Un queso que baja el colesterol

Nutrición. La Universidad de Cambridge acaba de presentar un alimento bastante especial. Se trata de un queso tipo cheddar que reduce el colesterol de las personas que lo consumen.

El queso fue creado por Nigel Slater del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Cambridge, quien lo ha denominado como la “Alternativa saludable al Queso”.

El producto está siendo producido en una fábrica de queso cheddar llamada West Country Farmhouse y estos productos ahora son distribuidos por las tiendas Tesco, en Gran Bretaña. De acuerdo con los investigadores que han trabajado con el producto, sólo se necesitan 65 gramos diarios para disminuir, en un 13 por ciento, el llamado colesterol malo. Esta cantidad es más o menos lo que ponemos sobre una papa asada o dentro de un emparedado ligero de queso, por lo tanto, se considera que es sumamente fácil consumir el producto diariamente.

Sólo hay que incluirlo en una de las comidas que hacemos diariamente y en tres semanas se notarán los beneficios”, aseguró para la BBC Michel Seymour, experto en quesos de las tiendas de Tesco donde se está comercializando la saludable alternativa.

Sin embargo, la noticia llega luego del fracaso que tuvo la margarina con las mismas propiedades. En julio del 2001, dos margarinas elaboradas con las mismas características del queso fueron reevaluadas en el mercado luego de varios estudios realizados por el gobierno británico. Flora y Benecol, las marcas de las mantequillas reductoras de colesterol, anunciaron disminuciones de 15 y 14 por ciento del colesterol para sus consumidores. Sin embargo, era imposible que las personas consumieran la cantidad necesaria para poder observar los beneficios.

Este es un problema que no hemos tenido con el queso. Sólo se necesitan 65 gramos para que funcione y esa cantidad es posible incluirla en la dieta diaria”, explicó Seymour.

El queso, según los expertos que se encargan de hacerlo, sabe tan bien como cualquier queso cheddar.

La Alternativa Saludable al Queso está siendo producida de la misma forma que lo hemos hecho por siglos con los demás quesos. Utilizamos leche descremada y la famosa fórmula del señor Slater”, contó Seymour a la prensa.

La misteriosa receta utiliza un fabuloso ingrediente: el esterol que se encuentra en las plantas. Esta sustancia química bloquea unos receptores en el cuerpo y, al hacerlo, impide que el colesterol llegue a la sangre del organismo.

La idea era inventar un queso bajo en colesterol pero fuimos un poco más allá. Tomamos la leche y la descremamos, es decir, le quitamos todas las grasas que contiene. Después, sustituimos estas grasas por el aceite vegetal que se extrajo de las plantas. En otras palabras, cambiamos la grasa de la leche por el esterol de las plantas y listo”, explicó Slater en la página de la Universidad de Cambridge en la siguiente dirección: www.cheng.cam.uk/news2003/cheesejan03.html <http://www.cheng.cam.uk/news2003/cheesejan03.html>.

De acuerdo con los consumidores del nuevo queso, el producto sabe igual que cualquier queso cheddar.

Los productores han puesto mucho empeño en el sabor del alimento. Existen muchos productos bajos en grasa y colesterol pero el público en general no los consume porque no saben igual que los productos regulares”, comentó Seymour de Tesco.

Habría que añadir el hecho de que estos productos, incluyendo el nuevo queso, cuestan más que los productos regulares y las personas de bajo ingreso no pueden obtenerlos.

No obstante, los estudios realizados en el Instituto Rowett, en Aberdeen, demostraron que este nuevo alimento alternativo redujo el colesterol de la mayoría de sus consumidores. Luego de tres semanas comiendo el queso diariamente, el 94% de los participantes en el estudio observó una reducción de un 20% en sus niveles de colesterol dañino.

Sin embargo, otros médicos no están tan convencidos. Frankie Robinson, nutricionista de la Fundación Británica de Nutrición, advierte que estos alimentos sólo darán buen resultado si son incluidos dentro de una dieta y un estilo de vida saludables.

Las estrategias publicitarias en el área de la salud pueden resultar bastante dañinas si no se toman en cuenta todas las variables que la medicina ha venido recopilando por décadas. Este no es el producto que lo va a salvar de morir de un infarto, es sólo un paso más hacia la prevención de enfermedades cardiovasculares. Pero el consumo de este tipo de productos debe estar siempre acompañado por ejercicio regular, una dieta baja en grasas dañinas y la decisión de no fumar. Estas son las variables más importantes para evitar un ataque cardiaco o enfermedades arteriales. Consumir este queso no será de mucha ayuda si las personas no reconocen esto primero”, concluyó la doctora.

El colesterol, los triglicéridos y usted

El colesterol se ha convertido en el enemigo número uno del corazón. Sin embargo, esto no siempre es así. Sin el colesterol el organismo humano no sería capaz de funcionar. Esta sustancia química se encarga de muchas funciones importantes en el cuerpo. Por ejemplo, el colesterol es responsable de formar parte de las paredes celulares de todas las células en el organismo, también se encarga de insular las fibras nerviosas lo que permite que se envíen, apropiadamente, señales nerviosas por todo el organismo. Además, este químico ordena la distribución de unas hormonas que llevan señaeles químicas por todo el cuerpo.

Sin embargo, el exceso de colesterol aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y arteriales. Debido a este dato, confirmado por distintos estudios internacionales, se ha advertido a las personas a que eliminen el colesterol de su mesa. No obstante, este químico no se encuentra en muchos de sus alimentos. Los huevos y los mariscos de concha dura son los alimentos que más colesterol contiene, los demás contienen muy poco o nada. El problema se encuentra en las grasas no saturadas. Los alimentos con estas grasas aumentan el colesterol dañino debido a que el hígado convierte el exceso de grasa en colesterol del malo.

El colesterol dañino se mide gracias a unas moléculas que se encargan de transportarlo por todo el cuerpo. Estas moléculas son conocidas como lipoproteínas y vienen en dos tipos, de baja densidad (LDL) y de alta densidad (HDL). Las primeras son dañinas y se encargan de llevar el colesterol malo desde el hígado hasta las células. Cuando existe un exceso de este tipo de colesterol, comienza el almacenamiento que causa los infartos y los obstáculos arteriales. Las segundas tienen como responsabilidad extraer el exceso de colesterol de las células y devolverlo al hígado, desde donde es excretado o dividido en otras moléculas benignas. Por último, los triglicéridos son otras moléculas cuyo incremento no tiene nada de saludable.

El peor escenario para una persona es tener altos niveles de colesterol LDL y triglicéridos junto a bajos niveles de HDL. Por otro lado, ciertas variables contribuyen a incrementar los riesgos de enfermedades cardiovasculares en las personas que: fuman, tiene la presión alta y no realizan ninguna actividad física. Otras tres variables son la obesidad, y el exceso de alcohol y de sal.


Comentarios

Comments powered by Disqus