Pseudomedicina de catálogo, otra vez la poligrafía, locura del hajj, el “Guía de Vida” falló, ¿feng shui para usted?, doctores envenenados, ¿prueba científica de la homeopatía?, sorprendente descubrimiento de nueva forma de la materia y teoría de la visión, los zahoríes vuelven a fallar, Karen: “¡Deja en paz mi Lego!”, Natasha/Natalia/Natalya, otra revolución francesa, Spinney está exultante, y un VERDADERO descubrimiento científico.

Otra vez la poligrafía

El lector George W. Maschke nos dice, en relación con un tema que hemos discutido aquí con frecuencia:

Como sabe, confiar en la pseudociencia puede tener efectos adversos significativos en las vidas de la gente. Una pseudociencia de este tipo es la “prueba” poligráfica, una técnica que la Academia Nacional de Ciencias ha juzgado carente de base científica, pero que sigue fascinándole al Gobierno de los Estados Unidos. Hace algunos años, me postulé para convertirme en agente especial del FBI. Todo iba bien hasta que, en un plazo de tres horas, un operador poligráfico concluyó que yo era un espía, un traficante de drogas y un adicto. (¡No lo soy! Pero ¿cómo prueba uno una negación?)

He escrito un artículo sobre las consecuencias en mi vida que me produjo fallar por error un examen poligráfico del FBI (y atreverme a hablar públicamente sbore ello). Vea: “Una papa demasiado caliente: un encuentro de un ciudadano soldado con el polígrafo”: http://antipoligraph.org/statements/statement-003.shtml

Locura del hajj

Un ritual islámico conocido como “hajj” cobró 251 vidas a principios de febrero en Mina, Arabia Saudita, cuando una multitud se lanzó a la carrera mientras “apedreaban al diablo”. Pero esta no es la única vez que este mismo evento ha producido una tragedia; parece ser parte de la histeria y la conducta incontrolada que rodea a este evento religioso. En marzo de 2001, 35 personas murieron en el mismo ritual de apedreo del diablo, en abril de 1998 unos 180 peregrinos fueron pisoteados hasta morir cuando calleron de un paso a desnivel durante el ritual de apedreamiento. En abril de 1997 otras 343 personas murieron cuando quedaron atrapadas en tiendas cuando un incendio se extendió por la ciudad de tiendas de Mina, y hubo 1500 heridos. Otra estampida en mayo de 1994 produjo 270 muertes, y en julio de 1990, en la peor tragedia relacionada con el hajj, 1426 peregrinos murieron en una estampida en un túnel de peatones en la Meca.

Estas personas estaban realizando un ritual que se considera un acto sagrado, uno que trae gran virtud y bendiciones a los que participan. ¿Y les trajo la muerte a por lo menos 2500 de ellos en 14 años?

El “Guía de Vida” falló

Victoria Hiley nos escribe desde el Reino Unido:

La televisión británica actualmente está mostrando un programa del tipo “reality show”, que sigue a tres famosos excedidos de peso en su lucha por mejorar su salud. Hasta ahora ha habido tres episodios. Están asistidos por dietistas, un instructor de campo de los Marines de Estados Unidos, y una “Guía de Vida”. Se supone que esta “Guía de Vida” ayuda a las celebridades por medio de la hipnosis, el pensamiento positivo y “Terapia Neurolingüística”, y les informó al principio de la serie: “Yo estaré a cargo de vuestro cerebro”. Asumí que los famosos que habían acordado tomar parte aceptarían sus afirmaciones y estaba preparado para encontrar molesto el programa; de hecho, tenía la intención de no verlo, debido al tema del “Guía de Vida”.

Sin embargo, el guía está empezando a resultar un fracaso porque uno de los famosos parece ser un escéptico. James Whittaker, un corresponsal de la realeza para un célebre periódico popular, la enfrentó en el primer episodio. Le informó que había sido amigo de la Princesa Diana, quien era adepta a la asistencia espiritual, los guías de vida y muchas formas de terapia alternativa; y que ninguna de esas personas había ayudado a la conflictuada Diana en lo más mínimo, aunque habían tomado grandes sumas de su dinero.

Ella dio muestras de estar muy molesta por esto. Los otros famosos asintieron y sonrieron, y permitieron que se las hipnotizara. James Whittaker le informó entonces que si podía hipnotizarlo, le regalaría una botella de champagne.

La guía de vida rechazó la oferta (!), diciendo que no tenía nada que probar, pero parece que le rompieron la burbuja. El siguiente episodio mostró una filmación de una charla que dio. Les dijo a los famosos que tenían sobrepeso porque no podían verse a sí mismos como personas delgadas, un concepto que estiró durante dos horas. Se mostró que tres de los famosos se habían quedado dormidos durante esta charla.

Cuando se pesó a Whittaker, y se mostró que había tenido buen resultado, la guía quiso adjudicarse el crédito por su éxito. “¿Todavía crees que lo que digo es jerigonza?” “No, ahora creo que es un galimatías”.

James Whittaker ha perdido unos 6 kilos, y está mucho más cerca que los otros famosos en lograr su peso deseado. Espero que gane.

¡Ey, señor Whittaker, demuéstreles! Este disparate de la hipnosis y el hipnotismo debe ser puesto en su lugar correcto, junto con la brujería, los vampiros, el vuelo en escoba y la recitación de runas.

¿Feng shui para usted?

Vern Rieck, de Merrimack, New Hampshire, fue a comprar libros:

Deben haberlo informado ya, pero en el improbable caso de que no, tengo que contar esto. Incluso una recorrida casual por una biblioteca le hará encontrar por lo menos un libro de la serie “… for Dummies” (“… para idiotas”). Los conocí al principio como libros asociados con la computación personal, pero recientemente han ampliado su espectro para incluir otras disciplinas como las inversiones, la cocina, etc. Como lector frecuente y agradecido, me divirtió mucho percatarme de uno de sus últimos títulos: “Feng Shui para idiotas”. Evidentemente los editores no tienen sentido de la ironía.

¿O quizá, Vern, no se dieron cuenta que el “para idiotas” estaba tan obviamente implícito que no necesitaban incluirlo?

Doctores envenenados

El lector David Meredith relata que algunos doctores han adoptado una estratagema que yo uso con frecuencia, y lo hice hace unos pocos años para una reunión de miembros del Congreso estadounidense en Washington DC. Es muy efectiva. Luego David me lleva 46 años al pasado hacia otro evento más…

La semana pasada en Bélgica un grupo de 30 doctores, indignados ante la decisión de una importante compañía de seguro médico para pagar parte del costo de los medicamentos homeopáticos, tragaron públicamente soluciones diluídas de veneno de serpiente y arsénico en un “intento de suicidio” bien publicitado. No hace falta decir que aún están perfectamente bien de salud, y la respuesta de los pseudomédicos fue que por supuesto que el veneno no hizo efecto, ya que los medicamentos homeopáticos deben ser personalizados para el individuo específico, o no funcionarán. Si tal es el el caso, ¿por qué las compañías homeopáticas venden medicamentos en las farmacias? Supongo que es porque no pueden resistirse a vender agua destilada a US$ 400 el litro.

Los homeópatas actualmente presentan la coartada de que “no estaba personalizada” para justificar su fallo miserable en las pruebas que se reseñaron la semana pasada en [el programa] “20/20” la semana pasada, pruebas conducidas por la BBC el año pasado. A la luz de esta excusa, ¡la observación del Sr. Meredith sobre los “remedios” homeopáticos en las farmacias es muy válida!

Tengo frente a mí un libro llamado “Momentos Curiosos”, una colección de fotos de prensa del siglo XX. Este es el epígrafe de una de las fotos, tomada en 1958. “Hace poco el submarino atómico estadounidense rompió el récord de permanencia en sumersión por 60 días. Ayer en las instalaciones de natación de West Ham, Randi el Asombroso rompió su propio récord permaneciendo sumergido en un ataúd de acero durante dos horas”.

Apenas recuerdo haber hecho eso… Pero David me envía una copia de la foto, la cual pondré aquí para que ustedes vean, amigos, lo que tenía que hacer para ganarme la vida, en aquellos tiempos…

¿Prueba científica de la homeopatía?

Siempre recibo entusiasmados mensajes de los lectores que preguntan sobre informes “oficiales” referidos a variados temas paranormales o pseudomédicos que acaban de ser validados. Hace poco supe por parte de más de una persona sobre una supuesta prueba de la homeopatía que involucra métodos de alta tecnología; este es un mensaje típico sobre el tema, recibido de Janis Jansons, doctor en química bioorgánica:

He estado leyendo los comentarios en su sitio web por algún tiempo. Aunque me considero un escéptico, a veces tengo la sensación de que usted tiende a descartar incondicionalmente muchas cosas sobre las cuales nuestro conocimiento es incompleto. Claro, hay gran cantidad de diversos charlatantes haciendo afirmaciones disparatadas; yo mismo los he combatido (incluso dando un enlace a su sitio web cuando discutía sobre los “beneficios” de la purificación electrolítica del cuerpo), pero… es igualmente peligroso declarar que éste o aquél efecto no existe porque no podemos (o no sabemos cómo) medirlo.

Por favor, doctor, muéstreme dónde he dicho yo que “que éste o aquél efecto no existe porque no podemos (o no sabemos cómo) medirlo”. ¿Hola? ¿Todavía está ahí? Janis da un ejemplo que él cree prueba su queja, en http://www.chemweb.com/alchem/articles/1066208767628.htm, y luego continúa:

Admito libremente que no tenía muy buena opinión de la homeopatía hasta el momento; quizá ahora tenga que cambiar de opinión.

Esta es la respuesta que le envié:

Conozco el trabajo sobre luminiscencia que se cita. No hay indicación de que el estudio haya sido doble ciego; esto es imperdonable, en tal contexto. ¿Por qué no se hizo así? Éste es sólo uno de casi un centenar de publicaciones similares con el mismo mensaje: parece haber evidencia para la validez de la homeopatía… o de una miríada de otras afirmaciones igualmente dudosas. Pero nótese: NI UNO SOLO DE ESTOS “DESCUBRIMIENTOS” PASA DE SU PRIMERA PUBLICACIÓN. Ninguno se repite. Ninguno ha tenido JAMÁS impacto ALGUNO sobre nuestro estado en la tecnología o en la ciencia. Si alguno fuera válido, la ciencia habría empezado a escuchar, a esta altura; eso no ha sucedido. Todos y cada uno de los cambios importantes de paradigma (en la teoría o en la ciencia) han hecho cambiar a la ciencia, radicalmente. Estos “descubrimientos” no lo han hecho. ¿Por qué?

La JREF ha ofrecido durante años a la comunidad homeopática un desafío simple, uno que también le hicimos a Benveniste: muéstrennos de forma sencilla que son capaces de diferenciar entre preparados homeopáticos y no homeopáticos, por cualquier medio, y ganarán el premio de un millón de dólares. Por “cualquier medio” queremos decir químico (análisis cualitativo o cuantitativo), biológico (in vivo o in vitro), físico (polarización, espectroanálisis, microanálisis) o metafísico (cartas de Tarot, intuición, vibraciones, auras, Kirlian, I Ching, adivinación, comunicación espiritual), o cualquier otro medio. Nadie en la comunidad homeopática ha aceptado el desafío. Ahí, en alguna parte, hay un mensaje.

Creo que los que están involucrados en el entusiasmo actual ignorarán el desafío de la JREF. Pregúntese usted mismo por qué.

Sorprendente descubrimiento de nueva forma de la materia y teoría de la visión

El doctor Klaus Volkamer en Frankenthal, Alemania me ha escrito sobre dos descubrimientos suyos, con el confiado título “Prueba de los poderes paranormales”. Hice un par de correcciones ortográficas disculpables a su carta; me gustaría escribir la mitad de bien en su idioma:

Encontré su desafío paranormal de Randi y la JREF en Internet y me gustaría atraer su atención a lo siguiente: aunque yo mismo no tengo (por suerte) poderes paranormales, he probado científicamente que tal fenómeno existe. Luego de probar la existencia de una forma de materia cuantizada y con propiedades similares a las de un campo (es decir, como las del espacio), o “materia blanda”, hasta el momento desconocida por la ciencia, con contenido real de masa (tal como la materia normal similar al tiempo) pero sin interacción electromagnética lo que hace que esta forma de materia sea invisible (y aún así omnipresente), la posterior caracterización científica reveló que todos los sistemas biológicos interactúan con esta forma de materia, debido a una forma hasta ahora desconocida de interacción física, que genera campos de materia blanda de amplio rango en torno a cada persona o sistema viviente (aura).

Puedo probar además que esta forma de materia es necesaria para nuestra percepción sensorial, además de los fenómenos electromagnéticos conocidos. Nuestra visión, por ejemplo, funciona simultáneamente en dos niveles: la luz electromagnética es necesaria, como es bien conocido, pero además nuestros ojos irradian una forma desconocida hasta ahora de radiación de materia blanda que es reflejada desde el objeto de la visión, sin la cual no veríamos nada. Sólo cuando ambas formas de radiación, transmitidas al cerebro por medio de los ojos, llegan al cerebro, funcionando juntas en nuestra fisiología cerebral, las cosas de hacen visibles para nosotros. En el proceso normal de visión la forma de la luz electromagnética domina el proceso y la radiación de materia blanda funciona inconscientemente. En casos especiales (personas especiales), sin embargo, nuestro cerebro puede ser entrenado de modo que la radiación de materia blanda domine sobre los procesos electromagnéticos. En estos casos, las personas muestran un tipo de visión basado en el uso consciente de la radiación de materia blanda que normalmente se llama “paranormal” porque pueden ver cosas ocultas o pueden realizar visión remota o cosas más inusuales.

Acabo de publicar mi trabajo de investigación de los últimos 25 años en un libro, en alemán, de 660 páginas, incluyendo más de 90 gráficos, con el título “Feinstoffliche Erweiterung der Naturwissenschaften”, en la editorial Weissensee Publishing de Berlín. La traducción al castellano sería “Extensión por la Materia Sutil a las Ciencias Naturales”. Los fenómenos paranormales sólo son un aparte pequeño del contenido del libro, en el cual se presenta una física completamente nueva y ampliada en la cual el paradigma actual (Teoría especial de la relatividad y mecánica ccuántica) se incluye como un enfoque limitado. Si quiere obtener una copia del libro por favor hágamelo saber.

Le respondí al doctor Volkammer:

No me interesan las teorías, sólo la evidencia.

A lo cual respondió con prontitud:

Subestima usted mis hallazgos. He probado experimentalmente (¡experimentalmente!) la existencia de una forma hasta ahora desconocida de materia como base de un campo cosmológico, pero real, que es base de la parapsicología, y que es desconocido hasta el momento para la física. Esto son dos pasos por encima de las capacidades individuales.

Respondí, con igual prontitud:

Malentiende usted mi posición. Si usted tiene un método por el cual puede demostrar o establecer la existencia de cualquier poder, capacidad, sentido o modalidad paranormales, estoy interesado, y ofreceré mi apoyo así como el premio del millón de dólares de la JREF ante la presentación de tal evidencia. La “existencia de una forma hasta ahora desconocida de materia” es de interés para los físicos, no para la JREF; sólo nos preocupa cualquier cosa que sea “base de [las afirmaciones sobre] la parapsicología” y que pueda probar serlo.

Los propios parapsicólogos son los primeros en estar de acuerdo en que su “ciencia” no ha demostrado tener una base probada por la evidencia, sólo una base teórica.

Además, usted escribe que “… nuestros ojos irradian una forma desconocida hasta ahora de radiación de materia blanda que es reflejada desde el objeto de la visión, sin la cual no veríamos nada”. El premio de la JREF también se pagará por evidencia para apoyar esta afirmación. ¿Tiene usted tal evidencia?

La idea del doctor Volkamer de que el ojo envía algún tipo de radiación o señal (como el radar) para examinar el objeto percibido es una noción muy vieja y muy equivocada que apareció por primera vez en el tiempo de Platón, quien fue el primero en formular esta teoría, o al menos escribir sobre ella. Se llamaba “extromisión”, en contraste con “intromisión”. La visión se llamó “tocar con los ojos” debido a este error de concepción. Euclides la aceptó, al igual que Tolomeo, y el anatomista y médico Galeno conoció ambas teorías pero eligió adoptar la equivocada. El matemático Alhazen fue el primero en descubrir la verdad alrededor del año 1000 de la era común, pero como era árabe en lugar de un hombre blanco europeo, eso no vale.

Leonardo Da Vinci empezó apoyando la extromisión pero luego cambió de idea por la intromisión. Una decisión muy sabia. El astrónomo Kepler lo describió correctamente en 1604 en Ad Vitellionem Paralipomena, y fue confirmado experimentalmente en 1625 por Christopher Scheiner (1575-1650), un destacado astrónomo alemán que inventó el pantógrafo y descubrió de forma independiente la existencia de las manchas solares.

Permítanme sugerir razones posibles (y muy probables) para la aceptación o invención por parte del Dr. Volkamer de esta extraña idea. Postulo que ha visto demostraciones de la “visión con los ojos vendados” y/u otros trucos de mentalista (quizá a cargo de uno de los muchos jóvenes practicantes que existen, como Natalia Lulova) y al no ser cpaz de aceptar, o bien que no pudo descubrir el truco, o bien que el mentalista podía estar mintiéndole y de hecho lo estaba haciendo, tuvo que inventar esta noción para explicar lo que presenció. Los mantendré al tanto de la correspondencia entre nosotros.

Actualmente, el intercambio se ha detenido: no hubo respuesta en varias semanas…

Los zahoríes vuelven a fallar

El lector Kevin Wang nos dice:

En la edición del 2 de enero de su columna, el libro de Donald Novey menciona a “la Sociedad Estadounidense de Zahoríes en la Universidad de California en Santa Cruz”.

Supongo que Novey menciona a la UCSC simplemente para hacer parece que la universidad está relacionada de algún modo con los zahoríes, pero eso está lejos de la verdad. El campus de la UCSC está agradablemente arbolado y es bastante grande, y durante los meses de verano se alquilan partes del mismo para distintas agrupaciones. Trabajé en uno de los comedores durante el verano de 1988 cuando un grupo de zahoríes estuvo allí. Tuve tres interacciones particulares con ellos que pensé podrían divertirle.

La primera fue cuando uno de los zahoríes me preguntó “¿Dónde está el agua?” Le señalé el expendedor de agua fría, pero realmente quería decirle: “No sé, ¿por qué no me lo dice usted?”. La segunda fue cuando la máquina expendedora de helados empezó a congelarse. Cuando eso sucede, hace ruidos desagradables y deja de servir helados. Cuando uno de los empleados fue a arreglarla, un zahorí lo detuvo, presionó ambas manos y su cuerpo contra la máquina, y trató de “curarla”. Para sorpresa de nadie, no funcionó; el empleado tuvo igualmente que desarmar y descongelar el mecanismo.

La tercera fue una mujer que siguió la cola de la comida, miró las varias opciones de comida que podía servirle en su plato, y sacó un péndulo de cristal. Se paró ahí un rato, haciendo girar su cristal en una cuerda, y al cabo de un rato salió de la fila sin comida. Después de que la fila se acortó volvió y sacudió su pendulito de nuevo. Después de un rato largo, dijo “No estoy segura de qué plato pedir”, y de nuevo se fue sin nada. Yo estaba sorprendido. La mayor parte de la gente pueden elegir entre los distintos tipos de gachas de cafetería, pero esta mujer, empleando sus poderes místicos de decisión, terminó quedándose con hambre.

Supongo que esta última es más triste que graciosa, pero estoy bastante seguro de que ella no murió de hambre. Estoy convencido de que con el tiempo estuvo lo bastante hambrienta para que su cristal empezara a decirle qué comer, lo que probablemente fue cualquier comida en la que primero haya puesto los ojos.

Gracias por ser una voz de sanidad y racionalidad tan franca, y continúe con su buen trabajo.

Kevin, esté seguro de que ninguna falla desaliente jamás a un zahorí. Son los patos de goma insumergibles del lunático mundo con el que tratamos. Persisten en sus autoengaños sin importar qué evidencia surga, y atesoran el refugio en el que se esconden.

Karen: “¡Deja en paz mi Lego!”

El lector Mogens Winther, de Dinamarca, nos cuenta las últimas aventuras de una notable danesa que persiste en estar muy equivocada, pero tengo que admitir que lo hace con gran orgullo y una persistencia que produce tanto admiración como incredulidad:

La revista Forbes ahora está ingresando en la astrología china… en el año del Mono: http://www.forbes.com/2004/01/21/cz_lg_0122chinesenewyear.html. Si esta revista favorable a la superstición (29 artículos sobre astrología) ha abandonado la astrología occidental tradicional, eso es comprensible. Un ejemplo del sorprendentemente mal desempeño de los astrólogos occidentales lo dio hace poco Karen Boesen, presidenta de la Sociedad Internacional de Astrólogos Comerciales, que puede visitarse en http://www.businessastrologers.com.

Hace casi dos años (marzo de 2002), invitaron a la Sra. Boesen a dar un discurso ante “gente internacional de los negocios y embajadores” en el Club Internacional de Negocios reunido en el honorable Colegio Comercial Niels Brock de Copenhague. Aquí, presentó pronósticos astrológicos referidos a compañías elegidas. Las compañías “investigadas” no necesariamente usaban ellas mismas la astrología, pero eso no impidió a Karen ofrecer sus lamentables consejos públicos en lo que debía hacerse, cómo y cuándo.

Y una vez advirtió: “La gente tiene su propio libre alberío, pero si no usan su sentido común y escuchan a los astrólogos, deberán aceptar las consecuencias”.

Una compañía descrita por Karen durante su conferencia fue LEGO, una bien conocida fábrica de juguetes danesa. Ella afirmó que la compañía LEGO tenía de hecho un “superhoróscopo”: relaciones realmente buenas entre Venus y Saturno, y en particular, un Venus muy positivo. Sin embargo, hace poco las noticias sobre un déficit de unos 200 millones de dólares sorprendieron a todos. ¡El mismo día en que estas malas noticias aparecieron en la presnsa, la estimación astrológica de lo que había sido un “superhoróscopo” dio un giro de 180 grados!

De pronto, declaró que realmente no tuvo dudas de que había nubarrones para esta compañía internacional, debido a

… el Sol progresivo en cuadratura con Saturno, lo que es un aspecto muy fuerte e influyente, lo cual describe la situación de forma muy noble, y que la gente de esta compañía experimenta actualmente. Inercia, bajo crecimiento, eliminación de todo lo que no da ganancia, recortes en todas las áreas, limitaciones […] en el sector de desarrollo, etc., etc.

Malo, muy malo… así que ella (¡ahora!) afirma: “de acuerdo con la experiencia […] estos aspectos influyentes DEBEN manifestarse”. Sólo resta una pregunta, como preguntó una vez Richard Dawkins: “¿Por qué, en verdad, los astrólogos profesionales no son encerrados por fraude?”.

Natasha/Natalia/Natalya

Recibí unas 40 notas de lectores sobre esta joven rusa, Natasha. No, no la Natalya de Brooklin que ve cuando está vendada; otra nueva. Imprimiré sólo uno de los mensajes aquí, enviado por un tal Karl Nair del Reino Unido, quien se describe como un “estudiante universitario en geociencia y un bright“, para presentarles a ustedes la historia y algunas de mis observaciones:

Le escribo para traer a su atención una (otra) grave amenaza para el Millón de la JREF. Directamente desde Saransk, al este de Moscú, llega una niña maravilla de 17 años, Natasha Demkina. Esta chica supuestamente puede ver dentro de uno (pero no a través de uno), ¡y diagnosticar enfermedades! No cobra por sus simples servicios y aspira a ser doctora (¡ah!, ¡bendita sea!)

¿Por qué es una amenaza? Bueno, no sólo la apoya el doctor X de la Universidad Desconocida (ya sabe, el coautor del estudio ése con aquél fulano para esa revista aquélla vez), sino que también nuestro querido periódico popular británico, The Sun (edición escocesa; candidato a diario más probable para envolver pescado y papas fritas) la trajo en avión al Reino Unido y probó su capacidad, con los típicos resultados “sorprendentes” y alabanzas fantásticas.

Tengo dos razones para llenar su buzón con esto: primero, ella ha acordado hacer una prueba. Quizá es un buen antecedente para ofrecer otra, especialmente si se le pidiera al Sun pagar la cuenta del viaje y el hospedaje. Luego de un artículo en colores en la página central, deben confiar que estan apoyando a una ganadora y el beneficio de relaciones públicas por haber apoyado al primer aspirante exitoso de la JREF sería bienvenido, estoy seguro. Segundo, ¿este uso de los medios para apoyar a esta “chica con ojos de rayos X” algo que deba preocupar a los brights? Esta podría ser una oportunidad estratégica para que la JREF y el movimiento bright se ocupen de la (ir)responsabilidad de los medios y obtener ambos un poco de publicidad. Por haber leído ávidamente las columnas de Comentarios apostaría mi casa a que sería coser y cantar para la JREF refutar esta afirmación y si el Sun objeta, entonces atacar ferozmente sus estándares profesionales les proporciona a los brights el cuero cabelludo de un periódico amarillista. Los otros periódicos amarillistas se unirán con júbilo, en un frenesí de hipocresía santurrona.

Bueno, Karl, Natasha fue probada por doctores en medicina, gente que no es especialmente conocida por su experiencia en el engaño y/o en trucos psicológicos. Leamos parte del relato del Sun, una sección que elegí porque hizo sonar mis alarmas de inmediato:

Natasha Demkina ha sorprendido al mundo médico con lo que parece ser un increíble don suyo para detectar enfermedades con visión de rayos X. Los expertos están sorprendidos por la exactitud de los diagnósticos de Natasha, de modo que el Sun la ha puesto a prueba. Enviamos a nuestro periodista ruso a la remota Saransk a conocer a la chica de 17 años. Sólo se ha roto un hueso una vez, en la niñez. ¿Encontrará Natasha la herida de 37 años?

El periodista escribe:

Tenía yo 11 años cuando mis vacaciones en un sitio turístico en el Mar Negro ruso se arruinó por una caída en un patio de recreo. Me rompí la muñeca izquierda pero sanó completamente luego de que me aplicaran un yeso. La herida de 37 años sería indetectable, pensé, mientras viajaba 400 millas al este hacia la nevada Saransk para conocer a Natasha Demkina. Le dije a Natasha sólo que una vez me había fracturado un miembro y agregué: “Por favor dime dónde sufrí mi accidente”.

¡Un momento! ¿Por qué el periodista le dice esto? La pregunta correcta sería: “¿Alguna vez tuve alguna fractura u otro problema que puedas ver?” Pero sigan leyendo:

Natasha suspiró y dijo: “Ah, otra prueba”. Pero aceptó el desafío. Me miró en silencio y luego sonrió: “Ha sanado muy bien pero la veo”. Con dos dedos tomó su muñeca izquierda para mostrar dónde estaba la fractura. Me quedé boquiabierto. Ella tenía toda la razón.

¿”Toda la razón” sobre qué? ¿Dijo ella “estoy sosteniendo el lugar en mi cuerpo donde la fractura ocurrió en el suyo”? No, sólo se tomó la muñeca izquierda. ¡El periodista reaccionó asumiendo que ella estaba mostrándole dónde estaba la fractura de él! Ahora bien, hasta que esta gente muestre algún interés en el premio de la JREF, asumiré que están haciendo el mismo truco de inducir a un periodista entusiasta a caer en su trampa de sugestión. Doy la bienvenida a cualquier demostración de que estoy equivocado, pero hasta ahora no he visto evidencia alguna sobre la afirmación.

Y el lector Jez Wood también me envía un relato, llamando por otro nombre a Natasha:

Ayer, mientras miraba una de nuestras cadenas televisivas locales, gloriosas, carentes de prejuicios y abiertas de mente, fui testigo de una jovencita de Rusia, cuyo nombre, creo, era Natalia. No hablaba inglés. Sin embargo su intérprete lo hablaba muy bien, pero, ey, para eso están, ¿no? Haré corta la historia, ya que casi puedo oír como empiezan los bostezos. A propósito, Natalia está sorprendiendo al mundo médico, de hecho a todo el Mundo Occidental (¿esa no era una historia fantástica también?). Natalia sorprendió a los presentadores de TV, quienes, por pura coincidencia, habían declarado su creencia en fantasmitas, adivinadoras, etc., en otro programa. Le “ofrecieron” miembros del público que sufrían enfermedades varias. Procedió a describir (recuerden, por medio de su intérprete) las distintas lesiones, cicatrices de operaciones, y en algunos casos los problemas que aún están por manifestarse.

Es dedestacar que su doctor residente (un autodeclarado escéptico) también recibió un diagnóstico y fue convertido “en vivo”. Prepárese para sorprenderse, ahora: resultó evidente que Natalia (y ese hombre de las muchas voces) se había entrevistado antes con todos los participantes que aparecieron, antes de la emisión del programa. Caray, ¡mejor vuelvo a sacar mis antibióticos, supongo! Justo cuando ya estaba empezando a dudar yo también… bueno, quizá no.

Evidencia, de nuevo, de que uno debe leer entre líneas. Recibí otra consulta sobre esta hacedora de maravillas de una “investigadora” de Granada TV, del Reino Unido, y sugerí que me llamara. También le informé que cierto número de mis lectores había dicho que le informaron sobre el premio de la JREF. La investigadora quería que la chica se postulara al premio del millón de dólares en vivo, en TV. Ella también llamó a Natasha “Natalia”, y dijo que ella es:

… una niña que puede [decirle] a un doctor que tiene dos cicatrices de hernia de las que él mismo se ha olvidado, ya que sufrió la operación hace 20 años. Eso me parece muy impresionante. Por eso pregunto en nombre de Natalia […] hablaré on Natalia extensamente sobre esto ya que creo que en este momento no confía en mucha gente (comprensiblemente) y las más o menos 30 personas que dice usted que le han mencionado sus pruebas probablemente no se encuentren en este pequeño círculo de confianza.

Espero que los lectores hayan adelantado mi siguiente cuestión a la investigadora de Granada. Fue simple: ¿la niña afirmó específicamente que este doctor tenía dos cicatrices de hernia, o ella simplemente mencionó las “cicatrices”) —entre otras posibilidades— y el doctor especificó entonces que tenía cicatrices que eran de naturaleza hernial?

Eso fue hace una semana. No ha habido respuesta, y supongo que Natalia ha rechazado ser parte de un intento por el millón…

¿Esta es una característica de las chicas rusas llamadas Natalia/Natalya/Natasha, el no querer ser ricas?

Otra revolución francesa

Se publicó una noticia en julio del año pasado que llamó mi atención. Parece ser una audaz medida en avant. El gobierno francés ha publicado una lista de 650 “remedios” cuyos usuarios ya no serán reembolsados por el servicio de salud federal, simplemente porque los falsos remedios tienen poco o ningún efecto reconocido. ¡Cuán alentadoramente pragmático! Luego de seis meses de negociaciones con profesionales de la atención médica y una gran batalla con la industria farmacéutica, el ministro francés de salud ha publicado una lista de medicamentos prescritos habitualmente por los doctores franceses pero que ahora se ha mostrado que proporcionan “insuficiente beneficio médico”. Traducción: no funcionan.

Los franceses siempre se han complacido en sus curas del hígado; imaginan que casi cualquiera de sus enfermedades se origina en el mal funcionamiento de este importante órgano. Con frecuencia se enferman de “crise de foie” (crisis del hígado) para lo cual ingieren un amplio espectro de remedios. Fuera de las tierras galas, esta popular “crisis” se diagnostica normalmente como dolor de cabeza, constipación o un simple exceso de comida. Se sacan de la manga “protectores hepáticos”, “tónicos venales” para su circulación, “lubricantes bronquiales”, “fitoterapia”, “coleréticos” para permitir la secreción de cantidades apropiadas de bilis, y toda una clase de productos conocidos como “reemplazos para la flora intestinal”, los que deben su popularidad a la noción de que el cuerpo humano debe ser reinfectado con regularidad con bacterias “naturales” o “residentes”; un proceso que se produce natural e inevitablemente casi con cada inspiración o vaso de agua ingerido, y no necesita ayuda de la farmacología.

Pero, monsieurs, ¿qué tal la pseudomedicina más popular en Francia, la homeopatía? Eso, seguramente no se pondrá en duda. Ah, bien sûr!

Spinney está exultante

Todavía estamos recuperándonos de TAM2, y ya empezamos planes para TAM3. Decidimos volver a Las Vegas (aunque no al mismo hotel) y la fecha es del 13 al 16 de enero de 2005. Michael Shermer volverá como nuestro orador principal; ya parece ser un “número fijo” de los “Amaz!ng Meetings”, por lo visto. Muy pronto podremos mencionar a otros, y sé que no podrá perderse el próximo cuando aparezcan los nombres.

Una disculpa: le había dicho al joven Jacob Spinney que lo presentaría formalmente con nuestros invitados, y no pude hacerlo. Sin embargo, anduvo dando bastantes vueltas, y lo reconocieron allí muchas personas. Me informa que cuando volvió a casa del TAM2,

me sorprendió encontrar literalmente más de cien mensajes en mi buzón electrónico (para un chico que normalmente recibe un e-mail a la semana, es mucho). Nunca pude haber predicho la cantidad de agradecimientos, felicitaciones y ayuda que conseguí de los lectores de ese único comentario. Supongo que allá afuera hay gente que quiere conocer un punto de vista minoritario.

Si no ha leido la respuesta de Jacob a un conferencista y predicador fundamentalista que no pudo responder las preguntas que Jacob le hizo, vaya inmediatamente a http://jacobandrews.com/tomshort.htm

Un VERDADERO descubrimiento científico

Difícilmente podría proporcionar un cierre mejor que éste, cuando estamos por “echar a correr las rotativas”. Involucra una afirmación básica de la antropología, y de hecho es muy satisfactoria:

Dos adolescentes hallaron unos huesos muy interesantes y controvertidos cerca de Kennewick, Washington en 1996. Los científicos del Departamento del Interior a los que se llamó para examinar el hallazgo, concluyendo que lo que se conoció como “Hombre de Kennewick” es distinto de cualesquiera aborígenes estadounidenses modernos conocidos, aunque no excluyeron una conexión biológica distante. Hubo quejas inmediatas de aborígenes norteamericanos que invcoaron la Ley Graves de Protección y Repatriación de aborígenes Estadounidenses (Nagpra por su sigla en inglés), que ordena que los restos que se identifican como de aborígenes norteamericanos sean respetados y devueltos al sitio original sin interferencia posterior, si “poseen alguna relación con alguna tribu o pueblo o cultura actualmente existente”.

Parece que hasta ahora esos destacables huesos, que parecen ser mucho más que lo que los científicos podrían esperar hallar en esta situación, serán retirados sin que se permitan más estudios; los restos eran de tal tamaño y configuración que sugieren fuertemente orígenes insospechados para los aborígenes de Norteamérica. Ahora, los jueces de apelación han fallado que era imposible establecer una relación entre las tribus índias y el “Hombre de Kennewick” con un examen tan corto e interrumpido, de modo que los huesos se someterán a un examen posterior detallado. “Apoyamos el juicio de la corte de distrito impidiendo la transferencia del esqueleto para su inhumación inmediata y que permite el estudio científico del esqueleto en lugar de ello”, escribió la corte.

Este es un hallazgo importante, uno que no puede ser vuelto a entrerrar hasta que, y a menos que, las afirmaciones realizadas por los nativos ofendidos se prueben correctas, en cuyo caso el acuerdo Nagpra será debidamente seguido, como debe ser. Aplaudimos la acción de los jueces de apelación.

¡La ciencia avanza!

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus