Autopsias sin bisturí

Cuando el médico forense realiza la autopsia puede que destruya en el proceso evidencia clave para resolver el asesinato. Pero con este nuevo método hemos descubierto la forma de observar, estudiar, analizar y descubrir la evidencia sin necesidad de escarbar y cavar en el cuerpo”, explicó Michael Thali del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Bern en Suiza durante la reunión anual de la Sociedad de Radiología Norteamericana que se celebró el pasado 3 de este mes en Chicago.

Durante le reunión, el doctor Thali presentó un nuevo método para realizar autopsias. En los últimos dos años, la televisión ha acercado la actividad forense al espectador. Series como CSI y CSI Miami, junto con otras que se dedican a la criminología, destacan la labor de las personas que recogen la evidencia en la escena del crimen y la utilizan para atrapar al culpable. Estas series, específicamente, muestran el alto grado de tecnología involucrada en este campo de la ciencia. Desde pruebas genéticas hasta complejos aparatos que analizan moléculas y fibras de tamaño microscópica, las nuevas técnicas ayudan a los detectives a acercarse mucho mejor a los residuos que deja el criminal después de cometer la fechoría.

La autopsia es una de estas herramientas y el médico forense es responsable de resolver muchas preguntas que llegan con el crimen. Sin embargo, la autopsia clásica no es para los débiles de estómago. Para descubrir la trayectoria de una bala, la falta de aire en los pulmones, los residuos de algún veneno o los daños que causó una acertada puñalada, es preciso indagar dentro del cadáver, conocer cada parte dentro de él, desde el contenido de su estómago hasta las sustancias que circulaban en su sangre. Muchas veces el médico, sin quererlo, daña evidencias mientras las busca minuciosamente.

Para ayudar a solucionar estos problemas, los doctores suizos han introducido un nuevo concepto de autopsia, lo han denominado “virtopsia” ya que el análisis se realiza de forma virtual. Veamos cómo.

Los científicos utilizan tres métodos tecnológicos para obtener las imágenes necesarias. El primero es conocido como tomografía computarizada de rebanadas múltiples. Lo que este aparato hace es tomar imágenes del cadáver con un equipo especial de rayos X que toma fotos desde distintos ángulos del cuerpo. En segundo lugar utilizan imágenes obtenidas con la aclamada técnica de la resonancia magnética que puede observar detalles del flujo sanguíneo y otros tejidos dentro de cuerpo. Una vez tomadas las imágenes con ambas tecnologías, los expertos usan otra técnica llamada fotogametría. Con este método logran tomar medidas precisas de otras imágenes o de los datos obtenidos mediante otros sistemas. El aparato crea una imagen en tercera dimensión del cadáver que puede ser estudiada detalladamente.

Hemos obtenido las causas de la muerte, el arma que se utilizó, los golpes que la persona recibió, las fracturas, la hora de la muerte y hasta el arma que fue utilizada en el asesinato. Es extraordinariamente impresionante la forma en que la virtopsia puede darte mucho más que una autopsia clásica. Además, se puede utilizar en aquellos casos cuando las personas, por motivos personales o religiosos, se niega a cortar el cadáver del ser querido para estudiar las causas de la muerte. A mucha gente no le gusta la idea de la autopsia”, explicó Thali.

De hecho, en Suiza, los doctores han realizado 100 virtopsias que han sido utilizadas en la corte de justicia como evidencia. También se está utilizando parte de este sistema para estudiar problemas en personas vivas. Por el momento uno de los problemas principales de estos estudios es la cantidad de radiación a la que es sometida la persona. Pero, de acuerdo con los expertos, estas maquinarias son cada vez más seguras.

La primera resonancia magnética realizada en 1977 tomó cinco horas para producir una imagen borrosa. Ahora en menos de una hora conseguimos los datos suficientes para identificar el problema. Creemos que en diez o quince años, el diagnóstico de enfermedades se conseguirá a través de estos procedimientos”, concluyó el doctor.

Sin sangre en la mesa de operaciones

El nuevo procedimiento permite ver dentro del cuerpo sin necesidad de abrir y escarbar para identificar las causas de la muerte. Por el momento, los científicos han realizado cien de estas virtopsias y se han usado como evidencia en distintas cortes de justicia.

La virtopsia ha resuelto:

  • Las causas de la muerte.
  • El arma que fue usada.
  • El tiempo exacto de defunción.
  • Identifica cualquier otra abrasión menor dentro del cuerpo.

Comentarios

Comments powered by Disqus