Un desarrollo alentador - La escena holandesa - Hora de tatuarse - Tantra tántrico - Siguiente episodio en Australia - Estoy temblando de miedo - Para terminar…

Un desarrollo alentador

Sniffex

Paul Johnson busca explosivos con su juguete “Sniffex”

Nuestros lectores recordarán un tedioso asunto que nos viene ocupando desde hace meses. Se trata de otra absurda “varilla de zahorí”, promovida por un tal Paul B. Johnson, presidente de la compañía “Sniffex”. Johnson demandó ansiosamente al JREF cuando publicamos los hechos acerca del juguete fraudulento que estaba promocionando como detector de bombas, obviamente con la esperanza de sacar beneficio de la creciente preocupación del público por la seguridad. De hecho, en septiembre de 2006 cambió el nombre de su empresa por “Homeland Safety International Inc.”, al hilo de los últimos titulares mediáticos, y quizá con la pretensión de insinuar una relación con las agencias del gobierno federal. Divulgó una serie de 33 notas de prensa que contenían principalmente información falsa acerca del producto y de la situación financiera de la empresa. Esta maniobra elevó la cotización de los valores desde los 80 centavos hasta unos 6 dólares, lo que supuso un total de 32 millones de dólares en beneficios ilegales.

Pero una reciente racha de mala suerte ha hecho caer la cotización hasta los 0,001 dólares por acción…

Graph

La empresa ha sido ahora acusada de violar las medidas sobre sistemas de registro y las disposiciones antifraude de la legislación norteamericana. La Comisión de vigilancia y control del mercado de valores de los Estados Unidos [U.S. Securities and Exchange Commission, SEC] ha promovido mandamientos judiciales contra las violaciones de la legislación sobre el mercado de valores, sanciones monetarias civiles y otras penalizaciones. En resumen, la compañía ha sido acusada de emplear técnicas fraudulentas para la manipulación del mercado…

Tengan presente la cuestión esencial: los abogados se han enriquecido, y lo siguen haciendo, con este asunto. Johnson y sus cohortes se puede permitir pagar costes y honorarios, no así la JERF. Aunque nuestro interés en esta estafa no ha decaído, ya hemos tenido que desembolsar más de doce mil dólares en costes legales para defendernos. Ahora, años más tarde, Homeland Safety International Inc. sólo tiene que afrontar el inminente final de su fraude, embolsarse sus beneficios en cuentas exteriores y esperar a que mejore el tiempo.

Creemos que nuestra denuncia de la estafa ha contribuido a que la SEC emprenda su proceso contra Johnson y compañía, pero debemos seguir preguntándonos porqué la agencia muestra tal inercia. Añadiré que Johnson (como sucede con tantos de estos acosos judiciales) retiró su demanda contra la JREF justo antes de que llegara a los tribunales, pero cuanto tratamos de recuperar los costes que nos había ocasionado su descaradamente frívola acción legal (emprendida sólo para intimidarnos y hacernos perder dinero) el juez rechazó nuestra exigencia.

Johnson y sus cohortes recurrieron a todas las trampas para incrementar la confianza en su producto. En junio de 2005 publicó una nota de prensa anunciando:

…los resultados de las pruebas de campo del Sniffex… llevados a cabo por el Centro de Pruebas e Investigaciones sobre Materiales Energéticos [Energetic Materials Research and Testing Center, EMRTC].

Esta es una legítima institución estatal asociada con el Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México. En su nota Jonson aseguraba lo siguiente:

…muchas de las pruebas demostraron que el Sniffex podía detectar explosivos nitrogenados desde detrás de un muro o dentro de automóviles a una distancia de entre 3 y 9 metros. [El gerente Johnson dijo que] los resultados fueron impresionantes.

Se incluía un enlace de internet al extracto de un informe del EMRTC preparado por Johnson. Su nota de prensa era errónea en muchos aspectos. Primero, afirmaba en falso que las pruebas, que tuvieron lugar el 3 de marzo de 2005, fueron llevadas a cabo por el EMRTC. En realidad, la participación de los ingenieros del EMRTC se limitó a esconder los explosivos para los ejercicios de detección, observar las pruebas, y registrar los resultados. Johnson y su ayudante fueron quienes manejaron el dispositivo durante las pruebas.

Me puse en contacto con el ingeniero jefe del Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México para preguntarle sobre los resultados de las pruebas que supuestamente habían realizado con el Sniffex. Me respondió en el acto negando este extremo, y pretextó que yo no podía tener acceso a esa información, y que aquello era todo en lo que respectaba al Instituto. Evidentemente sabían que el Sniffex había fallado en las pruebas. ¿Era ese el motivo por el que les avergonzaba revelar los datos? ¿O acaso estaban más estrechamente relacionados con Johnson y el Sniffex?

Segundo, la nota de prensa aseguraba que las pruebas demostraron que el dispositivo era capaz de detectar explosivos. De acuerdo con los ingenieros del EMRTC, sin embargo, sus pruebas resultaron fallidas, y en consecuencia no concluyentes. Señalaron que no podían determinar si los resultados positivos fueron producto de (a) la tecnología del aparato, (b) la manipulación consciente o inconsciente del dispositivo por parte de Johnson o su ayudante, (c) simple casualidad, o (d) otros factores. Les puedo asegurar que la opción “a” no es correcta: este estrafalario palito no tiene nada en su interior. Habría que considerar las opciones “b” y “d”…

Según sus pruebas, un ingeniero del EMRTC aconsejó a Johnson que serían necesarias al menos dos o tres rondas de pruebas adicionales antes de llegar a alguna conclusión sobre la eficacia del aparato; esas pruebas nunca se llevaron a cabo. Observen que esto no se mencionaba en la nota de prensa de Johnson…

Tercero, la nota de prensa no reflejaba fielmente la verdadera opinión de Johnson sobre las pruebas. Es más, después de las mismas Johnson transmitió su insatisfacción por los resultados al personal del EMRTC. El 6 de marzo de 2005 envió un memorándum a sus colegas, en el que afirmaba:

Realizamos pruebas durante siete horas sin pausa, y lamento decir que obtuvimos resultados muy desiguales.

Bueno, “resultados desiguales” es un modo de decirlo, pero “fiasco” sería más apropiado.

Por último, el extracto de Johnson del informe del EMRTC –asociado con el Instituto de Minería y Tecnología de Nuevo México, recuerden- describía diez de los resultados más favorables, pero omitía otros dieciséis que no lo fueron tanto. En resumen, el extracto publicado en los medios daba la impresión engañosa de que pruebas independientes realizadas por un reconocido laboratorio habían demostrado que el aparato podía detectar explosivos, cuando el hecho es que tal cosa estaba lejos de ser cierta.

Para que vean lo poco en serio que se tomaba el gerente Paul Johnson las críticas de la JREF, aquí tienen fragmentos de algunas de las pomposas y presuntuosas cartas que nos dirigió, mientras estaba en la cresta de la ola y bien seguro de que no podríamos acceder a los datos reales del EMRTC:

Su comentario sobre el producto de mi empresa de agosto de 2005 ha costado muchas vidas en todo el mundo (en mi opinión). Homeland Safety Intl., antes Sniffex Inc., se ha visto perjudicada más allá de todo lo imaginable a causa de su comentario acerca de un producto que nunca han visto, ni hablado de él con alguien que lo haya usado, ni probado con su propio equipo.

Nos escribió esto en un momento en que nosotros en la JREF –y el propio Johnson- habíamos sido ya informados por fuentes autorizadas y fiables de que el gobierno de los Estados Unidos –así como una base en el extranjero del ejército norteamericano- había probado a conciencia el juguete Sniffex y lo había declarado inútil. Estas quejas acerca de la pérdida de vidas provocada por la JREF al exponer la verdadera naturaleza de este estúpido juguete es ridícula. El cacharro sencillamente no funciona, nunca funcionó y no puede funcionar porque no tiene fuente de alimentación, ni partes operativas, ni circuitos detectores. Es un fraude total. Aquí hay más de lo que Johnson nos escribió:

Les diré que si no hubieran escrito ese comentario, o si al menos no figurase entre los primeros resultados de una búsqueda por “sniffex” y “Paul Johnson”, se habrían salvado muchas vidas. Gracias a Dios hay personas y grupos y gobiernos que no creen todo lo que leen en internet y han comprado el aparato. Gracias a Dios hemos salvado vidas de soldados en Tailandia cuando iban a cruzar un puente minado. Gracias a Dios hemos encontrado pruebas materiales (casquillos usados) en un campo de la muerte de ese país. Y, veamos, están Beirut, Irak, Bangladesh, India, Egipto, el ejército americano, etc., etc. que usan el producto con éxito… Puede ser, sólo puede ser, que hayan ido ustedes demasiado lejos y hayan puesto en riesgo la vida de personas al desacreditar un producto que nunca han visto, ni hablado con alguien que lo haya visto, y sobre el que ni siquiera han investigado… No tranquilizará su conciencia saber en la mayoría de situaciones en las que existe un riesgo de ataque terrorista, el Sniffex podría ser una valiosa arma para evitar daños personales.

Esto es una mera invención; pidan a Johnson que proporcione la documentación sobre el episodio de Tailandia, y/o los datos sobre el Líbano, Irak, Bangladesh, India, Egipto o el ejército americano. Vean, la JREF tiene datos directos, auténticos y completos de una de estas fuentes, datos que contradicen sus fatuas afirmaciones. Y Johnson –tres veces en el párrafo anterior- da las gracias con mojigatería a una deidad por hechos que son ficticios, y que ni él ni la deidad han provocado. El juguete no funciona. Johnson se saco todo esto de su imaginación. Además, habíamos sido informados de buena fuente, por una persona implicada en las pruebas oficiales del ejército americano con el Sniffex en una base extranjera, de que tras fallar la prueba a la que fue sometido, el representante del distribuidor regional del Sniffex fue llamado para su “reciclaje”.

Sniffex2

Los papeles de la patente del Sniffex –leídos por otro funcionario obviamente incompentente de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos- afirmaban que el aparato emitía algún tipo de “radio frecuencia” y detectaba la “resonancia sobre el gradiente de campo cero”, aparentemente emitiendo y recibiendo a la vez. Esto es una completa mentira: un informe de la armada de los Estados Unidos sobre sus pruebas con el Sniffex confirmaba que no había elementos en el aparato correspondientes a un transmisor o generador de frecuencia, ni una fuente de alimentación. Fue probado oficialmente por la armada norteamericana, y encontraron que no emitía ninguna señal medible. (¡Pese a estos resultados, la armada de los Estados Unidos compró el dispositivo! ¡Y otra rama del ejército compró 8 de ellos por 6.000 dólares cada uno! ¡Sólo podemos esperar que lo hicieran con intención de examinar el Sniffex, no de usarlo!)

Había otras cinco personas acusadas por la Comisión del Mercado de Valores: Mark B. Lindberg, Petar D. Mihaylov, Yuri P. Markov, y Nicolas e Ilona Klausgaard. La Comisión dijo en una nota de prensa que su investigación está “aún en marcha”.

Irónicamente, la “patente” del Sniffex –número 6.344.818- expiró hace dos años, debido al impago de las tasas de mantenimiento…

La escena holandesa

El lector Olaf Goorden, de Holanda, nos dice:

He pensado que podría interesarles saber que el Partido Socialista holandés (SP) ha puesto en marcha un servicio telefónico a través del cual la gente puede presentar sus quejas sobre el “Astro-TV”, que es un programa de televisión diurno en que el publico llama para pedir consejo a unos astrólogos, a cambio de unos pocos euros, por supuesto. Según afirman las quejas están llegando en grandes cantidades.

Lo preocupante es, de todas formas, la noticia de que en mi país hay más personas trabajando como físicos que en cualquier otro país europeo. Puede que tenga algo que ver con las iglesias que prosperan o con la cantidad de gente que sigue buscando la espiritualidad. En fin, supongo que no se puede convencer a todos.

Hora de tatuarse

Del lector Ryan Hulshof viene lo que creo que es un cumplido. Aunque no soy de los que admiran la piel humana adornada con tatuajes, quizá pueda hacer excepciones… Dice Ryan:

En primer lugar, querría decirle que usted es una gran fuente de inspiración para mí. Desde una edad temprana crecí en un entorno muy religioso, entonces caí en la credulidad absoluta, hasta que después de dar con este sitio me convertí en un racionalista. En cualquier caso, llevo pensando en hacerme un tatuaje cerca de cuatro años, que viene a ser aproximadamente el tiempo que he sido ateo. Tengo 23 años, por si se lo pregunta. Y por fin he decidido hacerme uno. Un “pescado Randi” [http://www.sindioses.org/randi/031804-RandiFish.jpg].

Bueno, este viernes (el 19) concerté una cita y me dirigí al centro en compañía de un amigo, un compañero ateo y desmitificador que casi fue expulsado de un curso de parapsicología por cuestionar los contenidos. A una manzana del local, y diez minutos antes de mi cita, nos vimos involucrados en un demencial accidente de coche. Un hombre circulaba demasiado rápido, y aunque cambió el semáforo e íbamos a la velocidad adecuada no calculamos bien la suya. La parte delantera del coche quedó destrozada, y el resto del vehículo también se vio afectado. Abreviando la historia, no dejaron de recordarnos una y otra vez lo afortunados que habíamos sido de seguir vivos, especialmente si tenemos en cuenta que mi amigo, que suele llevar siembre abrochado el cinturón de seguridad, en esta ocasión no lo llevaba.

Después de esto me encontré con que habían cancelado mi cita, pero no iba a dejar que tal cosa me detuviera. Unas pocas llamadas más tarde, concerté otra cita para esa misma noche. Y conseguí mi tatuaje del pescado Randi (que queda muy bien, debo añadir) en un sitio de buen gusto, detrás de mi hombro; nada que ver con el brutal curandero sobre el que leí en la columna de la semana pasada.

No respondo de lo atractivo que pueda resultar el hombro de Ryan, pero el pescado podría haber acabado en lugares de peor gusto de su anatomía. De hecho, me estremezco al considerar tales posibilidades… Ryan continúa:

Me gustaría hacer un par de puntualizaciones sobre esto:

  1. No puedo contar el número de veces que he oído a la gente hablar de “alguien que cuida de mí” o algo por el estilo. Primero, quienquiera que sea de quien están hablando –llamémoslo X para no ofender a nadie- podrían ahorrárselo. La verdad, estoy bastante hecho polvo. Este es un ejemplo perfecto de que más vale prevenir que curar.
  2. Yo cuidaba de mí mismo; el conductor tenía un airbag. Lo único que evitó que me destrozase la cara es que vi el otro vehículo con la suficiente antelación para aferrarme al tirador de la puerta. Las magulladuras están en mis brazos, no en los de X. Reconozcamos a cada uno sus méritos.

”No hay ateos en las trincheras” es un cliché obsoleto. Sinceramente, creí que iba a morir. Ahora puedo asegurar que se debió a un vaso de refresco que había en el coche; en el momento del accidente, el hielo que salió disparado parecía cristal, y el refresco me hizo sentir bañado en sangre, pero no me percaté de la verdad hasta más tarde. Y no fui consciente súbitamente de mis “pecados”, ni temí al fuego de algún extraño infierno, ni siquiera pedí ayuda a un dios que nunca se ha molestado en enseñar su rostro, y la rotunda razón es que no hubiera servido de nada. Me gustaría añadir que hay todo tipo de ateos en las trincheras, tomándolo como la obvia metáfora que es. Somos aquellos que agachamos la cabeza cuando pasan los obuses.

Sigue esquivándolos, Ryan…

Tantra tántrico

El lector Juan Rey, desde España, nos informa:

Apenas puedo creerlo. Fue ayer (07/15/08), en el boletín de noticias más visto en España, en TVE, el más importante (y público) canal de televisión. El director de la DGT [Dirección General de Tráfico], señor Pere Navarro, apareció con unos monjes budistas de El Garraf promocionando su nuevo “casco de protección tántrico”. Afirmaba que esta idea estaba “en línea con nuestros esfuerzos por aumentar la seguridad.” El casco se venderá por 150 euros [236 dólares], y parte de los beneficios serán para los propios monjes.

Buddha

Tenía que confirmarlo, de manera que hoy he echado un vistazo a la revista oficial que publica esa institución (pagada con mis impuestos) para enterarme de que este casco proporciona dos “mantras de protección”: Mamjushri, convenientemente ubicado justo encima de la cabeza “donde se encuentra uno de los chakras humanos más sensibles”, y Kalachakra, la rueda del tiempo, ya ve.

Por supuesto, estos monjes ofrecen muchos más consejos a los motociclistas: “Ningún casco proporciona seguridad absoluta”, “Comprueba los neumáticos y el aceite”, “Evita el estrés”, “Mantén la concentración” y “No te enfades”. Parece que los mantras necesitan algo de ayuda para ser eficaces. Y seguro que a nadie se le había ocurrido antes.

Los monjes budistas hacen lo que se espera de ellos. Están en su derecho, y en el de vender millones de cascos si pueden. Lo que me molesta es la aprobación oficial, y la anunciada cooperación en el futuro para proyectos similares. Lo peor es que ninguna de las noticias sobre esto parecen mostrar ni un ápice de crítica. Espero que este sea mi granito de arena…

Siguiente episodio en Australia

Ghost

¿Qué ocurrió…?

El lector Robert Matic de Melbourne, Australia, nos da su perspicaz comentario sobre el tercer episodio de “The One”, el programa de televisión que tiene a nuestro Richard Saunders como escéptico invitado. Como ya hemos comentado, a Richard no le permiten (por contrato) informarnos sobre lo que ocurre entre bambalinas y que sería de gran interés para nosotros; esto vendrá más tarde, como estamos deseando. Por el momento nos conformamos con las observaciones de Robert Matic, quien por supuesto ve todo esto desde la perspectiva del espectador en casa, y tiene que tener en cuenta el cuidadoso, selectivo y a menudo engañoso proceso de montaje que podría tener lugar antes de que el programa se ofrezca al público. Aquí está el informe de Robert sobre el tercer episodio:

El tercer episodio de “The One”, aquí en Australia, comenzó con una pequeña introducción con los “aciertos” de la semana pasada. Una vez más, los “fallos” se eliminaron de la introducción. Sin embargo, se incluyó un pequeño adelanto de lo que veríamos más tarde en el programa. Éste mostraba una adivinación durante una lectura en frío (“¿Tu padre tiene cáncer?”) con la respuesta de una persona del público (“Sí, ha tenido tres formas de cáncer”). Cuando más adelante emitieron completa la parte correspondiente a esta lectura, se desveló que la pregunta se había formulado a un miembro del público que respondió “No” antes de que el psíquico trasladara la pregunta a otra mujer, que sin duda estaba asintiendo empáticamente y confirmando que la suposición del psíquico se ajustaba a ella. Esto sugiere una pregunta: ¿Por qué no pueden al menos emitir en directo estos episodios de adivinación sobre el público? La primera prueba del episodio demuestra que los fragmentos son lo bastante cortos para un formato en vivo.

Comentario de Randi: esta es una treta muy usada por los “psíquicos”, un cambio súbito a otra persona que cree que una adivinación equivocada se ajusta a ellos. Y, como pueden imaginar, es la delicia de los montadores de video, quienes pueden inclinar el contenido del lado del elemento mágico. Un corresponsal (quien nos dijo que aceptaba los poderes psíquicos son auténticos) nos informó de que había dado un contundente “no” a una adivinación realizada por el “psíquico” John Edward durante una grabación, para ver a continuación uno de sus enérgicos “sí” montado como respuesta a esa adivinación cuando se emitió el programa. El “montaje creativo” es un arte…

Prueba 1: Lectura rápida.

Los psíquicos tienen que “leer” a los miembros del público en cinco minutos, y sólo se contarán los aciertos directos, mostrando el resultado en la esquina inferior derecha de la pantalla. El juez y escéptico Richard Saunders puso como ejemplo que “el nombre de su jefe es David” contaría como acierto, pero “¿quién es David?” no lo haría, a lo que el presentador Andrew Daddo replicó: “¿De modo que nada de pescar?”. Esta réplica de Daddo captó mi atención, porque “pescar” es una palabra usada típicamente por los escépticos cuando cuestionan la “lectura en frío”, y puede indicar que la contribución de Richard Saunders va mucho más allá de lo que vemos en pantalla, como esperábamos que ocurriera.

Comentario de Randi: Robert usa a continuación el término “escopeteo” en su informe. Esto puede requerir una definición. Se trata de una técnica usada por los “psíquicos” según la cual formulan una rápida serie de adivinaciones, nombres, palabras, iniciales, situaciones, condiciones, etc., y se detienen sólo cuando observan una reacción a cualquier elemento, para centrarse en quien la ha mostrado, ignorando los fallos. Aquí hay un ejemplo hipotético de “escopeteo” que creé para ilustrar esta técnica:

Veo una violenta discusión, el nombre “Matthew”, alguna clase de contrato o un documento firmado, hay una “J” o una “M”, quizá algo que ver con París, puede que una situación financiera, o una opresión en el pecho…

Robert continúa:

Durante las “lecturas rápidas” los psíquicos demostraron lo rápido que pueden “escopetear”, cambiar de objetivo y poner excusas para los fallos. Decepcionantemente, al psíquico que mencionaba en mi introducción le reconocieron aciertos después de cambiar de objetivo. Las respuestas a sus primeras cinco adivinaciones le proporcionaron un acierto y cuatro fallos antes de que se dirigiera a otro miembro del público que le proporciono aciertos para sus cinco adivinaciones. Un pobre participante debía estar más interesado en “ayudar a la gente” y que “no se trataba de acumular puntos”. Un podría preguntar: “¿Entonces por qué participa en una competición de psíquicos?”. Curiosamente la mejor “lectora en frío” de la semana pasada (acreditado con “ningún fallo” y un acierto muy concreto con “Malta”) dijo, después de hacer su lectura, que la lectura rápida era nueva para ella, y que le había resultado muy difícil. El practicante de reiki dijo: “Ve colores y energía, pero no siempre ve algo concreto”. Sin nada concreto, los colores no tienen mucho significado.

Comentario de los jueces: Richard dijo que pensaba que los psíquicos estaban haciendo un montón de suposiciones, con sólo unos pocos aciertos. La bruja Stacey Demarco negó que los psíquicos se limitaran a hacer suposiciones, y dijo que el elevado número de fallos se debía a la presión que supone restringir a cinco minutos el tiempo de la prueba..

Prueba 2: Encontrar los restos de Ned Kelly.

Kelly

Comentario de Randi: El nombre de Ned Kelly puede que no signifique mucho para el lector medio no australiano. Kelly fue quizá el más famoso bandido en la historia de Australia, un hombre que vestía una especie de armadura cuando cabalgaba su obviamente sobrecargado caballo. Es muy conocido allá abajo. Richard continúa:

Los posibles restos del famoso bandido australiano Ned Kelly fueron recientemente desenterrados en una antigua prisión. Habían sido trasladados en los años 20 desde su antiguo lugar de reposo. El lugar de la excavación donde se hallaron los restos tenía aproximadamente 4.500 metros cuadrados [50.000 pies cuadrados] según Stacey Demarco, y la localización exacta del hallazgo no es ampliamente conocida, aunque el hallazgo en sí recibió una considerable atención mediática, como demuestra una rápida búsqueda en Google. Los psíquicos se trasladaron la vieja cárcel de Melbourne donde Kelly fue ejecutado por sus crímenes, para realizar una “conexión espiritual” antes de viajar al lugar de la excavación para tratar de localizar los restos.

Las “lecturas” realizadas por los psíquicos en la vieja cárcel de Melbourne fueron ridículas. Ned Kelly se ha convertido, para bien o para mal, en un icono de la historia australiana. Hacer una lectura sobre Ned Kelly sería como pedir que la haga un psíquico americano sobre Jesse James o Billy el niño. Toda la información específica proporcionada por los psíquicos durante esta parte del programa era ampliamente conocida e inútil para calibrar las capacidades psíquicas.

Comentario de Randi: una vez más, aunque entiendo que los productores de “The One” quien proporcionar color y profundidad a su programa, parece que los concursantes no lo hacen en absoluto, de modo que se les permite realizar sus actuaciones con material que no se ajusta a los requisitos. Se les pidió localizar el lugar donde se enterraron los restos del forajido Ned Kelly. En lugar de eso, se limitaron a cotorrear sin descanso, proporcionando datos que se encuentran fácilmente en Google…

El lugar de la excavación, donde se hallaron los restos, rodeaba los muros de una parte de la antigua prisión, mostrando la apariencia de una L invertida con una pequeña sección emergiendo del borde. De los cinco psíquicos, tres alcanzaron las proximidades de la ubicación correcta, pero quedándose aún bastante lejos del lugar exacto.

Comentario de Randi: No veo aquí ninguna mención a por qué están sólo cinco de los siete “psíquicos” que participaban en esta adivinación, pero hay muchos misterios que resolver en “The One”…

Comentario de los jueces: Aunque Richard Saunders dijo que las opciones escogidas por los psíquicos parecían ser resultado de un simple ejercicio de suposiciones y sugirió la posibilidad de que un grupo de no psíquicos obtendría los mismos resultados, Stacey Demarco contabilizó esto, previsiblemente, como tres asombrosos aciertos, declarando triunfalmente: “¡Tres personas llegaron a menos de veinte metros de la ubicación en un sitio de 4.500 metros cuadrados!”

Miremos más de cerca lo que esto significa: si dibujásemos un círculo alrededor del psíquico de un radio de veinte metros, el área del círculo sería de 1257 metros cuadrados o un amplio 28 por ciento del sitio de la excavación, dando al psíquico una probabilidad de entre 1 a 3 y 1 a 4 de dar con la ubicación correcta con un margen de error de veinte metros. Además (gracias a “EoR” en el excelente blog “Thinking Is Real” en http://tinyurl.com/62bpbj que cubre “The One” más en detalle) la ubicación general de la tumba había sido desvelada ya en Marzo de 2008 en http://tinyurl.com/3yvmgem diciendo que era “cerca del extremo oriental de la vieja División F.”

Prueba 3: Lectura de objetos personales pertenecientes a antiguas estrellas del rock ya fallecidas.

Los psíquicos podían tocar (pero no ver) una serie de objetos que pertenecieron a estrellas del rock difuntas, y hacer entonces la lectura. Afortunadamente, vendaron los ojos a los psíquicos antes de la prueba. Los objetos eran un par de pantalones, una estatuilla de un premio musical, una guitarra, una cinta para el pelo y una cazadora. Como sabemos, muchos de estos objetos se parecen, haciendo la lectura muy difícil.

Lanzaron generalizaciones que podían ajustarse a cualquier estrella del rock de forma indiscriminada. Si no se hubiera revelado al público quién era el propietario de cada objeto que leían los psíquicos, habría sido imposible relacionar las lecturas con las estrellas del rock. De hecho, si los psíquicos hubieran tratado de relacionar los objetos con los propietarios tras las lecturas, incluso dándoles cinco opciones para escoger la correcta, creo que habrían fracasado.

Comentario de Randi: De nuevo el mismo problema. Estos “psíquicos” deberían haber sido instruidos específicamente para relacionar los objetos con los propietarios, aunque no queda claro en esta descripción si las “estrellas del rock” habían sido identificadas antes de la prueba. Esta es una vieja maniobra conocida como “psicometría”, en la que se supone que los adivinos captan “vibraciones” y “auras” que relacionan un objeto con un individuo.

Eliminación: La psíquica que encontró al niño perdido en menos de tres minutos en el primer capítulo fue la siguiente en ser eliminada del espectáculo. Parece que el “prodigio de tres minutos” fue una simple suposición afortunada después de todo, puesto que su actuación en los capítulos dos y tres fue bastante mediocre, o incluso más que la de los otros cuatro concursantes. Debemos recordar que estos participantes fueron seleccionados como los mejores de Australia. Con solo dos capítulos para terminar, creo que el millón de dólares de la JREF y los cien mil dólares de los Escépticos Australianos están a salvo.

Robert, ni yo ni Richard Saunders teníamos ninguna duda sobre el último comentario, créeme. Si las cosas siguen así, tendremos sólo un ejemplo más de cómo los “psíquicos” se equivocan cuando son puestos a prueba. Debe cundir cierto pánico en las oficinas de “The One”, que podría llevar a medidas desesperadas para salvaguardar las apariencias de una victoria… Me alegro de que esté ahí Richard, pero no creo que vuelva a sugerir futuras producciones para evaluar psíquicos.

Estoy temblando de miedo

Cierto autor fantástico llamado Henk Middelraad ha contactado conmigo para divagar sobre sus nociones acerca de las “armas psíquicas”, que en su opinión deberían ser empleadas por los gobiernos para detener y/o destruir a los malos. Ay. Como si no tuviera ya bastantes distracciones… Le he dicho simplemente al señor Middelraad que “crezca”, pero ha decidido no hacerlo, y se ha lanzado a un intercambio con el que espera intimidarme. No tiene muchas opciones.

Aquí está parte de nuestro intercambio. Cualquier lector puede ver fácilmente lo chalada que está esta persona a partir de este ejemplo:

Estrategia de la emboscada, por Henk Middelraad:

Con la estrategia de la emboscada que mantienen los “insurgentes” en Irak, la alianza occidental sigue poniendo en práctica carísimas tácticas que cuestan un tesoro en sangre y dinero. Los militares siguen adelante con más tropas y aún mayores inversiones en equipamiento quizá eran prácticas y útiles durante la Guerra Fría, pero son obviamente una estrategia obsoleta para la situación actual. Los desastrosos resultados indican que se mantiene una batalla permanente entre ambos bandos practicando actividades de desgaste y destrucción debido a la falta de un liderazgo creativo, más interesado en mantener posiciones lucrativas y en busca de poder.

El daño colateral en los hogares rotos en Irak y en los EEUU son el trágico resultado del sometimiento ciego de la gente al liderazgo de demagogos electos o que sólo buscan el poder. No se tienen en cuenta los medios alternativos para frenar la matanza y/o la destrucción de la propiedad privada. El bando más fuerte gana una cuestionable victoria temporal que puede durar sólo un breve periodo de tiempo. Las leyes humanas se retuercen para acomodarlas a los objetivos del momento y pueden ser violadas en cualquier momento dado en el futuro cuando ya no sirven a esos propósitos. Las elites [sic] eluden sus responsabilidades y persiguen el enriquecimiento rapiñando el tesoro nacional para sus bien protegidas cuentas bancarias, preferiblemente en un país extranjero con paraísos fiscales [sic]. Esto ofrece la ocasión de cambiar el debil valor del dólar por el creciente valor del euro. ¿Qué pasaría si existiera una tecnología que obligara a estos cazadores de tesoros y de poder político a rendir cuentas?

Bien, allá vamos, amigos. Ahora es cuando termina de profundizar…

¡Esa tecnología existe! La aplicación de la para-psicología [sic] ofrece la ocasión de alcanzar a cualquiera en este mundo sin establecer contacto personal inmediato. ¿Cómo podría aprovecharse? Si aceptamos que cualquiera en este mundo puede ser alcanzado y manipulado encontramos algunas estrategias interesantes para su análisis y aplicación. Como hemos dicho, el objeto del ataque para-psicológico pierde el control temporalmente (durante semanas o más) sobre sus sentidos, y cuando se encuentra en una posición clave para la toma de decisiones puede crear confusión.

Él/ella se mostrará incoherente, o dicho con más claridad, inestable, y percibido así por sus colegas y subordinados. “Hipnosis a larga distancia” puede ser un buen término para describir esta actividad para-psicológica. Un bien adiestrado “para-equipo” puede suponer un golpe devastador para un individuo determinado cuando sea correctamente ubicado en el espacio y en el tiempo en cualquier lugar del mundo. La localización del objetivo no ha demostrado ser importante, como he descubierto en las pruebas realizadas. Todas nuestras agencias de inteligencia (creo que hay 16 de ellas) mantienen indudablemente a muchos licenciados con altos sueldos en nómina.

Comentario de Randi: Sí, ciertamente estoy de acuerdo en que “la localización del objetivo no ha demostrado ser importante”. Dado que estos poderes no funcionan en absoluto, la localización no tiene importancia. Ah, pero he interrumpido la parrafada de Henk… Bueno, saltémonos el siguiente párrafo de más de doscientas palabras, que se limita a embestir en contra del bochornoso fracaso del gobierno a la hora de emplear poderes psíquicos contra el enemigo. Entonces nuestro genio hace una sustancial profundización en sus planteamientos sugiriendo –no me sorprende- que la astrología debería ser también otra posible arma…

Los puntos débiles de un individuo pueden determinarse fácilmente (sin necesidad de licenciados) mediante el mero estudio del horóscopo del individuo seleccionado como objetivo, que permitiría programar el ataque. En lugar de mover divisiones armadas, brigadas de infantería, hospitales, conductores de camiones, cocinas portátiles, suministros de municiones y todo lo que necesita un ejército en su camino a la victoria, tenemos una mejor solución que evite esta clase de traslados masivos. Cuando un “para-equipo” (localizado siquiera remotamente lejos del objetivo) hace bien su trabajo, no se puede achacar ninguna responsabilidad desde el entorno del objetivo al país de origen del equipo. El coste de mover a una docena de personas sin demasiado equipamiento alrededor del mundo está lejos del escandaloso coste de miles de millones que supone mantener puntos de apoyo en Irak y Afganistán. Las ubicaciones individuales de estos profesionales pueden calcularse con precisión a partir de unos sólidos fundamentos astrológicos. En lugar de atacar a los soldados enemigos se ataca a sus líderes. Una organización de menos de cien personas tendrá más efectividad que todo el Departamento de Defensa.

La eficiencia de la recogida de datos que realiza la Agencia de Seguridad Nacional [NSA] está probablemente en el rango de los nano-porcentajes en relación a la excesiva factura pagada por el contribuyente. Una pequeña organización que recopile fechas de nacimiento de entre el relativamente pequeño grupo de líderes en el mundo puede elevar ese porcentaje hasta casi el 100% de éxitos cuando los “para-equipos” son adecuadamente utilizados. La CIA sería más eficiente si recopilase los las fechas de nacimiento de los archivos abiertos al público para su estudio detallado por parte de astrólogos expertos.

Un para-equipo no necesitaría abordar a un objetivo para sacarle sus secretos. Nuestro país dispone de muchos expertos que pueden interpretar fechas de nacimiento. No hay duda de que también están disponibles las capacidades para-psicológicas. Esta organización requeriría una gran integridad y dedicación a la paz de que puede encontrarse en Washington.

GB

¡Estamos llegando, Henk!

Creo que se dan cuenta de lo pueril que puede ser esta persona. Acepta toda esa magia como un hecho, y pinta “para-equipos” armados de horóscopos y bolas de cristal extendiéndose por el mundo como Bill Murray y Dan Aykroyd en la película de 1984, “Los cazafantasmas”. En respuesta a mi consejo de que creciera un poco, me escribió sugiriendo que lo hiciera yo. Le respondí:

No, yo ya he crecido. Le pedí que lo hiciera usted. No tengo interés en los juegos infantiles.

Él me respondió con este terrorífico mensaje:

De acuerdo, es evidente que le gusta jugar. ¡Lo está haciendo! ¡Usted será el objetivo! ¡Usted lo ha querido!

Con mis mejores deseos, Henk

Aparentemente, en un intento de convencerme, Henk dirigió contra mí sus poderes psíquicos, pero debo admitir que no lo he notado. Después de lanzarme su “misil”, me escribió triunfante:

¿Necesita más correctivos? Tiene suerte; seleccioné uno de los menos dañinos de mi arsenal de para-misiles.

Henk

Por favor, fíjense en los anteriores “mejores deseos” de Henk no aparecían en este comunicado, lo que indica lo serio que es, por supuesto. Pero, sin dejarme asustar por sus amenazas, le respondí de inmediato:

Henk, haga lo peor. Elija el más mortal de sus “misiles psíquicos” que pueda permitirse, diríjalo contra mí y veamos que ocurre, ¿de acuerdo? Hágame vibrar hasta destrozarme, envíe rayos pesados, malos pensamientos, odio, imágenes horribles, veneno, lo que sea, pero ¡hágalo! Tengo mucho trabajo, y discutir con un muchacho no es una de mis aficiones favoritas. Sencillamente, ¡hágalo!

¡Y después cállese!

En un súbito rapto de generosidad, este poderoso guerrero psíquico tuvo piedad de mí. Decidió:

¡Está usted a salvo! Quizá entenderá ahora lo que la acción combinada la parapsicología y la astrología puede hacerle.

Sin acritud por mi parte.

Mis mejores deseos, Henk

Bueno, no, los terribles efectos de la acción combinada de esas fuerzas parapsicológicas y astrológicas no me han hecho nada, Henk, Pero ¿no llegas tarde para su sesión semanal con el parapsiquiatra? Me refiero al tipo del tam-tam y los sonajeros

Entonces se me ocurrió que quizá Henk Middelraad es simplemente un adolescente con acceso a un teclado y a Internet, en cuyo caso recibirá unos azotes y un castigo para una semana. De manera que si los Middelraad tienen un chico llamado Henk, por favor aléjenlo del teclado y no me hagan perder el tiempo dedicándolo a más risas histéricas. Gracias.

De manera que hasta luego, Henk…

Gracias.

Para terminar

SSP

El Programa de Ciencias de Verano.

La experiencia educativa de toda una vida… desde 1959.

Acabo de regresar de otra reunión con un grupo de jóvenes científicos que asisten anualmente al Programa de Ciencia de Verano [SSP] en Ojai, California. Ha sido un placer hablarles durante muchos años. El SSP se desarrolló para promocional la educación científica entre los estudiantes más dotados, que este año vinieron de muchos países y muchos estados. Muchos de estos chicos tienen problemas económicos, geográficos o sociales, y el SSP les proporciona la oportunidad de reunirse con otros con quienes pueden relacionarse, así como con los profesores que pueden ayudarles. Vayan a http://tinyurl.com/6f8mymto para leer más sobre esto.

Los estudiantes del SSP tiene que calcular las órbitas de asteroides, usando los maravillosos instrumentos astronómicos e instalaciones informáticas que se les facilitan, bajo la guía de los profesores. El astrónomo George Abell y el Nobel de física Richard Feynman son sólo dos de los que he conocido, y que enseñaron en los SSP. Ellos fueron quienes atrajeron mi atención hacia los directores del programa.

Encontrarme con estos jóvenes siempre me ha emocionado, y haber sido invitado a la celebración del 50 aniversario de esta organización ha sido un gran privilegio. Se lo agradezco a los directores.

La vida es hermosa…

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus