Psicología para escépticos

Psicología. Los psicólogos estadounidenses se encuentran divididos en investigadores que defienden la experimentación y el método científico y practicantes interesados en los testimonios, la intuición y la experiencia clínica

Para un buen número de psicólogos en la actualidad, interpretar manchas borrosas de tinta sobre un papel doblado no tiene ningún efecto en el estudio de la personalidad del individuo. Más aún, este nuevo grupo de psicólogos incrédulos pone en duda la eficacia de la mayoría de las técnicas terapéuticas y métodos de psicoanálisis. Esta nueva ideología ha creado una gigantesca grieta entre los psicólogos en Estados Unidos que se debaten entre aceptar sólo los resultados de experimentos rigurosos y técnicas estadísticas o incluir y permitir las anécdotas, testimonios, experiencia y la intuición clínica en el diagnóstico. Los primeros han formado su propia sociedad y los segundos permanecen en un espacio que cada vez es más reducido.

De hecho, el nuevo movimiento está integrado por la crema de la profesión. Investigadores de universidades como Harvard, Cambridge, Texas, Emory, Johns Hopkins y demás, decidieron en 1988 abandonar completamente el pilar de la psicología estadounidense: la Asociación Americana de Psicología o APA. Los profesionales formaron su propia asociación conocida ahora como la Sociedad Americana de Psicología que cuenta ya con más de 15,000 miembros, según su director el doctor Alan Kraut.

Creemos que la APA es muy permisiva en cuanto a las prácticas que ejercen sus miembros. La psicología es una ciencia cambiante y que está, por supuesto influenciada por los descubrimientos que se realicen en el área de la neurología. Las nuevas herramientas con las que contamos en el mundo moderno continúan explicando el comportamiento y el pensamiento humano mediante conexiones neuronales y combinaciones químicas. Es preciso que los psicólogos estén actualizados sobre los estudios en estas áreas del conocimiento para que puedan llevar bien a cabo sus casos individuales. Nosotros sentimos que la APA es muy flexible con sus códigos de ética y permite terapias y métodos que pueden ser hasta dañinos para los pacientes”, explicó el psicólogo.

Los psicólogos escépticos se quejan de que la mayoría de los métodos populares psicológicos de hoy en día carecen de validez científica. Además, muchos continúan siendo utilizados a pesar de que se ha demostrado que su eficacia es nula. La famosa prueba de Rorschach, símbolo clásico de la psicología de los setenta y los ochenta, es uno estos métodos caducos.

La ciencia y la investigación junto con técnicas estadísticas han elaborado un sinnúmero de evidencias clínicas en contra de esta prueba. También se ha determinado que muchos psicólogos fueron los culpables de implantar memorias falsas en las cabezas de sus pacientes que luego pensaron que fueron abusados sexualmente en la infancia. Por varias décadas, el furor en las cortes judiciales estadounidenses fue originado por este tema. Muchas personas adultas acusaron a sus progenitores de recuerdos que nunca estuvieron en sus mentes. Lo triste es que algunos profesionales del psicoanálisis continúan utilizando estas técnicas en sus prácticas. Creemos que la APA no debería tolerar estas conductas”, indicó el doctor Scott Lilienfeld, autor del libro “Qué anda mal con el Rorschach”.

De acuerdo con Lilienfeld y el popular profesor e investigador de psicología de la Universidad de Harvard, el doctor Richard MacNally, sus ideas han desatado un sinnúmero de amenazas por parte de otros psicólogos que no están de acuerdo con la posición que han tomado.

Creo un psicólogo que no lea, por lo menos, una investigación clínica o los resultados de pruebas controladas una vez al mes no debe considerarse psicólogo en estos tiempos. Este es un momento en que el psicoanálisis ha perdido fuerza y es en la experimentación y la neurología donde se encuentra el futuro de esta carrera. La experimentación y las estadísticas deben ser las herramientas básicas de cualquier psicólogo moderno. Es como la medicina, tenemos que estar actualizados y la experiencia clínica no es suficiente”, aseguró MacNally para el periódico The New York Times.

El criticismo que se ha desatado en contra de la sociedad ha ampliado mucho más el hueco generacional entre psicólogos y las críticas se han convertido muchas veces en amenazas a muerte y mensajes electrónicos llenos de acusaciones e ira. De todas formas, los investigadores aseguran que el movimiento científico cada día gana más público. “Los cambios siempre toman su tiempo, pero en asuntos de la salud lo que gana es lo que funciona y nada como la experimentación para demostrarlo.

División

La Sociedad Americana de Psicología no reconoce muchos de los métodos que utilizan las mayoría de los psicólogos en Estados Unidos. Entre los métodos cuya eficacia no han sido demostrada mediante la experimentación se encuentran:

  • La prueba de Rorschach.
  • La existencia de memorias reprimidas de la infancia.
  • La validez del desorden de personalidad múltiple.
  • El psicoanálisis y sus variantes.
  • El uso exagerado de etiquetas como “codependencia” y “adicción sexual”.
  • Técnicas como el “incidente crítico” y otros métodos que se ponen de moda y luego mueren por falta de evidencia científica que demuestre su eficacia.

Comentarios

Comments powered by Disqus