El comentario del cometa; Aburrido de la educación; Asesinato en sudáfrica; Oh, Henry; Correcciones; ¿Cómo resistirse a esta oferta?; Palabras sabias; Charlando sobre ingenuidad abisal; Una pregunta tonta; Los dibujos animados castigan a Edward; El universo geocéntrico; Char actúa según lo esperado; Astuto Fang; Un comentario sobre el momento; Orbito escaldado de nuevo; Charlatanes ante el juzgado de Noruega; Quizás sea falta de personalidad; Una piedra mágica … la Sal; Conclusiones.

El comentario del cometa

Ahora, ¿dónde se fue ese maldito cometa?

Tal y como se han apresurado a comentarme unos 60 lectores, La astróloga/médium/espiritualista Marina Bai ha atraído una considerable atención por parte de los medios de comunicación, que parecen estar asombrados por su caso. Marina ha demandando a la NASA, pidiendo una cantidad de 305 millones de dólares, en concepto de compensación por las alteraciones en el horóscopo que se han producido a consecuencia de las pruebas realizadas con la sonda Deep Impact, que colisionó con el cometa Tempel 1 el 4 de julio de 2005. Al parecer, dicho impacto ha alterado su horóscopo, y por consiguiente su futuro, causándole “sufrimiento moral”.

El lector Richard Smith, de Ottawa, Canadá, nos comenta:

¿A quién demandará la próxima vez que algún astrónomo introduzca un nuevo cometa en el sistema, “cambiando” así las efemérides otra vez? ¿A quién demandaría si hubiera sido un asteroide al azar el que hubiera chocado, en lugar de la Deep Impact? Me sorprende bastante oír que los astrólogos -supuestamente- consideran el rumbo de cometas tan pequeños como el Tempel 1, y que los incorporan a sus cartas astrales; ¿No es sorprendente que mantengan registros y observaciones de todos y cada uno de los pequeños asteroides -alrededor de 370 kg de peso- que deambulan por ahí, que podrían estrellarse en cualquier momento con algún cometa menor? ¿De que otra forma podrían evitar que estos eventos “naturales” malograran sus predicciones?. Quiero decir, La astrología es una ciencia exacta, ¿no?

Y, por supuesto, dado que una de las mayores afirmaciones de la astrología es la ser capaz de prever el futuro ¿Porqué ella no fue capaz de predecir la colisión? Después de todo, una vez que la sonda hubo despegado, los científicos tenían bastante claro que el cometa Tempel 1 recibiría una regalito sorpresa a los seis meses. Y eso sin considerar todo el tiempo que llevó la planificación previa al lanzamiento. Creo que cualquier astrólogo informado y consciente de la importancia de los cometas menores deberían haber descartado al Tempel 1 como con un año de antelación, y luego, esperar a ver que pasa. Pero, entonces, de nuevo ¿No podrían haber previsto..?

He buscado por Internet información sobre la relación entre cometas y astrología y, aparte de un par de referencias a cometas visibles a simple vista, considerados como portentosos en la astrología antigua -ya sabes - ¡la que era supersticiosa y simplona! - no he podido encontrar nada que mencione, ni siquiera remotamente, a los cometas como influencia astrológica. Ni siquiera a los cometas mayores, no hablemos ya de los menores. No obstante, encontré una página, http://www.astrologers.com/html/MuiseMthlyRpt.html, que muestra preocupación por los cometas. Quiero decir que están realmente preocupados por ellos. La autora de la página, Roxana Muise, solicita a sus lectores: “Por favor, uníos a mi para visualizar energías curativas alrededor del cometa en la hora [del impacto]”. Quizá haya sido precisamente esa energía la que impidió que el comenta se desintegrara en mil pedazos. O quizá haya sido esa otra energía mística que algunos llaman inercia.

Andrew Senchuk, un lector de Winnipeg, Canadá, nos comenta también:

Parece ser que los sentimientos son más importantes que la verdad. Siendo yo mismo científico, encuentro insultante que algo tan maravilloso como la exploración del sistema solar, así como todos los preciados conocimientos que se pueden obtener a través de esta empresa, se vean atacados porque alguien crea que su fe en los engaños pueda verse perjudicada.

Bueno, por lo menos puedo estar de acuerdo con la señora Bai en que la NASA la ha provocado una gran diferencia en su vida. Antes de que la Deep Impact chocara con el cometa, era una bufona prácticamente desconocida. Ahora es una bufona medianamente conocida.

Y ahora sus abogados repetirán toda la parafernalia y los vanos gestos que tienen aprendidos. Buscarán a cualquiera cuyo teléfono haya dejado de funcionar en el preciso momento del impacto, para que apoye la causa. O a cualquier otro que haya tenido un dolor de cabeza, o que haya sentido frío o calor, o que no pudo dormir esa noche, o que tenga una inexplicable sensación de que deberían repartirse esos 305 millones…

Debe de haber algo en esa cosa astrológica…

Aburrido de la educación

http://www.randi.org/images/070805-TIT.jpg

Regresamos esta semana al mismo lugar donde terminamos la pasada -Australia. El periódico Melbourne Herald Sun informa de un acontecimiento que demuestra a las claras el poco respeto y el menosprecio a la ciencia y a la tecnología, una tendencia que parece incrementarse día a día. Nos enteramos de este asunto por http://www.ThisIsTrue.Com/.

Los administradores escolares del estado de Victoria, Australia, consideran que es demasiado difícil para sus estudiantes calcular ecuaciones utilizando la constante g; 9.8 metros por segundo al cuadrado -la aceleración provocada por la gravedad en la superficie de la tierra-, de forma que van a cambiar los exámenes de física de los alumnos de 12 años para que se utilice un valor redondeado a 10 m/s2. ¿No vale con esa aproximación? Pues No. Según la gente que realmente entiende la física “La diferencia podría significar que un paracaidista o un practicante de puentismo acabara estrellándose contra el suelo, o que el lanzamiento de un cohete fallara estrepitosamente”. Ante estas críticas, las autoridades educativas del estado de Victoria anunciaron que no se penalizaría a aquellos alumnos que usaran el valor correcto.

Randy Cassingham, el responsable de ThisIsTrue, comenta:

No hay castigo por contestar incorrectamente, tampoco hay castigo por contestar correctamente. La educación moderna condensada en una solo frase.

Compañero, eso es verdad (This Is True).

En realidad, g -la aceleración debida a la gravedad de la tierra- es de 9,8010 m/s2 [32,158 pies/s2], medida al nivel del mar y a una latitud de 40 grados. Redondeando a un sólo dígito tenemos la aproximación de 9,8.

He tenido en cuenta el valor probable de g en Victoria, que está a 36 grados de latitud, probablemente muy cercano al de referencia. En cualquier caso, la variación en los extremos, es decir, la diferencia en el valor de g en el polo con respecto a su valor en el ecuador, apenas llega a ser un 0,5 por ciento del valor estándar, variando desde 9,78 hasta 9,83. Así que, hagamos lo que hagamos, el valor aproximado a un dígito decimal en Victoria sigue siendo este “dificilísimo” número…

Estoy seguro de que muy pronto nuestro lectores victorianos (?) se apresurarán a darme el valor de g con 8 o más cifras decimales.

Asesinato en Sudáfrica

Presidente de Sudáfrica Ministra de “Salud”

Ben Goldacre, periodista del periódico inglés Guardian, ha ilustrado a sus lectores con comentarios escépticos sobre una gran variedad de temas. Recientemente ha señalado la triste situación de Sudáfrica, donde el SIDA/VIH está diezmando a la población mientras las autoridades se dedican a condenar tratamientos que son efectivos, porque se han originado en la medicina convencional, y no sobre los -primitivos- métodos autóctonos. Un hombre llamado Rath está vendiendo simples vitaminas, que el asegura que pueden curar enfermedades letales, mientras el Gobierno aplaude con entusiasmo sus afirmaciones. Este es un extracto de la noticia de Ben:

Tanto el Consejo de Control de Medicinas como la Asociación de Profesionales de la Salud de Sudáfrica han fracasado en reaccionar a las quejas, de la misma manera que nosotros hemos fracasado en actuar contra nuestros falsos nutricionistas y otros elementos de similar ralea. ¿Porqué? De forma paralela a nuestro propio eje de irracionalidad Blair-Windsor, Rath tiene de su parte al presidente Mbeki, durante mucho tiempo detractor de la relación entre SIDA y el VIH, y a la ministra de salud, la doctora Tshabalala-Msimang. Un comentario suyo: “Un ajo crudo y la piel de un limón, no sólo te proporcionarán una piel fresca y un cutis bello, también te protegerán de las enfermedades.” Sudáfrica tiene 5 millones de personas infectadas con VIH, una de cada nueve personas. Menos de 40.000 están tomando medicación adecuada.

¡Una de cada nueve! ¡Y tanto el Presidente como la Ministra de Salud pregonando placebos! ¿Acaso están matando a sus propios ciudadanos adrede? Nuestro amigo, el doctor Stanley Krippner está allí, intentando convencer a los lideres de las naciones africanas de que los polvos mágicos, los hechizos y los amuletos no proporcionan defensa alguna contra las enfermedades, pero tienen que enfrentarse a los gobiernos donde quiera que vayan. Que locura. ¿Tendremos que esperar a que sean 5 de cada 10 los afectados en Sudáfrica, antes de que esos maníacos acepten la ayuda que la medicina real puede proporcionar a su pueblo? ¿O quizá haya que esperar a que un miembro de la familia del presidente Mbeki, o la hija o el abuelo de la doctora Tshabalala-Msimang, contraiga SIDA y muera?

Eso si, morirá con una piel fresca y un cutis bello.

Oh, Henry

En esta página (artículo original) {vertraduccion;randi20041224.html} pudimos ver una embarazosa secuencia, emitida en la televisión alemana, en la cual Uri Geller -¿Le recuerdan?- entrega una llave a un espectador y le desafía a doblarla, a la vez que proclama que es totalmente imposible hacerlo sin tener poderes paranormales. El hombre la dobla con facilidad, aparentemente sorprendido, mientras Geller, confuso, le arrebata bruscamente la llave. Me han informado de que el espectador voluntario es el boxeador Henry Maske, bien conocido por la población alemana. Me gustaría preguntarle a Henry por esta actuación…

Correcciones

El lector Måns Eriksson, de Suecia, nos comenta algo que se me pasó la semana pasada.

Tom [Cruise] ha dicho recientemente, en una entrevista junto con Steven Spielberg, sobre su acercamiento cinematográfico a la novela de H.G. Wells “La guerra de los mundos”: “Creo que es una suprema arrogancia pensar que somos la única forma de vida en el universo.”

¡Está claro que todos podemos estar de acuerdo con Tom esta vez! Sólo hay que pensar en los delfines, las bacterias E. coli de tu estómago o los ruibarbos de tu jardín. Todas evidencias innegables de que no estamos solos en el universo.

Bien señalado, Måns. Fue un poco descuidado por mi parte, al no corregirle con “la única forma de vida inteligente” -aunque quizás se estaba refiriendo a nosotros, las formas de vida basadas en DNA, o las basadas en el carbono… Pero yo no quiero poner palabras ni ideas en la boca o en la cabeza de Tom, donde podrían encontrarse realmente solas, aunque si voy a concederle el beneficio de la duda. No obstante, reconozco que yo también tengo ciertas objeciones con mis -lo admito- descuidas sentencias de la semana pasada, respecto a:

Desde un punto de vista estrictamente matemático, la existencia de otras formas de vida, en algún lugar, es inevitable (inescapable en el original).

Podrás perdonar mi uso de la palabra inescapable, si tienes en cuenta que durante unos 45 años de mi vida trabajé como artista de las fugas, y debido a ello, no reconozco muchas situaciones de las que no se pueda escapar mediante habilidad, trabajo duro y un poco de engaño. En cualquier caso, aquí esta la secuencia de pensamientos que condujo a esa frase

En primer lugar, como la cita está sacada de contexto, la repetiré aquí de forma ampliada:

Desde un punto de vista estrictamente matemático, la posibilidad de que existan otras formas de vida, similares o no a las que conocemos de nuestro planeta, en algún otro lugar del universo, es inevitable.

En segundo lugar, debemos definir que entendemos por “formas de vida”. El diccionario Webster dice:

La condición general que distingue a los organismos vivos de la materia inerte o de los organismos muertos, se manifiesta en el crecimiento a través del metabolismo, existencia de mecanismos de reproducción, y existencia de regulación interna en respuesta a los cambios del entorno.

Así que una forma de “vida” puede ser definida como un sistema que crece, puede reproducirse a si mismo, y responde ante los cambios de su entorno. Añadiría que el mecanismo de reproducción no tiene porque ser sexual, y que la respuesta ante los estímulos debe incluir tanto una habilidad para corregir errores internos como un entusiasmo o instinto por la supervivencia. La vida no tiene que ser animada, redactar poesía o tener ninguna inteligencia: los líquenes y los virus son formas de vida en igual medida que lo puede ser Richard Dawkins y Duane Gish. Esto abre las posibilidades en gran medida.

Pero justo aquí, en la Tierra, se han desarrollado una variedad de formas de vida que existen en absoluta oscuridad, en aguas tremendamente ácidas, con una disolución de sulfuro de hidrógeno que para nosotros es mortal, a una temperatura de 400ºC y bajo una presión de más de 2000 atmósferas. Es el gusano tubícola gigante Riftia pachyptila, que no tiene sistema digestivo; vive en simbiosis con varios tipos de bacterias que le proporcionan los nutrientes que necesita, en compensación por la protección que les brinda el “cuerpo” del gusano…

Piensa en todas estas asombrosas condiciones y estructuras, así cómo muchas otras formas increíblemente variadas que existen y prosperan aquí, en la Tierra, bajo muy diferentes circunstancias, y habrás de reconocer que la tolerancia de la vida ante las posibles condiciones ambientales es muy grande. Por otro lado, dado que el tamaño del Universo actual se estima entre 10 a 20 mil millones de años luz, hay múltiples factores como fuerza gravitacional, presión, atmosférica (gaseosa o líquida), temperatura, disponibilidad de “materia prima” (elementos y compuestos), fuentes de energía, y otro centenar o así de factores ambientales y condiciones físicas que se pueden combinar y permutar. Para intentar asimilar la magnitud del Universo, hay que multiplicar la velocidad de la luz (300.000 km/s) por 60, luego por 60 otra vez, luego por 24, luego por 365.25 y luego por 10.000 millones, para pasarlo a kilómetros. Eso para obtener la estimación inferior.

Eso es mucho.

Ahora consideremos el aspecto temporal. Dele a todos estos escenarios potenciales una cantidad prácticamente ilimitada de tiempo, para que puedan realizar todos los experimentos posibles de mezclas y configuraciones posibles, miles de millones de agrupamientos y de conexiones, y quizá se verá con más claridad el significado de mi frase inicial. El teorema de los infinitos monos escribiendo las obras completas de Shakespeare se queda corto.

Por una u otra razón, o más probablemente por ninguna razón en especial excepto porque funcionó y prosperó, se desarrolló en la Tierra una forma de vida basada en el carbono y en el ADN; Ignoramos la posibilidad de que existan otras formas que no utilizan uno de estos elementos, o incluso ninguno. La “semilla” incluso podría provenir del exterior mediante “panspermia”, una hipótesis no descartable propuesta por el filósofo Anaxágoras (500 a.C. -428 a.C.), que sugiere que las bases de la vida llegaron a la Tierra mediante meteoritos, cometas u otros desechos espaciales.

Con respecto a la referencia sobre la rotación del Sol y la Tierra, Randall Wald me ha señalado, muy orgulloso, que:

… Incluso en el entorno de referencia lunar, La Tierra no gira alrededor de la Luna. Esto es así porque, aunque la Luna rota sobre si misma una vez cada 28 días, también rota sobre su propio eje en el mismo intervalo de tiempo. De esta forma, la luna siempre muestra la misma cara a la Tierra

A lo que respondo, menos orgullosamente, que:

Y yo podría argumentar que la Tierra gira alrededor de la Luna, mientras que la luna gira sobre su propio eje para poder encarar siempre a la tierra…

Y si, un problema real es haber usado cuatro veces la palabra “girar”, pero me niego a considerar eso un error.

Con esto acabo, aunque queda mucho en el tintero. Estas son las razones por las que creo que deben existir otras formas de vida en el universo, probablemente centenares, y también varias centenares más que nacerán y se extinguirán. Pero si aun así el término “inevitable” no les convence, cámbienlo a “casi inevitable”, y sigamos con nuestras vidas. ¿De acuerdo?

¿Cómo resistirse a esta oferta?

Dale Duxbury me informa sobre una oportunidad magnífica. Como se puede apreciar en el anuncio adjunto, es posible obtener una verdadera ganga en medicina magufa. El precio original de la Novalite 2000 era de 8.500 $ la unidad, pero el anunciante prácticamente nos la regalará por la módica cantidad de 5.000 $. Para más detalles sobre lo que se están perdiendo vayan a http://www.novaliteresearch.com/Merchant2/merchant.mvc?Screen=PROD&Store_Code=nlr&Product_Code=n2tpm. Según sus expertos consultores, este artefacto:

Induce un flujo de electrones cargados negativamente que penetra la piel y las ropas, extermina los radicales libres, introduciéndose sin daño en el interior del cuerpo, induce corrientes intercelulares de microamperios, que pueden estimular cierto grado de electroporación intracelular, incrementa los niveles de producción de ATP en las células gracias a la abundancia de electrones energéticos libres, alimenta la beneficiosa sección respiratoria del ciclo de Krebs, en vez de la cancerígena sección de fermentación, optimiza el bombeo de sodio-potasio en las paredes celulares e incrementa el potencial de membrana de las celdas, lo que conlleva una sustancial mejora en el sistema inmunológico, y recarga la energía biofotónica vital para la activación del ADN celular en el cuerpo.

¡Cuantas cosas! Resulta admirable el “Dodelka Hedron”, que tiene una pirámide anexada en la parte superior que evita que te golpees la cabeza mientras las “poderosas vibraciones energéticas” curan tu ser. Uri Geller también vende una pirámide curativa, pero a un coste de 145.000 $ -si es que hay alguien capaz de pagárselos. Se puede ver en http://www.randi.org/jr/081503.html {vertraduccion;randi20030815.html}.

Por cierto, se puede obtener una bobina de Tesla de igual calidad y rendimiento que el “Novalite 2000” construyéndose una con cierta maña y US$500 en componentes, o comprarla ya ensamblada por unos US$1000. Pero estas no poseen la capacidad de “sanar el alma” de las originales…

Palabras sabias

http://www.randi.org/images/070805-Dewey.jpg

El lector David Hildebrand comenta que se ha tropezado con esta cita de John Dewey en su ensayo “Ciencia, fe y el público”, de 1924, y pensó que podría gustarme. Me ha alegrado mucho tenerla, y la citaré a menudo:

El defecto fundamental en el estado actual de nuestra democracia es la suposición de que la libertad política y económica puede obtenerse sin pasar por la libertad de pensamiento. La libertad de pensamiento no es algo que ocurra de forma casual. No se adquiere simplemente suprimiendo las restricciones obvias. Es el producto de un constante e incesante cultivo de hábitos correctos de observación y reflexión.

Hasta que no retiremos los tabúes que aíslan los asuntos sociales de contacto con los pensamientos y la reflexión, el método científico y los descubrimientos asociados estarán distanciados de la actualidad social, y causarán poco impacto entre el público general. El prejuicio, las emociones o el fervor desbocado, las salidas de tema, las opiniones o argumentos irrelevantes serán considerados con el mismo peso que los hechos o el conocimiento cierto. La confusión intelectual continuará encolerizando a los hombres intolerantes y a los que traicionen sus creencias por sentimentalismo o por capricho.

Pero mientras lo ojeaba, encontré otra sección de este espléndido ensayo que habla aun con más claridad sobre nuestra situación. Sustitúyase la referencia a la “Gran Guerra” por otra más apropiada, y me comprenderán:

Existe un colectivo de personas influyentes, ilustradas y liberales en aspectos técnicos, científicos y religiosos, que están muy prontos a hacer un llamamiento a la autoridad, los prejuicios, las emociones y la ignorancia para servir a sus propósitos, en asuntos económicos y políticos. Habiendo hecho todo lo posible por desvirtuar la práctica de la opinión pública en esos temas, luego se acomodan en sus asientos y observan, con gran pesadumbre, cuando esa misma opinión pública desvirtuada se muestra violenta con respecto a, por ejemplo, el uso de métodos reconocidos de interpretación histórica y literaria de las escrituraras, o a los orígenes animales del hombre.

El fundamentalismo habría resurgido, incluso aunque la Gran Guerra no se hubiese producido. Pero es una suposición razonable el que no habría adoptado tintes tan intolerantes ni insultantes, si algunos hombres cultos, en posiciones de liderazgo, no hubieran cultivado de forma tan conspicua el recurso a la amarga intolerancia y al amordazamiento de las opiniones disonantes durante la guerra… Hasta que esta clase de hombres, muy respetados y cultos, cesen en su creencia de que, en asuntos políticos y económicos, el posible fin de la estabilidad y seguridad social justifica el uso de cualesquiera mecanismos, diferentes de la razón, el hábito de la opinión pública seguirá estando corrupto desde la raíz, y precisamente por aquellos que lo deberían enaltecer.

Sin comentarios…

Charlando sobre ingenuidad abisal

Dan Simon nos comenta:

Leo sorprendido, en la sección de los comentarios de hoy, la contribución de Brian Makepeace (artículo original) {vertraduccion;randi20050701.html}. Me recordó una conversación que tuve recientemente con una compañera del trabajo, que me convenció de haber subestimado la profundidad de las tragaderas que podemos tener los humanos.

Frances y las hadas los recortes

En una cena de negocios, me senté al lado de una compañera de Inglaterra. Mientras charlábamos me comentó que se había criado cerca del pueblo de Cottingley, en Yorkshire. Para animar la conversación, le comenté, en broma, “Entonces, supongo que habrás oído hablar de las famosas hadas que pueblan la región” (una referencia al famoso fraude, sobre el que se ha escrito abundantemente). No sólo aseguró que es habitual ver hadas en los bosques cercanos, también afirmó que las “energías mágicas del área” y las “líneas de poder que recorren la región” hacen del lugar un sitio idóneo para la búsqueda de criaturas míticas, incluyendo varias especies de gnomos y otros duendecillos. Al principio supuse que estaba continuando la broma, pero cuando empezó a indignarse por mi tono jocoso, me dí cuenta de que hablaba totalmente en serio. Tuve que hacer grandes esfuerzos mentales para poder cerrar la boca, ante la enorme estupidez de mi comensal. Me costó hasta masticar la comida.

Podría haber intentado explicarle que los perpetradores del engaño ya habían reconocido abiertamente el fraude, pero opté por sonreír y asentir con la cabezo, dado que el lugar no era adecuado para una discusión. Además, podría haber sido perjudicial para mí. (No sólo por el ridículo de hacer una “escenita” en una comida de negocios, también dependía de esta persona para poder hacer mi trabajo).

Esta persona es, según todos las apariencias, una mujer adulta, con todas sus facultades intactas, y capaz de realizar sus tareas profesionales con razonable eficacia. Y cree en las hadas y en los gnomos. Creo que quizá algunas personas, al contrario de lo que escribió el señor Makepeace, simplemente se creen cualquier cosa, por absurda que sea, que se les enseñe.

Considerándolo en perspectiva, me maravilla que la fe en los gnomos sean tabú, cuando otras creencias igualmente exóticas (Como la astrología, la quiropráctica o la cristiandad) son abiertamente discutidas. Mi reacción habría sido muy distinta si me hubiera sentado junto a un evangelizador que se hubiera pasado la cena haciendo proselitismo, quizá porque en vez de sentirme confuso, eso me habría ofendido directamente. Puede ser debido a la mayor fuerza e influencia que tiene la cristiandad, respecto a otros mitos, por lo que no consideramos a sus practicantes tan pueriles como los creyente de otras creencias menos populares (pero igualmente fantásticas).

Una pregunta tonta

El doctor Matt Fields nos pregunta, con respecto a nuestra mención de la semana pasada sobre Jasmuheen, quien proclama ser capaz de vivir sólo del aire (artículo original) {vertraduccion;randi20050701.html}:

Es sabido que los programadores informáticos sobreviven durante años únicamente a base de pizza fría y pepsi ¿Cuenta eso como vivir del aire?

No, porque esa dieta contiene tres de los cuatro grupos básicos de alimentos: azúcares, grasas y colesterol. Lo único que falta es el alcohol. ¡Vaya pregunta!

Los dibujos animados castigan a Edward

John Edward no aparece porque es un programa para la familia

Alex Dering nos comenta sobre un reciente episodio de “Padre de familia” (Family Guy):

Brevemente, Peter Griffin, el padre que da nombre a la serie, se vuelve a su esposa, Lois, y dice algo así como: “La última vez que te vi tan enfadada fue cuando gasté US$300 en aquellas entradas para el espectáculo de John Edward”. A continuación, una escena retrospectiva nos muestra a John y a Lois en la actuación: Lois está de brazos cruzados y se muestra claramente escéptica. Edward está frente a Peter. El diálogo es como sigue:

Edward: Tu nombre empieza por “A”

Peter: No.

Edward: ¿B?, ¿C?, ¿D?, ¿E?, ¿F?, ¿G?, ¿H?, ¿I?, ¿J?, ¿K?, ¿L?, ¿M?, ¿N?, ¿O?, ¿P?…

Peter: ¡Si! Me llamo Peter.

Edward: ¿Su nombre es Peter?

Peter: ¡OH DIOS MIO! ¡Es increíble!

La mejor sátira sobre este horrible sinvergüenza desde el batacazo que le dieron en South park.

El Universo geocéntrico

Estoy seguro de que mis lectores se habrán percatado de que la semana pasado no hice ninguna pretensión de haber examinado, o siquiera mencionado, todas las variables involucradas en el movimiento de la Tierra alrededor del Sol, o cualquier otra disposición cosmológico de la cual les haya convencido su gurú, predicador o chamán. No mencioné nada de nada que tuviera que ver con Relatividad, ondas gravitatorias o el cinturón de asteroides entre la Tierra y Júpiter. Ni siquiera hablé de las mareas, por ejemplo. El prominente escéptico Jan Willem Nienhuys condensó la magnitud del problema para nosotros, y nos regala además una válvula de escape que podemos usar si queremos simplificar nuestras vidas:

Una descripción precisa del movimiento de la Tierra y demás planetas implica una serie de cálculos con cientos de términos (Tuve que copiar a mano muchos de ellos para un programa de cálculo de la ascensión y situación de Marte). Un simple cambio de coordenadas es insignificante respecto al resto de las operaciones necesarias.

Así que el argumento de que la descripción del sistema planetario se simplifica considerando el Sol en una posición central no es realmente cierto. Pero el tener que acomodar los rayos de luz de miles de millones de estrellas y galaxias para que giren en círculos concéntricos y sincronizados con el Sol, cuando hasta un niño sabe que la luz viaja en línea recta, es ir demasiado lejos.

Por lo tanto, a cualquiera que pretenda demostrar que el Sol gira alrededor de la tierra, habrá que pedirle que explique también la aberración de la luz de las estrellas, que es compatible con la Teoría de la Relatividad Espacial. Te ahorrará tiempo.

Char actúa según lo esperado

El 16 de junio recibí un correo electrónico de Joanie de Rijke, de la revista Panorama:

Soy una periodista belga, que le entrevistó hace ya algún tiempo, en Bruselas. Tengo una pregunta para usted: Dentro de poco voy a entrevistarme con la médium Char, una estadounidense que parece ser muy popular. Dice que puede ponerse en contacto con los muertos y que puede hacer lecturas. ¿Conoce usted a esta mujer? Me gustaría saber su opinión sobre ella para poder contrastarla con lo que me diga en la entrevista.

Quedo a la espera.

http://www.randi.org/images/070805-Margolis.jpg

Obviamente, se refiere a Char Margolis, sobre la cual hemos escrito ya varias veces. Respondí lo siguiente:

Margolis es igual a cualquier otro “médium”, todos utilizan las mismas técnicas. Se puede leer un análisis de sus métodos aquí (artículo original) {vertraduccion;randi20011214.html}. También puede ser interesantes los comentarios aquí (artículo original) {vertraduccion;randi20041217.html} y aquí (artículo original) {vertraduccion;randi20041224.html}.

Te hablará de abundantes casos anecdóticos de personas a las que ha leído, y también de los científicos ingenuos que han “verificado” sus poderes. Lo que no podrá explicarte es porqué no ha se ha presentado ya al premio del millón de dolares de la JRAF. Argumentará que en realidad el premio no tiene dinero, que ya ha sido validada por auténticos científicos, que no quiere el millón de dolares, que la engañaré, cualquiera de las pobres excusas habituales, pero NUNCA, NUNCA ACEPTARÁ EL DESAFÍO.

Mantenme al tanto del asunto, por favor.

Joanie me respondió:

Gracias por tu respuesta. Por supuesto que tendrá que enfrentarse al tema del desafío del millón de dolares. Te seguiré informando.

Al siguiente día, añadí algunas sugerencias:

Joanie: Si necesitas respuestas para sus excusas, por favor, consúltame. Esa gente es muy hábil para escapar de la realidad, y sospecho que Char dirá simplemente que no quiere el millón; una clara señal, en mi opinión, de deficiencia mental.

Recuerda, puede afirmar que no existe el premio, aunque en nuestra página web explicamos con todo detalle cómo obtener pruebas definitivas, avaladas por un notario, de que sí existe. También puede argumentar que el premio ya ha sido ganado, lo que es simple y llanamente mentira, o que me he negado a pagarlo. Si esto último fuera cierto, estaría en verdaderos apuros legales, porque estoy obligado POR LEYES INTERNACIONALES a pagarlo. También puede decir que yo personalmente decido y ejecuto las pruebas, lo cual es otra mentira. Las reglas SIEMPRE se adoptan por consenso entre las dos partes, y nunca las ejecuto personalmente, a no ser que el solicitante así lo desee. Las pruebas son conducidas por agencias independientes, seleccionadas por común acuerdo entre las dos partes.

Si afirma no disponer de tiempo, pregúntale porqué no merece la pena hacer una prueba de 30 minutos para ganar un millón de dólares. También puedes estar segura de que te investigará a ti personalmente; tu entrevista en la revista Flair, y otras fuentes. Puede obtener detalles de ti a través de Internet.

El último comentario preocupó a Joanie. Me contestó:

¿Donde encontraste, en Internet, que también trabajo para Flair? Cuando tecleo mi nombre en Yahoo o Google, solo encuentro mi nombre relacionado con artículos publicados en la revista Panorama. Cuanto más sepa, antes de encontrarme con ella, mejor.

Le dije a Jonie que hay “otras maneras” de obtener esa información… Me senté a esperar el informe del encuentro, y el día 29 obtuve la respuesta:

Tuve una sesión de lectura con Char Margolis y todo trascurrió exactamente de la forma que me habías descrito. Lo único que hizo fue preguntarme todo tipo de cosas, en vez de contármelas. No le di ningún dato, así que empezó a dar palos de ciego pero sin acertar. Después de 30 minutos empezó a enfadarse y me dijo que sólo me podía conceder otros 15 minutos de entrevista, y no era verdad, porque no tenía ninguna otra cita para ese día. Cuando le hablé de ti, primero fingió no saber de quien le hablaba, luego me dijo que nadie en Estados Unidos te toma en serio. Sabía perfectamente quien eras, pero quería hacerte parecer una especie de mago frustrado.

Cuando le hablé del premio, dijo que tampoco se lo tomaba en serio. Como se dio cuenta de que mi artículo no iba a ser muy elogioso con su persona, empezó a intentar manipularme. Había descubierto que tuve un hermano que murió joven, y me informó que a el no le gustaría nada que la criticase a ella y a todo el “mundo espiritual”.

Y en Holanda este mujer apenas puede caminar por las calles, de lo popular que es. ¡Increíble!

¿Puedo adivinar el futuro, o qué?

Astuto Fang

El lector Don Belzowski nos comenta sobre la referencia al Planeta Animal (Animal planet), (artículo original) {vertraduccion;randi20050624.html}:

No vi el programa sobre Goodall, cuando fue anunciado en Planeta Animal, pero por la forma que fue anunciado, creo que, o bien se va a tergiversar todo lo dicho por ella o, en caso contrario, temo que la pobre Jane haya empezado la misma senda que siguió Linus Pauling en sus últimos días. No me gustaría ver pasar ninguna de las dos cosas a una de mis heroínas medioambientales. Pero tu comentario me trajo viejos recuerdos de un perro que tuve hace mucho tiempo, “colmillo”, una mezcla habitual de sabueso y beagle, muy inteligente y siempre alerta a lo que hacíamos los niños, siempre buscando participar.

Antes, en los primeros años de la década de los 60, en una pequeña ciudad de Indiana, mucho antes de las leyes hicieran obligatorio el uso de la correa, todos los perros iban sueltos. Mi madre solía comentar que Colmillo, independientemente de donde estuviera, acababa apareciendo siempre en el patio delantero, mirando en dirección al noroeste, esperando a los niños que venían del colegio. Cuando le veíamos, y el nos veía a nosotros, empezaban los ladridos, los gritos y las carreras para unirse a nosotros, mi hermano, mis amigos y yo.

Habría sido muy fácil pensar en un vínculo telepático, pero incluso a esa edad, yo era consciente de que el perro simplemente había aprendido por hábito la hora aproximada a la que llegaríamos, y se sentaba a esperarnos. Jugaba con nosotros al dominó, e incluso era capaz de tirar una ficha usando su pata, cuando era su turno (A veces, teníamos que recordarle que no era su turno). Nosotros intentábamos jugar su ficha. Recuerdo que tenía bastante éxito eligiéndolas, pero nunca hicimos un estudio serio, y estoy convencido que nunca acertó más que lo que permitían las reglas del azar. Pero lo pasábamos estupendamente bien.

De nuevo, sin mas datos y con solo una evidencia anecdótica, podría parecer que el perro tenía una inteligencia superior, pero esto, simplemente, no era verdad.

Era también un gran jugador de cuadro, cuando jugábamos al softball y era nuestro turno de batear, porque eramos muy pocos para tener nuestro propio jugador de primera base. Colmillo podía recoger cualquier pelota que fuera rodando por el suelo y llevársela hasta el montículo del lanzador, dejándola caer tan pronto como llegaba de forma que este pudiera recogerla antes de que le alcanzara el bateador. No aprendió a hacerlo de la noche a la mañana, aunque tiendo a recordarlo así, pero siempre fue un jugador activo y apreciado.

Pero por más que nos sorprendiera la inteligencia que demostraba, y aunque sólo eramos una pandilla de chiquillos como cualquier otra, nunca se nos ocurrió que aquello fuera ningún fenómeno paranormal o prodigioso. Hoy en día, es posible que fuera una auténtica estrella, con todo el sinsentido que corre por ahí fuera. Pero me sorprende que nunca pensáramos nada parecido, precisamente a una edad en la que eramos tan sugestionables.

Me disculpo por lo largo de este texto, pero me pareció una buena historia para mostrar lo maravilloso y asombroso que es este planeta sin necesidad de ninguna explicación mística o psíquica. Colmillo fue un miembro de nuestra familia por mucho tiempo y, hasta el día de hoy, y a pesar de haber tenido muchos otros animales, seguimos recordando sus historias y anécdotas cuando nos reunimos, pero nadie ha hecho nunca referencia alguna a sucesos paranormales.

Espero que haya disfrutado esta pequeña distracción, que no merece mayor importancia. Quizás pueda servir como un pequeño entretenimiento y a lo mejor como una cierta esperanza de que no todo el mundo ve algo paranormal en cualquier suceso extraordinario.

Me recuerda el caso de “Hans el listo” —Der Kluge Hans en alemán—, que tuvo lugar en 1891 y levantó polémica a nivel internacional. Ha sido superado ya, y posteriormente reavivado, actualizado y mejorado por el fenómeno de la yegua Lady Wonder, que tanto fascinó al doctor Joseph Banks Rhine. Véase (artículo original) {vertraduccion;randi20040618.html} para más información al respecto.

Don, este tipo de cosas es lo que hace que todo esto valga la pena. Espero que hayas hecho tu aportación al fondo genético, o que tengas previsto hacerlo. Una carta de estas vale por unas dos docenas de cartas de magufos… gracias.

Un comentario sobre el momento

http://www.randi.org/images/070805-Clarke2.jpg

He tenido la suerte de haber podido persuadir a auténticos pesos pesados, como Carl Sagan o Isaac Asimov, para que escriban introducciones para mis libros. Así, me vi también favorecido por Sir Arthur C. Clarke, cuando se lo propuse en 1995 para mi “Encyclopedia”, y he aquí un extracto de su introducción, que encuentro de actualidad:

Estoy un poco decepcionado porque Randi no ha tratado [en este libro] con una de mis abominaciones preferidas - El creacionismo, quizás la más perniciosa de las perversiones intelectuales que afligen al público americano en la actualidad. Aunque soy la última persona que legislaría contra la blasfemia, estoy convencido de que nada puede ser más antirreligioso que negar las evidencias escritas con tanta claridad en piedra, expuestas ante cualquiera que quiera verlas. ¿Puede alguien, de verdad, creer que Dios es el autor de una broma tan cruel y sin sentido como esa, falsificar millones de años de prehistoria? Es en verdad una tragedia nacional, el privar a millones de niños de poder apreciar la asombrosa escala -tanto temporal como espacial- de nuestro universo, sólo por la cobardía de los políticos y de los comités educativos. Pero me complace saber que ha sido Hollywood, finalmente, quien ha desecho la mayor parte del daño. Gracias otra vez, Steven, por Parque Jurásico.

Y aunque la iglesia católica ha sido atacada -con toda justicia- por Randi debido a sus crímenes pasados, al menos la Academia Pontificia se ha esforzado en aclarar la cuestión cuando anuncio (y cito textualmente) “Estamos convencidos de que la abrumadora evidencia apoya la aplicación del concepto de Evolución al hombre y a otros primates, más allá de cualquier duda razonable”.

Si, esta es la frase que se cita con más frecuencia, y es esgrimida con alegría y orgullo por aquellos que quieren demostrar que la Iglesia es, sobre todo, culta y flexible -aunque terca y letárgica más allá de toda comprensión. Pero el difunto Papa, mientras hacía esta admisión de mala gana, declaraba también:

La evolución de los seres vivos, de la cual las ciencias buscan determinar las etapas y discernir su mecanismo, presenta una finalidad interna que causa admiración. La finalidad que dirige a los seres vivientes en una dirección que no es responsabilidad suya, obliga a uno a suponer una Mente inventora, un creador.

En otras palabras, el Diseño Inteligente en prosa del vaticano. El nuevo Papa, que dirigió un encuentro en el 2004, la Comisión Teológica Internacional, dejó muy claro que cualquier aparente aceptación de la auténtica ciencia de la evolución sigue siendo firmemente rechazada por la Iglesia, cuando dijo:

Un proceso de evolución sin guía -que caiga fuera de los límites de la divina providencia- sencillamente no puede existir.

No, la Iglesia no ha madurado, no ha abandonado el siglo 14, no tiene intención de ceder en el dogma establecido, y no se ha vuelto culta ni flexible.

Que se lo digan a Giordano Bruno…

Orbito escaldado de nuevo

Parece ser que en Toronto, Canadá, los escuadrones del fraude siguen actuando en grupo. El mes pasado el “cirujano psíquico” filipino Alex L. Orbito, de 65 años, que se denomina a si mismo “reverendo” y afirma poder introducir sus manos mágicamente en el cuerpo de los enfermos para eliminar sus “energías negativas”, fue acusado de fraude por un importe superior a los 5.000 $, y posesión de los ganancias obtenidas mediante un delito. Los oficiales de la policía requisaron aproximadamente 6.000 $ en moneda canadiense y norteamericana, producto de una sola sesión de tarde de curación, después de investigar en el hotel donde, tanto Orbito como su cómplice, John Robert Wood, de 62 años, realizaban sesiones de tratamiento.

El truco no es difícil -y Orbito, que ha estado en el negocio durante décadas, ni siquiera lo ejecuta bien- pero no tiene porqué hacerlo, dado que los creyentes llegan ya engañados previamente por su personal de avanzadilla. Orbito tiene, lo admito, un truco único entre los de su clase: afirma que puede curar la ceguera extrayendo los ojos del paciente y limpiándolos antes de volver a introducirlos en las cuencas. No, no me he inventado nada; ¡tiene testimonios que lo prueban!

Una sesión privada en la línea de ensamblaje de Orbito lleva aproximadamente entre dos y siete minutos, por los que se cobra como mínimo 135 $. Dado que pasan por el taller cientos de bobos cada día, el departamento de finanzas va bastante bien -mientras sus pacientes se van a casa a fallecer.

Alex Orbito rezando

¿Porqué están los canadienses tan predispuestos a aceptar las patrañas de Orbito? Bueno, la gigante intelectual Shirley MacLaine lo presentó en su libro de 1989 Going Within: A Guide to Inner Transformation, en el que dijo:

He visto muchas grabaciones en vídeo de operaciones de cirugía psíquica, traídos de Brasil y de Filipinas. Una de ellas entregada por un doctor en medicina que fue personalmente al tratamiento, y que se curó de una enfermedad ocular. He leído mucha bibliografía sobre cirujanos psíquicos, y he hablado con gente que aseguran haber sido curados así.

También he visto a “magos” en programas de entrevistas, en televisión, intentado desvirtuar el fenómeno con actuaciones de “cirugía psíquica” muy bien ejecutadas. Utilizan mollejas de pollo y pequeñas bolsas de tinta roja para simular sangre. Normalmente es un truco de manos sangriento sin la elegancia de, digamos, Siegfried y Roy. Observo a estos desmitificadores con una curiosidad impasible. Me impresionan como individuos que explotan lo que ellos denominan ingenuidad e insistencia por parte de “tontos que quieren creer en los cuentos de hadas”. Me interesan su miedo y su violencia emocional. Sus intentos de “desacreditar a los charlatanes” parecen sugerir que viven de eso.

Las grabaciones que yo he visto son muy diferentes de estas actuaciones mágicas, porque las cirugías se ha realizado en clínicas, en presencia de médicos y enfermeras.

Bueno, Shirley, sólo sé de un “mago” que haya actuado en un programa de entrevistas haciendo un acto de “cirugía psíquica”; era yo, en el programa de Johnny Carson, entre otros. Lo que describes en tu capítulo sobre los milagros de Alex Orbito es exactamente lo mismo que me viste hacer a mi, aunque tu pareces haber elegido percibirlo de forma diferente. ¿Podrías presentarnos al “doctor en medicina” anónimo que fue “curado de una enfermedad ocular” por esas patrañas? Yo no creo que lo vayas a hacer, Shirley.

Y sobre las mollejas de pollo y las cápsulas de tinta roja, Shirley, sabes tanto de actuaciones mágicas como de la realidad. Si, admito que hay involucrado “miedo” y “violencia emocional”, pero ciertamente no por mi parte; el miedo es experimentado por las víctimas, y la violencia emocional es infligida por estos charlatanes que tú tanto adoras.

Y por cierto, a que viene ese comentario despectivo sobre los “magos [que] viven de ello”. Sepa, señora MacLaine, que Orbito vive en un suntuoso palacio en las Filipinas, y suele conducir alguno de los distintos Mercedes que fueron expresamente construidos para el. Y también debería saber que yo he ejecutado el truco de la “cirugía psíquica” en presencia de “médicos y enfermeras”, en Estados Unidos, Canadá, Japón y el Reino Unido. No tenían ni idea de cómo lo hice, porque no sabían nada de las técnicas de magia: igual que los que observaron a Orbito.

Shirley MacLaine debe haber estado muy, pero muy enferma, cuando visitó a Alex Orbito. Según sus propias palabras, fue operada de “corazón, tercer ojo, ovarios, garganta, páncreas, riñones, colon y espina vertebral”, de acuerdo a lo escrito en su libro. ¿Y qué extrajo Orbito del cuerpo de Shirley durante tan maratoniana sesión? Le dijo a la actriz de enormes ojos que había eliminado “coágulos de tensión negativa, vibraciones negativas, y formas negativas de pensamiento que se coagulan en la sangre”. ¿Cómo? Bueno, según Orbito, “El cuerpo es sólo una ilusión, la forma física sólo es la manifestación de nuestro propio pensamiento”.

Ah, ya veo. Ahora se entiende.

Pero el mejor golpe de efecto que hizo Orbito para Shirley, cuando se dio cuenta de que se iba a creer cualquier cosa, fue el truco del ojo.

Entre las operaciones que vi había una, en la que fui testigo de como sacaba el ojo de un paciente fuera de la cuenca con sus dedos, lo limpiaba y volvía a introducirlo.

Compañeros, tenemos aquí una mujer con 55 años de edad, con una considerable experiencia en el mundo —o al menos, se podría esperar que la tuviera— y, aun así, prefiere creer que este fulano, Orbito, puede sacar un ojo humano de su cuenca y volver a introducirlo sólo con sus manos. ¿Y yo soy desconsiderado por asumir que es un poquito obtusa?

MacLaine afirma, de una forma bastante suave:

Alex [Orbito] prefiere que no haya muchos [observadores] a la vez, porque la energía escéptica drena la suya.

Shirley, la razón es otra diferente. Verás… Ah, olvídalo. Disfruta de tus ilusiones. Y sigue dándole más dinero a Alex.

Aun a riesgo de asombrar aun más a mis lectores, les diré que esta no es la primera vez que Alex Orbito es acusado y arrestado. Para más información de las otras veces que ocurrió, véase (artículo original) {vertraduccion;randi20021129.html} y busque “Orbito”.

Charlatanes ante el juzgado en Noruega

Hogne B. Pettersen nos envía estas noticias:

Un homeópata noruego está siendo juzgado en su país, tras haber sido procesado por el departamento de sanidad, por haber diagnosticado tuberculosis a cuatro adultos. Dos de ellos estaban siendo atendidos desde hacía bastante tiempo. A una mujer que sufría esclerosis múltiple le dijo que sus sufrimientos no se debían a una esclerosis múltiple real, sino una falsa que podría ser curada por el. A otra mujer le diagnosticó esclerosis múltiple, así como otros numerosos achaques, para los que también tendría cura. A una tercera le dijo que tenía una infección en el cerebro, que podría provocarle esclerosis múltiple si no le dejaba tratársela.

A otros cinco les dijo que habían contraído tos ferina (pertussis). Aún en el caso de que el homeópata hubiera tenido los conocimientos necesarios para curar esta enfermedad, que no era el caso, se le habrían imputado cargos, porque es obligatorio informar a las autoridades de cualquier ocurrencia de esta enfermedad, con vistas a poder implantar una cuarentena efectiva.

Además, esta acusado de otros 16 casos de malas práctica médicas; ha sido avisado y multado por el departamento de salud en varias ocasiones anteriores. Este caso resulta ser relevante, porque es la primera vez que uno de estos charlatanes es llevado a juicio acusado de una falta que se puede castigar con una pena de cárcel. Los casos anteriores se han resuelto siempre imponiendo sanciones, como en una ocasión anterior, en 2002, en la que fue multado por diagnosticar tuberculosis a una chica. Las pruebas realizadas por un médico real no mostraron ningún signo de dicha enfermedad, pero el homeópata continuó, no obstante, con sus malas prácticas, sin siquiera un atisbo de remordimiento. ¿Y la gente aun te pregunta cual es el peligro de dejar a esta gente continuar con sus negocios?

Seguiré informando del desenlace del caso, pero tengo la esperanza de que sirva como luz al final del oscuro túnel en que estamos metidos aquí, en Noruega, ahora que las medicinas alternativas son cada vez más aceptadas por el gobierno. Además, tenemos un sacerdote de primer ministro, y a un ministro de sanidad que cree en las curación mediante oraciones, incluyendo la curación para los homosexuales…

Como decimos en inglés, Hogne, hay una luz al final del túnel… pero siempre corremos el peligro de que se apague…

Quizás sea falta de personalidad

Nuestro lector Leonardo Mesquita, de Brasil, me escribió:

He sido desafiado por el psicólogo de mi empresa. Quiere demostrarme que la grafología funciona. Afirma que puede analizar correctamente las personalidades de 10 personas, desconocidas para él (aunque pueden ser conocidos míos), basándose en sus firmas.

He pensado en el siguiente protocolo: Cada uno de los sujetos escribirá una palabra neutral, en vez de su nombre. El analizará y escribirá las 10 análisis resultantes, que serán mostrados, sin ninguna identificación y al azar, a los 10 sujetos, que deberán entonces ponderar cada uno de los resultados de 0 a 5, de acuerdo a su percepción de como se ajusta el análisis a su personalidad. El resultado debería ser tal que la puntuación del análisis de una persona en concreto debería ser muy superior al resto de los análisis, en al menos 9 casos.

En realidad, no tengo idea de como hacer una prueba para comprobar los resultados de una prueba de personalidad. El protocolo que describo está basado en un artículo que leí acerca del efecto Forer y en el protocolo que propusiste en si día a Sylvia Browne. ¿La recuerdas? ¿Hace ya algún tiempo? ¿Aparece? Si señor, ese mismo.

¿Tiene alguna sugerencia para este protocolo? ¿Podría ayudarme con el? Muchas gracias por adelantado y gracias por ser una fuente de inspiración.

Extraído de la página de “El diccionario escéptico”, de Bob Carroll, en http://skepdic.com/forer.html, he aquí la definición del “efecto Forer” mencionado.

El efecto Forer se refiere a la tendencia de las personas a afirmar que una serie de afirmaciones es una descripción muy exacta de su personalidad, aunque las afirmaciones sean generales y aplicables a muchísimas personas.

El psicólogo Bertram R. Forer descubrió que la gente tiende a aceptar descripciones de la personalidad vagas y generales como si fueran únicamente aplicables a ellos, sin comprender que la misma descripción podría ser aplicada a casi todo el mundo.

Me preocupó que Leonardo estuviera cambiando las reglas sin comunicárselo al solicitante. Le escribí:

Primero, comprueba si él cree ser capaz de pasar la prueba. Si alguien afirma saber entonar una melodía al piano, no puedes darle un violín…

Al día siguiente, volví a tener noticias de Leonardo:

¡Fue ASOMBROSO! Le propuse la prueba anterior, e incluso acepté incluir el nombre completo de la persona, y repentinamente recordó diversas “razones legales” que le impedían hacer el experimento. Las “razones” mencionadas fueron:

  1. No puede mostrar los resultados de un informe personal a otras personas, eso significaría “romper el secreto profesional”.
  2. No puede hacer pruebas grafológicas gratis, porque sería una “competencia desleal” con los demás profesionales (¡Pero tengo muy claro que no pienso pagarle nada! Me costaría unos 640 reales brasileños [US$ 270] realizar las 10 pruebas).
  3. Podría hacerlo gratis si se tratara de una investigación científica, pero sólo en el caso de que estuviera asesorado por un comité ético, compuesto por psicólogos académicos.

En pocas palabras: huyó como las gallinas.

Bueno, poco más puedo hacer yo. El afirma que la grafología se usa con éxito en el FBI, la NASA, la ONU, Interpol, la policía federal brasileña, Renault, Peugeot… evidentemente, una falacia de apelación a la autoridad, que no demuestra nada.

Gracias por su ayuda. Otro bocazas que muerde el polvo…

Una piedra mágica … la Sal

La foto que acompañaba el artículo ha sido eliminada, a petición del vendedor, debido a algunas preguntas hechas acerca de su producto. Estas y otras fotos pueden ser vistas en su página web en http://www.ionicsalts.com/.

Compañeros, lo presento tal cual está publicitado en http://www.ionicsalts.com/. Lo que sigue es una sarta de mentiras, engaños, pseudo-ciencia, una estafa, un timo, un truco, un camelo, un fraude, un engañabobos, y una triquiñuela. Mis lectores son gente bastante despierta, y deberían ser capaces de desmontar todo este ardid con facilidad. No obstante, existen personas ahí fuera que no lo tienen tan fácil, y no puede por menos que sorprenderme que ninguna de los servicios que financiamos con nuestros impuestos, ya sea la Comisión Federal de Comercio, la Administración de Drogas y Alimentos o el FBI, haga nada para proteger a las víctimas de los crímenes de esta clase. Un producto que ofrece beneficios médicos y científicos, es descrita con total falsedad y ofrecida para la venta. ¿Y A NINGUNA AGENCIA DEL GOBIERNO LE IMPORTA UN COMINO?

Lean esta muestra de prosa engañosa.

Las lámparas hechas con piedras de cristal salino del Himalaya son, por su naturaleza, a la vez decorativas y efectivas como purificadoras del aire, ya que generan poderosos iones negativos que está científicamente demostrado que mejoran la salud humana, el entorno y el bienestar; además de ser higroscópica al reducir la humedad necesaria para que las partículas o bacterias puedan permanecer en el aire y así sobrevivir.

La iluminación de las lámparas de sal también proporciona una ambientación fantástica a cualquier dormitorio, estudio, mesa de restaurante, consulta médica, la recepción de un hotel, balneario o salón, en suma, dondequiera que la gente se reúna, concentre, o requiera permanecer durante algún tiempo. Puede usarse también en un despacho, cerca del ordenador, o en una mesa de noche, ponla en casa y permite que el ambiente iónico trabaje en tu beneficio.

Una forma natural de respirar y sentirse mejor.

Los científicos, los decoradores y los diseñadores de interiores sólo están empezando a descubrir los beneficios para la salud de los efectos icónicos de las lámparas de sal, así como el agradable ambiente que se crea. Antiguas civilizaciones, tan antiguas como el año 327 A.C. (Alejandro el Grande) reconocieron los poderosos efectos de las piedras de sal. Nosotros también nos dimos cuenta de que no eran sólo “unas rocas bonitas con una bombilla dentro” … que era el nacimiento de las Ionsales.

Las lámparas de sal reducen de forma natural los alergénicos que flotan en el aire, así como bacterias o gérmenes; también proporcionan una atmósfera energética, una influencia saludable basada en al longitud de onda de la luz emitida a través de la sal, y limpian el aire enrarecido de los interiores, lo que es MUY BUENO PARA TI. Aire interior puro sin necesidad de limpiar desagradables placas, limpiar filtros ni elevar la factura eléctrica.

Asma, alergias, dolores de cabeza, ronquidos, tensiones, fatiga, y muchos otros problemas son motivos adecuados para tener una lámpara de sal cerca. La mayoría nota una mejora de forma inmediata, una vez inmersos en el área ionizada creada por un cristal de sal; otras personas pueden tardar un poco más, dependiendo de la sensitividad ambiental. Es una sensación inconfundible.

Conclusiones…

Para cerrar la semana, podemos decir que la Gerencia de Parques de Tulsa ha recibido tantas reacciones hostiles, tanto dentro del país como fuera, que el miércoles por la mañana decidió, por tres votos a uno, dar marcha atrás en su decisión de hundirse junto con los creacionistas, que buscaban que sus ideas estuvieran representadas en pie de igualdad con los hechos científicos acerca de la evolución mostrados en el Zoo de Tulsa. El único voto discordante fue el del alcalde LaFortune. Estoy seguro de que saldrá reelegido. Véase http://www.randi.org/jr/062405silly.html {vertraduccion;randi20050624.html} para más detalles.

Y recordar también el hecho de que es el 250 aniversario del nacimiento de Samuel Hahnemann. Y todavía sigue sin haber aprendido nada acerca del mundo real…

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus