Un universo antiguo: Cambios en el Sistema Solar - Continuación

La faz de la luna marcada por cráteres

Los impactos de cráteres en la Tierra, la Luna, y en otros mundos están formados por el bombardeo de pedazos de roca y hielo proveniente del espacio. Estudiando estos cráteres, podemos aprender cuan comunes han sido estos impactos. La Luna es un buen lugar para hacer esto porque sus cráteres no han sido erosionados, como ha ocurrido en la Tierra. La Luna reúne muchos cráteres antiguos y algunos nuevos. Así que concluimos que el Sistema Solar experimentó muchos más impactos en el pasado distante que ahora.

Al principio, hubo muchos pedazos de roca y hielo por doquier, pero a medida nuestro sistema ha evolucionado, muchos de estos trozos bien han golpeado a los planetas y lunas o bien han sido arrojados del sistema por la influencia de la gravedad de un planeta enorme. A propósito, nosotros podemos observar los impactos de pequeños trozos en la Tierra ahora, y observar “fallos por poco” de objetos mayores. En esta forma, podemos determinar la taza actual de impactos. Esto provee otra medida de la gran edad de las superficies de la Luna y de los planetas sólidos.

Reconstrucción artística de un impacto de meteoro

Nosotros estamos agradecidos porque el número de impactos ha ido decreciendo, puesto que impactos mayores podrían tener efectos devastadores en la Tierra. Hay fuerte evidencia que hace 65 millones de años, un trozo de casi 10 kilómetros de diámetro golpeó lo que ahora es México. Le explosión resultante levantó tanto polvo y humo que la Tierra completa experimentó un largo período de oscuridad. La falta de luz solar y calor, exterminó mucha vegetación, y muchos animales, probablemente incluyendo a los dinosaurios. Cuando los geólogos excavan en estratos de roca de hace 65 millones de años, cuando el registro fósil muestra esta “gran exterminio”, ellos encuentran huellas mayores de los elementos que son raros en la Tierra, pero mucho más comunes en estas rocas del espacio. La enorme masa de desechos del impacto fue llevada por los vientos de nuestro planeta a lo largo y ancho de la Tierra y ahora es parte de las rocas de ese tiempo.

Antiguo lecho fluvial en Marte

Las sondas espaciales robóticas orbitando Marte han encontrado muchos causes de río secos ahí. Pero Marte es demasiado frío hoy en día para que el agua pueda existir en forma líquida. Adicionalmente, la atmósfera es tan delgada que cualquier agua líquida se evaporaría rápidamente. No obstante, los cauces de río son clara evidencia que en el pasado distante, Marte tuvo agua líquida fluyendo por su superficie. Concluimos que Marte también ha evolucionado. Fue más caliente y tuvo un atmósfera más densa hace miles de millones de años, pero a causa de su gravedad tan baja, ahora ha perdido mucho del aire que albergaba.

Estas y muchas otras líneas de evidencia revelan que los planetas del Sistema Solar han cambiado con el tiempo. A través del estudio de estos cambios, nosotros podemos acceder al pasado de la Tierra y talvez a su futuro.


Índice

<<Anterior | Siguiente>>


Comentarios

Comments powered by Disqus