Por favor defina “ciega”. Más sobre Montz. Atrocidades en Corea del Sur. Trudeau todavía estafa. DI contra la realidad. Mi pequeña contribución. Una adecuada comparación. Noticia bibliográfica. Cliente insatisfecho. Abe lo sabía. Falta de visión. En conclusión…

Por favor defina “ciega”

Una mujer ciega, nos dicen los servicios de noticias, ha “confundido” a los científicos luego de “probar” en TV que puede distinguir los colores por el tacto. Esto es material de primera clase para el premio del millón de dólares de la JREF, ¿no les parece? Se dice que Gabriele Simon, de 48 años, de Wallenhorst, Alemania, ha demostrado su capacidad en el programa de televisión más popular de su país, “Wetten Dass”. Traducción aproximada: “¿Quieres apostar?”.

Usando sólo las puntas de sus dedos, nos dice la audiencia, Gabrielle puede reconocer los diferentes colores de varias camisetas y blusas. ¡Guau! Dice ella:

Me llevó veinte años dominar esta habilidad. Es una combinación de aprendizaje puro y concentración […]. Esta capacidad realmente me da más independencia, porque ya no necesito preguntarle a mi madre qué ponerme.

Lo que en verdad me llamó la atención sobre esta afirmación ¡es que le hicieron la prueba vendada! ¿Eh? ¿Por qué haría falta vendar a uan persona ciega? Caray, uno no supondría que la palabra “ciega” requiere más definición, ¿verdad? Como hago con frecuencia, me dirigí a Wikipedia [wikipedia.org] para averiguar más. En EE. UU., descubrí, la expresión “legalmente ciega” significa “con cierto grado definido de discapacidad visual”. Dice la Wikipedia:

Aproximadamente diez por ciento de los considerados legalmente ciegos, según cualquier criterio, carecen totalmente de la vista. Los demás tienen algo de visión, desde la mera percepción de la luz a una agudeza relativamente buena. Los que no son legalmente ciegos pero sin embargo tienen serios impedimentos visuales tienen “mala visión”.

¿Quizá se aplican las mismas definiciones en Alemania? Esta mujer bien podría ser “legalmente ciega”, pero aún ser completamente capaz de ver colores. ¿Los productores de este prestigioso programa televisivo alemán pueden haber sido tan descuidados (¡o haber aceptado a propósito, en aras de la audiencia!) que permitieron que se emitiera esta farsa coo ejemplo genuino de una capacidad mágica? Los remito a la ilustración adjunta, pera que consideren. A la izquierda hay un cuadro tomado del programa de TV “Wetten Dass”, a la derecha una imagen tomada de otra presentación parecida, en http://www.randi.org/jr/022202.html [en inglés]. Dejo que mis lectores saquen las conclusiones correspondientes…

Hace una semana, nuestra oficina les envió a los productores de “Wetten Dass” el siguiente mensaje:

La Fundación Educativa James Randi ofrece nuestro premio del millón de dólares a Gabriele Simon, la mujer de Wallenhorst que afirma que puede ver colores con la punta de sus dedos. La prueba para el premio llevaría menos de 30 minutos y podría ser llevada a cabo por nuestros representantes en Alemania, GWUP, la Gesellschaft zur wissenschaftlichen Untersuchung von Parawissenschaften e.V.

Los remitimos a http://www.randi.org/research/index.html para más información sobre la oferta del premio.

Desde entonces, una representante de Wetten Dass llamada Nicole Rupp me ha informado que la oferta ha sido remitida a Frau Simon. Esperamos la aceptación ansiosa del desafío por parte de ella (o los productores de televisión).

Ajum.

Más sobre Montz

La lectora Paula Nicholson, quien habla en público por http://www.badpsychics.org, ha preparado un artículo muy amplio sobre el “Doctor” Larry Montz y su organización, la Sociedad Internacional para la Investigación Psíquica ({acro;ISPR;International Society for Psychical Research}). Sería presuntuoso que yo agregara demasiado a este artículo, que puede encontrarse en el sitio web Bad Psychics en http://www.badpsychics.com/Editorials/Misc/ISPR.html [en inglés]. Durante meses, Montz se extendió por medio de la Internet sobre cómo pronto iba a hacerse con el premio del millón de dólares de la JREF, y luego de demorar y azararse por mucho tiempo simplemente se desvaneció. Paula decidió que necesitaba saber más, ¡y así lo hizo! Lean su relato, y comiencen a comprender con qué calibre y calidad de farsantes tenemos que habérnoslas.

Atrocidades en Corea del Sur

La lectora Caroline Weerstra vio nuestro artículo sobre “Juan de Dios” y se acordó de otro curandero parecido…

Leí su interesante artículo sobre Juan de Dios. Hace poco supe de su práctica “curativa” gracias al documental positivo en extremo de la ABC.

Juan de Dios parece ser una versión suave de la “sanación por la fe” que presencié en mi adolescencia en Corea del Sur. Mis padres realmente creían en milagros, y participamos en un lugar llamado Centro de Plegarias Aleluya. Estaba centrado en el “ministerio” de sanación de una mujer llamada Kim Keh Hwa. No era una organización pequeña; Kim tenía miles de seguidores, con al menos tres centros de plegaria importantes en Corea y varios en Japón. También afirmaba tener centros de plegaria en California, pero eso no puedo verificarlo personalmente. Mi último contacto con la organización fue en 1990, pero sé que todavía son un grupo activo (aún tienen un sitio web).

Lo que distingue a Juan de Dios y a Kim Kah Hwa de los “sanadores psíquicos” normales (que sólo simulan abrir a la gente y retirar su enfermedad) es que realmente realizan procedimientos invasivos y potencialmente muy peligrosos. Y aún así Juan de Dios es una minucia comparado con Kim Keh Hwa. Nunca presencié algo tan sangriento como lo que vi en el Centro de Plegarias Aleluya. En muchos de sus “procedimientos” la sangre salpicaba por todo el escenario. En más de una ocasión, ella realmente cortó totalmente los dedos de los pies de alguien. (Tengo una videocinta de esto, al igual que docenas de otras “curaciones” sangrientas y muy inquietantes. La gente con frecuencia gritaba de dolor durante esos procedimientos y la sostenían los “asistentes” de Kim. Muchos de ellos después no se recuperaron, pero Kim decía que era por su falta de fe o pecados secretos en sus vidas que no les permitían aceptar la curación. Y aún así, miles de personas (en su mayoría coreanos y japoneses, pero algunos estadounidenses) iban en rebaño al centro de plegaria en busca de una cura.

Me perturba profundamente el enfoque positivo del documental de la ABC acerca de Juan de Dios. Sigo esperando que la gente vea lo que yo vi con ese tipo de “curación”: lo potencialmente violento y peligroso que puede ser. Gracias por su artículo sobre Juan de Dios. Realmente desearía que Juan de Dios, Kim Keh Hwa y todos los otros charlatanes peligrosos fueran desacreditados.

Trudeau todavía estafa

Para leer una excelente cobertura de lo que está haciendo en este momento el artista de la estafa Kevin Trudeau, vean interesante y revelador artículo de Libby Copeland en http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2005/10/22/AR2005102201272.html y léanlo.

DI contra la realidad

El periodista Mike Argento del York Daily Record debe tener en común conmigo más del porcentaje esperable de ADN. Estaba preparando un artículo enorme sobre este tema (de cómo el abogado Eric Rotschild le puso la tapa oficialmente al Dr. Michael Behe, partidario del “Diseño Inteligente” (DI). Debido a la aproximación del huracán Wilma y el hecho de que tuvimos que tuvimos que cerrar la oficina adelantándonos a él, ahorraré tiempo pidiéndoles que vayan a http://ydr.com/story/mike/90330/ y que disfruten la historia…

Agregaré a este artículo un reconocimiento merecidos de los valiosos comentarios de una figura académica importante, que me hizo notar el lector Bill Steele. Expresando alarma por que la mitad de esos estudiantes de la Universidad de Cornell anotados en un curso sobre la evolución hubieran expresado su creencia de que “[existe] agún tipo de ‘propósito’ conformando el proceso a través del cual se desarrolla la vida”, el presidente interino de la Universidad de Cornell, Hunter Rawlings, acabado de instalarse, hizo una declaración franca, valiente e importante en su primer discurso sobre el Estado de la Universidad [1] desde su asunción. Convocó a los cornellianos para que se ocupen directamente del tema del lugar de pertenencia real de la controversia sobre DI con base religiosa, tanto dentro como fuera de las aulas y la universidad.

Rawlings recordó a sus escuchas que los padres fundadores de Cornell se habían comprometido con firmeza a que fuera una institución no sectaria. Y, dijo:

El DI no es válido como ciencia. El DI es un concepto subjetivo, una creencia religiosa disfrazada de idea secular. No se identifica claramente como una proposición de fe ni la apoyan otros argumentos basados en la racionalidad […]. El DI es una cuestión que significa mucho para Cornell y para este país como un todo, un asunto tan urgente que creo imperativo ocuparme de él en este Discurso sobre el Estado de la Universidad.

Como señaló el Presidente Rawlings, la Universidad de Cornell tiene una orgullosa historia de que la verdadera ciencia establezca su posición en el mundo de la educación. Por ejemplo, Cornell ayudó a lanzar Voyager I, la notable sonda espacial que está a punto de dejar el sistema solar hacia los confines más lejanos del vacío interestelar, convirtiéndose en el objeto más distante creado por los humanos que existe en el universo. Ese vehículo espacial es el resultado no sólo de verdadero método y experimentación científicos sino también de la imaginación y la creatividad de los científicos. Al terminar este discurso memorable, Rawlings dijo:

Cornell también es un lugar que ha nutrido a grandes líderes intelectuales que no sólo han hecho contribuciones memorables en sus disciplinas, sino que tienen la voluntad de expresarse, con frecuencia y fuerza, sobre la obligación del mundo académico de buscar el conocimiento y la verdad sin ser obstaculizados por los dogmas políticos o religiosos.

Se informó que el auditorio repleto le brindó una extensa ovación de pie al disertante al final de su discurso. Sí, así es.

Nunca pienso en Cornell sin que aparezca ante mí el rostro de Carl Sagan…

Hace poco, el notable proponente del DI, el doctor Michael Behe, un bioquímico de la Universidad Lehigh en Bethlehem, Pennsylvania, admitió que su definición de “teoría” era tan amplia que podía incluir también a la astrología. Aparentemente, no le causó problema alguno que semejante paparrucha fuera de la mano con la religión, lo que me parece el punto de vista correcta de la situación. La astrología sería considerada una teoría científica si se juzgara con los mismos criterios usados por Behe. Un juicio que enfrentó a once padres del pequeño pueblo de Dover, Pennsylvania contra su consejo escolar local arrojó esa afirmación sorprendente. El consejo había votado leer una afirmación durante una clase de biología que arrojaría dudas sobre la evolución darwiniana y sugeriría el DI como alternativa.

Los padres afirmaron (correctamente, creo yo) que ese era un intento de introducir el creacionismo en el plan de estudios de las escuelas de Dover, y que el motivo de los miembros del consejo escolar eran sus creencias cristianas evangélicas. Es ilegal enseñar nada que tenga un propósito o efecto principalmente religioso a los alumnos de las escuelas estadounidenses que funcionan con fondos del gobierno, pero eso no pareció preocupar al consejo.

En resumen, los partidarios del Di creen que algunas cosas en la naturaleza son demasiado complejas (“irreduciblemente complejas”, dicen) para haber evolucionado por selección natural, y por lo tanto la vida debe ser la obra de un diseñador inteligente. Behe, que fue llamado al estrado por la defensa, testificó que el DI era una teoría científica de acuerdo con su definición de ciencia, y que no estaba “comprometido” con la religión. La repregunta por parte del abogado de la acusación, Eric Rotschild, explicó a la corte que la definición de una teoría científica para la Academia Nacional Estadounidense de Ciencias era:

Teoría: En ciencia, una explicación bien sustanciada de algún aspecto del mundo natural que puede incorporar hechos, leyes, inferencias e hipótesis probadas.

Dado que el DI ha sido rechazado por prácticamente todos los científicos y las organizaciones científicas y no ha pasado ni una vez el examen de un informe científico revisado por sus pares, Behe tuvo que admitir que la controvertida noción no estaría cubierta por la definición de la ANEC. Dijo que había concebido su propia “definición más amplia” de lo que es una teoría. El abogado Rotchschild sugirió que esta definición era tan amplia que la astrología también caería en esa definición, y que la definición de Behe era casi idéntica a la definición de la ANEC. Behe estuvo de acuerdo con ambas sugerencias, lo que produjo las carcajadas de la corte.

Behe también tuvo que aceptar que muy pocos científicos apoyan la teoría del diseño inteligente.

Mi pequeña contribución

No pueden perderse este divertido suceso. Docenas de divertidos lectores del Reino Unido me informaron que la cuchara “doblada psíquicamente” por Uri Geller se ofreció para la venta en eBay, y los resultados distaron mucho de lo que El Doblacucharas hubiera querido. Hubo un oferente, a lo largo de los diez días de la subasta, y “ganó” la cuchara la oferta inicial: un penique. Véanlo en http://cgi.ebay.com/ws/eBayISAPI.dll?ViewItem&item=5624822598 y sonríanse un poco. Recuerden, ¡para este artículo se incluía una caja de regalo de terciopelo azul, gratis! Y comparen el precio pagado con los gastos de envío para recibir la compra…

Una adecuada comparación

El lector Jeff Johnson, fundador de la Asociación Internacional Xiang Sheng de Kung Fu, nos dice:

Siempre ha habido una tradición en las artes marciales de seguir la “sabiduría” de los instructores sin cuestionarlos debido a una descaminada idea de respeto. En esto, el establishment de las artes marciales posee una alarmante similitud con una religión fundamentalista. A veces es sólo ese aire de invencibilidad que los instructores tienden a emitir. Incluso una vez tuve un estudiante que me dijo que sintió que yo le arrojaba mi “chi” cuando lo único que hice fue darme vuelta hacia él. Le dije: “¡Yo no fui!”.

Les recomiendo a los estudiantes que examinen la noción de Bruce Lee de usar “ningún camino como el camino”. Tomen lo útil, rechacen lo inútil, agreguen lo que les pertenece de forma singular. Felizmente, al menos algunos maestros de artes marciales son escépticos.

Noticia bibliográfica

Hay muchos lectores que se toman el trabajo de examinar un nuevo libro y comentárnoslo. Brian Trent es el autor de la novela “Remembering Hypatia” (“Recordando a Hypatia”), un libro que cuenta en detalle la quema de la Gran Biblioteca de Alejandría y el asesinato de la última bibliotecaria por parte de un santo cristiano y sus seguidores. Brian nos cuenta:

Los evangélicos tienen tantos libros suyos que promocionar, y aunque he tenido algunas fantásticas reseñas en las emisoras nacionales locales y en la Universidad de Yale, donde hablé el 1 de octubre, mi libro carece de la visibilidad en el mercado que ha lanzado a la serie Left Behind [“Los postergados”] y otro material de ese tipo a una gran visibilidad […]. La ciencia tiene pocos mártires […] y mi libro relata la historia verdadera de una brillante racionalista […] que fue asesinada por el fundamentalismo religioso en su máxima expresión.

También hay muchos segmentos donde se expone el pensamiento evangélico por lo que es. Aquí cito un breve fragmento, durante una escena en la que Hypatia se refiere al tema de los desastres naturales:

¡Consuélense con que contamos los unos con los otros! Cuando las aguas se elevan y anegan los cultivos, ¡contamos los unos con los otros para volver a plantar esos cultivos, para reconstruir los hogares, para cuidar a nuestros enfermos! Algunos culpan a Dios y exigen que Le hagamos sacrificios. Si tu ciudad estuviera anegándose, ¿sacrificarías, Erasmo, tus hijas como Ábraham intentó hacer con Isaac, porque un sacerdote te dijo que Dios lo exigía? ¿O intentarías construir canales para desviar el agua, comprendiendo que hay un mecanismo por el que ocurren las inundaciones y ningún Dios tiene nada que ver con ello?

Los nombres Katrina y Wilma le vienen a uno a la mente…

Cliente insatisfecho

Margaret Downey me envió a una diatriba de un anónimo “J. H.” que sale de las sombras en un oscuro sitio: http://www.tektonics.org/qt/randi01.htm. Él (¿ella?) se las arregla para exponer erróneamente y malentender en todas las formas posibles a la JREF… para sus propios propósitos, por supuesto. Su principal fuente de irritación es http://www.randi.org/jr/072503.html [vea nuestra traducción]. Por ejemplo, afirma:

El señor Randi ve a la religión (especialmente a la cristiandad, que es lo que realmente quiere decir) con el mismo desdén que al resto de las trapisondas que por lo general encuentra.

No, de verdad quiero decir todas las religiones, aunque la cristiandad es la que me afecta más en lo personal. Sin embargo, el comentario de “el mismo desdén” es cierto.

J.H. también se extiende sobre el movimiento de los brights, lo que me señala que estamos llegando a los que estamos intentando alcanzar. En relación a mi afirmación de que “ya era hora de que me expresara claramente” cuando publiqué mi artículo “Por qué no creo en Dios”, dice que le resulta interesante notar que mi artículo apareció poco después de que declaré que era un bright. Sí, eso es lo que llamamos “secuencia lógica” y “causa y efecto”, mi amigo. Debo agregar que el artículo no apareció después de que efectivamente me convertí en un bright, sino sólo después de que se acuñó el término. J.H. dice que esto equivocado de juntar a la religión con los otros disparates. Me cita diciendo que “… su aceptación es de la misma naturaleza que la aceptación de la estrología, PES, profecía, rabdomancia y la otra miríada de creencias extrañas que manejamos aquí cada día”. Esa cita es correcta, y sí afirmé que la religión está “fuera de los asuntos que maneja la JREF”, pero dice que yo “después me doy vuelta y dijo que es lo mismo que creer en las cosas de las que la JREF se ocupa”.

No, escribí que aceptar la religión es de la misma naturaleza (léase: ilógico, irracional, tranquilizador, satisfactorio) que la aceptación de otras afirmaciones paranormales u ocultas, y porque no presenta evidencia. Leyendo más adelante, J.H. puede haber notado que escribí “… [la religión] no ofrece evidencia examinable, como hacen realmente las otras creencias sobrenaturales”. J.H. encuentra una contradicción donde no hay ninguna; esto fue aclarado especialmente.

Luego me cita: “Con la gente religiosa no se puede discutir lógicamente, porque afirman que sus creencias son de tal naturaleza que no pueden examinarse, sino que simplemente ‘son’”. Sigue con “Nunca escuché ni encontré ningún cristiano que afirme que sus creencias simplemente ‘son’, pero es posible que exista esa clase de personas”. ¡Relean el párrafo que escrfibió inmediatamente a este comentario! ¡Hace precisamente esa declaración! Escribe: “No importa que incontables personas (yo incluido) profesen con frecuencia evidencia diaria de la existencia de Dios todo el tiempo”. Si eso no es afirmar que simplemente alcanza “profesar” “evidencia” pero no ofrecerla, no entiendo su extraño proceso de razonamiento.

J.H. me cita: “Primero que nada, la palabra ‘inconmovible’ no puede en modo alguno aplicarse a la verdadera visión científica” y continúa con su propia opinión: “Sí puede. Una visión científica del mundo puede ser inconmovible en extremo”. No, señor, haciendo esa afirmación exhibe usted su profunda incapacidad de comprender lo que es la ciencia. Siempre está preparada (¡y su propia estructura lo exige!) para ceder ante la presentación de evidencia refutatoria o mejor o evidencia que produce una retractación o afirmación revisadas referida a cualquier hallazgo científico. Eso, más que cualquier otra característica de la ciencia, es un factor glorioso y triunfante que gobierna esta disciplina; se corrige a sí misma.

Señor, ¿cuándo fue la última vez que cualquier religión revirtió algún artículo de dogma?

Silencio.

Esa mínima muestra de mi diatriba en el artículo citado y mis comentarios deberían bastar para empezar a expresar mi punto de vista. No tengo más tiempo para gastar en afirmar lo obvio.

Abe lo sabía

El lector Ken Teusch nos lleva a un antiguo y sabio comentario:

Puede que ya conozca esta cita, pero si no es así debería tenerla en su repertorio.

En el sexto debate Lincoln-Douglas, el señor Lincoln hizo algunas bromas a costa de terminología legal tan elegante en su definición y aplicación de “soberanía popular”. La comparación que hizo el Sr. Lincoln fue:

[Douglas] ha inventado finalmente esta clase de soberanía del no hacer nada: que la gente puede excluir la esclavitud por medio de un tipo de “soberanía” que se ejerce no haciendo nada en lo absoluto. ¿Eso no es consumir espantosamente su Soberanía Popular? ¿No se ha vuelto tan delgada como la sopa homeopática cocinada hirviendo la sombra de una paloma hambreada hasta morir?

Se burló de la homeopatía: otro argumento a favor de Abe Lincoln como nuestro mejor presidente.

Falta de visión

Un lector anónimo:

Agradecería que NO dijera de dónde obtuvo esta información. Tengo demasiados amigos que no entenderían el humor inherente en la situación. En cualquier caso, debería ser bastante fácil confirmar esto.

Las guías astrológicas más populares entre los astrólogos profesionales son las escritas por Jim Maynard y publicadas por su compañía, Quicksilver Productions (que pueden encontrarse en http://www.quicksilverproductions.com/). Como sea, este año, por tercer año consecutivo, sus publicaciones se publican con retraso.

Nuevamente, debido a circunstancias imprevistas.

Hay gente que me mataría (en sentido figurado) si descubrieran que le conté esto a usted, pero era demasiado gracioso para dejarlo pasar. Si hace falta, mencióneme como “un astrólogo que comprensiblemente desea permanecer anónimo”.

En conclusión…

Volvimos… El huracán Wilma golpeó muy fuerte en nuestra área de Florida. El edificio de la JREF aguantó bien, perdió sólo una cerca trasera y dos postes de la luz. Mi casa fue un asunto distinto. Uno 80% de los árboles de mi propiedad se cayeron, arrancando las cañerías y el cableado subterráneos y llevándose el agua, la electricidad y dos grandes ventanas junto con una pared de una habitación trasera. Un gran estudio en la parte trasera del lote fue destruido completamente, junto con toda el área de mi piscina. Como imaginarán, la batalla con la compañía aseguradora acaba de comenzar…

Les cuento todo esto para que entiendan por qué tuve que dejar de poner una nueva página la semana pasada. Fue imposible de llevar acabo, e incluso esta página, preparada en un avión rumbo a Washington, será menos extensa de lo que me gustaría. El webmaster Jeff Wagg está esperando, preparado para recibir cualquier cosa que pueda enviarle. Ha sido difícil…

(Firma de James Randi)

Notas

[1] Se deja con mayúsculas como el original ya que es evidentemente una institución inspìrada en el discurso del Estado de la Unión que pronuncia el presidente de los EE.UU. [N. del T.]


Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus