Evolución Revolución Solución. Plutón degradado - Astrólogos consternados. Una buena herramienta para usar. Galimatías adicionales. Escéptico en la Casa. ¿Cree él en realidad?. En conclusión…

Evolución Revolución Solución

Despedido…

Hey, parece que la iglesia ha cambiado su posición -un milagro menor, obviamente. El Papa ha despedido a su astrónomo en jefe después de una serie de enfrentamientos públicos sobre la teoría de la evolución. El padre George Coyne, un jesuita estadounidense, fue despedido de su puesto como director del observatorio del Vaticano después de contradecir repetidamente el respaldo a la teoría del “diseño inteligente” de la Santa Sede, que esencialmente apoya la reverenciada fábula de “Adán y Eva”. Miren, el Papa prefiere la idea del diseño inteligente, que dice que Dios dirige el proceso de la evolución mientras no niega la teoría original de Darwin, que las especies evolucionan a través de procesos aleatorios y no planeados de mutaciones genéticas y la supervivencia del más adecuado. La evolución, que está ahora tan firmemente establecida que no puede ser ignorada ni negada por nadie excepto los ignorantes en fase terminal, es por lo tanto sólo una herramienta de la deidad omnipotente. La mayor falla en tal idea es que Darwin tiene razón incluso sin ninguna intervención mágica; la evolución tiene lugar sin ninguna clase de dirección por una entidad mitológica.

Coyne, director del observatorio del Vaticano durante 28 años, era un franco partidario de la teoría de Darwin, argumentando que es compatible con el Cristianismo -que no es del todo cierto. Coyne atacó la idea del diseño inteligente por ser un “movimiento religioso” que carecía de todo mérito científico, y por lo tanto quizás sugería que la opinión católica tenía tales méritos. Me parece que la oposición católica a la idea del diseño inteligente provenía originalmente del énfasis y la aceptación puesta sobre ella por las religiones no-católicas, pero ahora está de regreso en la moda del Vaticano.

El padre Coyne tenía cosas fuertes para decir después de que el Cardenal Christoph Schonborn de Viena, un ex-alumno del Papa, presentó el caso para el diseño inteligente en un artículo en el New York Times titulado, “Buscando el diseño en la naturaleza”. Schonborn, saltando dentro del ajetreado debate de la evolución en los EE.UU., argumentó que las afirmaciones de Darwin sobre la variación aleatoria y la selección natural eran contrarias a la posición católica de que hay un propósito y diseño divinos en la naturaleza, y dijo que la evolución se había convertido en un arma atea que era usada contra la iglesia.

Hablando en una conferencia en Florida, hace un año, Coyne dijo que “el diseño inteligente no es ciencia, incluso si finge serlo”. ¡No tengo nada que decir sobre ese punto! Parece que en sus discursos y escritos sobre el diseño inteligente, Coyne estaba trabajando sin la aprobación oficial del Vaticano, que nunca fue conocido por operar de un modo democrático, y que nunca ha considerado la idea de la libertad de expresión.

El observatorio del Vaticano, ahora bajo una nueva dirección más segura, y mucho más confiable, tiene una interesante historia. Comenzó como una simple torre de observaciones construida por el Papa Gregorio XIII en 1578. Era el mismo Gregorio que provocó los drásticos cambios en el calendario occidental, apropiadamente ahora llamado, calendario gregoriano. En 1800, la torre era usada para verdadera astronomía -más que un simple puesto de trabajo, y un siglo después fue formalmente establecido como el observatorio del Vaticano. Ahora lo operan los jesuitas, trabajando tanto desde las instalaciones al sur de Roma como desde la University of Arizona en Tucson.

Es una extraña -pero eficaz- técnica del Vaticano, llevando ciencia a su seno sólo para estar al tanto de los desagradables hechos que pueden amenazar el control de la iglesia sobre el pensamiento y las acciones.

El Concilio Vaticano Segundo (1962-1965) llegó cerca de admitir el error al condenar a Galileo, pero su fracaso al enfrentar el problema sólo acentuó la evidente falta de compatibilidad entre la ciencia y la religión que queda, y que continuará siendo evidente hasta que la iglesia asuma la realidad y abandone la superstición. Es una situación muy improbable. Ese concilio Vaticano prestó mucha atención a la muy deseada reconciliación entre la Escritura Sagrada y la ciencia, pero no alcanzó a resolver el fracaso con Galileo.

Apenas recientemente -en 1992- la iglesia anunció oficialmente la aceptación de las conclusiones de Galileo, y con ello hizo un movimiento muy importante pero necesario hacia el mundo real. Esos hechos, derivados de las previas observaciones bastante obviamente verdaderas de Copérnico, fueron firme y exitosamente argumentados por Galileo; cualquier organización, incluso la iglesia, puede ofender el sentido común y la realidad sólo por un tiempo limitado, luego debe unirse en la aceptación de los hechos reconocidos. Aunque el Índice Católico de 1758 -apenas un siglo después de la muerte de Galileo- había retirado la prohibición sobre los libros que sugerían que la Tierra se movía, y su “Diálogo”, el libro que causó su juicio y condena por herejía, fue quitado del Índice en 1822, la real admisión del error demoró tres siglos y medio en llegar.

Inmediatamente después de que este generosísimo gesto de la iglesia fuera anunciado -fue designado como la “rehabilitación” de Galileo- se ofrecieron miles de explicaciones por la parodia, muchas de ellas con la vieja y cansada excusa de la “interpretación” de las escrituras. Esto le permite a la iglesia replegarse sobre su pretexto de que los lectores supondrían -cuando fuera necesario- un significado no-literal de las palabras encontradas en la Biblia: la creación del universo en realidad podría haber llevado más de siete días, quizás había más de dos habitantes iniciales en el Edén, y podría haber habido más panes y peces en esa montaña que los que nos enseñaron en la catequesis…

Luego de perdonar a Galileo, hubo especulaciones murmuradas -aun entre los creyentes- de que podría haber más “rehabilitaciones” en perspectiva. No deberíamos esperarlo. Las justificaciones tienen un largo camino que recorrer. Para apenas unos pocos, tenemos alumbramiento virginal, cielo, infierno, transustanciación, oración, resurrección, y toda clase de otros escombros que limpiar. ¿Quién es el siguiente…?

(Enfrentado por un fundamentalista religioso con la pregunta, “Entonces, ¿cómo explica que todas esas personas fueron alimentadas con sólo algunos panes y peces?”, mi amigo Jim Gardner pensó un poco, y sugirió, “¿Pequeñas porciones?”. Estoy orgulloso de conocer a Jim, y si me hacen esa pregunta, puedo robar esa excelente respuesta…)

Plutón degradado - Astrólogos consternados

El lector Rick Wannall, que con orgullo se auto designa como un voluntario en el museo de ciencias naturales de Houston, abrió su Wall Street Journal y tuvo un ataque de depresión:

Demasiado pequeño…

Mi mandíbula todavía está sobre el piso. Abrí el Journal hoy para encontrar, en primera página, una columna llena (más la mayor parte de otra adentro) informando sobre las reacciones de los astrólogos a la reclasificación de Plutón.

¿Astrólogos?

Si hay una recopilación más desacreditada de tonterías sobre el planeta, tendrían que apretarme fuerte para imaginarme cuáles serían.

¿”Observadores de estrellas dedicados”? ¿Astrólogos? Difícilmente. Sugerir que estas personas le prestan la más leve atención a algo remotamente fundado en hechos, aparte de la psicología de los que buscan sus servicios, sería ridículo si no fuera terriblemente engañoso. Debido a la precedencia de los equinoccios durante los siglos, los planetas ni siquiera están en las supuestas “casas” donde estaban ubicados años atrás, cuando los signos fueron establecidos. Sus supuestas lecturas ni siquiera se basan en el estado actual de los objetos, de los que dependen las lecturas, según afirman.

Pero es peor, mucho peor. Ni una prueba de astrología o sus variantes, ni una sola, dirigida apropiadamente, con prueba doble-ciego, jamás ha dado la más leve indicación de que podría haber alguna correlación genuina entre las posiciones o movimientos de los planetas y las características de los seres humanos.

Por qué el Wall Street Journal informa sobre la reacción de los astrólogos a un asunto de genuina incumbencia científica está fuera de mi comprensión. Conectarlos con la reclasificación de los planetas es sugerir que de algún modo que lo que hacen está relacionado de alguna forma con la ciencia. Nada podría estar más lejos de la verdad, y el Journal debería avergonzarse de contribuir a esta continuada confusión.

Rick, también noté la degradación de Plutón a la categoría de “planeta enano”, y aparte de una exclamación ahogada, tuve poca reacción seria. Después de todo, la Unión Astronómica Internacional se reunió para tomar esta decisión, y cualquier cuerpo que haya decidido en su sabiduría ponerle mi nombre a un asteroide, no puede ponerse en duda. (Es el planeta menor antes conocido como Asteroide 3163/1981QM C, ahora conocido como Asteroide 3163 Randi” -en caso de que lo hayan olvidado.)

Una buena herramienta para usar

Échenle un vistazo a un artículo de Max Fagin que apareció recientemente en los Resúmenes Escépticos de CSICOP. Puede ser un enfoque que pueden usar para explicar y / o resolver la extraña situación en la que una persona conocida inteligente exhibe una aceptación de creencias irracionales. Las experiencias personales de Max con este problema revelan las variadas vueltas y torsiones que ustedes pueden encontrar cuando traten de llegar al estimulado devoto de lo fantasioso. No es la Gran Solución al enigma, pero sin duda le da al lector una advertencia de lo que puede encontrar en la mente del Verdadero Creyente. Pueden encontrarlo en http://www.csicop.org/sb/2006-06/predictions.html. Generosamente suministrado por Barry Karr.

Galimatías adicionales

El lector Paul C. Anagnostopoulos, fiel de larga data, con referencia al artículo de la semana pasada, nos suministra su propia cita hilarante favorita de Guattari, en sus “Caósmosis”, cuyo título es, en sí mismo, una risita menor. Escribe Guattari:

Podemos ver con claridad que no hay correspondencia biunívoca entre los enlaces de significado lineal o archiescritura, dependiendo del autor, y estas catálisis multireferenciales maquinistas. La simetría de escala, la transversalidad, el carácter medial no-discursivo de su expansión: todas estas dimensiones nos retiran de la lógica del medio excluido y nos refuerzan en nuestro alejamiento del binarismo ontológico que criticamos antes. Un montaje maquinista, a través de sus diversos componentes, extrae su coherencia al cruzar umbrales ontológicos, umbrales no lineales de irreversibilidad, umbrales ontológicos y filogenéticos, umbrales creativos de heterogénesis y autopoiesis. La noción de la escala necesita ser ampliada para considerar las simetrías fractales en términos ontológicos.

Tengan en mente que esta jerga china intenta en realidad ser el trabajo serio de un verdadero científico, amigos. ¿Pueden imaginar en qué enredado puede meterse cuando este pobre hombre trate de hacer un simple pedido? Apostaré a que puede superar esta versión post-moderna -que he creado- de “Por favor, páseme la sal”:

Si su factor de satisfacción es cubierto con suficiencia, me sentiría complacido por su final transferencia temporal, mecánicamente implementada y digital (“mano”, como referencia) del observado y señalado recipiente de natrum muriaticum, en mi dirección.

¡Hey, no estuvo malo en absoluto! Es poco claro, embarrado, exagerado, y complicado. ¿Tal vez puedo decir ahora que soy un verdadero científico…?

Escéptico en la Casa

Una vez en 1991 grabé una serie para la Granada TV en sus estudios de Manchester. Estaba titulada, “James Randi - Investigador psíquico”. Para un episodio, invité a participar a las muy populares estrellas de TV Stephen Fry y Hugh Laurie. Ambos son tipos muy sensatos que ridiculizan lo paranormal y lo sobrenatural de la misma manera que yo. Vayan a http://www.youtube.com/watch?v=ZOi1Jj11fo4 donde verán un sketch muy ingenioso en el que Hugh Laurie pide muy bien en préstamo el fraseo de una presentación de Geller para retratar una típica sesión de predicciones “psíquicas”, mientras es entrevistado por Stephen Fry.

Los tres, Fry, Laurie y yo, nos alojábamos en el Holiday Inn de Manchester durante la producción de la serie. Una noche, sonó la alarma de incendios y más o menos mil pasajeros del hotel salimos en tropel hacia las calles vestidos con batas de baño blancas, y todos se veían como si el senado romano se hubiera reunido afuera y tarde por la noche. Bien, Fry y Laurie fueron reconocidos rápidamente por la multitud, aunque yo pasé inadvertido. Mi serie todavía no había empezado a atacar al público del Reino Unido. En todo caso, los tres terminamos haciendo un poco de “presentaciones” justo allí en la calle. No hubo ninguna llamada a escena -ninguna cortina, se entiende- y hubo poco tiempo para reverencias o aplausos.

Actualmente, Hugh Laurie está enloqueciendo al público estadounidense con su serie de TV, “House”, la historia de un muy irreverente y mordaz experto en hacer diagnósticos médicos -el Dr. Gregory House- y preveo toda clase de premios para esta serie y para el actor Laurie. En todo caso, el lector Brian Miller nos provee con algunas citas del guión de “House”:

Si uno habla con Dios, es religioso. Si Dios le habla a uno, es sicótico.

Fe; es otra palabra para ignorancia, ¿verdad? Nunca he comprendido cómo puede la gente estar tan orgullosa de creer en algo sin pruebas en absoluto, como si fuera un logro.

Temo por la raza humana. Un adolescente afirma ser la voz de Dios y gente con certificados de estudios superiores le escuchan.

Pueden ver mucho más de esta interesante serie, además los miércoles a las 8:30 p.m. en Fox-TV, en http://www.tv.com/house/show/22374/summary.html. En todo caso, pueden ver que Hugh Laurie y yo coincidimos bastante bien en una filosofía básica.

¿Cree él en realidad?

En http://www.randi.org/jr/032803.html relaté una noticia sobre un pez que estaba enviando mensajes apocalípticos a cualquiera que lo escuchara. Bien, parece que el informe fue leído y creído por el Rey de lo Fantasioso, Uri Geller, que en estos días consigue todo el espacio en los medios haciendo comentarios inútiles que la prensa popular no puede dejar pasar. Sí, Uri nos insta a aceptar estatuas de vírgenes que lloran / sangran, pescados conversadores, y estatuas que beben leche. Dice:

Creo que en un mundo cínico y escéptico, los postes indicadores para el alma humana deben ser luminosos e inconfundibles. Las pistas sutiles pasan inadvertidas para el alma. El mensaje tiene que ser entregado en chillonas mayúsculas y gritado a través de un megáfono. Si los mensajes a través de un pez parecen una manera excéntrica de Dios para comunicarse, es importante recordar que la inteligencia superior ha estado intentando comunicarse con nosotros durante miles de años a través de medios más convencionales y moderados, como los libros. De modo que un pez es un excelente altavoz para una lectura de la Torah.

Ah, eso lo aclara para todos nosotros. Debo admitir, me tuvo perplejo.

(Ahora, la pregunta candente aquí es si Geller en realidad cree en este viaje a la fantasía juvenil, o no. Yo votaría por “No”, porque es obvio que está rascando desesperadamente cada puerta, tratando de mantenerse a la vista. Es bastante inteligente para tener algo de juicio, pero es bastante astuto para promover esa fantasía porque sabe que le proveerá una línea o dos en los medios de comunicación. Es mi opinión, por supuesto.)

Aunque sospecho que podría ser ilegal -y es sin duda descortés- apoyar a los tontos en sus ilusiones, la escritora Irene Thompson, cuyo libro “Es un milagro” se publica este mes, cree que estos eventos de revelaciones se vuelven cada vez más adecuados a las necesidades de la gente corriente. Escribe:

No son sólo experiencias raras, dramáticas, bíblicas y que cambian la vida, es más posible que les sucedan a personas corrientes en su vida cotidiana. Por lo general, no hay una explicación lógica de por qué ha ocurrido un milagro, fue salvada una vida o se curó un paciente. Incluso si una explicación puede atribuirlo a fenómenos naturales, el ritmo y la combinación de factores que influyen en el milagro sugieren la intervención de Dios o de un poder más alto.

La Sra. Thompson, notarán, satisface los requisitos de una escritora fantasiosa. De manera automática incluye la fe en una deidad, asevera que no hay ninguna otra explicación para los milagros alegados, y dice que sólo los informes de los milagros establecen que en realidad ocurrieron. Podría ser un nuevo nivel de credulidad a imitar por otros escritores. Sin duda, vende libros.

GANESH

¡Estáaaaaa de vuelta!

Actualmente, estas maravillas están a nuestro alrededor. Cientos de miles de devotos volvieron en manada a los templos en el norte de India este último mes, cuando se difundió la noticia de que -otra vez- las estatuas de un dios hindú con cabeza de elefante llamado Ganesh estaban bebiendo leche. Vean http://www.randi.org/jr/080202.html para un relato previo de este milagro. Recientemente, una mujer embarazada descubrió a Jesús observando al bebé en su vientre durante un rutinario examen de ultrasonido. Al parecer tenía tiempo para dedicar a esta tarea, ignorando a las monjas que se ahogaron en el Mediterráneo. Unas inscripciones y unos símbolos religiosos fueron encontrados dentro de verduras recientemente cortadas. Una Virgen Bendita fue descubierta en un charco mexicano, y a través de un rascacielos de Florida, e incluso en un cuero de cerdo en un bar. Desde Australia Occidental hasta España, las estatuas han llorado lágrimas perfumadas o, aun más dramáticamente, ríos de sangre; aunque las muestras de la sangre a menudo resultan como de un donador masculino, se ofrece la justificación de que es la sangre del hijo de María, vean. En Pittsburgh, la imagen de Jesús ha aparecido en un reciente examen de resonancia magnética del cuerpo de una mujer. Y otra mujer ha descubierto una escena entera de la crucifixión en una radiografía de su espina dorsal.

Escriban eso como “cruci-ficción”.

De modo que Geller y Thompson, así como millones de ciegos creyentes, descubren símbolos sagrados, caras, e incluso dioses, en todas las cosas, desde vegetales hasta exámenes médicos.

Y el mundo gira…

En conclusión…

Nuestro crucero Triángulo de las Bermudas tuvo un cambio del itinerario por la actual alarma de huracán, pero todos parecen estar felices. Tuve esta columna semanal completa y en línea con la cooperación de Jeff Wagg y algunos otros…

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus