La cubertería sensible; Quebec se traga un timo; Curación remota de las mascotas; Otro Fin del Mundo; Milagroso orador; Licencia perdida; Otro nuevo fan; Mi ignorancia al descubierto; Más sobre el Limbo; ¿En Conclusión?

La cubertería sensible

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20lloyd.jpg

Discutiamos la semana pasada las afirmaciones de Peter B. Lloyd (Véase http://www.peterblloyd.org/), uno de los componentes del grupo Coppens / Lloyd / Osborn / Pilkington / Sarfatti, admiradores del prestidigitador Uri Geller, a la vez que de todo tipo de conceptos extravagantes y filosofías exóticas. A veces se acuerdan de mi en sus ocasionales periodos de lucidez. En el mensaje que me reenviaron la semana pasada, bajo el encabezado: “Doblar cucharas/telequinesis”, Peter B. Lloyd escribe (El texto a continuación es sólo un extracto):

Aunque mi colega Susan Waitt me avisó de que llevara una cuchara a nuestro encuentro [con Uri Geller], me daba la sensación que era un poco pasado de moda. Después de todo, se han doblado ya multitud de cucharillas telequinéticamente, y el mismo acto de doblarlas se ha convertido en un tópico habitual en la cultura popular (por ejemplo, la escena en la película Matrix, donde su pupilo doblador de cucharas le dice a Neo que “no hay cuchara”). Así que imaginé que Uri estaría mortalmente aburrido de doblar cucharillas, y que preferiría no tener que doblar ninguna más. Así que me sorprendió cuando lo hizo voluntariamente. Nunca lo había visto tan de cerca. Seguramente la última vez que vi este fenómeno fue por televisión, en la década de los setenta.

¡Lloyd parece realmente sorprendido de que Geller, que prácticamente sólo se sabe ese truco, se ofreciera para doblar la cucharilla! ¡A mi me habría sorprendido que no lo hiciera! Esa actuación es la base de su espectáculo, poco más tiene para ofrecer. A continuación, Lloyd se pregunta donde se podría encontrar una base para la ciencia de los fenómenos psíquicos:

Incluso la teoría [de Jack Sarfatti] sólo puede abarcar una parte del problema. Si se me permite usar una analogía con el mundo de la informática, debe de haber al menos dos niveles superpuestos en lo que respecta a los fenómenos psi. Un “nivel físico”, que permitiría que la señal viajara desde una mente consciente, que actúa como agente, hasta otra que actué como objetivo, o viceversa, y un “nivel de aplicación” que define el significado semántico de la señal. En la demostración que todos pudimos ver en casa de Uri, (A) una señal de algún tipo viajó de alguna manera desde la mente de Uri hasta la cuchara -un trabajo a nivel físico- y (B) la cuchara interpretó dicha señal doblándose a un ritmo constante hasta alcanzar un ángulo recto -este trabajo realizado a nivel de aplicación.

Atención a la frase: ¿”la cuchara interpretó dicha señal doblándose”? Esta gente ha visto demasiadas películas de efectos especiales. O sea que ahora sus cucharas ejecutan procesos mentales y poseen libre albedrío. En cualquier caso, si de verdad crees en las diabólicas fuerzas ignotas detrás de los estudios de Hollywood, estas filmaron Matrix ¿Para informar, o por el contrario, para confundir? Sólo puedes elegir una. Además, las cucharillas también pueden bailar y escribir poesía. ¿Qué fuma esta gente? El señor Lloyd escribe a continuación:

Se puede hacer una analogía con Internet. Desde la perspectiva del usuario, funciona automágicamente; escribes un correo electrónico, pulsas “ENVIAR” y el mensaje aparece en la pantalla del destinatario. Pero, ente bambalinas, hay un nivel físico compuesto por cables, conexiones inalámbricas e incluso satélites, que transportan en mensaje desde el punto A al punto B. Encima de todo ello, reside el nivel de aplicación, que es donde está el cliente de correo electrónico que muestra y almacena los correos (En Internet hay otros cinco niveles: nivel de enlace, nivel de red, nivel de transporte, nivel de sesión y nivel de transporte. El que estos niveles tengan alguna correspondencia con los niveles intermedios que podamos encontrar en los fenómenos psíquicos se me escapa)

Nota del traductor: No es lo único que se le escapa. Soy ingeniero informático, y casi se me caen los ojos de las cuencas cuando traducía el párrafo anterior. Obviamente ha leído algún texto de introducción al tema sin entenderlo demasiado.

De acuerdo, Jack es un físico, interesado sobre todo en el nivel físico de los fenómenos psi. Pero desde el punto de vista de un desarrollador de software, me intriga lo que llamaré “nivel de aplicación” psi.

En otras palabras, incluso cuando las señales lleguen a la cuchara desde la mente de Uri (mediante las señales no localizada de Jack, o por cualquier otra vía), cómo infiernos sabe la cuchara qué es lo que debe hacer con la señal?

Señor Lloyd, aunque admito claramente que soy profundamente ignorante en lo que respecta a cómo funciona Internet, nunca he considerado, ni siquiera por un breve instante, que tenga nada que ver con la magia. Sir Arthur C. Clarke dijo una vez, y con bastante sabiduría: “Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Esto implica, en cualquier caso, que el observador sea incapaz de aceptar o admitir que, sencillamente, no entiende esa tecnología; que ignora los hechos, sistemas y herramientas que pueden estar implicadas en los resultados observados. Simplemente, no procede asumir que toda tecnología no identificada es realmente magia.

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20jacob.jpg

Debemos preguntarnos si alguno de los presentes en el grupo que asistió a la demostración del señor Geller tenía alguna experiencia en trucos de magia o ilusionismo. No me refiero a lo mejor o peor que pueden hacer algún truco de cartas, sino a si poseen un buen conocimiento de las técnicas físicas y psicológicas usadas por los ilusionistas o prestidigitadores (Prefiero estos términos antes que “magos”) para realizar su “suficientemente avanzada tecnología”. Les pediría que se sentaran conmigo y viéramos juntos una actuación de Penn & Teller, que tomaran notas, y que después me explicaran cómo se hicieran cada una de las aparentes maravillas realizadas. de hecho, les desafío ahora a explicarme -sin recurrir a la tienda de magia e ilusionismo más cercana para que se los explique- cómo hace Jacob Spinney para realizar la proeza que pueden ver en este vídeo: http://www.randi.org/images/081304-ForkBend.mpg. Estoy muy interesado en que me envíen sos cuidados análisis científicos.

Esta gente ha asumido que: (1) es imposible que puedan ser engañados por un prestidigitador habilidoso, y/o (2) que durante la reunión, Uri Geller no los engaño usando trucos de ilusionismo. En realidad, cualquiera de las dos presunciones puede ser falsa, pero ellos han decidido que al menos una _no_ lo es. Y esta es una decisión puramente personal, tomada sin la información necesaria, dado que no son expertos en la materia. Lo que ellos vieron en esa presentación es, en su ignorancia, “indistinguible de la magia”.

Y de nuevo tenemos, en la última frase de la cita anterior, la afirmación de que las cucharillas tienen autoconciencia y libre albedrío, y que pueden obedecer órdenes. Volvamos a estas mal digeridas reflexiones:

Estaba muy interesado por las explicaciones de Uri de que (a) la cuchara continua doblándose después de que se haya iniciado la acción, algo que todos pudimos presenciar, (b) la cuchara siempre se dobla en ángulo recto y (c) siempre parece doblarse a la misma velocidad; no oscila ni se balancea. Es como si se estuviera ejecutándose un paquete preprogramada en respuesta a la señal mental de Uri. Por lo que puedo concluir de los comentarios de Uri, este no tiene ningún control sobre los detalles del proceso. Parecía tan sorprendido como cualquiera de nosotros de que el doblez fuera siempre de 90 grados. Esto me hace pensar que las especificaciones del proceso no están incluidas en el mensaje transmitido, sino predefinidas en la cuchara.

¡Esta gente realmente se creen absolutamente todo lo que Geller les diga! No se cuestionan absolutamente nada, aunque desafíe todo aquello que sepan del mundo real, e incluso simpatizan con su aparente perplejidad antes sus fabulosos poderes. ¿Se pueden imaginar las risas que se habrán oído en el comedor de Geller, después de haberse ido estas “eminencias”? Debía ser un escándalo. Pero regresemos con el señor Lloyd, que sigue haciéndose preguntas cada vez más tontas, más aun de las que hubiéramos imaginado posibles en una persona que suponemos capaz de realizar las cuatro operaciones básicas y de atarse el mismo los cordones de los zapatos:

¿Pero por qué posee una simple cucharilla la capacidad intelectual necesaria para saber que debe doblarse exactamente 90 grados a una velocidad uniforme, al recibir una determinada señal? Creo que, para poder tener una oportunidad de responder a estos interrogantes, necesitamos una nueva teoría, fundamentalmente diferente de la convencional.

Si, Peter, claro que la necesitas. Las viejas teorías convencionales nos dicen que una cuchara es un nada inteligente objeto de metal, incapaz de pensar por si mismo, y que los prestidigitadores son perfectamente capaces de engañar a científicos presuntuosos simplemente usando sus dedos. Y tu nos dices que es la hora de librarnos de esta molesta percepción de la realidad, que juntemos nuestras manos y vayamos en pos del Camino de las Ladrillos Dorados. Y, por favor, intenten ignorar a ese Hombre Detrás De La Cortina, si son tan amables…

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20matrix.jpg

En este momento de su extravagante discurso, el señor Lloyd especula con que el mundo podría ser esencialmente una realidad virtual, al estilo de _Matrix_. Lo compara con el mapa del mundo de la doctrina Vedanta, que fue presentada por Adi Shankara en el siglo octavo. Así de avanzados son sus conocimientos. Y sigue:

En principio, deberíamos ser capaces de hacer ingeniería inversa sobre esta simulación, y descubrir la arquitectura del software en que estamos inmersos. Un punto de partida plausible podría ser el asumir que esta RV global [Realidad Virtual a lo Matrix] es un sistema orientado a objetos. Cada objeto material que tenemos a nuestro alrededor -cada mesa, silla o cucharilla- se corresponde con un objeto software, es decir, una estructura encapsulada de datos y métodos. Estos objetos se comunican entre si mediante una serie de mensajes predefinidos. Un mensaje se referirá a un determinado método, y el objeto receptor contendrá la inteligencia necesaria para saber que ejecutar en respuesta a cada mensaje que reciba. En el caso de la cuchara de Uri, esta ya sabe que debe doblarse en ángulo recto, porque así lo dicta su método interno, y el mensaje enviado por la mente de Uri sólo actúa como un disparador de dicho método.

Perfecto. Ahora tenemos no solo cucharas, sino también mesas y sillas inteligentes y comunicándose entre si. No se ustedes pero yo ya apenas puedo seguir. ¿Pueden imaginarse que clase de vida lleva esta gente, siempre esquivando e intentando no ver al Hombre Detrás De La Cortina.

Este enfoque de los fenómenos psi nos proporciona un entorno teórico para la visión remota. Por ejemplo, al ver un objeto remotamente, digamos una mesa en un cuarto contiguo, ves el objeto como si lo estuviera viendo físicamente, como si lo vieras a través de una lente. Solo que no hay ninguna lente, así que tampoco hay una imagen que ver, ni tampoco un receptor con las características espectrales de la retina humana. Así que hay algo en el receptor que es capaz de reconstruir la imagen como si el ojo estuviera allí. ¿Qué es ese “algo”? Bien, si el mundo que nos rodea es una construcción a lo Matrix, entonces cuando vemos una mesa, en realidad hay un objeto software ejecutando una simulación física de una mesa. Y ese objeto posee un método predefinido para representar una imagen de cómo se vería la mesa por un observador externo, colocado en una determinada posición.

Señor Lloyd, toda esta teoría suya se basa en la presunción de que la visión remota existe. En caso contrario, todo serían palabras en el viento, ¿No? Le sugiero que intente realizar alguna visión remota para el JREF, y llevarse por fin ese millón de dolares que llevamos tanto tiempo intentado entregar. O Bien conseguir a alguien que lo haga, cómo por ejemplo el propio Geller. ¡Oh! Lo siento, parece que acabo de molestar al Hombre Detrás De La Cortina. ¡Shhh!

Señores, les dejo ahora leer los últimos párrafos de esta farsa horripilante de Sarfatti. Cuando acaben, pueden volver al mundo real por el procedimiento de lavarse la cara y abrazar a un bebe o a una mascota. Funciona siempre, y todos seguirán estando allí al acabar. Lloyd y compañía seguirán salivando sobre su mundo Matrix mucho después de que ustedes hayan dejado atrás estos delirios.

Saqué brevemente el tema de los mecanismos del doblamiento de cucharas en nuestra reunión con Uri, pero básicamente su perspectiva es la de un usuario de los fenómenos psi, más que la de un científico intentando entender el funcionamiento de los mismos. Simplemente recrea en su mente la sensación de la cuchara doblándose, y algo pasa. Parece, por tanto, que su mente consciente no está involucrada en los detalles internos del fenómeno.

También le pregunté porqué necesitaba frotar la cucharilla, y porqué funcionada mejor cerca de la escultura de Salvador Dalí. Según entendí por su respuesta, tanto el frotamiento como el situarse cerca de la estatua consisten básicamente en un ritual para facilitar la actividad psicológica de enviar el mensaje a la cuchara.

Algo que hablé con Jack en París, pero que olvidé preguntar a Uri, es la forma de adquirir poderes telequinéticos. Existe aquí un problema análogo al que se le plante a un recién nacido para usar su propio cuerpo. El bebé empieza como una mente recién creada, encerrada dentro de un cráneo en la oscuridad, y cuyo único mecanismo de comunicación con el mundo externo consiste en las señales que vienen y van por sus fibras nerviosas. Al principio, no tiene ni idea de lo que hace o deja de hacer cada nervio, así que no tiene prácticamente ningún control sobre sus extremidades. El bebe mueve sus brazos y sus piernas al azar. De forma gradual, va descubriendo que ciertos nervios están conectados, por ejemplo, a la mano, y que un determinado patrón de estímulos en esos nervios provocan que la mano se cierre, mientras que otro provocan que se abra.

El mismo proceso debe de ocurrir con la telequinesis. El cerebro debe aprender a percibir la retroalimentación producida por el envió de determinadas señales a la cuchara. Una pregunta interesante sería como hace la mente para empezar a trasmitir estas señales, y porqué es tan infrecuente obtener éxito en el dominio de estas técnicas.

¡Shhhhh!

Quebec se traga un timo

Anne Mussar, una lectora de Ottawa, Ontario, en Canadá, nos informa que la empresa Econoco Inc. con sede en Prevost, Quebec, cerca de Montreal, ha recibido una sanción que le impide seguir vendiendo un fraudulento “ahorrador de gasolina”, un artefacto que prometía, y no cumplía, reducir el consumo de energía de los automóviles. Sin duda, un paso adelante. Desgraciadamente, este paso sólo se ha dado después de que una agencia federal se gastara una pasta gansa en equipar su flota de vehículos con este cacharro (A 750 US$ la unidad) y proclamara orgullosamente que estaba contribuyendo al plan federal para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

La compañía promocionaba su estafa anunciándola como un artefacto que, una vez conectado al automóvil, produciría un ahorro de “al menos un 10 por ciento”, eliminaría emisiones e incluso mejoraría el rendimiento general del motor. Este tipo de afirmaciones son muy habituales, y su sola presencia debería haber alertado a cualquier agencia de la naturaleza fraudulenta del dispositivo; especialmente considerando que existe literalmente centenares de artefactos similares, disponibles para cualquier crédulo en todo el mundo.

Pero la promoción y publicidad de Econoco fue suficiente para convencer al Departamento de Desarrollo Económico de la Región de Quebec (Canadá Economic Development for Quebec Regions) de dotar a su flota de vehículos con el dispositivo, a pesar de que en realidad no existía evidencia alguna que apoyara esas extraordinarias afirmaciones. Obviamente, las autoridades buscaban desesperadamente maneras de reducir las emisiones y de recortar gastos en el consumo de carburante, de forma que eligieron aceptar todas las afirmaciones, por extravagantes que fueran, hachas por Econoco. Lo que hace todo este asunto aun más embarazoso para esta agencia es que en un boletín informativo sobre medio ambiente de Canadá, publicado en el año 2004, ¡se les dio una mención honorífica por el aporte hecho en la reducción de combustible logrado gracias a este truculento artefacto! Aun peor es que ocho de los coches de la agencia continúan con el “ahorrador de gasolina” instalado. ¿Qué hay que hacer para que a esta gente aprenda la lección?

De los 1.900 dispositivos vendidos en Canadá, la mayoría lo fue en la región de Quebec. Econoco está obligada ahora a publicar en los periódicos anuncios en los que informe a sus clientes de que el producto es una farsa, y pagar una multa de 15.000 US$. ¡Guau! ¿Este es el castigo? Estoy seguro de que Econoco estará muy contenta con el. Veamos: Vendemos por valor de un par de millones de euros, luego, acordamos retirarnos del negocio, pagamos una penalización, que no llega ni a un 1 por ciento de lo facturado, y después nos vamos. ¡A mi me parece un buen negocio!

Curación remota de las mascotas

Jeff Salzmann, de Lancaster, Nueva York, nos informa:

Quizás esté equivocado. Quizá hubiera sido mejor que no estudiara ciencias puras, y especialmente tantas matemáticas. Quizás debería haberme puesto a curar mascotas por teléfono y, posteriormente, por Internet. La siguiente conversación hace que me replantee tantas cosas: http://tinyurl.com/nrn8e

Este viernes llevamos a nuestro perro Sushi a un veterinario holístico situado a casi 50 kilómetros de casa. Tenía un problema de hígado (El perro, no el veterinario) y habíamos empezado un tratamiento con bromuro de potasio para la epilepsia. Mi madre vino con nosotros en este viaje, y menudo viaje resulto ser. Pensaba que iba a ser como cualquier otra visita sobre medicina alternativa y nutrición. ¡Nada de eso! No fue así en absoluto. El veterinario empezó con una comprobaciones musculares, unas pruebas que ya había vista hacer antes, y antes de terminar lo dejó y empezó a hablarnos de la ausencia de vitaminas en la dieta. Esta era la razón de la enfermedad del perro. Al final, nos dio una relación de todos los órganos que tenían virus, así como de los nutrientes que necesitaba tomar el perro para curarse.

Teníamos tres formas distintas de administrar estas vitaminas:

  1. En forma de cápsulas.
  2. Enviando a Sushi un correo electrónico, que escucharía durante una media hora. Recibiría la cura a través de Internet. No es broma.
  3. Ellos tomarían una muestra de pelo de Sushi, le harían una fotografía y trasmitirían las vitaminas mediante Internet a donde quiera que estuviera el perro. ¡Yupi!

Mi padre alucinó y se fue con el perro. Mi madre y yo nos quedamos y empezamos un debate acerca de cómo podía funcionar aquello. ¿Dónde estaba la lógica? Lo compararon con la televisión en Color. Así que miramos las páginas web de este, ejem, veterinario … y encontramos varias rarezas que citamos a continuación:

El servicio veterinario de Cache Creek

ATENCIÓN: Aunque usted resida lejos de Woodland, California, seguramente podamos ayudarle utilizando las técnicas de diagnóstico telefónico que hemos ido desarrollando durante años. Si tiene interés en aprender más detalles del diagnóstico telefónico, simplemente pulse en el teléfono [Cuyo enlace viene a continuación]: http://www.yolodirect.com/ccv/page15.html

Si, sabemos que parece extraño. Sin embargo, hemos conseguido realizar un análisis completo de deficiencias nutricionales por teléfono. Podemos detectar y eliminar “alergias” durante años ¡mediante el teléfono!

Lo que hemos descubierto es que las pruebas de Análisis de Contacto Reflejo (CRA - Contact Reflex Analysis) dependen de una clase de energía que puede ser conducida por el metal. Un amigo nuestro, que tiene un montón de letras después de su nombre (Doctorado en psicología y Master en nutrición), insistió durante mucho tiempo, y finalmente logró convencernos para hacer el diagnóstico por teléfono. Nos decía “Debería funcionar”. Y tenía razón. Desde entonces hemos estado tratando a pacientes muy alejados de nuestro hogar y oficina aquí, en Woodland, California. Aunque la mayoría está en California, tenemos clientes en Canadá, en todo el territorio de los Estado Unidos de América, en Europa e incluso en Israel. Podemos ahorrarles a nuestros clientes y a sus mascotas la molestia de tener que acercarse aquí. ¿Les parece extraño? ¡Eso esperamos! (en caso contrario, tendríamos que poner en duda su capacidad racional). Desde luego, no pensábamos que era algo que acabaríamos haciendo [Supongo que con esto se refieren a estafar a sus clientes]. El caso es que algo que empezamos a probar para beneficiar a clientes que estaban a 30 kilómetros ha terminado trayéndonos clientes situados a miles de kilómetros.

El día de la cita, debe mantener al animal dentro de una jaula de metal (o en una caja de plástico con papel de aluminio en el suelo que termine debajo de la parte delantera, debajo de la puerta). Después de indicarnos la información de su tarjeta de crédito, procederemos al examen. Debe colocar el teléfono en contacto con la jaula de metal o con el papel de aluminio que sobresalga, y nosotros haremos el resto.

Los Teléfono celulares o móviles pueden conectarse directamente a las bridas de los caballos, etc…

Gracias por esta fantástica web y por los comentarios. ¡Sigue haciendo tan buen trabajo!

Otro Fin del Mundo

http://www.randi.org/images/commentary/200610/202012.jpg

¿Han oído hablar del nuevo pánico que recorre las filas de los aficionados a las catástrofes? Lo llaman el cambio de ciclo del año 2012. Lo cosa es así: como el calendario Maya actual consiste en ciclos sucesivos, y dado que el ciclo actual abarca desde el año 3.113 A.C. hasta el 2.012 D.C., los catastrofistas ha decidido que en este último año se producirá un eclipse total del tiempo, y que nuestra especie entrara en la posthistoria (Lo siento, yo sólo informo del asunto, no me pidan que lo explique).

Uno de los creadores de esta teoría, Patrick Geryl, nos explica con mayor detalle qué va a pasar en el 2012:

Enormes terremotos y olas de alturas kilométricas atormentarán la superficie de la Tierra. Simultáneamente, los polos de la tierra cambiarán. En cuestión de horas, la corteza de la Tierra se desplazará miles de kilómetros. En ese corto periodo de tiempo, tanto los Estados Unidos de América como Europa quedarán completamente destruidos.

A lo largo y ancho de todo el planeta se producirán miles de millones de accidentes; sólo unos pocos seres humanos tendrán alguna oportunidad de sobrevivir. Estos son los horribles hechos. ¿Cómo sobrevivir a este Armageddon, a este escenario definitivo del fin de los tiempos?

¿Necesito añadir que Patrick les dice a sus lectores lo que deben hacer? ¿Les suena el nombre de Noé? Oye, si funcionó una vez, ¿Por qué no una segunda? Yo lo leí en otro libro…

Dado que estos cabezas de chorlito insisten en que “todas las predicciones” hechas por el calendario Maya han sido confirmadas -signifique esto lo que signifique- y que el planeta Tierra “entrará en sincronía con el Universo en el año 2012 D.C.”, no es de extrañar que Amazon.com (¡Qué apropiado!) disponga de más de 100 libros sobre el tema, con títulos como “El día del Juicio Final 2012” y “2012: Tienes una oportunidad”. Por toda la superficie de nuestro desahuciado planeta se están convocando “conferencias espirituales”. En Nuevo Méjico, de forma nada sorprendente, los chiflados se acumulan en el “Simposio de la Ascensión 2012”, que promete “ofrecer consuelo global a la humanidad y cambiar la conciencia del mundo”. El autor de panfletos esotéricos Geoff Stray está realizando una serie de conferencias sobre el 2012 durante el 2006 y el 2007, incluyendo una en la conferencia sobre ovnis que se organizará en Nevada en febrero, y una “conferencia de curación” en Jericó, Cisjordania, en mayo. Suponemos que Geoff estará impaciente por gastar el dinero que gane con estas conferencias, que dentro de unos cuantos años será completamente inútil.

En realidad, es cierto que se aproxima una alineación astronómica inusual, tan rara que sólo ocurre una vez cada 870 años. El Sol realizará su paso anual a través del ecuador celeste el mismo día del solsticio de invierno. Al parecer esto altera bastante a nuestros muchachos. Aunque hay literalmente miles de eventos astronómicos igual de raros para elegir, un “investigador” Belga afirma que esta coincidencia disparará

…Una inversión en el campo magnético del Sol, lo que hará que incremente su temperatura entre 10 y 20 veces, y dará la vuelta a la rotación de la Tierra sobre su propio eje e inundará a su habitantes.

La verdad es que estoy bastante tranquilo sobre esta nueva catástrofe, como lo estuve del otro centenar o así de veces que los agoreros de la destrucción nos han prometido un desastre. Me preocupa mucho más las próximas elecciones en los Estados Unidos de América que las ideas de los largo tiempo extintos Mayas, aun cuando sus logros en matemáticas y en astronomía siguen despertando mi admiración.

Milagroso orador

No hay duda de que en la actualidad la curación espiritual es, de lejos, el remedio alternativo más practicado. La evidencia a su favor, sin embargo, sigue ausente.

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20walach.jpg

¿De verdad? El profesor Harald Walach, un psicólogo de la Universidad de Northampton, Reino Unido, opina lo siguiente:

Debemos tomarnos este fenómeno [la curación espiritual] en serio aun cuando no la entendamos. Ignorarlo sería anticientífico. Nuestros trabajos demuestran que existe un efecto significativo.

Al parecer, Walach cree que puede demostrar que la oración y la curación espiritual no son simples chorradas, después de todo. Parece pensar que los científicos y médicos de verdad simplemente han asumido que estas cosas no funcionan. No es así, profesor. No hay ninguna suposición: simplemente han comprobado que no funciona. Los amplios y detallados estudios realizados para determinar el efecto de la oración sobre la enfermedad han fracaso estrepitosamente.

El profesor Peter Fenwick, consultor de neuro-psiquiatría en el King’s College de Londres, salta en medio de la controversia y ofrece cuatro posibilidades que pueden explicar los informes de efectos positivos de las oraciones:

  1. Fraude
  2. Los investigadores están equivocados
  3. Los informes que refutan las curaciones permanecen inéditos
  4. El efecto es real

Fenwick opina que los tres primeros escenarios son “poco probables”. No estoy de acuerdo. Tomémoslos en orden:

1) “Fraude”. El fraude no solo es muy probable, se puede demostrar que ha sido empleado en algunos de los casos más aireados y publicitados. ¿Por qué pasa esto? Porque los experimentadores sufren una presión muy fuerte para obtener resultados positivos. El mundo académico se sustenta en las publicaciones, y en el prestigio que proporcionan. Sólo los resultados positivos suelen ser publicados o publicitados. Los editores de los noticiarios se lanzan sobre cualquier resultado extravagante, especialmente si hay académicos detrás.

2) “Los investigadores están equivocados”. En sus observaciones se aprecian los prejuicios de Fenwick. Se refiere a ellos como “un gran número de investigadores dotados y de talento”, aislándolos así de cualquier crítica o reproche. Recordemos el follón que montaron los investigadores Russell Targ y Hal Puthoff en los 70, cuando creyeron a pie juntillas lo que les decía un prestidigitador que ellos creían dotado de poderes mágicos. Sin duda eran “dotados y de talento”, pero abandonaron su experiencia y su campo de conocimientos en el momento en que en enfrentaron con el saber hacer y las técnicas de manipulación psicológicas de un mago profesional. En la actualidad rechazan todas sus antiguas declaraciones. Los científicos pueden equivocarse, y de hecho lo hacen; son humanos igual que el resto de nosotros.

3) “Los informes que refutan las curaciones permanecen inéditos”. Las editoriales y sus editores, enfrentados a un informe de resultados negativos, para experimentos en los cuales se esperaban resultados positivos, tienden a relegar dichos informes al limbo. Sus clientes/lectores quieres resultados positivos, no fallos. Consideremos además la situación apremiante de los investigadores que aparecen con resultados negativos: es muchísimo más fácil para ellos archivar los resultados. El espectro de la financiación, además, es omnipresente, y obtener fondos para obtener resultados negativos no suele ser tarea fácil.

4) “El efecto es real”. Aquí es donde entra la JREF. Si hay algo de verdad en esto, entonces o bien Walach o Fenwick deberían estar ya optando al premio, y la bola podría empezar a correr. La única pega es que Walach ha llegado a esta conclusión usando la cada vez más extendida técnica de examinar el conjunto de todos los datos relevantes y extrayendo de ellos lo que necesita para llegar a la conclusión que deseaba. Lo siento, pero esto no funciona así. Como he dicho repetidas veces antes, un gran conjunto de datos cuestionables no prueban nada. Para probar algo se necesita un buen conjunto de datos, obtenidos mediante un método experimental adecuado, y capaz de ser replicado por otros.

Mientras tanto, seguiremos esperando ese experimento…

Licencia perdida

Nuestra lectora Catherine Neelon, de Allentown, Pensilvania, ha vuelto. Habíamos leído de ella un comentario la semana pasada, en http://www.randi.org/jr/2006-04/041406schwartz.html#i9. Comentábamos allí el extravagante -incluso para estas páginas- quiropráctico James Burda, quien decía poseer la capacidad de curar a sus clientes mediante unas técnicas bautizadas por el como “Bahlaqeem Vina” y “Bahlaqeem Jaqem”. Inventó estos términos para describir su habilidad de viajar atrás en el tiempo hasta la fecha en que se produjo la herida, y alinear los huesos y las articulaciones usando vibraciones telequinéticas. Seguro.

Bueno, según la señora Neelon, parece que el mundo real finalmente ha alcanzado a Burda:

Quería llamar su atención sobre una reciente noticia que creo podría serles de interés. Por extravagante que sea la medicina quiropráctica, parece que este hombre ha ido demasiado lejos incluso para sus compañeros quiroprácticos. Lean la noticia completa en http://tinyurl.com/yahkc4.

Burda fue acusado de mala praxis médica por cobrar 60 US$ la hora a sus pacientes para curarles sus dolores mediante telepatía, y ha perdido su licencia. Eso si, no se ha explicado porqué la investigación de este chanchullo ha ocupado 15 años. El Consejo de Quiroprácticos del Condado de Ohio ha determinado que se trata de curandería a larga distancia, y que un examen psicológico del acusado ha determinado que esta mentalmente enfermo y que sufre de “ilusiones de grandeza”. ¿Hacía falta un quiropráctico para descubrir esto?

La página web de Burda incluía un “testimonio” de un perro basset hound de 10 años de edad. Con esto acabo.

Otro nuevo fan

Hay dos aspectos en los que las conferencias TAM de los que podemos estar orgullosos. En primer lugar, atraemos a un gran número de personas jóvenes. La mayoría de las organizaciones escépticas, y hay muchas en el mundo, organizan conferencias que suelen ser descritas por la prensa y, sobre todo, por los enemigos del pensamiento crítico, como “un conjunto de viejos”. Hemos de admitir que esto es, desgraciadamente, cierto. Pero los encuentros TAM nos enseñan que los jóvenes aprecian y se benefician de reunirse con el tipo de personas que hemos sido capaces de traer cada año, y esto nos anima bastante. En segundo lugar. incluso un vistazo superficial a la audiencia que asiste al TAM muestra una proporción mucho mayor de mujeres de lo que solía ser habitual en presentaciones de este tipo. Eso nos anima bastante, también.

Hemos leído con alegría una carta muy refrescante enviada por una lectora que sólo se identifica como Geetah. Es una mujer India que lee nuestros comentarios habitualmente, y estas son sus observaciones:

Soy de La India. Me encontré casualmente su página web y la encontré extremadamente interesante. Me alegra haberme topado con con una comunidad de ideas similares a las mías. He sido una escéptica durante años, pero generalmente me guardaba mis ideas para mi, excepto cuando estaba en un reducido círculo de amigos, por miedo a ofender a otras personas (Las ideas radicales provenientes de una mujer se consideran incluso más extravagantes). No obstante, Richard Dawkins me ha inspirado para tener el coraje de ofender, si resulta ser necesario (http://www.randi.org/jr/040805how.html#8). En la India tenemos supersticiones en abundancia, y hay multitudes de hombres-dioses (como se describen a si mismos) que están preparados para hacer pasar por caja a los inocentones que disfrutan revolcándose en su ignorancia. La mayor parte de ellos, cuando se les hacen preguntas incómodas, toman la postura de que el destino lo explica todo. Una especie de mecanismo de defensa, supongo.

La gente no se da cuenta de la sensación de libertad que se siente cuando te das cuenta de que ser una persona sencilla, buena y honesta no tiene nada que ver con la religión. Muchas veces he oído describir a alguien como una persona muy buena, solo porque es temerosa de Dios y acude con frecuencia a la iglesia. Ahora mismo estoy ocupada recurriendo todo vuestro archivo y sorprendiéndome de la cantidad de engaños y estafas que se producen en todo el mundo.

Estoy intentando popularizar vuestro sitio entre mis amigos. También ha planeado confeccionar una lista de supersticiones habituales en la India, así como escribir sobre Nadi josiyam, que afirma que hay antiguas hojas de palmeras escritas con información de todos y cada uno de las personas de todo el mundo, y que pueden se pueden obtener simplemente con una impresión de una huella digital. ¡Siempre me sorprende cuan crédula puede ser la gente! Por favor, incluyelo en tus comentarios si consideras que puede ser pertinente, para que la gente pueda estar prevenida de esta estafa.

Una cita del comentario del 6 de octubre de 2006:

No pasa a menudo que se le presenten tan fácilmente a uno las soluciones a fenómenos aparentemente extraños. Quizá sea solo que tengo suerte en ese aspecto.

Estoy sorprendida. ¿En qué contexto usa la palabra suerte? Espero que sea con el significado de azar. Pero la palabra suerte [1] tiene muchas connotaciones diferentes, así que me sentiría más cómoda si pudiéramos evitar esa palabra y usáramos la mas simple “azar”. ¿Qué opina usted?

Saludos y los mejores deseos de su nueva admiradora india. Siga con su excelente trabajo. Por supuesto, queda mucho por hacer. Sería tan agradable si pudiera ayudar de alguna manera.

Recuerdo un poema de Robert Frost:

Los bosques son deliciosos, oscuros y profundo Pero hice una promesa que debo mantener Y quedan muchas millas antes de poder dormir Y quedan muchas millas antes de poder dormir

Por supuesto, le respondo a Geetha, después de asegurarle que usé la palabra suerte irónicamente.

respondiendo a tus tres preguntas:

  1. ¿Tienen los científicos características comunes que les hacen susceptibles al engaño?

Sí. Piensan lógicamente, basándose en el paradigma de causa-efecto. Un profesional del engaño se preocupa de ofrecer todas la parafernalia, los elementos que cabría esperar por una inferencia lógica, los diferentes aspectos que conllevan a identificar una situación como normal. Después usa una aproximación diferente, una serie de acciones, un escenario que conduce a la víctima a aceptar que las expectativas han sido alcanzadas. Pero no. La conclusión del científico es que la naturaleza (que el sabe perfectamente que nunca cambia las reglas del juego) ha sido de alguna manera abolida. En otras palabras: magia.

Un mago o un timador pueden ser una gran fuente de información. Proporciona grandes cantidades de datos, por inferencia o directamente, pero son datos falsos. Los científicos no están acostumbrados a este escenario. Un electrón o una galaxia no actúan caprichosamente, ni engañan, pero un humano puede hacer ambas cosas.

  1. Para un mago, ¿Los científicos son más difíciles de engañar que la gente corriente? ¿O son más fáciles?

Son bastante más fáciles de engañar, porque piensan como científicos (véase la respuesta anterior) y también porque creen que alguien que no piensa lógicamente nunca podrá engañarles, porque no tiene su mismo nivel intelectual. Piensan que son más inteligentes que un estafador, sin darse cuenta que la capacidad de engañar es el punto fuerte del estafador, su única ocupación.

Un ejemplo. Durante una visita a los famosos Fermi Labs, en las afueras de Chicago, hace ya algunos años, sufrí un pequeño dolor de muelas. Aunque estaba rodeado de doctorados un física, algunos premiados con un Nobel, ni se me ocurrió pedirle a ninguno de ellos un tratamiento, ni tampoco su opinión. Estaría fuera de su campo de trabajo. Cuando regresé a casa, corrí a ver a mi dentista: ella resolvió el problema en un periquete. Pero no le pregunté nada acerca de la física cuántica ni de los fotones.

  1. Si uno estuviera interesado en engañar a los científicos, ¿Qué debería hacer? ¿Qué podrían hacer los científicos para prevenir el engaño?

Actúa con naturalidad, pero dales la oportunidad de interrumpir. Por ejemplo, si estamos haciendo el número del doblado de cucharillas, indícales que la cucharilla es perfectamente normal. Eso les hará examinarla cuidadosamente, por si acaso, e incluso sustituirla por otra, cuando la verdad es que la cucharilla en sí no tienen la más mínima importancia. Estarán tranquilos y relajados, seguros de haber hecho todo lo posible, como científicos, para garantizar la seguridad de la demostración. Más tarde, cuando la cucharilla está doblada, concluirán que la magia era la única manera de hacerlo.

Sir Arthur Clarke dijo una vez (Como ya cité en el artículo principal de esta columna): Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Pero esta observación implica que el observador es incapaz de aceptar o de admitir que no es capaz de entender esa tecnología, que ignora los hechos, herramientas o sistemas que podrían producir los resultados observados. Un científico ignora las mecanismos físicos y psicológicos que usa un mago -prefiero el término “prestidigitador”- para ejecutar su “suficientemente avanzada tecnología”. Asumen que (1) es imposible que puedan ser engañados por un prestidigitador, o que (2) en esa actuación en concreto, el mago, no uso ninguno de sus trucos. En realidad, cualquiera de las dos presunciones puede ser falsa, pero ellos han decidido que al menos una no lo es. Y esta es, pura y simplemente, una decisión arbitraria, dado que no disponen de ninguna experiencia en estos temas. Lo que ellos pueden ver en una demostración hecha por un ilusionista, es indistinguible de la magia.

Para ir preparados, lo mejor que pueden hacer es ir acompañados de un prestidigitador o ilusionista, competente y experimentado, en calidad de consejero.

Por favor, perdona mi uso de dos citas de Clarke en una misma columna. Siempre me estoy refiriendo a el.

Mi ignorancia al descubierto

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20catechism.jpg

La semana pasada teníamos una noticia sobre la futura cancelación del Limbo (Véase http://www.randi.org/jr/2006-10/100613who.html#i3). Parece ser que necesito asistencia en estos asuntos: Judy Wyatt, partiendo de algo llamado el catecismo de Baltimore, ha compilado una serie de reglas que parecen, al menos para mi, las instrucciones de Dragones y Mazmorras:

Las almas de los “justos” que aguardaban en el Limbo la redención de Cristo, ascendieron con el.

Ah, entonces mis idea del tema, todas esas almas anteriores al año 1 apiladas allí, son erróneas. Que alivio. Volvamos al catecismo:

El bautismo es necesario para la salvación, porque sin alma no se puede entrar en los reinos de los cielos. Las personas, como por ejemplo los bebes, que no han cometido ningún crimen y que, sin ser culpables de ello, mueren sin bautizar, no pueden entrar en el cielo. Sin embargo, es creencia común que irán a un lugar similar al Limbo, donde permanecerán libres de sufrimiento, aunque privados de la ventura del cielo.

Espera un momento: ¡Si que pueden! Por un pequeño donativo, se puede adquirir una indulgencia para el chico, es decir, para su sombra, y entonces entra. Esto es lo bueno, siempre hay una manera, si tenemos el talonario de cheques a punto. La señorita Wyatt comenta:

No creo que deba preocuparse por las pobres almas desahuciadas del Purgatorio. Se ha escrito mucho sobre el tema en el catecismo de Baltimore, y se desprende de la lectura del mismo que la Iglesia está mucho mas segura de la existencia del purgatorio que de la del Limbo.

Bueno, no es que eso signifique mucho. Pero dado que los vivos podemos pagar por las “indulgencias” para difuminar las fronteras del purgatorio, el sitio es una auténtica mina, mientras que el Limbo no. ¿Sería una decisión inteligente desmantelar el purgatorio? Veamos que más dice el catecismo:

El Purgatorio es un estadio en el que sufren, durante un tiempo, aquellos que son culpables de un pecado venial (es decir, perdonable), o que no han completado el castigo debido a sus culpas. Se le llama Purgatorio porque en él, las almas son purgadas y purificadas de todos sus defectos. No es, por tanto, un estadio permanente del alma.

Uf, que alivio. Durante un momento estuve preocupado.

Los creyentes en la Tierra pueden ayudar a las almas del purgatorio con sus oraciones, ayunos, exvotos y ofrendas; con indulgencias y con una misa en su nombre.

Ya veo. Tenemos hasta una lista de precios. Si la indulgencia nos parece un poco cara, se puede ir bajando poco a poco por las tarifas hasta que encuentres alguna que se ajuste al presupuesto. Parece bastante práctico.

Aunque Dios ama a las almas que están en el purgatorio, las castiga porque, en su santidad, no quiere que nada profano pueda entrar en el Cielo, y su Justicia requiere que todo el mundo sea castigado o recompensado según su merecido.

Okey. Amor condicionado, ¿no? Las reglas son las reglas, después de todo, y estamos hablando aquí de una deidad llena de ira, celosa, vengativa y caprichosa. Ya me hago una idea. Y lo rechazo todo: ángeles, demonios, fantasmas, banshees, el Cielo y el Infierno, los pecados, las arpas y los milagros.

Como nos aclara nuestra lectora Wyatt:

Sólo puedo leer breves fragmento del catecismo cada vez; me sube la bilis.

¿Villis? Espera, ese es otro asunto. En el ballet, cuando Giselle muere, se reúne con las Villis, mujeres muertas que fueron traicionadas por su amado. Pero creo que esto es de un libro diferente…

Más sobre el Limbo

Will Bratby, de Kettering, Inglaterra, nos escribe sobre el mismo tema.

Hace tiempo que soy un ávido lector de su columna, y un miembro activo del foro de su página web, y puedo asegurarle, con toda la certeza que un escéptico puede mostrar, que a pesar de la terrible sensación que muchos tenemos de estar viviendo en tiempo oscuros, el mundo sería un lugar muy diferente -para peor, evidentemente- sin usted y su trabajo.

Sólo quería comentar sobre el artículo de esta semana en SWIFT acerca de la reciente demolición del Limbo efectuada por el nuevo Papa, Benny. De esta demolición comentaba usted “¿Donde está el Purgatorio en este nuevo mapa de nunca-nunca-landia? Es otra enorme sala de espera, cuyos habitantes puedes verse desalojados en cualquier momento si Ratzinger se termina aburriendo de las tareas de mantenimiento”.

Dejando aparte el absurdo inherente al Limbo, al purgatorio, el cielo, el infierno y el resto de castillos en el aire de la Religión Católica, estoy bastante seguro de que podemos asumir que borrarán el mismísimo Cielo en los Planos Celestiales antes que pensar siquiera en desmontar el Purgatorio. Porque si, después de todo, el Purgatorio no existiera, ¿Cómo podrían explicar los católicos todas las indulgencias que se vendieron entre los siglos XII y XIV, así como el montante generado tanto por el clero como por la misma iglesia, en base a la promesa de liberar rápidamente las almas de nuestros parientes y amigos atrapados en el Purgatorio.

En uno de los cuentos de Canterbury, Chaucer hace que un bulero (Vendedor de indulgencias o bulas) describa su profesión:

http://www.randi.org/images/commentary/200610/20pardoner.jpg

(Comentario de Randi: Esta es mi propia reescritura del extracto de Chaucer, una versión algo más clara -creo yo- del original, escrito en ingles medio)

… Aquel que se descubra ante sí mismo como culpable, vendrá a mi y me hará un ofrecimiento en el nombre de Dios, y yo lo absolveré, por la autoridad que me confiere este edicto.

Desde que soy bulero, gano anualmente, mediante esta artimaña, un buen centenar de piezas. Me alzo como el cura en su púlpito, y cuando la plebe ignorante se sienta, rezo como nunca antes hayas podido oír, y les digo cien mentiras y más.

Luego estiro el cuello fuertemente, y a mi derecha y a mi izquierda la gente empieza a suplicar, como haría una paloma en un granero. Mis manos y mi boca chasquean tan vivamente, que es un placer verme entregado a mis negocios. Todas mis arengas tratan de la avaricia y de la horrorosa codicia, para quitarles del peso de sus peniques, y mejor que mejor si me los dan a mí. Porque mi único interés es mi lucro personal, y no la corrección de sus pecados.

Siempre fue así.

Así que mi predicción sobre esta hipótesis teológica en particular es que sí, el Purgatorio se queda. Como bien indica nuestro amigo Bratby, no querríamos que la Iglesia Católica tuviera que desembolsar un dinerillo a los pobres para compensar todas esas bulas vendidas en el medievo basándose en falsa afirmaciones, ¿no?

¿En Conclusión?

A la luz de la actual y horrorosa guerra que se está llevando a cabo en Iraq, no puedo evitar dejar caer la siguiente cita:

Aquellos que pueden hacerte creer en absurdos, te harán cometer atrocidades. Voltaire

Aquellos que estén preocupados por nuestra compañera en el JREF, Linda, que estén tranquilos. La llevamos al hospital después de su desvanecimiento, donde auténticos doctores dictaminaron una apendicitis. Ya esta de regreso en casa, casi toda ella menos un apéndice. Si no es una cosa, es otra, y estoy seguro de que Sylvia Browne también predijo esto, por supuesto. Nuestra querida Linda se está recuperando, y volverá con nosotros muy pronto. Sin necesidad de imanes, hoemopatía ni vibraciones.

Tendremos que seguir esperando una semana más para la actualización del desafío, estamos esperando a que alguien pueda revisar toda la información.

La próxima semana, nuestro amigo Scot Morris pondrá a prueba nuestros cerebros, y sabremos más de la caja Toftness. Seguro que no puedes esperar.

[1] lucky en el original (N. del T.)

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus