Europa confirma agua en Marte

Astronomía. A pesar de que el elemento encontrado no está en su forma líquida, la preferida de los biólogos, los expertos esperan que existan todavía reservas subterráneas

La noticia ha sido confirmada, hay agua en el planeta Marte. Para los optimistas, esto puede significar vida, los que son un poco más realistas continúan esperando que encuentren reservas de agua líquida en algún lugar, esta forma del elemento es la preferida por los biólogos. Sin embargo, vida o no vida, los europeos celebran esta victoria que ilumina un poco la oscuridad en que los sumió la pérdida del Beagle 2.

La verdadera importancia de esta confirmación está relacionada con los planes anunciados por el presidente estadounidense George Bush de enviar misiones tripuladas al planeta rojo. La presencia de hielo en los polos y probables reservas líquidas permitirá que cualquier colonia humana en el planeta pueda extraer su propio combustible de los recursos del planeta sin tener que contar con envíos desde la Tierra.

Una colonia de terrestres en Marte podría utilizar el hidrógeno del agua congelado para convertirlo en combustible y, por supuesto, tendrían agua indefinida mientras se encuentran en el planeta. Esto independizaría las misiones de cargamentos en la Tierra y sería posible sembrar productos alimenticios allá”, dijo para AP, Vittorio Formisano.

Esta no es la primera vez que una sonda orbitando el planeta rojo anuncia la presencia de hielo en el Polo Sur. De hecho, en 2002, la nave Odisea Marciana de la NASA también encontró evidencias de la presencia del preciado elemento en Marte. En aquella ocasión, los estadounidenses utilizaron un espectrómetro que medía las emisiones de rayos gamma desde la superficie marciana. De esta forma detectó hidrógeno en el ambiente, un elemento que, combinado con el oxígeno, nos da como producto el agua.

Pero esta vez la técnica utilizada por los europeos ha sido distinta. El espectrómetro del Expreso a Marte, llamado Omega, cuanta con una cámara que detecta la luz visible y la infrarroja. Los resultados de estas mediciones confirman la presencia de agua congelada en el Polo Sur marciano.

Pero no sólo las medidas apuntan hacia un planeta repleto del elemento que sustenta la vida sino que las extraordinarias imágenes, obtenidas con la cámara del Expreso, también cuentan una historia de un planeta colmado por agua.

Hemos observado la erosión de la superficie y los distintos canales y huellas que dejaron los mares, ríos y lagos que alguna vez poblaron el rojo desierto y todo indica que una vez hubo mucho agua en Marte”, explicó Formisano.

De acuerdo con los expertos, toda esta agua marciana se fue congelando o evaporando a través de la delgada atmósfera del planeta, cuando éste se fue enfriando con el tiempo. Sin embargo, algunos investigadores opinan que quizás exista agua líquida en reservas subterráneas que han logrado mantenerse tibias gracias al calor que emana del centro del planeta.

El agua líquida es la preferida de los biólogos ya que a la temperatura adecuada es capaz de iniciar y sustentar la vida. Por el momento todo lo que hemos observado es hielo y no creemos que sea del tipo que se derrita en el verano y se congele de nuevo en el invierno, sino que permanece sólido todo el año. Marte tiene su eje algo inclinado, al igual que la Tierra, por lo que existen las estaciones allí. Debemos hacer más investigaciones para conocer bien el estado geotérmico de toda la roca roja. Pero creo que ya vamos por el camino correcto.

Mientras tanto, la NASA despierta a Spirit

El vehículo robot “Spirit” volvió a enviar datos desde Marte durante diez minutos, después de que los técnicos de la NASA hubieran perdido el contacto con el aparato durante casi dos días. La agencia aeroespacial estadounidense informó ayer que la comunicación se recibió en el complejo de antenas integrado en la Red del Espacio Profundo de la NASA, en Robledo de Chavela, en las afueras de Madrid. Los técnicos analizan ahora los datos para determinar si son significativos y tratan de volver a comunicarse con el vehículo para establecer la causa de la avería para resolverla. Desde primeras horas del miércoles, el robot tan sólo había mandado datos de manera muy esporádica y cuando se recibían resultaban ser simplemente ruidos de radio o pitidos que indicaban que había recibido instrucciones desde la Tierra.

Los científicos tenían previsto que el robot, de seis ruedas, que aterrizó en Marte el día 3, explorase el planeta rojo durante tres meses. En un primer momento, los científicos atribuyeron los problemas a razones climatológicas, pero desde el jueves, consideraban que podría padecer algún tipo de avería informática. Los técnicos trabajan contrarreloj para tratar de reparar la avería, si bien el subdirector del proyecto, Richard Cook, opinó que “no está claro que haya una única causa lo que explique los comportamientos que estamos viendo”. Si la avería se localiza en el software del vehículo, la NASA cuenta con los medios técnicos para repararlo mediante la transmisión de comandos a través de decenas de millones de kilómetros en el espacio. Pero si el fallo se registra en el propio equipo del robot, sería algo mucho más grave.


Comentarios

Comments powered by Disqus