Igual que un péndulo - Como detectar fuerzas imaginarias - Nueva Zelanda actúa sabiamente - Otra corrección - Buenos materiales de referencia - Financiando el sinsentido - Plait va al grano - Grant otra vez bombardeado - Sabias palabras de un héroe - Falsos artefactos - Misteriosa Dunne - Mi enciclopedia - Geller eclipsa a Jackson, otra vez - En conclusión…

Igual que un péndulo

El joven Perry Goy, de Cedarburg, Wisconsin, tiene una madre muy prudente que ha criado un hijo muy racional; y también parece ser una profesora muy competente. Aunque el primer párrafo de la carta de Perry no me pareció especialmente halagador, al seguir leyéndola mejora considerablemente:

Empecé a leer sus páginas porque nuestro profesor de Cultura Moderna y Método Científico, el señor Ron LeMay, nos lo sugirió. Comentó que probablemente fuera una buena idea leerlo, ya que cada semana sacaría alguna pregunta de ahí. Al principio no podía ni siquiera acceder al sitio, así que fallé las primeras. Pero una vez que conseguí acceder, me alegré de no haber seguido insistiendo hasta conseguirlo.

En cualquier caso, tengo una historia que creo puede interesarle. Es sobre la primera vez que estuve cerca de una persona así. Mi madre se sometió recientemente a una operación de reemplazo de rodilla [Artroplastia de rodilla] en el hospital de Menomonee Falls, y mientras se recuperaba de la intervención una mujer entró en su cuarto. Empezó a hablarle acerca de Dios y mi madre le aclaró rápidamente que no era una persona muy religiosa, así que cambió de táctica. Después de hacerle practicar unos ejercicios visuales, sacó una joya que llevaba envuelta en un trozo de tela. Empezó a hacerla oscilar sobre la recientemente operada rodilla de mi madre, haciendo que la joya dibujara una elipse, a la vez que decía “¿Ves como el péndulo se balancea? Hay un montón de energía negativa alrededor de su rodilla que impide al péndulo describir un círculo perfecto”. Entonces se puso a realizar gestos alrededor de la rodilla, a la vez que emitía ruiditos extravagantes y toquecitos por aquí y por allá, en una actuación propia de un mimo.

Después de estar así un rato, volvió a hacer oscilar el péndulo sobre la rodilla de mi madre y -Oh, dios mio- ¡Describió un circulo perfecto! La explicó a mi madre que la energía negativa había desaparecido, como se podía ver claramente, y que por tanto, dicha energía ya no seguiría afectando a la rodilla y esta se curaría más rápidamente.

Afortunadamente mi madre sabía lo suficiente para no tomarse en serio estas cosas y se lo tomó a risa. Nunca me cansaré de oír o leer estas historias.

Gracias, Perry, pero tengo que hacerte una advertencia: No te fíes tanto de lo que yo pueda decir o escribir ni lo aceptes o creas automáticamente. Pruébalo, cuestiónalo, como debes hacer con cualquier otra cosa. Creo que la mayor parte del tiempo estoy en lo correcto en lo que se refiere a mi campo de experiencia, pero soy falible, como todos. Cuando me encuentro con alguien que afirma entusiasmado que “también es escéptico”,a menudo le respondo: “lo dudo”, ¡Sólo para mantener el carácter y para practicar!

Debo señalar también que el efecto descrito aquí es otro ejemplo del efecto “ideomotor”, que ya explicamos en http://www.randi.org/library/dowsing/, junto con otras variedades como la varas de zahorí, cables paralelos y otros “técnicas” basadas en balanceos y vaivenes. Evidentemente, una sencilla prueba de doble ciego bastaría para demostrar estos efectos, de ser reales. Este tipo de afirmaciones son, con mucho, las más frecuentes que recibimos para el premio del millón de dolares de la JREF.

Como detectar fuerzas imaginarias

Sólo para demostrar lo imposible de la tarea que nos hemos marcado -cooperar con esta retahíla de “himbestigadores”- publicaré aquí un intercambio que hemos tenido hace poco. Recibimos un email de “Dick Kay”, otra de esas personas que escribe o bien con todas las letras en mayúsculas o con todas en minúsculas, solo para demostrar lo “molón” que es. Es este un rasgo típico de jóvenes que adoptan las modas como mecanismo de aceptación entre sus iguales. El señor Kay nos envió una mezcla confusa de mensajes, algunas como “Pruebas paranormales”; un grupo que afirma orgulloso que para detectar fantasmas usan:

…equipos de visión nocturna, convencionales y también equipos de vídeo y fotografía digital, diversos aparatos receptores de EVP, detectores de EFM, termómetros digitales y más.

Se les puede consultar en http://www.proofparanormal.com/.

Otros mensajes enviados por el señor Kay tenían como remitente a “Doug 310 2049027”. En cualquier caso, “Doug” nos anunciaba lo siguiente (Se han respetado el formato y la [casi inexistente] puntuación):

he encontrado un fantasma famoso

CONOCEN ALGUN OTRO CAZADOR DE FANTASMAS EN SOCAL QUE TENGA ESTE EQUIPAMIENTO PARA IR Y CAZAR FANTASMAS YO HE CONTACTADO CON UN FAMOSO FANTASMA EN MI UNIVERSIDAD CON MUCHA ,MUCHA EVP Y AVISTAMIENTOS TIENES TU EL EQUIPAMIENTO PARA HACER ESO

Creo que SOCAL significa California del sur (Southern California), EVP podría ser Fenómenos de Voz Electrónica (Electronic Voice Phenomena), y Las siglas EFM se usan normalmente en los textos paranormales para indicar Fuerza Electromagnética o Electro-motivada (Electromagnetic [or Electromotive] Force). Incluido en esta apasionante alocución se incluía un mensaje de John-Michael Talboo (john arroba proofparanormal.com) con una invitación general a quedarse en una casa encantada. Decidí que podía resistir la tentación, y respondí, aparentemente a Dick:

¿Qué equipamiento permite detectar fantasmas? No sé de ninguno…

De forma casi inmediata, el siguiente mensaje irrumpió en mi buzón. De nuevo, se respeta el formato u la ortografía del original:

Tema: EQUIPAMIENTO

medidores emf lasar detectores movimiento termales infrarojos ultravioletas HAS TU PROPIO TRABAJO

Intentado aportar una pizca de buenos modales en la conversación, respondí:

No, no podemos ni fotografiar, ni detectar, ni medir a Papá Noel. Para tu información:

  • Los medidores EMF detectan señales electromagnéticas, por ejemplo, variaciones en el campo magnético producidas por líneas de tensión de baja frecuencia (AC), emisiones de teléfonos móviles, ordenadores, electrodomésticos, televisiones, radios y relámpagos.
  • Los detectores termales señalan el movimiento de una fuente de radiación infrarroja al entrar o salir de una determinada zona de muestreo.
  • Infrarrojos” es el nombre de una zona del espectro electromagnético, que cubre de 3 x 1012 a 4,3 x 1014 Hz.
  • Ultravioleta” es igualmente el nombre de otra zona en el espectro EM, que cubre desde 7,5 x 1014 hasta 3 x 1017 Hz.

En tanto en cuanto no se determine la naturaleza de los “fantasmas”, ni podemos hablar de lo que tenemos que observar, ni podemos concluir que el fantasma se ha manifestado.

Por último, me propones una pregunta imposible de responder, ya que no defines cuál es el trabajo que tengo que hacer.

No es fácil responder a estas preguntas; por el momento no ha habido ninguna.

Nueva Zelanda actúa sabiamente

Peter Nield, lector de Nueva Zelanda, nos informa que hace ya mas de diez años que una empresa llamada Ecoworld ha estado vendiendo, a precios comprendidos entre 200 y 13.000 dólares neozelandeses, un aparato para el tratamiento del agua que llaman el Sistema Grander de Agua Vida, que según ellos permite “energetizar el H20”, de forma que:

… resuene permanentemente con el Cosmos, mejorando la circulación y la presión sanguínea, desintoxicando el cuerpo y reduciendo las alergias.

Afirman que el agua potable es tratado mediante un proceso secreto, que le llegó por inspiración divina al naturalista australiano Johann Grander, consistente en inducir al agua un rango de “frecuencias vibratorias naturales”, tales que:

…la energetizan como [lo hace] un manantial de montaña burbujeando desde el mismo suelo y lanzándose sobre rocas y cascadas, llenándose de vitalidad, frescura y energía.

La Juez Merelina Burnett ha encontrado que los análisis llevados a cabo no muestran ninguna diferencia entre el agua tratada con el Sistema Grander de Agua Vida y el agua sin tratar, y que la compañía ha demostrado “un nivel muy alto de ceguera y negligencia auto consentida”. También dijo que:

… El material [promocional] presenta inconsistencias, engaños y pseudo-ciencia que, aunque presentada con toda clase de credenciales, publicaciones, fotografías explicativas, tablas, gráficos y material de laboratorio, no puede evitar dar la impresión de estar prometiendo lo imposible.

Ecoworld fue acusada de vulnerar el Acta de Comercio Justo de Nueva Zelanda, encontrada culpable de nueve cargos de publicidad engañosa de sus productos, siete cargos alternativos de llevar a engaño a los consumidores, y un total de otras 26 faltas diversas. La compañía se enfrenta ahora a una multa de unos 100.000 USD cuando se publique la sentencia, el primero de julio.

Los productos de Magic Water se comercializaban en dos variantes: una varilla, colgante o similar, conteniendo el agua, que presuntamente energetizaría el agua donde fuera inmerso, y en forma de grifos, tuberías y similares, conteniendo el “Agua Vida”, y que actuarían sobre el agua que fluyera a través de ellos. Barry Jones, director de marketing e investigación de Ecoworld, afirma que el producto es usado por más de 3.000 Nuevozelandeses, lo que concuerda muy bien con un reciente estudio que cifra en 3.400 el número de ingenuos totales que viven en Nueva Zelanda; habrá que ver donde se perdieron los otros 400 panfletos. Jones acusó a las autoridades de ningunear los remedios “alternativas, como se les suele llamar”, porque “hemos empezado a tener éxito alejando a las personas de las medicinas químicas”.

(Si, a esa gente los demás los llamamos “los fallecidos”).

La Juez Burnett fue muy clara en su sentencia, donde usa palabras como “engaño supersticioso” y “pseudo-ciencia”, así como “ceguera y negligencia auto consentida”. A veces pasan estas cosas que le devuelven a uno la fe en la administración pública, pero no puedo seguir preguntándome porqué no pasan también en los Estados Unidos.

Otra corrección

Eric Grissell, un científico interesado y preocupado, me informa de lo siguiente:

Cristián Samper es el director del Museo Nacional de Historia Natural (que forma parte de la Institución Smithsonian), pero no es “el director del Smithsonian”. La Institución Smithsonian se compone de 16 museos y el Zoo nacional en el área metropolitana de Washington, Capital, y de dos museos más en la ciudad de Nueva York. Lawrence M. Small es el secretario de la Institución.

Aceptamos y agradecemos la corrección. Eric continua, expresando su satisfacción por la reacción del Doctor Samper a la recientes sucesos:

Trabajo para el USDA en el Museo Nacional de Historia Natural. La semana pasada el doctor Samper explicó toda la situación a varios departamentos dentro del museo. Lo hizo con sincera preocupación y honestidad. Resultaba obvio que estaba intentado hacer todo lo que podía para manejar la situación precaria en que se encontraba, situación que fue creada por otros, y que estaba intentando corregir las circunstancias que condujeron a esa serie de desafortunados eventos.

Aprovechamos para felicitar de nuevo al Director Samper.

Buenos materiales de referencia

Puede que seas profesor, o puede que simplemente quieras defenderte de los que proponen un concepto religioso como alternativa a la evolución. En cualquier caso, harías bien visitando el sitio web del Centro Nacional de Educación Científica (http://www.natcenscied.org/). Allí hay recopilados una buena colección de datos y argumentaciones, listos para ser usados. Nos pueda parecer extraño que haya personas que intenten socavar una teoría científica tan consolidada como es la evolución -por no hablar de sus ridículas estimaciones de la edad de la tierra-, pero hay un gran porcentaje de la población que no solo prefiere, sino que necesita una alternativa mágica que explique este maravilloso proceso.

Hay un buen tratamiento de esta farsa/tragedia/comedia sobre la evolución en http://swiftreport.blogs.com/news/2005/05/foes_of_evoluti.html, escrita por el Reportero Swift (sin relación ninguna con esta columna), donde sugiere una alternativa que personalmente encuentro poderosa y entretenida.

Michael Farquhar es escritor y editor en el Washington Post, y autor de un nuevo libro publicado por Penguin titulado “Un tesoro de engaños: Mentirosos, estafadores, engañabobos y las extraordinarias pero verdaderas historias de las grandes farsas, mentiras y fraudes”.

El libro incluye muchas facetas del engaño, incluyendo fraudes científicos, engaños estatales, gente hablando en nombre de dioses, falsificaciones, mentiras de la prensa, trucos usados por los militares para engañar al enemigo, y mucho más. Es muy buena munición para responder a las típicas preguntas que empiezan: ¿Pero cómo explicas que …?

La Verdad: Guía para perplejos” es un nuevo libro de Simon Blackburn, y ha sido comentado en la revista inglesa New Statesman. Incluimos aquí este breve recorte, puedes leer más en el sitio web de la revista:

Simon Blackburn, profesor de filosofía de la Universidad de Cambridge, se siente acosado. Lo que le preocupa es “las mentes de los demás”. Astrología, feng shui, cristianidad y otras manifestaciones de irracionalidad en masa que están apareciendo por todos lados. “Si simplemente la gente fuera más prudente. Si se decidieran a utilizar el sentido común”. En cualquier caso, lo que realmente irrita a Blackburn no son estas aberraciones populares, sino la capa de sofisticación intelectual, usando diversas etiquetas como multiculturalismo, postmodernismo o relativismo, que les dan apoyo e incluso ánimos. La verdad es una simple replica desde el punto de vista de este sinsentido. Su ámbito urbano y su prosa ingeniosa no dejan traslucir un formidablemente rígido racionalismo.

Y repito un buen consejo que ya ofrecí en el pasado: Enviar una correo en blanco a la dirección join-whatsnew@lists.apsmsgs.org, si es que todavía no se na suscrito a la lista de correo de Bob Park. Su boletín debería leerse con avidez, cada semana, no solo para disfrutar con el estilo y la inteligencia que destilan sus escritos, también para aprender, desde un punto de vista interno, como son las cosas en la difuminada frontera entre la ciencia y la política. Me darán las gracias, lo vaticino…

El trabajo de Bob fue la inspiración del tema del siguiente Amaz!ng Meeting: “La ciencia en la política y la política en la ciencia”.

Financiando el sinsentido

Nuestro amigo Dorion Sagan, hijo de Carl Sagan, hace unas afirmaciones contundentes y poderosas acerca de la realidad, que pueden ser un poco duras para el lector medio, pero que resultan absolutamente imposibles de negar por aquellos poco racionales, por mucho que quieran contorsionar y deformar la racionalidad y la razón. Incluyo aquí un breve fragmento de un documento que ha escrito recientemente junto a Eric D. Schneider: “Ciencia y Dios: Podemos manejar la verdad”, que alerta sobre el “Diseño Inteligente” y los manejos que estos creacionistas están intentando hacer en el Smithsonian, manejos que hemos tratado anteriormente en estas páginas. Para obtener más información sobre el creacionismo, la complejidad y los problemas de la derecha religiosa para entender la segunda ley de la termodinámica, visiten la pagina web de Sagan/Schneider en http://www.intothecool.com/.

Es una ironía sangrante que el Jesús bíblico reservara sus palabras más hirientes para los ricos y para los abogados. Quizá de forma predecible, una alianza (nada sagrada) entre ambas fuerzas parece estar detrás de una serie de ataques, todos con las mismas características: bien financiados, con exceso de prosa empalagosa, retórica innecesaria, y con el mismo objetivo -Lo que algunos podríamos llamar el mayor triunfo de la humanidad- la constante y honesta búsqueda de la verdad. Entre las recompensas que nos ha dado esta búsqueda se cuentan la educación, el conocimiento, la tecnología y la ciencia. Gran parte del apoyo y coordinación del movimiento ID se origina en Seattle, en el llamada Instituto Descubrimiento (Discovery Institute), que mantiene una plantilla de 10 empleados a tiempo completo, junto a unos 40 asociados, que incluyen a todos los grandes promotores del movimiento. Se financia en parte por Howard H. Ahmanson Jr, a quien podríamos describir como multimillonario, profundamente cristiano y casi un ermitaño. Forma parte del consejo de gobierno del Discovery Institute, así como del Instituto Claremont (Claremont Institute), un think-tank ultra conservador que promociona “los valores cristianos”. Los últimos datos disponibles muestran que él y su familia son los dueños del banco Home Savings of America, valorado en 47.000 millones de dolares en 1997.

Si esto no dispara una alarma en los racionalistas, no puedo ni empezar a imaginar que haría falta para llamar su atención.

Como les recuerdo a menudo, tengan en cuenta que yo no soy científico, pero cuando oigo frases tan obviamente estúpidas pronunciadas por gente que se precian de ser perspicaces científicos, a menudo puedo realizar una aproximación con lo que yo creo es una análisis adecuado. Por ejemplo, veamos la siguiente frase, extraída del artículo de Dorion, cuya fuente original son los escritos perpetrados por el Instituto Para la Investigación de la Creación (Institute for Creation Research):

A los evolucionistas les avergüenza la Segunda Ley de la Termodinámica. La tendencia de la naturaleza a ir desde el desorden hasta el orden y la organización es, por supuesto, una suposición que solo asumen los evolucionistas.

Vaya tontería. Ya sabemos que la naturaleza, a partir de un sinfín de oportunidades, permutaciones y combinaciones, y contando con cantidades inimaginables de tiempo, puede llegar a un sistema simple y viable, capaz de reproducirse a si mismo. Dicho sistema empieza un proceso mediante el cual se beneficia de subsiguientes cambios en su naturaleza, tiende a sobrevivir y a continuar su lucha para perpetuarse. No es una accidental agrupación de elementos, sino una entidad que intenta sobrevivir, se ha elevado desde el desorden y se ha constituido en un sistema organizado. Por supuesto, ocurren literalmente miles y miles de millones de estas combinaciones, cada una de las cuales inicia su camino de supervivencia y perpetuación, y puede seguir así durante miles de años, solo para terminar, por la más simple o calamitosa de las circunstancias, abocadas a la extinción. El registro fósil muestra numerosos ejemplos de estas tragedias. Como humanos, aunque estamos más preparados para resistir estas influencias negativas, y podemos incluso evolucionar para sobrevivir a amenazas a largo plazo, la realidad es que podríamos unirnos en cualquier momento a la largísima lista de especies extinguidas.

Un asteroide errante, un nuevo virus mortal, o un retroceso filosófico como es el diseño inteligente, que pretende regresar a formas de vida y de pensamiento medievales, pueden acabar con nosotros. Eso es la naturaleza. Cómo nos enfrentamos a esta posible extinción es, a veces y por suerte, cuestión de elección.

Esa elección se nos ofrece ahora.

Plait va al grano

A veces (raras veces) me siento a escribir y llego a un punto en que estoy satisfecho con un texto, y creo que no puedo mejorarlo por más vueltas que le de, o por más veces que lo reescriba. Al extraordinario Phil Plait, en hombre detrás de badastronomy.com, le tuvo que pasar algo parecido cuando escribió lo siguiente:

Pasaje a la ciencia [1]

En abril me pidieron que pronunciara un corto discurso a un grupo de estudiantes locales que participaban en una feria científica. No estaba seguro de qué podía decirles, hasta que vi un programa de noticias justo la noche anterior a la feria. La noticia era el típico relleno, mal documentado, donde se daba la misma credibilidad a las teorías anti-científicas de cabezas cuadradas que a las verdades descubiertas por la ciencia; como si fuera “de justicia” darles a las dos el mismo tiempo en antena.

Me senté con papel y lápiz y escribí el discurso, casi exactamente igual a como quedó en la versión final, que incluyo aquí:

Conozco un lugar donde el Sol nunca se pone.

Es una montaña, y está en la Luna. Se eleva tan alto que siempre le llegan los rayos del Sol, por mucho que la Luna gire sobre su eje. Las radiaciones solares caen incesantemente sobre ella, todo el día y toda la noche, las 24 horas del día. Bueno, en realidad el día lunar dura unas cuatro semanas, así que deberíamos decir las 708 horas del día.

Sé de un lugar donde nunca brilla la luz del Sol. Está en el fondo del océano. Grietas en la corteza expulsan nauseabundos productos químicos, y elevan la temperatura del agua hasta el punto de ebullición, que a esas profundidades es superior a los 100 grados centígrados, debido a la presión. Este ambiente mataría casi instantáneamente a un ser humano, pero hay criaturas viviendo ahí, bacterias, que prosperan en estas condiciones. Comen el azufre que sale por el respiradero, y excretan ácido sulfúrico.

Se de un lugar donde la temperatura alcanza los 10 millones de grados centígrados, y donde la presión convertiría a un ser humano en un punto microscópico. Ese lugar es el núcleo del Sol.

Conozco un sitio donde los campos magnéticos son tan fuertes que te desintegrarían átomo a átomo: la superficie de una estrella de neutrones, una magnetoestrella.

Se de un lugar donde, hace miles de millones de años, apareció la vida. Ese lugar es donde estamos ahora, la Tierra.

Conozco esos lugares porque soy científico.

La ciencia es una forma de descubrir cosas. Es una forma de comprobar qué es real y qué no. Es, en palabras de Richard Feynman “Una forma de no engañarnos a nosotros mismos”.

Ningún astrólogo predijo nunca la existencia de Urano, Neptuno o Plutón. Ningún astrólogo moderno tiene ni idea acerca de Sedna, una bola de hielo de la mitad de tamaño de Plutón y con una órbita aún más lejana. Ningún astrólogo predijo los más de 150 planetas que se han descubierto fuera del sistema solar.

Pero los científicos sí.

Ningún psíquico, no importa lo que digan, ha ayudado nunca a la policía a solucionar un crimen. Pero los científicos forenses lo hacen todos los días.

No fue ningún practicante de la homeopatía el que encontró las curas del polio o la viruela. Lo hicieron médicos y científicos.

Ningún creacionista rompió el código genético. Lo hicieron los químicos y los biólogos moleculares.

Usaron física. Usaron matemáticas. Usaron química, biología, astronomía e ingeniería.

Usaron Ciencia.

Esas son las cosas que descubrirán mientras realizan sus proyectos. Todas las cosas que les han traído aquí ,hoy.

¿Ordenadores? ¿Teléfonos móviles? ¿Cohetes a Saturno, sondas al fondo del océano, PSP, Gamecubes, la X-Box?

Todo hecho por científicos.

Estos lugares de los que les he hablado antes, ustedes también pueden conocerlos. Pueden experimentar la maravilla de verlo por primera vez, la emoción del descubrimiento, el increíble y visceral momento de hacer algo que nunca se había hecho antes, de ver cosas que nadie había visto antes, de saber algo que nadie más sabe.

Ni bolas de cristal, ni cartas de tarot, ni horóscopos. Solo tú, tu cerebro y tu capacidad de pensar.

Bienvenido a la Ciencia. Te gustará.

¿Podrían haberse expresado con más claridad los pensamientos de Phil? Cómo me gustaría ser capaz de expresarme con tanta elocuencia y brevedad. Es una prosa que inspira y emociona; es bella. Si quieres tener una oportunidad de conocer y experimentar en directo este talento prodigioso, vengan al cuarto Amaz!ng Meeting, en Las Vegas en enero. Sé que Murray Gell-Mann, nuestro primer conferenciante, está invirtiendo bastante tiempo en darle la lata a Plait, quizá para demostrar como las mentes poderosas pueden doblar metales. El registro para el TAM4 se anunciará en breve.

Grant otra vez bombardeado

Steve Baughman, lector de nuestra columna y abogado de California, examina atentamente a uno de estos “milagreros”:

Señor Randi, acabo de recibir su libro sobre curadores por la fe y me he percatado de que dedica mucha atención a W.V. Grant. Quiero que sepa que asistí a una de las cruzadas de reverendo Grant aquí, en San Francisco, hará unos 15 años. Lo que aprendí fue otro truculento aspecto de las prácticas de este hombre, un aspecto que dice mucho acerca de la credulidad de su público.

Como ya sabe, el reverendo Grant se presenta ante su audiencia diciendo que nunca ha tenido ningún contacto con la gente que “cura” durante su cruzada. Aunque lo que dice es técnicamente cierto, la verdad es que normalmente ha contactado previamente con uno o varios miembros de la familia del enfermo que acaba de “descubrir” milagrosamente.

Después del encuentro al que asistí, hablé con dos individuos que acababan de ser “curados”. Ambos dijeron ante el público, antes de empezar, que nunca habían tenido ningún contacto con el reverendo. Pero resultó que ambos tenían parientes que habían contactado con sacerdotes de Grant, y que les habían descrito los síntomas de sus familiares. En el primer caso, una mujer china con un tumor en el cuello me dijo (después de su “curación”) que su marido se había reunido con el reverendo Grant esa misma noche, justo antes del encuentro, y que le había hablado de su tumor. Vestía un traje amarillo brillante, lo que facilitaba mucho al reverendo la tarea de localizarla entre el público. En el otro caso, un hombre de origen latino había escrito a Grant para detallarle todos los problemas de su hermano, que Grant procedió a adivinar durante la reunión. Así que aunque el reverendo nunca habría hablado con ese hombre, si había habido una comunicación escrita.

Lo más chocante para mí es que en ambos casos, aun sabiendo todos los detalles de estos encuentros previos, los dos individuos creían que Grant descubrió su estado de salud por medios divinos.

Le agradezco el trabajo que se ha tomado para desenmascarar a este charlatán.

En 1989, poco después de que pusiera en evidencia a Grant por primera vez, fue arrestado, acusado y encontrado culpable de evasión de impuestos. Estuvo 16 meses en prisión, y tuvo que pagar una multa de 350.000 dolares americanos por atrasos en el pago de impuestos. Me desilusionó que las autoridades optaran por la vía fácil, y que no le detuvieran por robo, engaño, fraude ni ninguna de las otras formas que tiene de engañar a sus víctimas. Después de su estancia en prisión, ha vuelto a montar su negocio (como tantos otros que hemos ido desenmascarando durante estos años) usando exactamente la misma estafa y con el mismo método. Para poder liberar a nuestra sociedad, tanto de la angustia como de las pérdidas económicas que provocan estos sujetos, debemos mejorar los mecanismos legales que permiten a los organismos gubernamentales competentes actuar contra ellos, a pesar de la férrea posición política actual de no intervención en aquellos casos que afirman tener una base religiosa.

Sabias palabras de un héroe

Dave Baile nos informa de un documental que se centra en uno de mis héroes personales, un programa que estoy ansioso por poder ver. Nos escribe:

Le envío esta nota que quizá le interese publicar. La pasada noche vi un documental de la BBC sobre Sir David Attenborough, una persona a la que veía continuamente mientras crecía en Inglaterra. Es el hombre que definió, y continua definiendo, la norma por la que se miden los documentales sobre historia natural de la Tierra. Si tuviera que elegir vivir la vida de otra persona, probablemente elegiría la suya.

Quiero transcribir un comentario en concreto. Demuestra que, a pesar de no poseer un trasfondo académico de alguien como, digamos, Stepephen Jay Gould, si que entiende nuestro mundo de una manera tan completa como el que más.

A menudo recibo cartas, muy a menudo en realidad, de gente que me dice que le encantan mis programas, pero que nunca doy crédito al supremo poder que creó la naturaleza, a la que suelo responder “Bueno, me parece divertido que cada vez que la gente busca evidencias de poderes superiores, siempre elige cosas bastante bonitas, cosas como orquídeas y colibríes, rosas y mariposas”. Pero yo también tengo que pensar en el niño que está tirado en la ribera de un río en el este de África, con un gusano creciendo dentro de su ojo que lo habrá convertido en ciego para cuando tenga cinco años, y tengo que replicar “Bueno, presumiblemente el dios del que me habla también creó al gusano”, y a mi me resulta desconcertante pensar que un ser misericordioso hiciera algo así, por lo que prefiero, me parece más seguro, hablar solo de las cosas que sé que son ciertas, veraces o al menos objetivas, y dejar a la gente que llegue a sus propias conclusiones morales o incluso teológicas.

Perfectamente expresado, Sir David, perfectamente expresado. Es otra razón por la que usted siempre será un héroe para mi.

Señor Bailey, muchas gracias por esta aportación. Y ¿me atreveré a decirlo? Amén.

Falsos artefactos

Roger Harris, quien ya nos escribió en junio de 2002 con un análisis de las tonterías de los zahoríes (http://www.randi.org/jr/060702.html) ha contactado de nuevo con nosotros, para comentarnos las alegaciones hechas por Joseph P. Skipper de que ciertas anomalías en unas imágenes de Marte son evidencias de una civilización. Véase randi20050610.html#esos-artefactos-en-marte. Roger está de acuerdo con Dan Pallotta, otro de nuestros lectores, en que la compresión JPEG usada para estas imágenes puede producir imperfecciones (En inglés, artifacts), producidas por el procesado matemático realizado para reducir el peso (El tamaño en bytes) de la imagen.

Pero Roger abunda en más detalles acerca de los pasos seguidos en el procesamiento de las imágenes ofrecidas por el señor Skipper, porque la compresión hecha por la cámara del satélite, sumada a la hecha por los ingenieros en la Tierra, produce unas bandas y cuadros añadidos a las imperfecciones originales, que explican precisamente los mismos efectos que se ven en las “anomalías”, lo que convierte a las interpretaciones de Skipper en erróneas y presuntuosas. Aun más, las imágenes usadas por Skipper ni siquiera son las originales, sino vistas en perspectiva “virtuales”, generadas por ordenador, lo que da pié a más imperfecciones.

En resumen, el señor Skinner metió la pata, y sus afirmaciones no tienen fundamento. Para simular el efecto que tanto sorprendió a Skinner, Roger tomó una pequeña porción de una foto mía que el señor Pallotta había utilizado, ¡y encontró civilizaciones desperdigadas por toda mi cara! ¡Y en el muro que estaba detrás mio! ¿Quién sabe?

Como aclara Roger, el señor Skipper ya tiene una respuesta preparada, claro está: ¡Manipulaciones intencionadas, hechas por las Fuerzas Tenebrosas para destruir las evidencias! Pero podemos apostar con cierta confianza a que no presentará evidencia alguna ni razonamiento digno de ese nombre que soporte su hipótesis.

¡Gracias, Roger!

Misteriosa Dunne

Un biólogo del Grupo de Investigación Bioinformático del SRI, el doctor Alexander Shearer, tiene su propia opinión acerca de la negativa de Brenda Dunne de permitir que sus datos sean examinados. Empieza citando a la señorita Dunne:

Al Contrario a lo que usted supone, soy una gran admiradora del método científico, demasiado para prostituirlo con juegos de este tipo”

Extrañamente, nadie parece pensar lo mismo cuando el juego es el del comité de los premios Nobel, encargados de repartir grandes sumas de dinero por los logros científicos llevados a cabo en el año. Tengo que decir, también, que si alguien se hubiera acercado a nuestros laboratorios, y nos pidiera que le mostráramos un efecto que nosotros mantenemos que es cierto, y por el cual estaría dispuesto a pagar un millón de dólares, lo hubiéramos hecho en el acto. Si tu investigación es tan importante, ¿no merece la pena realizar un pequeño esfuerzo para conseguir financiación?

Todos los científicos que conozco, yo el primero, estarían más que encantados de hacer lo que fuera para conseguir fondos adicionales de esa magnitud. Que diablos, si Nike estuviera dispuesta a patrocinar investigaciones a cambio de publicidad para sus zapatillas, la mayoría aceptarían encantados aparecer en la televisión sudando, saltando y en pantalones cortos.

La idea de que alguien “crea en su trabajo” tanto que no permita, primero, que sea revisado por pares y segundo, que se realice una sencilla prueba que no solo lo probaría de forma incontestable, sino que además viene acompañada de una suculenta aportación económica, es una soberana idiotez. Los investigadores legítimos, cuando realizan un descubrimiento excepcional, lo proclaman a toda voz y sin ambages .

Mi enciclopedia

Gracias a los excelentes servicios de Stephen J. Goodson, el contenido de mi libro “Una enciclopedia de Afirmaciones, Fraudes y Engaños de lo Oculto y lo Sobrenatural” está disponible en Internet. Estamos trabajando en las ilustraciones, haciendo algunas correcciones y añadidos. Se puede consultar en la siguiente dirección: http://www.randi.org/encyclopedia/.

Geller eclipsa a Jackson, otra vez

Malcolm Dodd nos informa desde el Reino Unido sobre Uri Geller y sus intentos de contribuir con su sabiduría sin límites y su filosofía al caso Jackson:

Siguiendo con la absolución de Michael Jackson, el programa Radio 4 de la BBC (programa líder de las noticias de la mañana) decidió entrevistar al doblador de cucharas en su hora de máxima audiencia. Se puede ver la misma usando Real Player en la dirección http://www.bbc.co.uk/radio4/today/listenagain/tuesday.shtml y avanzando hasta la sección que empieza a las 08:10. El vídeo sólo estará disponible hasta el lunes, 20.

En la entrevista, este manipulador de cubertería describía a Jackson como una persona “ingenua y crédula”. Es una inusitada admisión de sus propios pecados, dado que fue él quien facilitó la entrevista que hizo Martin Bashir, de la BBC, a Jackson, y que ha desembocado en la posterior acusación e investigación de este.

No solo destroza la cubertería, también a cualquier cosa o persona que toque.

Bueno, he de estar de acuerdo en que Jackson es ingenuo y crédulo, lo prueba el que creyera en los mágicos poderes de Geller.

Hoy, Geller ha enviado una carta de queja al periódico UK Daily Mail por un artículo que aparentemente no había sido nada halagüeño con Jackson.

Me ha chocado mucho el tono vitriólico y ácido que ha usado Piers Morgan en la entrevista que lo hizo a Michael Jackson [Para la revista Femail]. Las palabras que usa, “manipulador”, “embustero”, parecen totalmente inapropiadas para cualquiera que haya conocido bien a Michael. Sólo puedo pensar que Piers se ha entrevistado con un impostor. No sería la primera vez que le pasa, que alguien le engañe.

¿En serio? ¿No estaba el señor Morgan convencido en su día de los poderes de Geller? Me pregunto si se referirá a eso.

En conclusión…

La semana que viene, la reseña de un divertido libro de Sylvia Browne: “Animales en el otro lado” (Y no se refiere a “el otro lado del río”). Hablaremos también de un programa que apareció en Animal Planet, “Cuando los animales hablan”, de Jan Goodall. Esta nuevas tendencias sobre “animales psíquicos” y otros espejismos antropomórficos están siendo cada vez más utilizados de relleno por los media.

(Firma de James Randi)

Notas

[1] En el original inglés, science fare (“pasaje a la ciencia”) y science fair (feria científica), que se pronuncian de forma idéntica [N. del E.]


Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus