidad. Indisputablemente, algunos elementos han cambiado en el siglo XXI respecto a la discriminación rampante que ha victimado a muchos inocentes y cuya aminoración Boney responsabiliza directamente a la ciencia.

“No es que yo necesite que los científicos demuestren lo que he sabido toda mi vida, pero al parecer, los demás son afectados por las noticias. A muchos, saber que se nace gay como que los tranquiliza, la verdad es que no sé por qué, a lo mejor nos quita un poco la culpa, pero no entiendo a que se debe la culpa tampoco”, escribió.

La conversación surgió debido a la publicación de un nuevo estudio sueco que ha encontrado características distintas en las estructuras de los cerebros homosexuales. Para el esposo de Boney, Tadeus Venter, las conclusiones del nuevo estudio “son completamente predecibles” y no sorprenden a ningún homosexual. “Nosotros ya sabíamos que somos biológicamente distintos”.

Investigadores del Instituto Karolinska en Suecia exploraron los cerebros de 90 personas saludables y descubrieron que las diferencias entre los homosexuales coordinaban perfectamente con las diferencias entre hombres y mujeres heterosexuales. “Por mucho tiempo se ha escrito y analizado sobre las distinciones cognoscitivas entre los homosexuales y los heterosexuales y, por supuesto, que la solución al dilema tendría que estar en la estructura cerebral y es precisamente lo que hemos descubierto. Los hombres ‘gay’ tienen sus cerebros parecidos a los de las mujeres heterosexuales mientras que las lesbianas presentan una estructura muy parecida a la de los hombres heterosexuales”, escribieron los científicos en el diario Procedimientos de la Academia de Ciencias Nacional donde se publicaron los resultados. “Esto es otra clara indicación de que la preferencia sexual ocurre en el vientre materno”.

Entre los noventa adultos cuyos cerebros fueron escaneados se encontraban hombres y mujeres tanto homo como heterosexuales. Los cerebros de los participantes fueron medidos por hemisferio y para cada lado se determinó el volumen. Anteriormente ya se había descubierto que los cerebros masculinos y femeninos también tienen sus diferencias. Glenys Álvarez

La amígdala también es distinta

Los científicos explican que el estudio tiene mucho más sentido si se relaciona con los demás realizados sobre el tema. “Se ha acumulado la suficiente información sobre el tema como para quitar la duda de que el homosexual no nace, pero en mi opinión, eso ya no es motivo de argumento, si eres gay es porque naciste gay”, explicó para la BBC el doctor Qazi Rahman, experto en biología cognitiva de la Universidad de Londres. Otra de las diferencias descubiertas por los investigadores suecos tiene que ver con las conexiones en la amígdala. Esta región cerebral tiene el papel importante de orientar y guiar al cerebro cuando recibe estímulos externos tan primitivos como el de huir o pelear o el de distinguir una pareja en potencia. Los expertos notaron que en los hombres heterosexuales y en las lesbianas existen más conexiones nerviosas en la parte derecha de la amígdala mientras que en las mujeres heterosexuales y en los hombres gay, había más conexiones en la parte izquierda.

La asimetría compartida

“Lo que ha descubierto este estudio tiene mucho sentido ya que la preferencia sexual de las lesbianas (gusto por las féminas) es compartida por los hombres heterosexuales, mientras que la predilección de los hombres gay (gusto por los varones) es compartida por las mujeres heterosexuales”, explicó Rahman. Los investigadores suecos también observaron una asimetría particular entre los hemisferios cerebrales que era característica tanto en los hombres heterosexuales como en las lesbianas. Sin embargo, en el caso de los ‘gays’ y las mujeres con preferencias masculinas, los científicos no descubrieron ninguna diferencia estructural o de volumen entre sus hemisferios. Esto indica que en cuanto a la estructura cerebral, los gays se parecen más a las mujeres y las lesbianas a los hombres. “Para nosotros, las conclusiones tienen mucho sentido ya que estas poblaciones comparten la preferencia sexual”, explicó Rahman.


Comentarios

Comments powered by Disqus