Dios me dijo que lo hiciera. Una tragedia actual. Un paso adelante. Una buena razón para ser ateo. Sobre Geller. La misma vieja historia. La ciencia de acuerdo con Abraham. ¡Fremer se agita!. Oficialmente es falsa medicina. Luces en el cielo… otra vez. Disparate aplicado

Dios me dijo que lo hiciera

No te preocupes, Robert, ¡sólo di que no sabes NADA!

El senado estadounidense ahora está investigando a algunos de los teleevangelistas más prominentes de los EE.UU. Vean http://tinyurl.com/2cfh7o. Como resultado evidente, Richard Roberts (que asumió el puesto de su padre Oral) le dijo a los estudiantes en la Universidad Oral Roberts que no quería renunciar al cargo de presidente de la escuela evangélica plagada de escándalos, pero que lo hizo porque el día de Acción de Gracias Dios le dijo que lo hiciera.

“Cada gramo de mi carne decía que no” a la idea, dijo Roberts, pero rezó respecto a la decisión con su esposa y su padre y decidió renunciar. ¡Un minuto! Él, un predicador, ¿“decidió”, incluso después de que Dios le ordenara hacerlo? ¡Richard debe tener una posición a la altura de los santos y los arcángeles, para poder meditar si hará o no lo que Dios le ordena! Dijo que quería “arremeter” contra la gente que lo estaba atacando, y llegó a considerar una contrademanda, pero “el señor dijo ‘no lo hagas’” y le habló del Mundo Real, en el que existen abogados e “intimidación, chantaje y extorsión”. Parece que Dios también conoce la ley y es más inteligente de lo que yo creía.

El miércoles pasado, Roberts dijo que Dios le había dicho que “haría algo sobrenatural para la universidad” si renunciaba al puesto que ejerce desde 1993 en la universidad de 5.700 alumnos. Sí, claro.

¡Pero esperen! Hace más de 25 años, ¿Dios no tuvo también una larga charla con el papá de Richard, Oral? Recuerdo que Oral recibió un mandato divino de construir un hospital monstruoso, la “Centro Mëdico de Investigación Ciudad de Ángeles”, de 250 millones de dólares… que luego quebró. El complejo consiste de un hospital de tres pisos, un centro médico de sesenta pisos, y una instalación de investigación de veinte pisos. ¡Guau! Yo diría que fue un mal consejo de las Alturas. Luego, en 1987, Oral informó que Dios le había ordneado que más le valía recaudar 8 millones de dólares para marzo de ese año o Dios “se lo llevaría a casa”. Esto aterró tanto a los fieles que dieron lo suyo, y Oral todavía está con nosotros… ¡Eso estuvo cerca!

¿Quizá en Oklahoma las líneas de comunicación con el Cielo están un poco enredadas?

Una tragedia actual

Del contribuyente habitual P. T. Quinn:

Seguramente sabe sobre los disparos en la Iglesia Nueva Vida en Colorado Spring que el domingo dejó un saldo de cinco muertos, incluyendo al atacante; es la misma iglesia que Richard Dawkins presentó en su documental “¿La raíz de todo mal?”. Al filmar el documental, el entonces pastor, Reverendo Ted Haggard, tuvo una conversación con el Sr. Dawkins que no terminó muy bien. Un poco más tarde el Reverendo Ted perdió su puesto cuando se reveló que había consumido metanfetaminas y había ejercido prácticas homosexuales, algo claramente prohibido para los evangélicos.

Más allá de eso, fue una verdadera tragedia que el pistolero de 24 años matara a dos jovencitas antes de que una guardia de seguridad lo matara a él. Resulta que el pistolero era de una familia muy religiosa y lo rechazaron en “Jóvenes en misión”, una rama de la Iglesia Nueva Vida. Las agencias de noticias informaron que fue un ataque por venganza, que estaba relacionado con otro ataque fatal en un lugar con el que antes estaba vinculado, y que el autor había afirmado escuchar voces.

Aunque la guardia actuó correctamente al detener al pistolero, me inquieta algo lo mucho que repitió en su declaración que Dios la había guiado. No las conté, pero fueron quizá 25 o 30 veces. Opino que esto demuestra lo peligroso que puede ser el fanatismo religioso, y creo que el Sr. Dawkins tiene toda la razón al declarar las muchas consecuencias desafortunadas que tiene. Yo solía pensar que el cristianismo evangélico era bastante benigno, especialmente al compararlo con el islamismo radical, pero ahora no estoy tan seguro. Sin embargo, para ser justo, el cristianismo evangélico no tiene la misma cantidad de violencia. Vean el enlace a la declaración de la guardia y quizá estén de acuerdo. Algo parece estar mal con su forma de pensar.

Quizá hubiera sido mejor que Dios (si se me permite el atrevimiento) disparara una sola de las balas de la guardia a una pierna o a un hombro, simplemente para detener la matanza. Esa guardia le disparó varias veces al hombre enloquecido, ¡aunque ahora sabemos que sus disparos no lo mataron! ¡Se apuntó y se suicidó, así que Dios no tuvo ninguna participación en la acción! Dios hubiera andado mal en el Corral OK…

Pero esos son asuntos profundos que admito que soy incapaz de comprender.

Un paso adelante

El lector Curtis Wolf, que también preside el Comité de Pautas Educativas para la Educación Científica de Florida (patrocinado por el Center for Inquiry Florida) escribe:

Pensé que sus lectores estarían interesados en las pautas científicas propuestas para el estado de Florida, que determinan qué deben enseñar los maestros de las escuelas públicas en sus clases de ciencia. Probablemente las aprobará en febrero la Junta de Educación de Florida. Contienen fuerte apoyo a la evolución y otras grandes ideas científicas, lo que por supuesto produce controversia entre los creacionistas. Si tiene preguntas, por favor visite mi sitio en http://flasciencestandards.org/. […]

A propósito, Ud. ha sido una inspiración para los que amamos la ciencia y creemos que debemos ser escépticos de todas las afirmaciones. Gracias por todo su trabajo.

Una buena razón para ser ateo

El lector Linh Vien Thai escribe desde Japón:

Tengo un amigo cercano que conoce a un fulano que viaja y escribe sobre lugares raros. Hay un lugar de México donde los mayas adoran de los modos más extraños. Culturalmente creen que eructar es “maldad” que abandona el cuerpo. Por lo tanto la preparación tradicional para eructar ahora fue reemplazadas por Coca Cola, que es más económica.

¡Imagínese eso!

Pensé que era una broma, pero no. Vea http://www.philipcoppens.com/chamula.html. Creo que nuestro viajero es un ateo que encontró un gran ejemplo de por qué lo es. Es difícil imaginar pero, ya se sabe, en lo que se refiere a los creyentes fundamentalistas, todo vale.

Sobre Geller

En el programa “Fenómeno” que acaba de terminar, se eliminó la oferta de un millón de dólares de Criss Angel a Uri Geller (¡que por alguna razón les recordó a los lectores de la oferta de larga data de la JREF!) si podía decirle lo que tenía en un sobre cerrado. Como seguramente podemos esperar, los creyentes trataron de hallar alguna migaja de confirmación para los tanteos vacilantes que Geller realizó en el aire, y creen haberla encontrado. Geller dijo:

Aunque nacimos con un día de diferencia (yo nací el 20 de diciembre y tú el 19) hay muchos años entre nosotros, cuarenta años. Tú tenías un año de edad cuando empecé a doblar cucharas, y ojalá…

Nótense los números (en negrita, arriba) 1,20, 19, 40 y 1. Los amantes de lo mágico (alentados por Geller, como verán más abajo) decidieron elegir los dos unos, ignorando los otros tres números. El lector Ryan Schaffer notó esto, comentando:

En una entrevista publicada hoy, Uri Geller comentó sobre el desafio de Criss Angel. Como puede imaginarse, intenta alterar la realidad. Afirma:

Quizá si él no hubiera saltado interrumpiéndome, yo hubiera detectado no sólo 911, sino todo el año 2001. Si me hubieran estado evaluando en un laboratorio todos esos hubieran sido considerados aciertos.

Es interesante que Geller olvidó mencionar que Angel presentó dos sobres y sólo reveló uno. Supongo que Geller está demasiado ocupado haciendo entrevistas y doblando cucharas para decirnos qué hay en el sobre que Angel revelará en “Mindfreak”.

Y el recuerdo de Geller (que, como sea, no era demasiado sólido) era que Criss lo había interrumpido; no, el conductor se adelantó para intentar rescatar un segmento que no iba a ninguna parte. Pueden ir a http://youtube.com/watch?v=G096iqoGIjY y ver la versión de esta confrontación publicada por los credulos, con sus penetrantes observaciones insertadas en rojo sobre el video. Nota: el comentario de Geller de que “Si me hubieran estado evaluando en un laboratorio todos esos hubieran sido considerados aciertos” es muy cierta, si ese laboratorio lo manejaran niños, idiotas o parapsicólogos. Esos genios elegirían y buscarían cada palabra, sumarían el total de letras contenidas en el comentario, les asignarían valores numerológicos y de alguna forma llegarían a un total de 911, estén seguros. Pero ¿“claramente”, Sr. Geller? No, sólo de forma muy oscura, pero así funciona la parapsicología.

Hablando de oscuro, de la Biblia Reina Valera 1995, 1 Corintios 13:12:

Ahora vemos por espejo, oscuramente; pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como fui conocido.

Esto no tiene nada en absoluto que ver con este tema, pero evita que el artículo pierda su deliciosa vaguedad y su falsa profundidad…

La misma vieja historia

El lector Geoff Gilpin apareció hace poco en un documental televisivo y sufrió el mismo proceso drástico de filtrado que yo he sufrido tantas veces en el pasado, para remover cualquier contenido en una entrevista que pudiera tener cualquier otro tipo racional de explicación. Escribe Geoff:

No sé si vio el documental sobre el Maharishi en el History International Channel hace un par de semanas. Una lástima que no incluyeron más análisis escéptico. Muchos de mis comentarios críticos terminaron en el piso de la sala de edición; me entrevistaron durante dos horas y terminaron usando unos 45 segundos.

Me desilusiona especialmente que las frágiles teorías científicas del Maharishi se vuelvan aceptadas. Para combatir esta tendencia, escribí un ensayo titulado “Conciencia cuántica, milagros cuánticos, falla cuántica”. Explora la popular idea de la new age, impulsada por gente como Maharishi, Deepak Chopra, y los directores de “¿Y tú qué sabes?”, de que la conciencia humana puede influir las leyes de la mecánica cuántica. La idea de la cultura pop de que la física cuántica le deja a uno “crear su propia realidad” no sólo es un error, ha tenido consecuencias negativas serias para los creyentes. Pueden bajar el archivo PDF aquí http://www.geoffgilpin.com/pdfs/Quantum-Failure.pdf [en inglés].

También hay un enlace a mi página web [en inglés] (http://www.geoffgilpin.com/) y mi blog (http://www.geoffgilpin.blogspot.com/). Creo que el ensayo es afín con las ideas de usted. Si le gusta, por favor, piense en incluir en su columna un enlace que apunte a él.

Hecho.

La ciencia de acuerdo con Abraham

La batalla entre la ciencia y la superstición ha vuelto a las cortes de justicia. Nathaniel Abraham (35), un ex investigador en el famoso Instituto Oceanográfico Woods Hole de Cape Code, presentó la semana pasada una demanda en la Corte Estadounidense de Distrito de Boston diciendo que el Centro lo despidió en 2004 debido a su creencia cristiana de que la Biblia presenta un relato verdadero de la creación humana. Esto por supuesto incluía la negación de la evolución, la que constituiría una parte esencial de cualquier trabajo de laboratorio en la ciencia biológica.

Abraham pide USD 500.000 como compensación por la “violación a sus derechos civiles”, y el abogado de la administración de Woods Hole declaró, correctamente, que

Woods Hole cree que tiene el derecho de insistir en que [sus empleados] crean en la evolución.

Esta demanda por supuesto trae a colación el tema siguiente: “¿Se puede trabajar en un área científica si se descree de sus postulados básicos?”. Consideren esto: si un empleado de una firma contable decidiera aceptar una religión que tuviera entre sus creencias que 4+4=9, ¿se violarían los derechos cibiles del empleado si lo despidieran por eso? ¿No pueden imaginarse eso? Bueno, supongo que es un poco estrafalario, pero supongan que un hospital contratara a un doctor que luego se negara a administrar transfusiones de sangre porque se convirtió en Testigo de Jehová. ¿Se violarían sus derechos civiles si el hospital lo despidiera?

Abraham actualmente enseña biología en la Universidad Liberty, en Virginia. Es profesor de biología, ¿y no acepta (ni enseña) evolución? Pero todo queda claro cuando nos enteramos que es una universidad bautista en Virginia fundada por el difunto Reverendo Jerry Falwell.

Agregando confusión a la situación, la periodista Betgh Daley, del Boston Globe, en el artículo que informaba este suceso, escribió, a modo de explicación:

Los creacionistas rechazan la noción de que los humanos evolucionaron de los monos…

Bueno, Sra. Daley, yo también, y también todos los científicos que conozco. Darwin nunca hizo esa afirmación, aunque los medios lo indican así mostrando su escasa comprensión de la evolución y de Darwin. El Homo sapiens tiene la misma ascendencia que los grandes simios, y ambos se separaron hace unos dos millones de años, pero los humanos no evolucionaron de los simios…

No soy Solomon, pero creo que el Sr. Abraham también podría buscar trabajo en otro campo donde las opiniones y creencias absurdas no son un impedimento… como la política.

[…]

¡Fremer se agita!

[ Lo que sigue es un pedido de disculpas. El artículo al que me refiero a continuación me lo envió una persona que habitualmente no comete esos errores y ha expresado su arrepentimiento, al igual que yo. Esta prueba de cables para altavoces en realidad involucraba a un tal Michael Lavigne, otro audiófilo bien conocido que coincidía bastante con la descripción del Sr. Fremer. Michael Fremer no es la persona a la que menciono en este artículo, y lamento la referencia. Sin embargo, para ser completamente honesto, publico este artículo tal como apareció originalmente en la columna. ]

¡Parece que Michael Fremer (vea mi comentario) ha realizado (bueno, casi) la prueba que se suponía que haría para nosotros por el premio del millón de dólares de la JREF! en lo que supongo es el “Foro Científico Audiovisual”, aunque su título no aparece en ninguna parte en el sitio, aparece una descripción muy abarcativa de esta prueba, que he reducido aquí a unas 1200 palabras o algo así. Una prueba “A/B” es una comparación entre dos sistemas, dos circuitos, dos componentes, etcétera.

Resumen de la prueba: Fremer no pudo diferenciar entre Monster y el Opus MM con exactitud alguna usando la metodología diseñada de prueba. Lamentablemente, estos experimentadores aficionados ignoraron una de las reglas básicas de una prueba doblemente ciega correcta, al detener la prueba opcionalmente un poco antes de la mitad de la prueba. Esto, en mi opinión, invalida toda la prueba; ahora es como si nunca se hubiera hecho.

Informan que “creen” que realizaron ocho A/B antes de cancelar el experimento. Lo suponen, ya que no registraron los detalles del suceso. ¡Increíble!

De su informe:

Éramos 4 presentes en la prueba. [Michael Fremer] realizó él mismo pruebas de escucha no ciegas y antes de que yo llegara realizó pruebas de escucha no ciegas mientras usaba una venda para acostumbrarse al método de prueba. Su venda era un par de anteojos de seguridad cubiertos con cinta adhesiva plástica. No veía nada salvo un área pequeña directamente debajo de él. En teoría, podría haber flexionado el cuello y visto el suelo a la altura de donde estaba el cable cerca de los altoparlantes, pero esto no se permitió. Después de todo, hacer trampa sólo hubiera servido para que se hiciera trampa él mismo. Mientras se cambiaban los cables, Mike usó orejeras para reducir cualquier posibilidad de identificar los cables por los ruidos del intercambio de cables.

Discusión: No se da el nombre de las otras dos personas. ¿Por qué? Al hablar de “pruebas de escucha no ciegas” se refieren a pruebas en las que el sujeto puede ver lo que se hace y puede enterarse de las respuestas correctas. La cháchara sobre Fremer vendado a medias (¡o sea que no estaba vendado!) es ridícula. No es difícil en absoluto “cegar” correctamente a un sujeto con propósitos experimentales, así que ¿por qué permitieron un método para espiar? Y donde dicen “mientras cambiaban los cables” asumo generosamente que quisieron decir “mientras cambiábamos los cables”. En lo que sigue, una “prueba A/B” se refiere a un cambio entre los modos A y B por medios alteatorios, es de esperarse que con la misma potencia de señal hacia los altoparlantes en modos A y modo B. Seguimos…

El plan era hacer veinte pruebas A/B, que se elegían lanzando una moneda. Esto se hizo antes de que yo llegara. Luego de mi llegada, decidimos controlar la coincidencia de niveles entre los cables. No teníamos un método de hacer coincidir los niveles de los cables si no coincidían, sin embargo también nos pareció que el cable debía coincidir. Dado que el Opus usa alguna clase de caja de red, es concebible que la señal estuvieran atenuada o alterada de otro modo y cambiara el nivel, haciendo posible identificar así el cable, en lugar de por la “calidad” del sonido en sí misma. Los niveles coincidían con un tono de onda senoidal con un error de un centésimo de voltio, la diferencia entre ambos lados era de varios centésimos de voltio con ambos cables. La diferencia entre los canales I y D era mayor que la posible diferencia entre cables, que de todos modos es insignificante. Decidimos verificar esto porque aunque no teníamos forma de hacer concordar los niveles de forma precisa, si hubiera una diferencia de nivel hubiéramos agregado un paso a nuestro método bajando el volumen del todo y luego permitiendo que Mike subiera el volumen, lo que eliminaría la capacidad de juzgar cualquier duferencia de volumen. No hizo falta que hiciéramos esto, de modo que Mike pudo escuchar sin tener que cambiar el volumen todo el tiempo, sin embargo podía cambiar el volumen si quería.

Esto es incomprensible. Las palabras “… sin embargo nos pareció que el cable debía coincidir” ¡no significan nada! ¿Debían coincidir con qué? Consideren la frase: “es concebible que la señal estuvieran atenuada”. ¿Quisieron poner “señales” en lugar de “señal”, o debería decir “estuviera” en lugar de “estuvieran”. Y “la diferencia entre ambos lados” tampoco tiene sentido. ¿Los dos lados de qué? ¿Quieren decir “entre los dos canales” (izquierdo y derecho) o entre los “dos lados” de otra cosa?

Deberían saber que hay sistemas elegantes y simples para realizar ese intercambio A/B, pero Fremer decidió no usarlos, dándole otro problema. La mente humana tiene una habilidad bastante pobre para retener una imagen de audio en la memoria (al ser básicamente lineal) y un sistema rápido de cambio parecería ser muy preferible para el que se somete a la prueba, para que el recuerdo de sutilezas de audio no se deteriore debido a las pausas entre intentos. Esa es la situación que se discute a continuación:

Había, siendo generoso, cerca de un minuto de espera entre los cambios de cable. Este fue el caso tanto para las pruebas preparatorias no ciegas, como para las pruebas ciegas. Su amplificador básicamente se conecta directo, así que cuando se lo apagaba, alimentaba los altoparlantes por un rato. Esperábamos un rato luego de apagar el amplificador antes de desconectar la conexión al altoparlante y la conexión al cable. Nos ocupábamos de que hubiera silencio mientras se desconectaba la conexión para no hacer ningún ruido que pudiera identificar el cable. Cambiábamos la conexión cada vez, ya fuera que cambiáramos el cable o no. Cada vez Mike llevaba orejeras, incluso cuando iba a volver a hacer una prueba conocida, de nuevo, para eliminar cualquier posibilidad de identificar el cable por el ruido del cambio de conexión.

Luego se tomaron un “descanso”, aunque en qué punto de los (posiblemente) ocho intentos se produjo la interrupción, estos aficionados no lo registraron:

En un momento nos detuvimos y fuimos a jugar al pool por unos minutos y luego volvimos a la prueba, haciendo una prueba “no ciega” (pero aún vendada) para que Mike volviera a familiarizarse con los cables.

De modo que nuestros resultados con Mike como oyente eran claros: para esta metodología en particular, Mike no pudo identificar con exactitud diferencias en los cables. De nuevo, un resultado invertido en el que Mike identificara erróneamente los cables de forma reproducible también hubiera sido un resultado positivo.

Ampliaré mi declaración inicial sobre lo poco profesionalmente que se manejó esta prueba. Sólo se identifica a dos de las personas que realizaban esta prueba, no están seguros de cuántas pruebas hicieron realmente, no hicieron los veinte intentos propuestos, y no nos dicen la cantidad que realmente hicieron. Más importante, hacer sólo ocho pruebas no es suficiente en absoluto para brindar un resultado ganador o perdedor. Los cables de altoparlante que se evaluaban no son equivalentes en modo alguno, desde el principio, ya que el sistema “Opus MM” usa lo que mencionan como “algún tipo de caja de red”… la que podría haber tenido notables efectos en el desempeño, ¡aunque estos cuatro aficionados no sabían nada de ella o de lo que hacía! El procedimiento de “cegamiento” que usaron tenía fallas, se tomaron un descanso repentino y no planeado en algún lugar de la secuencia, no nos dan ningún detalle del entorno físico (recuerden, esto era en casa de Fremer, ¡y él debió haber exigido un control muy estricto!) y no hay informe alguno de que se haya realizado registro alguno del protocolo y del procedimiento efectivo.

Este fue un emprendimiento inútil y no cuenta. Sigo tomándole la palabra a Fremer sobre su acuerdo de probar cables Pear Anjou contra cables Monster, como acordamos originalmente. Y de nuevo, él conoce mi número. Sin embargo, creo que es razonable considerar que Fremer se dio por vencido, si no está preparado para anunciar una fecha y hora de aceptación para el 15 de enero de 2008. Eso le da 26 días…

¿Está ahí, Sr. Fremer?

Oficialmente es falsa medicina

Prohibido…

Nos enteramos de que la FDA [Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos] ha prohibido oficialmente la importación del EPFX, fabricado en Hungría por William Nelson, quien huyó de los EE.UU. en 1996 luego de habérselo acusado por cargos de fraude agravado en relación con su invento, una máquina que el fabricante afirma que puede curar enfermedades como el cáncer y el SIDA. El director de quejas de la FDA, Timothy Ulatowski, quien supervisa la regulación de dispositivos médicos, dijo que esta acción es el primer paso en una investigación del inventor Nelson (vea nuestra columna del 23 de noviembre de 2007), sus distribuidores y la red de operadores de EPFX. El director se refirió a las afirmaciones de Nelson de este modo:

Este es un fraude liso y llano. Las afirmaciones son disparates. Esta gente en muchos casos se aprovecha de consumidores desesperados que buscan curas para enfermedades muy serias.

Bien, director Ulatowski, aquí en la JREF hemos sabido desde hace muchos años de esta farsa y del hecho de que el público aquí y en otros países ha estado virtiendo millones de dólares en las cuentas bancarias de William Nelson. Lo mencionamos en esta columna hace más de tres años (vea la columna del 11 de junio de 2004) y en ese tiempo Nelson ha estado llenando de dinero su banco (mientras nosotros nos inquietábamos) a razón de varios millones de dólares al mes. Señor, es mi impresión de que una visita a esta columna podría llamar su atención a una gran cantidad de engaños que su agencia puede querer examinar, pero no podemos presentarle credenciales académicas; sólo vamos a tientas revelando la verdad y esperamos que alguien responsable aparezca gracias a nuestros esfuerzos.

La semana pasada, hasta la Asociación de Quiroprácticos del Estado de Washington le pidió a una junta estatal que rige a los quiroprácticos que prohíba el EPFX; aparentemente hay límites a la ingenuidad de los quiroprácticos. El EPFX es uno de los “dispositivos energéticos” más comunes de los EE.UU., con un estimado de 10.000 máquinas actualmente en uso en clínicas, oficinas y hogares. Hay médicos, enfermeras y quiroprácticos verdaderos en el mercado estadounidense y usan el dispositivo, que ahora se vende a USD 19.900. Uno de sus vendedores célebres era Jeffrey Spencer, un quiropráctico que atendía al ciclista campeón Lance Armstrong.

Pero durante años la Agencia Federal de Drogas [sic], el organismo estadounidense asignado a regular estos temas, no hizo nada para advertir al público sobre las afirmaciones escandalosas de Nelson y la rápida expansión del uso del EPFX. Ahora bien, los dispositivos médicos involucrados en estudios clínicos serán incluidos en una investigación realizada por un subcomité de energía y comercio de la Cámara de Diputados estadounidense, el cual supervisa a la FDA.

Luces en el cielo… otra vez

¿Qué cosa agrupa a Roswell, Nuevo México, y a Kecsburg, Penssylvania (a 65 kilómetros al sur de Pittsburg) en la misma categoría? Como muchos pueblos pequeños en todo el mundo, los habitantes de ambos pueblitos parecen creer que una presencia extraterrestre los visitó. En diciembre de 2003, Leslie Kean, una periodista independiente, examinó un caso extraño de un aparente misterio, con apoyo financiero del SciFi Channel, que luego presentó un programa ese año titulado “El nuevo Roswell: Kecksburg revelado”.

Aunque el gobierno de los EE.UU. dice que no pasó nada especial en el pueblito de Kecksburg a las 16:47 del 9 de diciembre de 1965, muchas personas creen que un OVNI pasó volando. Ahora bien, un meteoro brillante puede haber iluminado el cielo, pero no hay evidencia de que una nave espacial extraterrestre, o siquiera una sonda espacial rusa, cayera a la Tierra, como muchos creen. Un habitante del área, Bill Bulebush (82), dice con firmeza que sabe lo que vio, oyó y olió, pese a las dudas oficiales del gobierno y otros de la comunidad. Dijo Bulebush, camionero retirado:

El bosquejo de Bill…

Levanté la mirada y lo vi volar sobre mí y chisporroteaba. Lo encontré en los bosques de allá y llegué a él 15 o 20 minutos después de que aterrizó. Lo vi a unos 3 o 4 metros desde atrás de un árbol grande (porque me preocupaba que pudiera estallar) y olía a azufre o a huevos podridos y tenía la forma de una bellota enorme, más o menos del tamaño de un VW.

Otra gente del área dijo que, poco después, aparecieron docenas de soldados del Ejército de los EE.UU. y tres miembros de la Fuerza Aérea; más tarde esa noche, dicen, una camioneta militar se llevó el objeto. Ahora, parece que el Sr. Bulebush y sus compañeros creyentes pueden tener su mejor oportunidad para establecer su caso. Una mediación reciente en una batalla legal de cuatro años referida a la Ley de Libertad de Información exige que la NASA busque en sus archivos documentos sobre este indicente. Se presentó una demanda exigiendo que se investigue esta afirmación, 42 años después de que se supone que ocurrió.

En 2002, SciFi le pidió a la periodista Kean que buscara un caso OVNI con testigos creíbles y posible evidencia física. Eso parecería ser lo mínimo que podría probar un caso, especialmente dado que la mayoría de las afirmaciones similares sólo tienen una “luz en el cielo” o menos como elementos para dar sustento a una historia. Ella creó la Coalición para la Libertad de Información para apoyar este esfuerzo e investigar otros “fenómenos aéreos inexplicados”.

Parte del propio criterio de Kean, más allá del título de SciFi para el programa de Kecksburg, fue elegir un caso lo más alejado posible del incidente de 1947 en Roswell, N.M., considerado en una época por muchos con una verdadera nave espacial extraterrestre accidentada, un OVNI, pero que luego se probó que sólo eran los restos de un globo de vigilancia ultrasecreto equipado con dispositivos sensibles de escucha enviado subrepticiamente por los EE.UU. Estaba diseñado para detectar el sonido generado por posibles detonaciones atómicas soviéticas. Hoy, métodos tan toscos han sido ampliamente superados por tecnología mejor, por supuesto.

Las agencias del gobierno a veces muestran formas inventivas de meter la pata. Luego de que la periodista Kean presentó un pedido por la Ley de Libertad de Información en 2003 y la NASA le dijo que no podía encontrar documentos referidos a Kecksburg, supo que había encontrado algo, porque ella ya sabía que la agencia espacial tenía algunos documentos sobre el tema. Obtuvo la atención y la cooperación del juez federal Emmet Sullivan, que había tratado de hacer avanzar a la NASA por más de tres años. Sullivan se refirió a los esfuerzos de búsqueda presentados por la NASA como “un enredo” que nunca respondió al pedido de información, agregando: “Entiendo la frustración de la demandante porque yo me siento frustrado”.

El 17 de octubre, la NASA, sometida a presiones legales, dijo que haría una nueva búsqueda en sus registros y aceptó que ambas partes informarían periódicamente al juez Sullivan sobre su avance. También acordaron pagarle a Kean USD 50.000 para cubrir las costas legales y los honorarios de sus abogados.

La cantidad de datos disponibles es enorme. Kean y su abogado ya recibieron la primera tanda de documentos, 689 páginas de inventario que sólo indican detalles de lo que está en las cajas y ficheros en los archivos de la NASA. Kean dijo que “optimista con cautela” sobre la posibilidad de encontrar algo que se refiera al evento de Kecksburg, sea lo que fuere.

Pero mucha gente de Kecksburg cree que el esfuerzo de Kean es sólo otra aventura de fantasía; no todos ellos aceptan la historia de Bill Bulebush. Ed Myers (81), que era jefe del Departamento de Bomberos Voluntarios de Kecksburg, dice que no vio ni los soldados ni las luces azules que alguna gente jura haber visto, pero Bill se aferra a su esperanza de que la demanda confirmará su versión.

Piensen en esto: han pasado ya 42 años desde que lo que fuera iluminó los cielos sobre la pequeña Kicksburg. Durante ese tiempo, la historia fue contada miles de veces, se escribió sobre ella, e inevitablemente ha cambiado de muchos modos. Todos conocemos el fenómeno de contar un chiste en un extremo de un círculo de oyentes ansiosos que lo repetirán al vecino de la fila, y luego nos sorprende lo fácil y profundamente que pueden cambiar (y cambian) los detalles, los personajes y la secuencia de los hechos, aunque se hagan los mayores esfuerzos por conservar la integridad de la versión original. Bill Bulebush y otros que han contado sus versiones de este evento (o sus versiones de lo que Bill puede haberles contado a lo largo de los años) bien pueden estar contando lo que sinceramente creen es la verdad. O (podría ser posible) la historia de Bill es 100% verdadera y exacta; quizá una nave de otra civilización realmente chocó aquí en 1965.

Nuestros recuerdos siempre son imperfectos. Esa es la naturaleza de nuestros sentidos, ya sean visuales, auditivos, táctiles o hasta olfativos. Como mago profesional, soy muy consciente del hecho sorprendente de que puedo realizar un milagro mínimo y luego, mientras un espectador sorprendido cumple con la rutina de sacudir la cabeza incrédulo, repetiré lo que acabo de hacer, en detalle, y lograré que el espectador esté de acuerdo con mi relato… aunque sea incorrecto en ciertos detalles que lo convertirían en un misterio insoluble ¡si esos detalles fueron ciertos! ¡Y el espectador no tiene que ser en absoluto un idiota para que acepte mi historia!

He aquí un ejemplo de hace muchos años. El eminente filósofo Sidney Hook yacía en un hospital luego de una cirugía menor, y tuve la oportunidad de aparecer por allí para conocerlo junto a varios amigos (uno de ellos un mago aficionado avanzado. Cuando entré a la habitación del hospital, como suelo hacer, “estudié el ambiente” (miré en torno para ver las posibilidades de lograr uno o dos trucos). Vi pañuelos en cajas, bajalenguas, guantes sanitarios, varias revistas y la inevitable Biblia de Gedeón apoyada en las cercanías. Como esperaba, me sugirieron que realizara un truco asombroso para el profesor Hook, y lo hice. Tomé un bajalengua, hojeé la Biblia y le pedí a la víctima que me dijera cuándo detenerme. Lo hizo, me detuve y metí el palito entre las páginas del libro. Luego miré la última página de la biblia para anunciar el número de páginas entre las cuales él había elegido libremente y al azar y luego le entregué el libro con el palito insertado y caminé por la habitación hacia la ventana mientras lo abría mara mirar por primera vez la página que había elegido. Le pedí que mirara la página que tenía frente así y eligiera en silencio una palabra de la línea superior.

Bueno, él lo hizo y luego cerró el libro y lo conservó. Yo tomé una revista, escribí una palabra en la parte de atrás de la misma y la puse ante él. Le pregunté qué palabra había elegido en la Biblia y él me lo dijo. Le pedí que diera vuelta la revista. Escrita simplemente allí estaba la palabra elegida…

Muy bien. La descripción es (palabra por palabra) 100% correcta. Muchos magos podrán confirmarles que es verdadera. Es uno de mis trucos de mentalismo favoritos. Pero lo que realmente me molestó de este asunto fue la forma en que el relato de lo que yo había hecho en esa ocasión se revolvió, exageró, distorsionó y deformó. ¡Hasta la propia versión de Sidney Hook, descubrí, estaba bastante equivocada en ciertos detalles críticos! Me tranquiliza decirles que nunca llegué a decirle esto al profesor…

Este truco es difícil, hay varios lugares en los que puede salir totalmente mal de forma irreversible. Al extremo de estallar en llanto y pensar en dedicarse al malabarismo. Y tengo arrugas específicamente diseñados por mí que hacen posible esta maravilla. No, amigos, no se los voy a contar, aunque un mentalista competente podría convencerme de que se lo revelara…

Les digo todo esto para ilustrar que el recuerdo humano es imperfecto, como escribí antes, y no se puede culpar a los testigos por ser humanos…

Bill Bulebush (estoy convencidos) ha estado contando su experiencia tal como la recuerda.

Disparate aplicado

Me envió un mensaje un empleado alarmado del Distrito Escolar Intermedio de Van Buren en Lawrence, Michigan. Prefiere permanecer anónimo y lo mencionaremos aquí como “Sr. A”:

Soy empleado en un distrito escolar del sur de Michigan. Cada año dedicamos un día para el desarrollo profesional y se supone que todo el personal asista. El districto paga para que vengan presentadores a dar clases cortas sobre distintos temas referidos a la educación. Una de las clases, para mi sorpresa y consternación, fue Kinesiología Aplicada.

Nuestro distrito convocó al Dr. Todd Overdorf del Centro de Investigación Quiropráctica AK de Holland, Michigan (http://www.akresearchcenter.com/). De acuerdo con la descripción contenida en nuestro material, aprenderemos lo siguiente:

Enterarse de los beneficios del cuidado natural de la salud incluyendo la nutrición con alimentos completos. Aprender sobre la aplicación de pruebas musculares naturales y análisis postural para el diagnóstico y tratamiento de varias afecciones.

De acuerdo con su sitio web, sus asociados son el Dr. Louis C. Boven y el Dr. Craig A. Kingsbury. ¿Tiene usted más información sobre esta persona, sus asociados o su práctica médica que pueda yo presentarle a nuestros administradores para que sepan más sobre qué hace realmente AK, además de la información que ya pienso proporcionarles tomada del sitio de usted y del de Quack Watch?

Lo que pienso hacer al respecto es unirme al comité que toma las decisiones para nuestras clases de desarrollo profesional para que al menos incluya una voz de la razón. Gracias de antemano por cualquier información que pueda tener sobre esto.

El 10 de diciembre de 2007 le escribí a este caballero:

Sr. A: Gracias por su consulta. ¡Me horroriza que su distrito escolar realmente traiga a esta gente para difundir una idea tan totalmente desacreditada como la kinesiología aplicada! Es un ejemplo tan perfecto de pseudomedicina que lo uso como ejemplo en mis conferencias públicas. Hemos hecho pruebas para varios practicantes de la KA, tanto aquí como en otras partes del mundo, para nuestro premio del millón de dólares y, ni qué decir tiene, todos ellos han fallado. Vea algunas referencias en randi.org.

Desafío a Todd Overdorf, Louis Bovn, Kraig Kingsbury (y a CUALQUIER OTRO practicante) que simplemente le pruebe a un panel independiente que la KA funciona, y recibirán el premio del millón de dólares de la JREF.

Al presentarles esta oferta, dan las respuestas habituales: el premio no existe, ya lo ganaron pero no lo pagaron, James Randi juzgará las pruebas, las pruebas serían injustas y tendenciosas, etcétera. Todas esas objeciones son falsas, y lo saben, pero eluden aceptar porque saben que no pueden probar sus afirmaciones.

Si el distrito escolar continúa con este plan, expondrán a su audiencia a curanderismo puro. Y no, no abrirían el foro a la “libertad de expresión” más de lo que lo harían si se lo ofrecieran a los creyentes en la Tierra Plana. En mi experiencia, optarán por la salida fácil permitiéndole a Overdorf decir lo suyo, hacer daño e irse a casa sin oponerse. Eso hacen los comités.

El curanderismo volverá a ganar, de nuevo, y los que se someten a él perderán su dinero a cambio de nada. Los que toman las decisiones que permiten este disparate descansarán tranquilos porque no verán el daño que sus acciones produzcan.

El mensaje del Sr. A. al superintendente:

Quisiera expresar mi preocupación por la inclusión de la Kinesiología Aplicada (KA) como parte del Día de Desarrollo Profesional. Puede que Ud. no sepa que la KA no tiene base en hechos médicos, y los profesionales médicos calificados y acreditados la consideran pseudociencia. Las afirmaciones de la KA como técnica diagnóstica válida nunca han sido probadas por ningún estudio científico médico. Creo que esto debió investigarse antes de incluirla en la lista de clases de DP porque como institución educativa no deberíamos enseñar pseudociencia a nuestros profesores y en consecuencia a nuestros estudiantes.

Por favor consulte estos documentos sobre el tema:

Llegó una respuesta del superintendente:

Le agradezco su preocupación por el tema, pero estoy en desacuerdo porque creo que tenemos que presentar muchas oportunidades para que nuestro personal “elija a su gusto” lo que crean mejor para su desarrollo profesional.

Mucho de lo que presentamos en nuestras listas podría discutirse para establecer cuál es la técnica de enseñanza correcta o la difusión de información que puede no ser la “mejor” práctica. Opino que el personal determinará lo que es mejor para ellos y adoptarán lo que crean que pueden usar para ayudarlos a crecer o investigar más para averiguar si esos métodos son de verdad los que deberían seguir.

El Sr. A. respondió así:

Si alguien quisiera presentar una clase de lectura psíquica para la salud y el bienestar, ¿usted permitiría, como administrador, que se dictara esa clase? No. Hacer tal cosa sería irresponsable, ya que jamás se ha comprobado que la lectura psíquica funcione para diagnosticar enfermedades y puede producir que la gente haga cosas que pongan en peligro su salud.

Con la Kinesiología Aplicada pasa lo mismo.

Al permitir que se presente KA en el día de DP, expondrá al personal a curanderismo puro al presentarles una herramienta diagnóstica sin probar y sin verificar como si realmente funcionara. No todos, pero algunos, saldrán de esa clase pensando que la KA es ciencia legítima. La usarán y prescribirán tratamientos que, como mínimo, no harán nada, y en el peor de los casos podrían ser potencialmente mortales, todo porque seguirán los diagnósticos de la KA en lugar del consejo de su médico. Comprenda que esto no tiene nada que ver con la “técnica de enseñanza” o con información que no se considera la “mejor práctica”. Tiene que ver con un tema que nuestro distrito presenta a su personal de enseñanza y que se ha probado 100% erróneo en todos los casos. Para mí es muy irresponsable que un distrito promueva esto.

La respuesta del superintendente:

¿¿Cómo puede decir que es 100% erróneo a partir del material que me envió?? Yo no lo leí así. Además, no sé nada sobre la Kinesiología Aplicada o de sus pros y contras. Esto fue propuesto en nuestra reunión de desarrollo profesional por uno de los miembros del personal. De los más o menos 15 miembros de este comité nadie cuestionó el ofrecimiento. Finalmente, no estamos apoyando esto, lo tenemos como propuesta, si nadie se anota para este programa, no se dictará.

Por favor, sienta la libertad de unirse a nuestro comité de desarrollo profesional para participar de este proceso.

Termina el Sr. A:

Lo que más me molesta es que él cree sinceramente que nuestro distrito no está apoyando la KA sino que la “ofrecemos”. Garantizo que si se ofrece, la gente de aquí se va a anotar. Tengo la vaga sospecha de que el día de desarrollo profesional me voy a enfermar… y que aceptaré la oferta de unirme al comité de Desarrollo Profesional de nuestra universidad.

El último comentario del superintendente es notable. Escribe: “[N]o sé nada sobre la Kinesiología Aplicada o de sus pros y contras”. ¿Soy demasiado exigente si pido que averigüe sobre este tema y esté preparado para actuar sobre ello. ¡No es cualquier persona, amigos!, es el superintendente, que el diccionario Webster define como

… persona que supervisa o dirige un trabajo, establecimiento, distrito, etc.; un supervisor.

Eso no suena a alguien que simplemente permite que los miembros del personal acepten o rechacen una propuesta ignorándolo todo… No tengo dudas de la integridad o las intenciones de este hombre, pero me parece que podría informarse mejor antes de permitir tan fácilmente que semejante disparate ingrese al Distrito Escolar Intermedio de Van Buren en Lawrence, Michigan, como si fuera legítimo.

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus