Ciencia al estilo de Calgary. Agua Penta se sale con la suya. El héroe de Alejandría cabalga de nuevo. Contener la lengua es difícil. La situación en Corea. Sabiduría de 1776. Premio bien merecido. Mala compañía. ¿Éste es el director de una escuela? Qué comería Jesús. El fin de la correspondencia sobre Stereophile… por ahora. Quién le paga a los curanderos. En conclusión…

Ciencia al estilo de Calgary

La lectora Stephanie Barnes de Calgary, Alberta, Canadá, se jacta de su hijo… con buenas razones.

En lugar de repetir las quejas que se oyen con frecuencia acerca de que los jóvenes de hoy son perezosos, irreflexivos y cabezahuecas, pensé en aprovechar esta oportunidad para presumir desvergonzadamente de mi hijo y sus compañeros de clase. Por favor, téngame paciencia. Aunque no soy psíquica, predigo que lo haré sonreír…

Hace dos años, a mi hijo Tavian, que entonces tenía diez años, le dieron un proyecto para un estudio independiente en su clase de sexto grado. Como había oído muchas historias de éxitos destacables en “medicina” alternativa, decidió probarle a sus compañeros de clase cuán crédulo es el público en general, y la importancia del pensamiento escéptico en evitar convertirse en una víctima de estafadores y mentirosos.

Primero, Tavian sumó la cooperación de su maestra para mantener completamente en secreto el tema de su proyecto tanto para los estudiantes como para los profesores de su escuela. Luego, usando el método científico, desarrolló una hipótesis de que entre el 30 y el 40% de la gente puede ser engañada para que crea algo que no es cierto, y un experimento para probarlo. Basó su experimento más o menos en un “experimento” ad hoc que encontró en Internet. Era más o menos así: un experimentador le pidió a una clase de chicos jóvenes que levantaran las manos cuando detectaran el aroma extraño que estaba rociando en el aire con una botella pulverizadora común. Por supuesto la sustancia era agua del grifo, pero cuando el rocío fue visible para los chicos, empezaron a levantar las manos, indicando que olían algo muy raro. Luego de dos minutos, más del 70% de los niños habían levantado la mano.

Tavian encontró muchas fallas en la metodología de ese experimento, incluyendo “presión de los adultos”, presión de los pares, la posibilidad de que el incremento de humedad volviera más notorios los olores ambientes, una pregunta mal formulada, agua del grifo que oliera, y más. Por lo tanto, modificó el experimento del siguiente modo:

  1. Los sujetos del experimento (estudiantes) serían llevados de su clase, uno a la vez, a un “puesto” en el otro extremo del vestíbulo de la escuela. Se les indicaría que no debían decir absolutamente nada a sus compañeros cuando volvieran a clase. Esto se hizo cumplir por medio de un “período de lectura silenciosa” y un maestro muy vigilante.
  2. Se repartieron temas en una hojita de papel, en las que estaba escrito: “Por favor rodee con un círculo la respuesta que se ajusta mejor a su opinión al aroma de la muestra”. A continuación decía: 1) Ningún aroma en absoluto; 2) Un aroma muy leve; 3) Un aroma fuerte; 4) Un aroma muy fuerte.
  3. El sujeto era llevado luego hacia el puesto, a solas, donde había una copa ancha de vidrio apoyada en una mesita. La copa contenía agua destilada, y había sido enjuagada con agua destilada para eliminar cualquier olor a cloro de la muestra. La copa se ubicaba en una gran bandeja de aluminio, también enjuagada con agua destilada.
  4. Las instrucciones escritas le decían al sujeto que ubicara la nariz cerca de la muestra, inhalando profundamente varias veces. Cuando cada sujeto estaba conforme con su opinión, marcaba con un círculo la respuesta, y le entregaba la hoja de preguntas al voluntario. (El voluntario estaba a 10 metros del puesto y, para evitar la “contaminación” de los resultados, no le decía absolutamente nada a los sujetos.)
  5. Este proceso se completó hasta que hizo la prueba con cada estudiante de sexto grado de la escuela.

Tavian analizó entonces los datos y concluyó que algo más del 40% de los estudiantes que participaron indicaron un resultado positivo al oler la muestra. ¡Algunos sujetos incluso dijeron que era un olor fuerte!

Varios días más tarde, Tavian presentó sus resultados a los estudiantes de sexto grado y a los profesores en la biblioteca de la escuela, en forma de una atractiva, y muy entretenida, presentación Powerpoint. Presentó mucha información previa sobre el efecto placebo, la historia de su descubrimiento, y su relevancia en la investigación mética. Las reacciones tanto de estudiantes como profesores fue maravillosa de ver: sorpresa, diversión, indignación, todo era evidente. Todos estaban sorprendidos, incluyendo los adultos. Lo que se esperaba fuera una presentación de treinta minutos se convirtió en dos horas de animadas preguntas y respuestas sobre la naturaleza del efecto placebo, sus efectos en la validez experimental, y la predecibilidad de la conducta humana.

Pude observar fascinada todo el procedimiento, desde su creación hasta la presentación. Tuve el placer de ver en acción la pasión de Tavian por la verdad. Tuve el privilegio de ver abrirse mentes jóvenes (y no tan jóvenes) a la importancia del pensamiento racional y el escepticismo saludable. ¡Qué divertido!

Gracias por soportar esta jactancia descarada por mi parte. Supongo que la intención de enviarle esto es decirle que, con unos cincuenta chicos que despertaron al mundo maravilloso del pensamiento racional, y millones más sedientos de una experiencia similar, quizá nuestro trabajo como escépticos y educadores adultos está claramente delineado. Pensándolo ahora, no se me ocurre una causa más valiosa o necesaria en la educación.

¡Veo un futuro científico en la familia Barnes en la próxima década!

Agua Penta se sale con la suya

El lector Chris Rowe se sorprende de ver que una farsa evidente se las arregló para colarse en los Juegos Olímpicos:

Hace poco estaba leyendo algunas columnas escritas por Dave Barry, un columnista de humor para el Miami Herald, que trataban sobre sus experiencias en Atenas durante los Juegos Olímpicos. En el artículo “Los auspicios que sacian la sed abundan en Atenas” habla del auspiciante del equipo de water polo de los EE.UU: ¡Agua embotellada Penta! ¡Imagínese mi sorpresa al saber que este producto pseudocientífico ahora es un auspiciante principal de un evento deportivo mundial! Afortunadamente, Dave Barry tiene más capacidades de pensamiento crítico que la mayoría de la gente que participó en las Olimpíadas. Un breve extracto:

La razón del boletín de prensa es que Penta, a diferencia de cualquier agua fracasada y patética que usted beba, “es un agua potable ultrapurificada que se somete a un riguroso proceso de purificación de trece pasos, que incluye un proceso físico patentado que le da al agua propiedades únicas”. El boletín afirma que esto es creación del “inventor y CEO de Penta, William D. Holloway”.

Así es: el hombre inventó el agua. Imagínese la escena. Es tarde por la noche. William D. Holloway está sentado en su laboratorio, pensando. De pronto, tiene una idea: “¿Qué tal si combino un átimo de oxígeno con… dos átomos de hidrógeno? Parece loco, ¡pero podría funcionar!”.

Todo el artículo puede leerse aquí (aunque primero hay que registrarse gratuitamente: Artículo del Miami Herald.

Pueden encontrarse aquí también “testimonios” de los atletas olímpicos: http://www.teampenta.co.uk/popup/triathlete_info.html. Es un triste estado de las cosas, pero qué puede esperarse cuando interviene el dinero.

Y, Chris, tienes que dárselo a William Holloway. Él vende agua ordinaria a precios fantásticos (¡US$ 1,35 por vaso!), se sale con la suya, y a nadie le importa! ¡Qué gran fraude!

El héroe de Alejandría cabalga de nuevo

El lector Ken Harn ha escrito sugiriendo una posible solución para el dispositivo mostrado con los dos jóvenes científicos aficionados italianos (Niccolò Giuliani y Niccolò Tocazzi) en la página de la semana pasada. Dice que puede ser una versión más rebuscada de la “Fuente del Héroe”, que dice fue descrita en la página 53 de la Enciclopedia Completa de la Magia de Dunninger allá por 1987, aunque es mucho más vieja que eso: ¡unos veinte siglos!

¡Y tiene razón! Éste es el diagrama de ese libro, que en realidad fue escrito por Walter B. Gibson, creador de los misterios de La Sombra, que también escribió para Houdini y otros artistas del espectáculo. La Enciclopedia es principalmente una colección de artículos que aparecieron por primera vez en la revista “Science & Invention” de Hugo Gernsback de los años 1920.

Aunque aquí se especifica “tubo de goma”, y la “fuente” se ilustra bastante llena, he aquí una fotografía de la misma construcción tomada del sitio http://www.sfu.ca/physics/ugrad/courses/teaching_resources/demoindex/fluids/fl2b/fb6001.html, usando tubos de vidrio rígido. Los muchachos italianos simplemente pusieron en cascada varios de esos sistemas básicos para hacer su muy efectiva demostracion. Con el tiempo, aunque parece que el líquido se bombeara de una posición más baja a una más alta (y esta es la premisa de muchos engaños de “movimiento perpetuo”) el líquido termina en un nivel más bajo. (Agregué una línea de puntos a esta foto borrosa, mostrando la ruta de la fina corriente que sale del estrecho tubo de vidrio de la punta, y se vacía en el recipiente primario en el que se vierte el líquido al principio.)

Contener la lengua es difícil

El lector Richard Seibel se alarma por su hospital local y lo que ofrece:

Ya que tuve el placer de leer su columna durante años, decidí intentar hacer una pequeña diferencia en mi entorno inmediato. Como antecedente, ya tengo edad suficiente para unirme a los programas del “Centro de Nueva Vitalidad” que ofrece uno de nuestros hospitales locales: el Chilton Memorial. En resumen esto es una colección de programas para gente de 55 años o más. Los programas incluyen: yoga (bueno para elongar, etc.), entrenamiento de la memoria (podría haber usado esto a los veinte: muy buenos, respaldado por los datos, etc.)… y, lamento decirlo, reiki.

Durante el curso de una clase de yoga, el profesor mencionó de improviso: “¿Sabían que hay puntos disparadores en el pie que están conectados con la vesícula biliar?”. Haciendo mi tarea, obtuve algo de información para ella: uno de los ensayos de usted, Quackwatch del doctor Barrett, otros trabajos de fuentes confiables de la red, etc. El lado bueno fue que ella escuchó activamente, y parecía verdaderamente interesada. Las creencias son duras de matar, sus amigos son reflexólogos, y escuchó el disparate reflexológico de su profesor de yoga, así que espero que la lucha sea larga, pero al menos escuchó con una mente aparentemente abierta.

Esas fueron las buenas notiias. De ahí en adelante todo empeora de forma dramática.

Ya que el Centro de Nueva Vitalidad está bajo los auspicios del hospital, éste está poniendo lo que en mi opinión solía ser su buen nombre detrás de este programa y los cursos que se ofrecen. Intenté encontrar el mismo nivel de refutación sobre el reiki que había podido encontrar sobre la reflexología, pero por alguna razón hay mucha menos. ¿Quizá es tan disparatado que casi no hay investigación legítima sobre él? Así que fui a la fuente: lo que el reiki afirma poder hacer. Fue peor de lo que me había imaginado, por ejemplo el Nivel 2 (de un total de 4) es la capacidad de curar a distancia. Entonces, armado con algo de información, fui al personal y le pregunté por qué ofrecían reiki. El personal dijo: “funciona, es asombroso…” Pregunté: “¿Cree que una persona agitando sus manos del otro lado de la habitación de verdad puede curar a alguien?”. Increíblemente, la respuesta que obtuve fue: “Lo han hecho por teléfono”.

Seguí conversando y descubrí que las instalaciones de Rehabilitación Deportiva asociadas con el hospital usan reiki y algunos doctores del hospital están recomendando reiki a sus pacientes. El personal cedió algo con el correr del tiempo y dijo: “Bueno, el reiki es bueno para relajarse”. Por supuesto los textos que me dieron, así como los textos que se encuentran en la red, dice en todas partes “curación” y, de vez en cuando, a cierta distancia de “curación” está el término “relajación”. El personal ahora trataba de decirme qu eel término “curación” realmente quiere decir “relajación”. He sufrido un doble reemplazo de cadera (soy muy afortunado de creer en la mediciona occidental y no en las líneas de energía orientales) y mi mujer sobrevivió al cancer de mamas (DE VERDAD doy gracias a la medicina occidental) y le garantizo que la gente en nuestra posición no ve “curación” y luego piensa “relajación”. Quizá no sé inglés”, pero para mí “curación” significa “mi problema se resuelve”. Lo dejamos cuando dijeron: “hay alguna gente a la que le gusta y vuelven; otros no… y la gente parece quererlo”. Por supuesto, por mi parte no tengo influencia alguna, así que les agradecí por escuchar.

Peores noticias aún, averigüé que la AMA (que uno pensaría que sería una buena fuente a la cual ir a buscar información sobre lo que se considera atención médica normal (por ejemplo quimioterapia o radioterapia para el cáncer de mama, por oposición al Laetrile [1]) ya no tiene un comité sobre pseudomedicina. Y su sitio web no tiene nada sobre medicina “alternativa”. Tenía grandes espearnzas de encontrar allí información oficial autorizada y me desilusioné bastante. De esta experiencia extraje lo siguiente:

  1. Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano”.
  2. ¿Cómo podemos librarnos de los profesionales (doctores, enfermeras, fisioterapeutas) que luego de más de 20 años de estudios creen estos disparates?
  3. Supongo que es mucho más fácil pasar entre 500 y 1000 horas aprendiendo a agitar las manos en el aire que invertir más de 20.000 horas para convertirse en médico.
  4. Un profundo respeto por la gente que ha luchado del lado correcto durante años, si no es que décadas. No puedo imaginarme como si quiera iniciar una conversación con la gente que dice: “Fulana puede curar por teléfono”, y tener alguna clase de discusión racional luego de eso.

Gracias, Richard. ¿Quizá deberías buscar otro hospital?

La situación en Corea

El lector Dave Webster, en Corea, nos cuenta las creencias y la confusión que reinan allí:

Me interesó mucho ver que Ilchi Lee ha llevado su espectáculo al camino. Como veterano de diez años de la vida en Corea estoy acostumbrado a ver carteles en cada esquina anunciando su sistema, conocido aquí como Dahn Hak. De hecho hay varios centros aquí en mi ciudad. Lamento mucho, aunque no me sorprende, saber que crece también por allá.

Todos los disparates que Occidente pueda tragar, Oriente puede proporcionarlos con facilidad. Corea literalmente está inundada de disparates y credulidad. Atesoran su mitos y leyendas y ningún emprendimiento nuevo está completo sin una historia semimítica para explicar sus orígenes. Uno de mis favoritos en un sistema de esgrima que se dice que mejora los poderes mentales (Hae Dong Gumdo en coreano), inspirado claramente en un estilo japonés similar que ha sido ampliamente conocido por años, y que el fundador aquí afirma que se basa en las técnicasw secretas que le enseñó un misterioso viajero llamado Baek Doo San que vivió y vagó en las montañas de Corea y sus alrededores. Extrañamente, el nombre del supuesto maestro espadachín itinerante, Baek Doo San, también es el nombre de una montaña reverenciada en Corea del Norte. Entonces, ¿cuándo ocurrió el romático suceso, en el siglo XVI? ¿La dinastía Yi? Nop. En algún momento desde 1980 a juzgar por la edad relativamente joven del fundador.

Lo gracioso es que cualquiera que haya pasado algún tiempo en la Corea moderna sabe lo absurda que es la idea de los maestros espadachines viajeros y los monjes guerreros itinerantes. Esta es una sociedad ampliamente modernizada y de alta tecnología del mismo modo que Japón y EE.UU. Tristamente, muchos occidentales aún son lo bastante crédulos, sin mencionar lo bastante desinformados, par acreer este tipo de disparate romántico, y mientras el dinero siga llegando seguiremos recibiendo Dahn Hak, Hae Dong Gumdo, Feng Shui, Medicina Oriental, y mucho más. A propósito, una rápida búsqueda en internet reveló que ahora el Hae Dong Gumdo también es internacional.

Podría escribir volúmenes enteros sobre las necias creencias y leyendas urbanas que aquí se aceptan y se defienden con ferocidad como cosa de todos los días. Una de las amigas de mi esposa, una recién casada, actualmente está intentando hallar un departamento “afortunado” para mudarse, basándose en el consejo de una adivinadora que le dijo que sólo los departamentos cuyos nombres empiecen con una cierta letra le asegurarán un matrimonio feliz y próspero. Pagó una bonita suma por esta sorprendente revelación sobre el funcionamiento del cosmos y como resultado, ahora tanto ella como su marido viajan durante una hora cada uno a sus respectivos trabajos. Pero es un precio pequeño que pagar por la suerte.

Para intentar poner en perspectiva cuán inundado de credulidad y expresiones de deseo está este lugar, siete de las iglesias protestantes más grandes del mundo están aquí en Corea. No hay más que decir. Y a todos los occidentales buscando respuestas en Asia, recuerden que en verdad no hay nada nuevo bajo el sol. No hay respuestas ni poderes mágicos aquí, al igual que no los hay en casa.

Richard [2] , con frecuencia me preguntan si algunos países son más supersticiosos u orientados a la pseudociencia que otros, y mi respuesta es que es como con los distintos tipos de cocina que se hallan alrededor del mundo. Aunque los sabores y estilo de prepararlos son distintos, el lenguaje y las vestimentas varían, y los modales en la mesa pueden variar, la comida sigue siendo comida. Antes de ir a Corea en mi último viaje, me aseguraron que encontraría clases muy distintas de afirmaciones paranormales y sobrenaturales. No me sorprendió en absoluto encontrar las mismas estafas, métodos, trucos, sandeces y autoengaños allí que los que hallé en muchas otras culturas.

La próxima semana, algunas noticias sobre las supuestas referencias y apoyos de Ilchi Lee y la “Respiración Cerebral”.

Sabiduría de 1776

Nuestro lector el juez Bob Molder (¡sí, es juez!) me informó de una cita maravillosa con la que nunca me había encontrado:

Disfruté la carta en el Comentario de esta semana de la mujer que cree en hadas y enseñó a sus hijos a creer en ellas también. Dice que aunque nunca ha “visto una, eso no significa que perderé la esperanza de hacerlo”, y que “… es lindo tener algo en qué creer”.

La carta me recordó un pasaje de “La declinación y caída del Imperio Romano”. El historiador Gibbon discute el surgimiento de la cristiandad y cómo la creencia pagana en el politeísmo decliaba en ese momento, creando un vacío espiritual en la población general (en latín: vulgus). Escribe, en su capítulo 15, famoso con justicia:

Un estado de escepticismo y suspensión puede divertir a unas pocas mentes inquisitivas. Pero la práctica de la superstición es tan agradable para la multitud que, si se los despierta a la fuerza, lamentarán la pérdida de su placentera visión. Su amor por lo maravilloso y lo sobrenatural, su curiosidad en relación con los eventos futuros, y su fuerte inclinación a extender sus esperanzas y temores más allá de los límites del mundo visible, fueron las causas principales que favorecieron que se estableciera el politeísmo. Es tan urgente para el vulgo la necesidad de creer, que la caída de cualquier sistema o mitología será seguida con toda probabilidad por la introducción de alguna otra clase de superstición.

Las cosas no parecen haber cambiado demasiado. A propósito, el primer volumen de “La declinación y caída del Imperio Romano” se publicó en 1776. Siga con el buen trabajo. La batalla que usted pelea es cuesta arriba.

Juez, recuerde lo que escribí más arriba acerca de que las cosas no cambian en las distintas culturas. Esa observación se aplica a China, e incorpora la afirmación de Gibson. Ha habido una relajación notable de las estrictas leyes de este vasto país que se oponían a la introducción de las costumbres occidentales y el énfasis de las creencias religiosas, seguidas rápidamente por la transformación de Beijing en una exhibición de neón, paseos de compras prosaicos y tiendas de cadenas internacionales como Starbucks, Givenchy e Yves St. Laurent. En mi mente, esto señala que el sistema comunista está alejándose de la existencia allí, y en reacción a eso, la ciudadanía china ha adoptado toda clase de charlatanería y fanatismo (mucho de ello antes de esta nueva fase de su política, pero ahora libre de explotar al vulnerable) tal como sucedió en los lugares de Europa que se libraron del comunismo del mismo modo. Gibbon tenía bastante razón, me parece.

Premio bien merecido

La psicóloga y experta en la memoria Elizabeth Loftus, una buena amiga del movimiento escéptico, a quien ubicó en el puesto número 58 la Review of General Psychology en su lista de 100 mejores psicólogos del siglo XX, ha recibido recientemente US$ 200.000 por haber ganado el Premio Grawemeyer de Psicología de la Universidad de Louisville. Su trabajo ha mostrado que la memoria no es simplemente un grabador que reproducirá exactamente lo que sucedió, sino que es muy susceptible a la sugestión y la manipulación.

La investigación de la doctora Loftus en esa dirección ha producido que se cuestione la noción de “recuerdos reprimidos” que se dice que salen a la superficie años después en las rememoraciones guiadas de los adultos que luego acusan a su familias dd toda clase de conducta criminal “recordada”. La señora Loftus ha testificado como testigo experto o ha trabajado como consultora en varios casos de alto perfil, incluyendo el infame caso McMartin de abuso de preescolares. Este premio que le otorgaron es esperanzador para aquellos de nosotros a los que nos han indignado tales acusaciones de brujería, y a los que apoyamos a la Fundación para el Síndrome de la Falsa Memoria, que se encuentra en http://www.fmsfonline.org/ y que merece su apoyo.

Mala compañía

El lector Mark Doherti quedó sacudido (al igual que yo) cuando buscó mi libro “The Faith Healers” para comprarlo en Internet, y encontró, con el título “Los clientes interesados en The Faith Healers pueden estar interesados también en:”, estas gemas:

  • Aprenda sanación por energía - “Una revelación significativa” - Medicina Alternativa
  • Para Navidad: Nuevo CD de Lake Sermones de Radio Originales de 1935 predicados por Jerry Breeden.

y

  • Intuitivo médico - Respuestas específicas a la razón de por qué siente dolor y cómo curarlo ya.

¿Éste es el director de una escuela?

El lector Rudy Buys me informa de que está teniendo éxito un truco gitano en Sudáfrica, donde el ex director de la escuela de Grahamstown E. S. Majika informó que lo estafó por miles de rands un profeta falso que prometió hacerlo rico. Dijo que se le había presentado hace dos semanas un tal “Doctor Juma”, un supuesto profeta de Zanzíbar que reveló que tenía un mensaje afortunado para él de parte de sus acentros. Dijo que Majika debía visitarlo en su consultorio, trayendo su Biblia y un billete de diez rands. Bien, Majika fue allí, y para su sorpresa, observó al profeta poner el dinero en una olla y empezar a cocinarlo.

Ah, pero era cocina milagrosa. ¡Cuando se abrió la tapa había tres billetes más de 10 rands en la olla! Majika recibió indicaciones de volver al día siguiente con una oveja y 478 rands. Cuando apareció, el doctor Juma mató a la oveja y le dijo a Majika que usaría los R478 para comprar “equipo” para ayudar a Majika a hacerse rico. Claro que sí.

Majika volvió dos días más tare con su Biblia y Juma puso un papel en blanco en el libro. Le dijo a Majika que fuera a casa y ocultara la Biblia y volviera al día siguiente. Hasta ahora, es el mismo procedimiento que usan los gitanos en todo el mundo. Hemos pasado de R10 (unos US$ 1,73) a R478 (US$ 83) así que se está acelerando el engaño. AL día siguiente, cuando Juma calentó el papel sobre una llama, apareció una escritura mística prometiendo ayudar a la víctim a obtener más dinero e instándolo a seguir las instrucciones del doctor. Este es simplemente el truco gitano de escribir sobre papel con jugo de limón o leche, los cuales al ser calentados aparecen como una imagen marrón.

Luego Juma intentó sacarle el “gran premio” a Majika, y le dijo que obtuviera R5.000 (US$ 865) y llevara el dinero a su consulta. Por supuesto, Majika lo hizo así y, según las instrucciones del médico brujo, puso el dinero en un cofrecito de plata provisto por Juma, quien luego cerró el cobre y le dio la llave a Majika. Llevaron el cofre a la casa de Majika y lo pusieron en un armario. El dinero estaba a salvo, ¿verdad?

Majika llevó en auto de vuelta a Juma a su consultorio y se le dijo que volviera a casa y volviera al consultorio en 45 minutos. Para su sorpresa, cuando Majika volvió, ¡Juma no estaba allí! En este punto, la víctima se puso algo suspicaz. Se apresuró a volver a su casa, ¡y descubrió que el dinero había desaparecido del cobre! ¿Quién lo hubiera supuesto? Sólo había un trozo de esponja verde allí en lugar del dinero… ¡lo que, debo admitir, es mejor que otros casos que he escuchado, en los que la persona engañada ni siquiera termina con una esponja verde de US$ 865!

Qué comería Jesús

Muy poco que comentar sobre este tema. Habla por sí mismo de modo elocuente. Vaya a http://comment.independent.co.uk/columnists_a_l/johann_hari/story.jsp?story=589197 [en inglés].

El fin de la correspondencia sobre Stereophile… por ahora

Los lectores que han estado siguiendo el ampuloso drama en el que participa Stereophile Magazine y su inquebrantable apoyo a la pseudotécnica de audio pueden querer escribirle al editor de esa publicación y/o conocer las respuestas completas que ha preparado. Si es el caso, los invito a escribirle a su dirección de email, John_Atkinson@Primediamags.com. Me ha dado permiso para que brinde esta información. Muchos lectores se quejaron ante mí de que estaba dedicando demasiadas palabras para intentar que la publicación respondiera al desafío de la JREF. Ahora está claro que he estado perdiendo mi tiempo tratando de producir cualquier reacción responsable por parte de ellos. Los que no pueden proporcionar la evidencia, simplemente se retiran de la confrontación, como hemos visto con tanta frecuencia. Están en compañía adecuada: Sylvia Browne, el doctor Brian Josephson, Uri Geller, Dennis Lee, John Edward, James Van Praagh, George Tize, Ben Piazza, para nombrar sólo unos pocos de los que han huído.

Respetando a esos lectores que están cansados de escuchar toda esta discusión sobre fraudes de audio, haré que este sea el último artículo que publicamos aquí (por ahora) sobre este tema. Los interesados en seguirla pueden hacerlo así a la dirección de e-mail citada más arriba.

El lector Dale Miner parecía tener comentarios y opiniones pertinentes, los cuales me envió:

Quiero agradecerle por ayudar a exponer la gran cantidad de desinformación y verdaderos fraudes en el mundo “audiófilo”. El daño que esos “expertos” le han hecho al pasatiempo y al negocio del audio de alto desempeño es enorme. El problema del “tecnocuranderismo” sólo empeora ya que los productos para el hogar se vuelven más sofisticados y por lo tanto más misteriosos para el consumidor promedio.

El disparate que hemos visto en la comunidad del audio ahora también está en el campo del video. Los cables para video de US$ 1000 (¡direccionales, por supuesto!) para conectar un reproductor de DVDs a un monitor están en el mercado al igual que una buena cantidad de otros dispositivos milagrosos para producir “tremendas mejoras” en la reproducción de video.

Gracias de nuevo por intentar hacer que esos fraudes prueben y justifiquen sus afirmaciones ridículas.

Como no sabía qué tan conocedor podía ser este hombre, le pregunté, y recibí esto:

Tengo un doctorado en ingeniería (BSEE), y he trabajando en el área del video y de diseño de sistemas por casi treinta años. Soy miembro de SMPTE (Sociedad de Ingenieros de Películas y Televisión), AES (Sociedad de Ingeniería de Audio) e IEEE (Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos). He participado en el diseño y construcción de varios proyectos notables como el “Edificio Técnico” de LucasArts en el SkyWalker Ranch en el condado de Marin y el “Proyecto Musical Experiencia” en Seattle. También trabajé como ingeniero en varias emisoras de televisión y compañías productoras.

He tenido el privilegio y la buena fortuna de trabajar con algunas de las personas más conocedoras en esas disciplinas. Nunca escuché a nadie decir que deberíamos utilizar algo de este tecnovudú subjetivo en una instalación profesional auténtica. Créame, cualquier cosa que puede demostrar ser efectiva en mejorar la calidad del sonido o la imagen se prueba y con frecuencia se usa. Simplemente me molesta que estos “audio/videófilos” con frecuencia no son verificados ni por sus propios editores, por no hablar de que sus pares lo evalúen. Estoy esperando para ver una disertación presentada en una conferencia o aparecida en una de las publicaciones técnicas explicando los principios de esos “dispositivos maravillosos”.

Sospecho que esperaré por siempre.

No hay prueba, medida, hecho, demostración, discusión o lógica que haga que esos fanáticos alteren sus puntos de vista. ¡Debe usted de tener mucha más paciencia que yo!

Bueno, señor Miner, esa paciencia con frecuencia se agota, y me alegra tener el apoyo de un verdadero experto, profesional, con experiencia y conocedor, como usted. Gracias.

El lector Andrew Schnauer lo resume para nosotros con un ejemplo de un cliente confundido temporalmente:

He estado leyendo con gran diversión su correspondencia y sus informes del mundo de “Stereophile”, y ha confirmado mucho de lo que yo pensaba de las estafas a consumidores que se llevan a cabo en el mundo de los sistemas de audio “de alta calidad”. Mi hermano y yo(ambos somos músicos, productores musicales e ingenieros de audio) alguna vez encontramos una ceguera de consumidor parecida cuando visitamos a uno de los amigos de mi hermano. Cuando llegamos a su casa, estaba desenvolviendo ansiosamente dos enormes altavoces que acababan de entregarle. En un intento de maravillarnos, reprodujo algo de música usando sus viejos altavoces antes de intercambiarlos. Mi hermano le pidió reproducir algo con mucha producción, y él trajo algunas grabaciones de jazz en vivo de principio de los 60: nuestra primera pista de que no estaba muy en contacto con sus oídos (por supuesto era buena música, pero en lo absluto algo que demostrara la potencia de los altavoces modernos). Luego de que hicimos algunas sugerencias musicales, reprodujo su antiguo sistema para nosotros, y sonaba increíble.

Luego empezó a instalar los nuevos altavoces. Mientras desenvolvía esos monstruos, sus ojos se iluminaron mientras citaba las reseñas de “Stereophile”, disertaba sobre tipos de madera, y discutía los méritos de sistemas que costaban decenas de miles de dólares (¿habrá escuchado alguno de esos sistemas?). Estaba especialmente orgulloso de que esos nuevos altavoces estaban hechos de paneles de madera sólida y no de fibra como muchos altavoces. Pensé que era raro, porque la madera sólida es mucho más probable que se expanda, se contraiga y se deforme con los cambios de clima. Además, la madera sólida está más “viva” acústicamente y puede tener frecuencias resonantes que afecten negativamente el tono. Lo que era, con mucho, lo más perturbador era él que seguía hablando del precio. Finalmente quedaron instalados, y nos preparamos por lo que debería ser el mejor audio que escuchamos jamás.

Ni por asomo. No fue horrible, pero los altavoces anteriores (que valían una cuarta parte del precio) habían sonado mucho mejor. Mi hermano y yo nos contuvimos cortésmente, pero creo que nuestra falta de entusiasmo era claramente visible.

Quizá esto es un caso único. Quizá la mayor parte de la clientela de “Sterophile” está altamente educada en acústica y puede distinguir todas esas frases que a la gente común como yo le suenan extrañas. Quizá significa algo ser “más lleno armónicamente” o tener mejor “definición de frecuencia” (¿estar mejor afinado?). Quizá no.

Esto es lo que pienso: este fulano gastó todo su dinero en estos altavoces porque confió en las reseñas. Cayó presa de la mentira del consumismo (más dinero significa mejor calidad) y “Stereophile” felizmente llena el silencio con su complacencia para alimentar la codicia con terminología disparatada para que suene como si supieran de qué hablan. Un lector puede pensar que sabe lo que significa “más lleno armónicamente”, porque la percepción de audio es tan personal y subjetiva. Sólo imagine que su música favorita es Más Llena Armónicamente. ¿No sonaría mejor?

Incluso por los incautos (aparentemente incautos ricos) en la parte inferior de la cadena alimentaria de “Stereophile”, hay algo elitista en todo ello. Dilapidan dinero en equipo estereofónico, y simplemente al reproducir música para sus amigos pueden exhibir su gusto y su riqueza superiores. Hay una ciencia de reproducir el audio grabado de forma exacta, pero supongo que la ciencia no le paga las cuentas a “Stereophile”. Me alegro de que les llame la atención sobre ello.

Andrew agrega que no mucho después de que este fulano se puso extático ante él y su hermano por los altavoces en los que había invertido, los devolvió; aparentemente se dio cuenta de que había usado en exceso su imaginación. Un sucso demasiado raro, creo. Cuando niño, cuando estaba construyendo mis propios soportes para altoparlantes siguiendo las instrucciones en Popular Science y otras publicaciones “de alta tecnología” de la época (con frecuencia había cajas de contrachapado para “reflejar los bajos” que tenían un “puerto” y se rellenaban con lana de fibra de vidrio) sabía bien que la madera sólida era ideal para deformarse, mientras el contrachapado era muy estable y mucho más barato, un factor de calidad importante para mí.

Otro lector, Charles Lambdin, Estudiante Graduado de Psicología en la Universidad del Estado de Wichita, envió algunos comentarios a Atkinson, y me informó:

La correspondencia entre usted y la gente de Stereophile Magazine es muy entretenida. Como sabe, sus respuestas a las alegaciones de usted se componen de un batiburrillo de razonamiento falaz, acusaciones infundadas y pistas falsas, todo revuelto en una táctica distractiva de evasión diseñada para distraernos del obvio hecho de que esa gente no puede demostrar que esos productos funcionan (a menos que “funcionar” se defina como proporcionar utilería arbitraria para facilitar el efecto placebo por medio de un poquito de autoengaño).

En respuesta a su ofrecimiento de un millón de dólares, replican con comentarios maliciosos. Están estafando a sus clientes vendiéndoles productos fraudulentos que no funcionan. Las afirmaciones que ofrecen sobre cómo funcionan esos productos ni siquiera califican como pseudociencia; no son nada más que disparatadas frases másgicas compuestas principalmente de cháchara “cuántica” y “armónica”. Vender palos que mejoran el sonido no es distinto de vender cristales que mejoran el estado de ánimo. Esta gente lo hace por dinero y, como usted sabe, si pudieran tomar el millón de dólares lo harían. Que no puedan es la lección que hay que aprender; es el motivo y la razón de que usted haya establecido el ofrecimiento. Usted ha respaldado sus dichos con hechos, ha apoyado sus argumentos con evidencia, e invita a otros a que hagan lo mismo.

El señor Atkinson no sólo no puede obtener el millón de dólares de usted, ni siquiera puede pergeñar una respuesta legítima para las alegaciones de usted, así que cae en la tierra de la falacia recurriendo a lo que tantos otros hacen en esta situación: el argumento ad hominem. ¡Lo ataca a usted en lo personal! ¡Usted es “un mentiroso y un artista de la estafa”! ¡No importa que usted haya sido un mago, y haya sido simplemente honesto sobre lo que hacen los magos! Los magos (y yo soy uno de ellos) usan principios psicológicos para hacer parecer que tienen poderes sobrenaturales. Engañan a los participantes (y empleo esta palabra intencionalmente, ya que la mitad del “efecto” reside en quien lo ve) para que perciban erróneamente eventos naturales. Los magos éticos, en mi opinión, son hoestos sobre el hecho de que esto es lo que hacen (y esto no implica en lo absoluto revelar cómo se hace el truco). Los magos que no son éticos se presentan a sí mismos de forma deshonesta como poseedores de poderes sobrenaturales.

Atkinson ha tomado una frase de los días de entretenedor y mago honesto de usted y la usa falazmente para referirse a usted en su rol como investigador. (A propósito, ¡juraría que sus chistes sobre su título de “Asombroso” demuestran simplemente que nunca lo ha visto a usted en el escenario!) Lo más divertido de todo es que incluso parece creer que llamarlo por su nombre de nacimiento es un insulto. Cada vez que se refiere a usted como “señor Zwinge” no puedo evitar imáginármelo con una sonrisa irónica de suficiencia en el rostro, como si lo hubiera puesto a usted en su lugar. Este es un ataque personal peculiar y extraordinariamente infantil, en mi opinión. Después de todo, usted es una celebridad en el espectáculo. Si Cary Grant hubiera empezado un negocio, hipotéticamente, ¿hubiera contado como evidencia de que era un hombre de negocios engañoso haber señalado que su nombre de nacimiento era Archibald Leach? No es probable.

Más aún, la respuesta de Atkinson al desafío del millón de dólares ataca los procedimientos de prueba de usted, pero no ataca ua descripción exacta de su ofrecimiento y sus procedimientos. Ataca una caricatura de ellos. Esta es la vieja falacia del hombre de paja, y como dijo el psicólogo Amos Tverski, “La refutación de una caricatura no puede ser más que la caricatura de una refutación”. Parece que el Sr. Atkinson puede identificar al menos algunas afirmaciones ridículas cuando las ve, porque nunca me respondió al siguiente e-mail que le envié:

Señor Atkinson:

Mi nombre es Charles Lambdin. Soy un estudiante de la Universidad Estatal de Wichita y he desarrollado un producto asombroso que me gustaría compartir con usted. Este producto, al que he llamado el Minimizador de Interferencia Estimulatoria Objetiva (MIEO), esencialmente es una banda que se coloca en torno a la cabeza. La banda cubre los ojos y los oídos, y crea una barrera adicional entre los lóbulos frontal temporal y occipital trasero, y el mundo exterior.

Normalmente, cuando uno se embarga en ciertas tareas subjetivas, los fuertes estímulos entrantes de la realidad circundante impiden la ensoñación subjetiva. Esta avalancha incómoda de estímulos externos tiene (como puede imaginarse) un efecto negativo en la capacidad de imaginar, la cual a su vez disminuye la intensidad de las realidades subjetivas internas. MIEO funciona reduciendo las señales entrantes externas que sólo sirven para distraer y reducir la riqueza de tal interpretación subjetiva. Reduciendo el flujo entrante de tales señales concretas, MIEO maximiza la experiencia perceptual propia en un nivel cuántico y subjetivo, añadiendo profundidad y resonancia a las experiencias posmodernas internas y personales. En lo personal creo que sus comentaristas de la revista Stereophile, por ejemplo, bien podrían aumentar la agudeza y subjetividad de sus refinados oídos utilizando el MIEO.

Verá usted, el MIEO es engañosamente simple: se compone de buclies de tejido para baño de suaves capas para atenuar los efectos de la percepción sensorial tradicional, permitiendo al usuario incrementar la propia ofuscación y las interpretaciones no verificadas de la realidad. Como afirmo más arriba, creo que sus comentaristas de productos podrían aumentar la eficacia de sus reseñas empleando este dispositivo. Si se usa correctamente, no podrían en verdad escuchar la música en lo absoluto (y creo que el “escuchar” afecta sus juicios), permitiéndoles evaluar el producto puramente en un nivel armónico cuántico. Creo que el MIEO podría venderse a US$ 1200 cada uno.

Por favor hágame saber lo que piensa.

Charles Lambdin

Oh, bueno, él se pierde el dinero. Quizá cree que puede refutar mi MIEO, aunque la gente de la revista Stereophile usa la frase “refutador” como si tuviera connotaciones negativas. Para terminar, lo único malo con lo que usted hace, señor Randi, es que no hay bastante gente haciéndolo. Yo, en particular, creo que el mundo es un lugar mejor por las tareas de la gente como usted.

Finalmente, echen una mirada a http://sound.westhost.com/cables.htm#intro y vean un relato racional, hecho por un crítico competente, de un aspecto de esta tonta cháchara entre “inventores” y los bobos.

Ha habido tanta reacción recibida por toda esta debacle de audio que ahora debo prestar mi atención a asuntos más pertinentes. Terminé con este tema… por ahora. Gracias a todos los que han aportado sus opiniones.

Quién le paga a los curanderos

El lector Ward Griffin recibió una tarjeta promocional de su empresa de medicina prepaga que le ofrece al menos dos tipos de pseudomedicina reconocida que ahora aceptan incluir en su cobertura. La tarjeta que anuncia este salto adelante decía, en parte:

Kaiser Permanente Nortwest ahora ofrece a todos los miembros un descuento especial para atención médica complementaria: acupuntura, atención quiropráctica, masoterapia, y medicina naturopática.

Ward, en los casos en los que la quiropraxis se usa como una forma de terapia de masajes, y no como la pensaron sus fundadores (con “subluxaciones”, “terapia de luz azul”, y otros aspectos míticos y místicos), creo que puede ser útil, así que no tendría mucho problema con ese aspecto. Pero la acupuntura y la naturopatía no son aceptables, en mi opinión. Dice Ward:

[…] desilusiona darse cuenta de que mi prima mensual de salud se usa para dar soporte a este programa de descuentos. Parece que la gente inteligente que ha pasado años estudiano medicina ha perdido la voluntad de luchar por lo que aprendieron que son hechos científicos.

Oh, en este caso no creo que sea falta de voluntad sino la búsqueda del dinero involucrado. Incluir las charlatanerías hacen que esta empresa de medicina prepaga sea mucho más atractiva para los suscriptores potenciales, pero Kaiser Permanente Northwest parece saber cómo protegerse de posibles juicios que los clientes pueden tener en mente si sufrieran daño por parte de los charlatanes. En letra pequeña, encontramos esta limitación de responsabilidad:

Los productos o servicios descritos más arriba no se ofrecen ni se garantizan bajo su contrato de plan de salud de Kaiser Permanente. Estos servicios o productos los porveen entidades distintas de Kaiser Permanente, y Kaiser Permanente no apoya ni hace ninguna afirmación en relación con la calidad de tales servicios o productos o la integridad financiera de esas entidades. Kaiser Permanente se libera expresamente de toda responsabilidad por los servicios o productos provistos por esas entidades. Cualquier disputa en relación con esos productos o servicios no están sujetos al proceso de quejas de Kaiser Permanente.

En resumen: la empresa de medicina prepaga está perfectamente a salvo, no importa lo que pasa. Los únicos que pueden sufrir daño son los suscriptores que hagan uso de la charlatanería en lugar de la medicina real; y la gente como Ward que pagan por la avaricia de la prepaga la cual a su vez se basa en la ingenuidad de otros.

En conclusión…

Nos acercamos a las 400 registraciones para The Amaz!ng Meeting 3, ¡y todavía faltan cinco semanas! Les ofreceremos un CD-ROM con varias entrevistas realizadas en australia, el desenmascaramiento en la televisión de Seúl de Uri Geller, algunas entrevistas radiales, y otros beneficios, en un formato que puede reproducirse en cualquier computadora normal. Además, están listos los DVDs de los Amaz!ng Meeting de otros años ya están listos; estén atentos a la página de la JREF para ver el anuncio de la publicación. Lamento anunciar que la visita de Fred Pohl, quien yo esperaba que asistiera a TAM3, tuvo que posponerse, posiblemente hasta el próximo año.

Hasta ahora, hemos registrado asistentes de Alemania, Australia, Bermuda, Brasil, Canadá, Chile, Francia, Hong Kong, India, Reino Unido, Suecia, y por supuesto los Estados Unidos, los que disfrutarán de TAM3. Prepararemos grupos por países para aquéllos que quieran sentarse bajo sus respectivas banderas. Y el interés de los medios de comunicación es muy grande, probablemente por la presencia de Richard Dawkins. Tendremos libros de Richard para la venta, y la gente de Shermer estará muy presente con sus ocupados secuaces ajetreádose por todas partes. Traeré algunos imanes y tubos supermagnetizados, para que puedan ver qué es lo que pasa con ese tema.

La semana próxima, estaremos listos para contarle las grandes novedades de Sylvia Browne; no estaban totalmente listas cuando se terminó esta página. Sabrán sobre el infame “artículo sobre la investigación de las plegarias” de la Universidad de Columbia, y cómo los que están a cargo han soltado palabrería para evitar enfrentarse al escándalo. La “psíquica” Char Margolis sufre algunos tropiezos, al igual que la “Respiración cerebral”. Hasta entonces…

(Firma de James Randi)

Notas

[1] Laetrile es la marca de fábrica de una sustancia supuestamente sintetizada por Ernst T. Krebs (h), y registrada en la Oficina de Patentes de Estados Unidos para el tratamiento de los “desórdenes de la fermentación intestinal”. Este compuesto está relacionado químicamente con la amigdalina, una sustancia que se encuentra naturalmente en los huesos de los damascos (albaricoques) y varias otras frutas. La mayor parte de los promotores de Laetrile para el tratamiento del cáncer usan los términos “Laetrile” y amigdalina indistintamente. [N. del T.]
[2] Sic en el original. Sospecho que Randi se confundió con el lector del artículo anterior. [N. del T.]


Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus