Microbicidas para evitar la transmisión sexual del VIH

Medicina. Las noticias desde los departamentos de biomedicina y microbicidas son fructuosas. Luego de más de cinco años intentando vender al mercado y a las empresas farmacéuticas el poder de los microbicidas, los resultados de una nueva investigación han sido positivos. Los científicos están seguros que de ahora en adelante, los anticuerpos, ya sea en forma de crema o gelatina, tendrán un empujoncito en la lucha contra la expansión global del Sida, una condición que se estima afecta a más de 40 millones de personas en el mundo.

La investigación para formular la nueva gelatina se realizó en el laboratorio de la Universidad de Cornell en la ciudad de Nueva York por un equipo de científicos bajo la dirección de John Moore. Las primeras pruebas clínicas se hicieron con simios macacos y grupos controles. Los investigadores aplicaron la gelatina en las vaginas de las hembras hasta dos horas antes de administrarlos con alguna modificación del SHIV, o virus inmunodeficiente simio-humano.

Usamos cinco miligramos del anticuerpo humano monoclonal B12 y de los doce animales en el experimento, nueve no contrajeron la condición. Sin embargo, el grupo control, que no recibió el anticuerpo, doce, de trece monos, salieron infectados con el virus”, explicó Moore para Nature Medicine, donde fue publicado el experimento.

Los microbicidas han sido estudiados por varios años pero algunos problemas han surgido de estos experimentos. El principal ocurrió hace tres años con la sustancia Nonoxynol-9, que fue promovida para acabar con el virus de la misma forma que la B12 pero que terminó aumentando el riesgo a las personas que la utilizaban.

Lo que pasó con el nonoxynol es que no sólo debilitaba las células virales sino que también lo hacía con las células de la pared vaginal y esto provocaba que los usuarios fueran aún más vulnerables a la epidemia”, explicó Robin Maguire director del programa con microbicidas del Centro para la Investigación Biomédica en Nueva York.

De acuerdo con los estudios elaborados hasta el momento, los microbicidas pueden actuar de tres formas: primero, pueden inactivar el virus permanentemente; segundo, reducen la efectividad dentro del cuerpo de la persona al no permitir que vaya más allá de la vagina y, tercero, actúan bloqueando los receptores en células susceptibles cercanas a los sitios de transmisión.

Durante el experimento inyectamos los anticuerpos B12 en una solución salina o como gelatina y descubrimos que la efectividad depende de la dosis. Si administrábamos menos de los cinco miligramos los macacos contraían el virus. El B12 actúa al unirse a una proteína del VIH que le impide que se agarre de las células en la vagina y se entierre dentro de ellas para contagiarlas. Es importante notar que nuestro microbicida no afecta a las demás células sólo las del virus. Pensamos que es una idea única y buena”, aseguró Moore.

Si todo continúa igual, varias cremas y gelatinas para reducir los riesgos de infección con VIH estarán en el mercado prontamente, especialmente en África, donde el sida está acabando con las vidas de millones de mujeres, niños y hombres. Estas cremas no eliminarán el virus de las personas ya afectadas pero pueden reducir su transmisión, específicamente en la población que no utiliza condones durante el sexo. Es posible aplicar los anticuerpos hasta dos horas antes de tener relaciones y con las nuevas variaciones no hay peligro de que las células de la persona se debiliten con los anticuerpos. La compañía biotecnológica “Epicyte” en San Diego, California, ya está desarrollando una forma de modificar genéticamente algunas plantas para producir drogas y medicamentos mucho más baratos y efectivos.

Cremas en desarrollo

Los investigadores han aislado 60 tipos de microbicidas potenciales que sirven para bloquear el virus en formas distintas. Los dos más favorecidos son:

  • Carraguard: es el primero de estos anticuerpos en pasar a las pruebas clínicas en humanos. Carraguard se encuentra en la fase tercera de investigación en un estudio que lleva cuatro años. Este compuesto es producido con un extracto de algas marinas que permite formar una barrera entre las células de la pared vaginal y las virales que les impide unirse e infectarlas.
  • Buffergel: esta sustancia actúa distinto a la anterior ya que debilita el virus de HIV mediante un aumento en el nivel ácido de la zona.

Comentarios

Comments powered by Disqus