Convicción engreída. Aún más dislates sobre “Diseño Inteligente”. Lisonjeros. Esos artefactos en Marte. Ponga esto en su Yin-Yang. Dunne bien cocida. Brecha generacional. Me regañan. Ciencia medio fermentada. Recuperé la carta de Henning. ¿Lifewave miente?

Convicción engreída

El lector Christian J. Burnham nos remite a una transcripción que cuenta un episodio de “Seeking Justice” (“Buscando justicia”) en CNN y se encuentra en http://transcripts.cnn.com/TRANSCRIPTS/0505/30/ng.01.html y comenta:

Por si todavía no le han informado sobre esto. Es realmente increíble, incluso para los estándares de la CNN. Se emitió anoche, el lunes 30 de mayo. Es el comentario de cierre de la conductora del programa, Nancy Grace, para dar una simple muestra de cómo cumple la CNN sus deberes periodísticos:

GRACE: Muy bien. ¿Saben qué? Si no le creen a los detectives psíquicos, si no le creen a esos investigadores criminales, investigadores de homicidios y ahora un patólogo forense, todos veteranos, que creen que los detectives psíquicos pueden ayudar en los casos criminales, me rindo. Esta noche presentamos las pruebas. Soy Nancy Grace, despidiéndome por esta noche. Gracias a todos mis invitados. ¿No son fantásticos? Gracias por estar con nosotros esta noche y por invitarnos a sus hogares.

El lector Garrison Hillard me advirtió sobre este programa, que CNN ha publicitado usando las frases “Por qué debería usted tener a un clarividente investigando su delito” y “Cómo resuelven asesinatos los detectives psíquicos”. Me pareció que asumían demasiado. Antes del cierre enunciado más arriba por la señora Grace, encontramos en la transcripción esta frase suya:

… cuando volvamos, conoceremos a Janis Amatuzio. Es una patóloga forense; créanlo o no, una científica que cree en los psíquicos.

Se nos cortó la respiración, esperamos la prueba de esto, pero luego de la pausa comercial, todo lo que dijo la doctora Amatuzio fue:

Creo que todavía no sabemos todo siempre. Creo que realmente es importante que mantengamos la mente abierta. Siempre le digo a mis investigadores: “Hagan observaciones, no juicios”. Hay tantas historias, hay tantos casos que se discuten, creo que a veces tenemos que tomar la información, confiar en ella y confirmarla, como dijo el abogado antes hoy… Es cierto. Saben, Albert Einstein escribió: “Lo más hermoso que podemos experimentar es lo misterioso”. Y él hizo algunos de los mayores descubrimientos del mundo. Así que creo que es realmente importante que mantengamos la mente abierta.

Espero sinceramente que la señora Amatuzio tenga más cuidado con sus deberes profesionales que con esta clase de “razonamiento”. Primero, resulta obvio hasta para mí que “todavía no lo sabemos todo”. Dice que porque hay “tantas historias”, algunas de ellas deben ser ciertas. Hans Christian Andersen escribió cientos de cuentos de hadas; ¿eso significa que por lo tanto algunas de ellas son ciertas? Ella hizo lo que era de esperarse, arrastrando a Einstein y citarlo fuera de contexto como si probara su punto de vista. Lo que él realmente dijo era:

Lo más hermoso que podemos experimentar es lo misterioso. Es la fuente de todo arte verdadero y toda ciencia verdadera.

No se estaba refiriendo a espantos, nociones psíquicas o PES. Aludir a mantener “la mente abierta” es otro refugio de los apologistas del mundo mágico que no nos advierte que evitemos tener un agujero en la cabeza… Y, ahora que lo pienso, ¿dónde está su confirmación de que “cree en psíquicos”, como nos prometió Nancy?

Increíblemente, la señora Grace parece no conocer el premio de la JREF, ¡que siempre ha estado disponible para la propia señora Grace y todos esos “psíquicos policiales”, lo mismo que para los “investigadores criminales veteranos”, los “investigadores de homicidios” y para cualquier “patólogo forense”, que puedan querer obtenerlo! ¿Cómo puede ser que no lo sepa? Espero que mis lectores le informen a Nancy la desinformada sobre esta oportunidad! http://www.cnn.com/feedback/forms/form5c.html?24 servirá.

Aún más dislates sobre “Diseño Inteligente”

El alboroto que produjimos por la exhibición en el Instituto Smithsoniano de “El planeta privilegiado”, una película del Discovery Institute [D.I.] (un organismo que promueve la causa creacionista) ha resultado en lo que la JREF considera una concesión aceptable a la que llegó el Smithsoniano, que de todos modos estaban comprometidos legalmente a cumplir su contrato para exhibir la película en el Auditorio Bair. Acordaron formalmente hacerlo así al tiempo que afirman claramente que no apoyan la noción de “Diseño Inteligente” [DI] y que han retirado su auspicio conjunto implícito del evento; también se negaron a aceptar la donación de US$ 16.000 que el D.I. les había dado para obtener el uso de las instalaciones.

En http://worldnetdaily.com/news/article.asp?ARTICLE_ID=44599 verán que World Net Daily [WND] traza las generalidades de este asunto. En su artículo, WND opiona que a la campaña que lanzamos desde la JREF “puede haberle salido el tiro por la culata”, un punto de vista con el que discrepamos seriamente. Consideren esto: en respuesta a las fuertes críticas del público y los medios por haber permitido que el D.I. utilizara sus instalaciones y por lo tanto obtuvieran lo que podría interpretarse como aprobación por parte del Instituto, el director del Smithsoniano Cristián Samper resolvió rápida y correctamente la situación tan bien como pdría haberse esperado. Ahora, cualquier apoyo o validación que el D. I. pueda haber esperado obtener del Smithsoniano les fue negado, se ha hecho una firme declaración de la dedicación continua del Smithsoniano a la ciencia y la racionalidad, y ahora el D. I. va a mostrar su película a una audiencia limitada que asistirá sólo con invitación y que en su mayoría estaría embarcada en esa creencia.

Muchos lectores me enviaron copias de las declaraciones de felicitación que enviaron al doctor Semper, para mi gran regocijo. Un director que responde apropiadamente a una situación difícil debe recibir el reconocimiento adecuado, y creo que no volverá a surgir un problema parecido dentro de la gloriosa organización que el benefactor James Smithson creó para promover “el aumento y la difusión del conocimiento”. Felicitaciones al Instituto.

Jonathan Witt, coautor del guión de “El planeta privilegiado” y Socio Fundador del Centro por la Ciencia y la Cultura (que se describe como un “programa” del Discovery Institute) hizo comentarios sobre este giro de los acontecimientos referidos al estreno de esta película, dándonos un ejemplo de los ingeniosos métodos por los cuales las palabras se convierten en misiles dirigidos a la razón y a los hechos. Señaló que el Instituto Smithsoniano ha auspiciado “Cosmos Revisited: A Series Presented in the Memory of Carl Sagan” (“La vuelta a Cosmos: Una serie presentada en memoria de Carl Sagan”), y que la serie Cosmos, famosa y efectiva, tiene una declaración de apertura de Carl:

El cosmos es todo lo que es, lo que alguna vez fue, o que alguna vez será.

El señor Witt acusa al Smithsoniano de “promover esta pequeña floritura filosófica” y alega que ahora “afirman explícitamente que no sólo privilegian la metafísica materialista de Sagan, sino que obstaculizarán cualquier argumento científico que sugiera una conclusión contraria”. Eso no es así; la serie de TV de Sagan adhería cuidadosamente a los principios y procedimientos científicos, no existía ningún tipo de “metafísica”, y el Smithsoniano no está “obstaculizando cualquier argumento científico” que presente “una conclusión contraria” en modo alguno. La noción de DI es sólo eso, pero no es ciencia. Vuelva a examinar la frase de apertura de Carl, y decida si está o no excluyendo algo en su definición de la palabra “cosmos”. No lo hacía, mientras que los creacionistas limitan su universo cerrado sólo a los asuntos mencionados en la Biblia. El diccionario Webster dice que “cosmos” significa

El mundo o universo considerado como un sistema ordenado y armónico.

Y, como confirmación, para que no nos acusen de elegir una versión favorita o de “promover una floritura filosófica”, el diccionario Oxford dice que es

El mundo o universo como sistema ordenado y armónico.

El significado dado más arriba por Carl Sagan (“todo lo que es, lo que alguna vez fue, o que alguna vez será”) es mucho más abarcativo e incluyente incluso que esas amplias declaraciones de los diccionarios, lo cual nos creacionistas no aceptan, ni pueden aceptar. El tratamiento de Carl incluiría cualquier dios, OVNI, milagro o magia; todo lo que pudieramos imaginar o postular, y la serie Cosmos también manejó esas posibilidades. Cuando no existía evidencia adecuada para establecer una idea, Cosmos la rotulaba como no probada; esto es lo que llamamos ciencia, y la ciencia dice claramente que las afirmaciones religiosas no están provadas. La religión, de acuerdo con Webster, es:

Un conjunto de creencias referidas a la causa, naturaleza y propósito del universo.

Nótese que es un “conjunto de creencias”, no un “conjunto de hechos descubiertos, hallazgos o reglas”, que es de lo que se trata la ciencia. La religió es un conjunto de creencias favoritas y ciegas, aceptadas sin evidencia que respalde esas creencias.

Podríamos examinar un poco más lo que dijo el Dr. Sagan al presentar la serie Cosmos:

En los últimos milenios, hemos hecho los descubrimientos más sorprendentes e inesperados sobre el cosmos y nuestro lugar en él […]. Creo que nuestro futuro depende fuertemente de cuán bien entendamos este cosmos […]. [Esta serie] es una historia sobre nosotros, sobre cómo logramos nuestra comprensión actual del cosmos, cómo el cosmos ha dado forma a nuestra evolución y nuestra cultura, y cuál puede ser nuestro destino.

Esas son palabras fuertes que nos advierten amablemente sobre lo que puede costarnos fallar al aprender y desarrollarnos; los creacionistas preferirían que nos detuviéramos donde estamos y volviéramos a la Edad Oscura. Carl sostenía una luz que no debemos permitir que se extinga. En “El mundo y sus demonios”, escribió:

La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña fuente de luz.
Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse.

Esa oscuridad está ahora a nuestros pies.

Lisonjeros

Los cristianos fundamentalistas son encantadores. Uno de ellos (típico entre los más de 50 que despotricaron sobre mis artículos recientes sobre el asunto del Smithsoniano) cerró su feroz mensaje con esto:

La satisfacción de saber que arderá usted en el infierno, por toda la eternidad, nunca deja de traerme una sonrisa al rostro.

Mi destino…

Supongo que enterarse sobre el tsunami y los miles de no cristianos que murieron por él de verdad le gustó, ¿eh? Cada niño hereje que muere es una sonrisa para usted. El odio parece muy importante para usted, y lo aplica a todos los que intentan hacerlo pensar, por lo que veo. En cuanto a que yo vaya al Infierno (¡con mayúsculas, porque es el nombre propio de un lugar mitológico!), caray, qué miedo tengo…

Varios de esos mensajes cerraron con la afirmación fatua de que el o la corresponsal sabe que tiene razón, porque está “en el Libro”. Yo no tengo una solución tan fácil.

Esos artefactos en Marte

El lector Dan Pallotta nos informa:

Los “artefactos” en las imágenes del Crater Hale que J. P. Skipper examina tan cuidadosamente son efectivamente “artefactos”. Se los conoce como “artefactos de compresión” [1] generados por el algoritmo de compresión JPEG [Joint Photographic Experts Group] Los diseños casi con seguridad no existen en el Cráter Hale. Existen sólo en las fotografías, y sólo porque se ha aplicado lo que se conoce como “compresión con pérdida”. Una discusión de ello puede hallarse aquí en http://www.apogeephoto.com/oct2000/killing_artifacts.shtml y en http://www.webstyleguide.com/graphics/jpegs.html. Estos diseños “descubiertos” por el señor Skipper pueden producirse en cualquier fotografía digital. Si uno examina de cerca esta siguiente fotografía, puede detectar evidencia parecida de civilizaciones extraterrestre ocultándose casi en cualquier parte… http://www.randi.org/images/gallery/RANDI1.jpg

Ponga esto en su Yin-Yang

El lector Johan P. Bakker, de Plymouth, Michigan, nos presenta una traducción del aviso danés del “Biostabil” que presentamos la semana pasada, del cual extraemos:

El colgante giratorio tiene el símbolo del ying-yang en cada cara y automáticamente se ubicará en la posición correcta hacia el lado del cuerpo. Pida ya Biostabil para usted o como regalo para alguien que ama.

El señor Bakker y yo estamos sofprendidos de cómo este colgante milagroso detecta su orientación correcta; y esta por supuesto es una afirmación perfecta sobre el dispositivo que puede ser comprobada fácilmente por el premio del millón de dólares de la JREF; lo extraño es que revisamos nuestros archivos y no pudimos encontrar ninguna presentación en relación con el colgante Biostabil. ¿Cómo se explica esto?

Dunne bien cocida [2]

El lector Ron Holmstrom intercambió correspondencia con el laboratorio PEAR luego de mi artículo en http://www.randi.org/jr/052005la.html#7 [aún sin traducir]. Le preguntó a Brenda Dunne por qué no estaba de acuerdo con el desafío de la JREF, y ella respondió:

Agradecemos su interés y preocupación, pero no nos ocupamos de convencer a los descreídos y a los escépticos de la existencia de “fenómenos paranormales”, sino que simplemente intentamos comprender qué nos dicen esas anomalías sobre las inconsistencias en nuestra comprensión actual de la conciencia y la realidad. Si la gente que admira al señor Randi nos considera “artistas del engaño autoengañados”, que así sea. Hay otros que pueden cuestionar las capacidades intelectuales de aquellos que consideran fuente de autoridad científica la palabra de un hombre cuya tarjeta de presentación profesional dice “charlatán profesional”.

Esa tarjeta se origina en los años ‘50 cuando yo era un mago practicante (profesional). La desesperación de esta gente vuelve a mostrarse. Tienen que entender que la gente como Dunne a las que amenaza sencillamente mi táctica de “demuestra o cállate” deben recurrir a citar falsedades y frases fuera de contexto, inventando opiniones y afirmaciones que nunca he tenido ni he hecho, y despreciar atributos que nunca he reclamado para mí. Por ejemplo, como señala Ron, lejos de asumir la posición de “fuente de autgoridad científica”, como ella afirma, he señalado invariablemente que no hablo desde tal posición. Por supuesto, Dunne tiene la firme convicción ilusoria de que cualquiera que no tiene una preparación académica formal es incapaz de poseer sabiduría alguna; me atrevo a pedirle que presente sus propias credenciales, las que evidentemente son bastante insuficientes. Se define como una “generalista”, lo que mi parece que carece de especialidad…

Es divertido, aunque triste, ver que Dunne persiste en la frase gastada de que no tiene interés en intentar «convencer a los descreídos y a los escépticos de la existencia de “fenómenos paranormales”», como si lo que pedimos fuera eso; le aclaramos perfectamente que no se requiere tan difícil tarea. La creencia no tiene nada que ver con la realidad, aunque parece que eso para ella es difícil de comprender. Nótese también su reluctancia a usar siquiera la palabra “paranormal”, como si considerara que el trabajo de PEAR está mucho más allá de esa noción y esa terminología tan desacreditadas, y deseara distanciarse de la población menos sólida del medio parapsicológico. Es incluso más reveladora su firme asunción de que hay “anomalías” que demuestran “inconsistencias” que afirma que PEAR ha mostrado, por medio de pequeños límites estadísticos que persisten sólo cuando se adhiere a las condiciones de observación muy especiales impuestas por PEAR. Esto es una expresión de deseos, otra especialidad de este laboratorio y sus ilusionistas dedicados.

Holsmtrom luego le preguntó:

Si sus intenciones son simplemente “intentar comprender qué nos dicen esas anomalías sobre las inconsistencias en nuestra comprensión actual de la conciencia y la realidad”, no puedo imaginar por qué no presentaría usted sus estudios a la JREF.

Puede recurrir a cuestionar la “capacidad intelectual”, como usted lo expresa, del señor Randi, pero estoy seguro de que ambos podríamos estar de acuerdo en que sin el deseo de usted de intentar probar su postura en un estudio tan calificado, el dinero de la JREF seguirá seguro en la cuenta, ¿no?

Sí, Randi puede presentarse como un “charlatán profesional” (¡es un mago profesional, por todos los diantres!) pero nunca se propuso como una “fuente de autoridad científica”, como usted dice. Simplemente le deja esa autoridad a sus muchos fans y partidarios en la comunidad científica, que son, por supuesto, legión.

Para cerrar, por favor hágase un favor usted misma y hágaselo a sus partidarios y participe del desafío de la JREF. Supongo que puede usted no ser una gran seguidora del método científico, ¿pero no cree que esta sería una gran forma de demostrar su postura?

Dunne obviamente no estaba inspirada para aceptar como lo recomendó Holmstrom.

La conclusión aquí es que el laboratorio PEAR no permitirá que ingresen investigadores independientes a menos que acepten seguir las recomendaciones extrañas y sospechosas que ha adoptado el laboratorio; reglas que aseguran que los nuevos datos no sólo no serán publicados, sino que serán asimilados y tragados en su enorme base de datos, ocultando por lo tanto cualquier significado no deseado que puedan exhibir si se hace de otro modo. Y PEAR no participará, porque no se atreve, en un examen de la JREF en el que se ofrezca el premio del millón de dólares, y en el que personas fuera de PEAR diseñen, monitoreen y supervisen un procedimiento aprobado por PEAR. No hace falta decir que yo no seré parte de ese grupo, por mi propia decisión, en caso de que alguna vez se forme… lo que no sucederá nunca mientras Dunne dirija PEAR.

Brenda J. Dunne maneja un feudo cerrado llamado Laboratorio de Investigación de Princeton sobre Anomalías en Ingeniería. Ella está a cargo, tiene la única llave, y ha cerrado la puerta.

Como un comentario casual, compare el párrafo “Agradecemos su interés…” al principio de este artículo, más arriba, con este, otra respuesta que Dunne le dio a un pedido similar de un lector llamado Birch:

Agradecemos su interés, pero debemos repetir que no nos ocupamos de intentar convencer a los descreídos y a los escépticos de la existencia de “fenómenos paranormales”. Simplemente intentamos comprender qué nos dicen esas anomalías sobre las inconsistencias en nuestra comprensión actual de la conciencia y la realidad. Los resultados de nuestros estudios están disponibles para cualquiera que quiera sacar sus propias conclusiones basado en los datos empíricos. Los que prefieren ceñirse a la autoridad de un no científico cuyas tarjetas de presentación profesionales dicen “charlatán profesional” tienen derecho de aceptar su guía en lugar de la nuestra. Pero estamos demasiado ocupados para desviar nuestros recursos profesionales a juegos de charlatanes.

Parece que no se sabe otra canción. En su carta a Dunne, el señor Birch le había preguntado:

[La señora Dunne] dice “los efectos […] se manifiestan como desviaciones estadísticas del comportamiento aleatorio sólo en el curso de extensas repeticiones que requieren inversiones importantes de tiempo, esfuerzo y recursos financieros”. Sin embargo, su sitio web tiene una imagen y epígrafe de Loch Ness que ustedes dicen que fue vista remotamente, lo que parece entrar limpiamente en el ámbito del desafío de Randi.

Seguramente luego de 25 años de trabajo tienen ustedes algo que mostrar por sus esfuerzos más allá de los “datos” de la señora Dunne “a partir de los cuales pueden hacer sus propias interpretaciones y conclusiones”.

No, señor Birch, aparentemente eso es lo mejor que pueden hacer…

Para terminar este drama aburrido, he aquí el tiro de despedida de Dunne a Ron Holmstrom:

Lamento desilusionarlo a usted y a otros partidarios de nuestro trabajo, pero realmente no podemos darnos el lujo de una digresión importante de nuestra agenda de investigación para discutir los próximos años sobre el diseño de un protocolo que satisfaga a Randi y al resto de la comunidad de escépticos y refutadores. Contrariamente a lo que usted asume, yo también soy una partidaria demasiado entusiasta del método científico como para prostituirlo con semejantes juegos. No tenemos deseo de intentar convencer a nadie de nuestro punto de vista, y Randi y sus amigos tienen toda la libertad de tener los suyos.

Brenda, su frase “los próximos años” indican que lo tendría usted difícil elaborando un protocolo para probar sus afirmaciones; yo ciertamente podría lograrlo es unas dos horas, y soy un simple paleto iletrado, como ha señalado usted con tanta elocuencia y frecuencia. Como bien sabe (espero), no tiene usted obligación alguna de “satisfacerme” sobre nada, ni intento que se me convenza de su “punto de vista”. Creo que su principal problema reside en ese error de comprensión: usted tiene un “punto de vista” que dice que esas fuerzas misteriosas existen. Yo, por el otro lado, no tengo ningún punto de vista que me haya convencido de que esas fuerzas no existen. Estoy dispuesto a que me muestren una cosa o la otra, y usted, Brenda, no quiere mostrar nada…

Señora Dunne, también me inquieta que rotule la oferta muy seria de la JREF como “juegos”. Eso, creo, deja clara su total incomprensión de un enfoque veraz, científicamente aceptable y correctamente monitoreado para examinar la evidencia; con más razón debería usted aceptar nuestra oferta… También debo informarle que el método científico no se “prostituye” en absoluto al ser cuestionado, aunque esa noción parece ser su mayor temor… y su defensa. Agrego que el premio en este “juego” es bastante más sustancial que en otros juegos, pero usted parece poder ignorar eso…

Brecha generacional

Un lector anónimo me dice:

Siga con la buena labor. Actualmente estoy intentando ponerme al día con todos sus comentarios. Son muy esclarecedores. Yo mismo me creí el disparate del cinturón de imanes y la vela en la oreja. Mi padre es un hombre muy científico (ingeniero aeroespacial) y no creería usted cuántos disparates homeopáticos de Gary Null posee y toma religiosamente. Debería verlo jugar al tenis; parece un caballero medieval, con imanes en rodillas, codos, tobillos y espalda. Ojalá fuera broma; necesita una intervención.

Me regañan

El lector S. Cooley de Carolina del Norte nos reconviene:

Quiero decirle que disfruto sus comentarios cada semana, y he aprendido mucho de usted sobre la amplia gama de curanderismo y pseudociencia que existe hoy. Quería tomarme un momento para contarle por qué me volví un escéptico tan entusiasta y vocal durante el año pasado, especialmente en lo que se refiere a curanderismo médico.

En su comentario del 6 de mayo, dijo usted:

¡He aquí un sitio al que pueden entrar cuando estén enfermos y recibir (¡gratis!) una sugerencia homeopática para su alivio! Diviértanse en http://www.abchomeopathy.com ingresando sus problemas. Ingresé “duda” como mi síntoma, y me informaron que una dilución de Agnus castus me aliviaría (en sus palabras) de la “duda de que algo existe” y/o de la “duda sobre la propia existencia”. La última no me preocupa, pero tengo serias dudas sobre la existencia de la homeopatía. Estoy seguro de que ustedes no dudan de que dudo de ello…

A propósito, Agnus castus es una hierba florida que la homeopatía dice que se supone que produce el efecto opuesto al Viagra. Mire lo que uno se encuentra…

Este puede ser un sitio divertido, pero por favor tómese un momento para ver su foro de discusión (http://www.abchomeopathy.com/forums.php). La norma aceptada allí es ignorar la medicina verdadera a toda costa, y muchas veces han alentado a que la gente ignore enfermedades serias, como gangrena y hasta diabetes. En un hilo (http://www.abchomeopathy.com/forum2.php/12612/) una mujer tenía una hija de 7 meses muy enferma y vomitando, ¡y no llevó a la niña a ver a un médico durante 6 días!

Soy una voz solitaria de la razón en ese foro, intentando disminuir la demonización de la verdadera medicina, pero últimamente me ha parecido inútil y apenas he escrito. Pero esa gente necesita una voz de la razón, y no estando yo allí, no tienen ninguna. Por supuesto, deberían ser tan sensatos como para no pedir consejos de salud en un foro de discusión pública, pero la realidad de esta situación es que por la razón que sea lo hacen. Y así les repito una y otra vez, hasta el hartazgo: “Vean a un médico”.

Es chistoso señalar y reírse a veces de la gente que se cree este curanderismo estúpido, pero espero que ninguno de nosotros, como escépticos activos, olvide jamás por qué somos escépticos activos. Es para ayudar a quienes se han creído las mentiras y engaños de la medicina curanderil y la pseudociencia.

Bueno, señor Cooley, por supuesto estoy de acuerdo, pero intento rescatar cualquier pizca de humor que pueda contener este disparate. Además, mi experiencia ha sido que los creyentes en el curanderismo rara vez, si es que alguna, dejan de estar aquejados de esta insensatez. Soy víctimas perfectas (y voluntarias) de los buitres que se alimentan de ellos. Igualmente, lo intentamos…

Ciencia medio fermentada

El lector Kyle Young, de Calgary, Canadá, prueba una muestra de “ciencia” vinícola:

He estado leyendo sus comentarios desde hace algún tiempo y me parecen una fuente de constante diversión. Examinando sus archivos anteriores me sorprendió descubrir que nadie le había presentado la Vinatería Sumerhill como el chiste de la semana. Vea http://www.summerhill.bc.ca/.

¡Jugo de pirámide!

El año pasado hice un viaje turístico de la propiedad, en la que se me pidió que me tomara las manos con los otros para sentir la energía mística de la pirámide en la que añejan el vino. Debería hacer notar que aunque no permiten que ingrese ninguna electricidad ni metal en la pirámide, no sea que se altere la alineación de la energía con el norte verdadero, los guías turísticos new age parecen no darse cuenta de la parte donde los camiones elevadores y la maquinaria ingresan y sacan el vino de la pirámide, para no hablar de los clavos de metal que mantienen unidas las cajas…

Recuperé la carta de Henning

La semana pasada prometí presentarles el texto de la última carta que Doug Henning me envió. Había aparecido en eBay para la venta, mientras que yo no sabía que no estaba a salvo en mis archivos. Me las arreglé para que se detuviera la venta, y me la han devuelto.

Doug estaba en Broadway haciendo el musical “Merlin”, una producción muy costosa protagonizada por Chita Rivera. Era magnífica, pero hablaré de ello en otro momento. Los críticos no estaban listos para este estilo de espectáculo, creo, y en general le dieron malas reseñas. Sentí que me gustaría animar un poco a Doug, y le escribí a tal efecto:

No podía suponer, cuando me escribió un chico delgadito de 14 años de Winnipeg pidiéndome mi autógrafo, que algún día me sentaría en la oscuridad de un teatro en Broadway y me fascinaría su talento y entusiasmo…

La carta que sigue fue su respuesta a la nota que le envié.

Aunque le escribí varias veces a Doug luego de haber recibido esta carta, todo lo que le envié me fue devuelto; descubrí más tarde que el movimiento de Meditación Trascendental le había indicado que sólo podía tener correspondencia o juntarse con gente que estuviera dentro del culto de MT. Qué triste.

Esto es lo que escribió:

5 Marzo 83

Estimado Randi:

Cuando me sentía deprimido por la baja concurrencia, la tormenta de nieve, las emboscadas de los críticos, las malas reseñas, etc., miraba la pared de mi camarín al lado del espejo y leía cómo mi espectáculo había fascinado a uno de los mejores magos del mundo, usted. Este elogio radiante me permitió seguir muchas noches. De hecho cuando leí por primera vez su carta, lloré, tanto gusto me dio sentir ese aprecio en este alboroto de negatividad llamado Nueva York. Gracias por sus palabras amables y su apoyo. Tampoco pude creer todas las cosas buenas que dijo en ese programa nocturno hace unos pocos días. Gracias.

Las cosas se han asentado aquí, las reseñas ya olvidadas y la gente entusiasmada. Nos espera una larga y buena temporada. Supe que su especial con Uri Geller fue fantástico, espero ver una cinta grabada del programa.

¡Ups, ya casi termina la introducción y tengo que irme!

Esté atento a una serie de ilusiones “más ligeras que el aire” basadas en un principio nuevo, que presentaré pronto.

Gracias de nuevo y cuídese.

Mis mejores deseos de maravilla y felicidad,

Doug

Supongo que entenderán por qué hice tanto escándalo por perder esa carta y que fuera a parar a eBay…

¿Lifewave miente?

¡Otra victoria para la JREF! Cerraré esta semana volviendo a enviarlos a http://www.randi.org/jr/052705a.html#5 [aún sin traducción], donde mencioné al doctor Meyya Meyyappan, Director y Científico Principal del Centro para la Nanotecnología en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en Moffett Field. Notifiqué al doctor que su nombre y la reputación de la NASA se estaban usando para indicar que habían apoyado el producto pseudomédico “Parches LifeWave” en http://www.fflmarketing.com/go/arf/coaches.htm con el título “An Intro to the LifeWave Patches, Software for the Human Body that increases Sports and Performance Naturally!!!” (“Una introducción a los Parches LiveWave, software para el cuerpo humano que aumenta los deportes y la actuación de manera natural!!!”). El doctor Meyyapan no estaba en EE.UU. cuando le envié mensajes por e-mail y por teléfono, pero inmediatamente luego de volver me llamó para informarme de su consternación y su indignación ante esta indignante y pretenciosa conducta.

La tendenciosa introducción fue publicada por Alvin Ferguson del “Equipo de Mercadeo de FFL”. Abría la lista de “apoyos” el texto: “Bienvenidos a este breve resumen de una nueva tecnología que está expandiéndose rápidamente en la industria del deporte y del espectáculo”. Lo que seguía era lo que parecía ser una validación entusiasta de la “nueva tecnología” de LifeWave por parte de la NASA a través del doctor Meyyappan.

El doctor Meyyappan me escribió:

Gracias por llamar mi atención sobre esto. He dado cientos de charlas en todo el mundo sobre nanotecnología y es muy posible que haya dicho algo parecido sobre NANOTECNOLOGÍA, pero no sobre ningún producto, dado que la mayoría de nosotros en la comunidad científica creemos que la nanotecnología tendrá un impacto en todo el espectro económico.

Pero no sé de qué se trata esta compañía o su producto. No me llamaron, ni hablaron conmigo, ni me pidieron un comentario, ni pidieron permiso para usar mi nombre en ninguna de sus promociones. Es ingenioso por parte de ellos tomar algo fuera de contexto, estamparle mi nombre y tratar de obtener una ventaja para su producto asociando una cita a su producto. Una lectura rápida de su sitio web, para cualquiera que tenga incluso un poco de conocimiento científico general, le dirá cuán disparatado es. Los abogados de la NASA entrarán en acción de inmediato para detener esto.

De nuevo, gracias por llamar mi atención sobre esto y también por trabajar para impedir que este tipo de disparates engañe al público.

¡Y eso no es todo, amigos! “Max Cogito” nos envía un e-mail informándonos de más fallos en el fraude de LifeWave que me indicarían que tiene una esperanza de vida corta. Es difícil creer que ante tales reveses pueda sobrevivir mucho tiempo. Lea lo que nos revela la WWSN [World Wide Scam Network]:

La validación y verificación de las relaciones profesionales que se usan para establecer la credibilidad para una nueva compañía con un producto revolucionario como el parche LifeWave es parte de realizar las comprobaciones serias y profesionales que corresponden. Dado que la mayoría de la credibilidad de LifeWave se basa en los resultados de lo que dicen ser “estudios controlados doblemente ciegos con placebo” tanto en la Universidad Troy como en el Morehouse College, es necesario y apropiado contactar a las dos prestigiosas instituciones en relación con su participación en esta importante investigación.

Y así lo hicimos. Puede sorprenderle o no lo que nos dijeron. Un representante del Morehouse College, en Atlanta, Georgia, nos informó sobre el uso de su nombre en el apoyo de LiveWave. Escribió:

Llamé a LifeWave pero no recibí una llamada. Enviaré una carta ordenándoles su desistimiento.

Doug Patterson, Vicecanciller Superior de la Administración de la Universidad Troy, en Montgomery, Alabama, informado de un uso similar del bueno nombre de su institución educativa, escribió:

No tenemos relación con Lifewave y no hemos hecho ninguna investigación para Lifewave. Nuestro abogado los ha intimado para que retiren todas las referencias a la Universidad Troy o iniciaremos acciones legales. Coash Shaughnessy no representa a Lifewave en nombre de la Universidad Troy.

WWSN también envió correspondencia al doctor Stephen R. Norris del Laboratorio de Desempeño Humano en la Facultad de Kinesiología de la Universidad de Calgary. El doctor Norris dice que Lifewave se puso en contacto con él y escribe:

Trabajo en el Laboratorio de Desempeño Humano (Facultad de Kinesiología, Universidad de Calgary) y fui abordado por gente asociada con este producto [LifeWave] sin duda para utilizarme como canal hacia los atletas del Equipo Nacional de Canadá que participan en los varios Deportes Olímpicos de Invierno y se hallan en esta institución (y el centro principal de entrenamiento del campus, el Centro Deportivo Calgary de Canadá). Por supuesto, les pedí estudios independientes revisados por pares para verificar las afirmaciones realizadas. Hasta la fecha, no se nos hizo llegar NINGUNO.

No inventamos estas cosas, amigos. Tenemos correspondencia original de autoridades reconocidas y con nombre en cada institución. Alguien está diciendo menos que la verdad al público. Ustedes deberían poder darse cuenta solos de quién se trata.

En respuesta a las preguntas que se le hicieron, Lifewave respondió:

Ha hecho usted sus preguntas con mucha claridad y de forma justa. También respeto el espíritu nada tendencioso con el que ha hecho las preguntas. Otros con los que hablé también opinaron que usted estaba siendo justo y cordial.

Nunca se recibió respuesta. Comenta WWSN:

Las preguntas no cambiaron; sólo sucede que no recibimos ninguna respuesta. ¿No se preguntan por qué?

Pueden ver el interrogatorio de WWSN en http://worldwidescam.com/20qlw.htm, donde verán las últimas noticias sobre los fraudes actuales…

¡Esta fue una buena semana, amigos!

(Firma de James Randi)

Notas

[1]

En castellano también se denomina artefactos a los defectos en las mediciones que no se originan en lo que se está observando. Por ejemplo, en la versión online del diccionario de la Real Academia Española, la palabra artefacto también tiene estas definiciones:

    1. En los experimentos biológicos, formación producida exclusivamente por los reactivos empleados y perturbadora de la recta interpretación de los resultados obtenidos.
    1. Med. En el trazado de un aparato registrador, toda variación no originada por el órgano cuya actividad se desea registrar.

[N. del T.]

[2] El título en inglés es Dunne well done; “Dunne” y “done” se pronuncian parecido. [N. del T.]


Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus