Reseña de un libro tonto — Diferentes puntos de vista — Política en la ciencia — Adulado por la imitación — Texas Bum Steer — Ciencia en acción — Otra afirmación aburrida — Totalmente convencido — Cosas cotidianas para la JREF — “Animal Planet” en la palestra — Ayuda — Otra vez esa ley — Otra vez el QXCI — Para terminar…

Reseña de un libro tonto

Tengo en la mano una copia de “Animales en el Otro Lado”, de Sylvia Browne. Dice la estrella de la Hora de Promoción de Videntes de Montel Williams en este libro que “No hace falta decir… que cuando un animal muere, su espíritu vuelve a Casa al igual que el nuestro”. Qué reconfortante.

Sumer Jarvis de la librería The Learning Tree en Sumter, Carolina del Sur, nos informó de este libro que dice ella que “da para unas risas”. Pero, añade:

Me niego a vender este libro en mi tienda. Al vender a los niños Sylvia Browne se rebaja más aún que con sus tácticas habituales de explotar a los ancianos, los ignorantes y los dolientes.

Ms. Jarvis nos envió amablemente su ejemplar de muestra de este libro de USD 16,95 en tapa dura de Angel Bea Publishing para la biblioteca de la JREF, donde se ha unido a tomos sobre curanderismo, echadores de la fortuna, brujería, cienciología y ovnis. Lo hemos puesto en una sección especial de modo que esos otros libros no se contaminen.

Observo que en “Animales en el Otro Lado” no se ve la frase “en el cielo”, sino “en Casa”. Este es sólo uno de los aspectos empalagosos que esparce por las 32 páginas del libro. “Los tótems”, dice, son animales que vienen aquí “desde el Otro Lado para vigilarnos y protegernos”. El tótem personal de Sylvia, afirma, es un elefante. ¡Así que no te metas con Sylvia, o su tótem te aplastará!

Escribe Sylvia:

Todas las criaturas de Dios existen en el Otro Lado con una única excepción. Las únicas cosas vivas que nunca he visto en Casa son insectos. No estoy segura de por qué es exactamente eso, pero nunca he visto una araña, mosca o ningún otro tipo de insecto…

Se asegura a los lectores que en el Otro Lado todo es “belleza natural, impoluta, sin echar a perder”. Allí están los siete continentes, se nos dice, más dos de propina: Lemuria y la Atlántida. Y…

[Todos los animales] existen en el Otro Lado… los animales que han existido a lo largo de la historia del mundo, como dinosaurios, unicornios, grifos y otras especies…

¡Sylvia, de verdad tendrías que conseguirte una taxonomía actualizada! Y olvidaste que los ángeles, los ewoks, Harry Potter y los Pitufos podrían completar la tontería.

A través de este valioso libro de referencia nos ilustramos para saber que Casa está

…siempre a 78 grados perfectos sin lluvia, tormentas, tornados ni relámpagos.

Bueno, de verdad espero que sea así, pero eso será un problema para todos los que no sean estadounidenses, porque eso son 172 grados (F) para todos los que usan la escala de temperaturas Celsius; igualmente podrían haberse ido Allá Abajo… Y nos dice que aunque hay algo de “nieve” en el cielo, el hijo de Sylvia, Chris - que es el co-autor de este libro lleno de sabiduría - revela que esta variedad celestial de nieve no “está terriblemente fría ni helada”. No, escribe, es “tibia y mullida”. Qué bonito.

También nos reconforta saber que Casa está adornada con “incontables lugares de culto, como iglesias y sinagogas”. ¿Cómo? ¿No hay mezquitas…?

Pero hay un problema básico con los animales que Sylvia y Chris tienen que eliminar hábilmente: ¿qué pasa con el conflicto entre predadores y presas, todos pegados codo con codo - por así decirlo - en el Otro Lado? ¿Se limitan el tigre y el antílope a no mirarse? Ah, se soluciona porque en Casa - al Otro Lado - ¡nadie come ni es comido! Qué aburrido.

Lo que podría parecer otro problema - la comunicación entre espíritus humanos y animales - queda también desterrado por la impecable lógica y razón que ofrece Sylvia. Dice

En el Otro Lado, podemos comunicarnos con los animales telepáticamente… sin ni siquiera abrir la boca.

¡Qué alivio! Aún así, tenemos que preguntarnos si la gente - o los animales - pierden todas sus malas costumbres cuando “pasan”. ¿Siguen fumando tabaco - u otras sustancias - en el Otro Lado? Si no, cuando Sylvia “pase”, probablemente tendrá eternamente una aguja intravenosa con nicotina como sustituto…

Sólo hace unos pocos meses que ha salido el libro, pero me doy cuenta de que el precio ya se ha reducido de USD 16,95 a USD 13,95. No sólo eso, sino que el editor ha ofrecido un “Paquete de Coleccionista” muy recomendado; consiste en una edición del libro firmado personalmente, una impresión en color de una pintura de un tigre, ocho “tarjetas de notas” y un Certificado de Autenticidad verdadero (!) por sólo USD 149,95 mas USD 9,95 para el franqueo; esa irresistible ganga se ofrece ahora por sólo USD 99.

¿Es posible que los niños sean un poco más listos de lo que pensaba Sylvia…?

Diferentes puntos de vista

El Zoo de Tulsa - a través del Consejo de Parques y Entretenimiento - pronto añadirá una nueva escena que represente el relato bíblico de la creación, después de las quejas al ayuntamiento sobre otras exhibiciones con significado religioso que tienen expuestas, como una estatua del dios-elefante hindú Ganesh junto al recinto de los elefantes y una esfera de mármol inscrita con el proverbio amerindio “La tierra es nuestra madre. El cielo es nuestro padre”. La nueva muestra presentará el mito de la creación del mundo por Dios - hace 6000 años - en seis días y su descanso en el séptimo, tal como se cuenta en el Génesis. Esto es ciencia a tope, al estilo de Oklahoma.

Seamos imparciales: tiempo equitativo para las majaderías.

El Zoo de Tulsa es una institución científica financiada por los contribuyentes, pero ese hecho se pasó por alto. El alcalde de Tulsa, Bill LaFortune, lo llamó “una cuestión de imparcialidad”. Hay rumores de que Bill también apoya un movimiento para enseñar en las escuelas de Tulsa que el Sol da vueltas alrededor de la Tierra - que se creó hace 6000 años - para hacer justicia a una tribu aborigen de Nueva Guinea - algunos de cuyos miembros son cristianos - que mantienen esa creencia. Dos miembros de esa tribu acaban de mudarse a Tulsa. Es sólo un rumor, pero…

Aunque, la nueva muestra contendrá una exención de responsabilidad que dirá que la exhibición creacionista representa “sólo un punto de vista”, y además los abogados de la ciudad han recomendado que esté acompañada por las visiones de otras culturas sobre la creación. ¡Guau! Va a ser una exhibición muy concurrida. Sólo para empezar, por lo menos tienen que incluir:

  1. Una escena del mito de creación de la serpiente arcoiris de los aborígenes australianos.
  2. La historia hindú de la creación que comienza desde el principio al final de cada “kalpa”, provocada por las llamas que salen de los colmillos de Sesha, una serpiente.
  3. La idea maorí de que Nueva Zelanda fue arrastrada a la existencia desde el fondo del océano.
  4. Una exhibición shintoísta que muestre que el mundo comenzó “a partir del caos con un junco gigante” que se convirtió en el dios Kuni-Toko-Tachi, seguido por Yin y Yang, la “Pareja Fértil” que pobló la Tierra.
  5. La historia hindú de la creación acerca del Mundo Huevo.
  6. Otro mito hindú, que al gigante Purusha lo mataron otros dioses, y que las diferentes partes de su cuerpo se convirtieron en los continentes de la Tierra.
  7. Los griegos decían que Nyx, un pájaro gigante de alas negras, fue fertilizado por otros dioses, puso un huevo de plata y eso nos dio la Tierra.
  8. En el antigo Egipto hubo de repente un Huevo Cósmico verdaderamente grande que vino de algún otro sitio. ¿Quién sabe?
  9. Los sumerios creían que en una borrachera de una fiesta, Nimnah - la Madre Tierra - creó a los humanos con arcilla.
  10. La idea cristiana de que su dios hizo al primer humano del polvo y convirtió una de sus costillas en su esposa. Bonito truco.

La conservadora de la exhibición del Zoo de Tulsa Kathleen Buck-Miser ha estimado que llevaría unos seis meses investigar y organizar la exhibición según se acordó originalmente, pero quizás después de haber visto esta lista parcial haga ese plazo mucho más largo.

¡Espera un minuto! ¡La misma exhibición de Tulsa que tiene un dios-elefante Ganesh también tiene el símbolo del elefante del Partido Republicano! “En aras de la imparcialidad” exijo que se incluya un peso equivalente de burros [1]! Eso hace unos 50 ó 60 representantes Demócratas, dependiendo de qué elefante y qué burros se usen para hacer los cálculos. ¿Ves lo complicada que se puede volver la Corrección Política? ¡Pero el alcalde está de mi lado!

El lector John Ruch de Boston, Massachusetts, tiene una violación de la CP mucho más importante y un ejemplo escandaloso de negación de infalibilidad bíblica. Me escribió:

Estoy seguro de que estás recibiendo correo sobre la historia del zoo de Tulsa. Pensé que podría señalar un aspecto secundario interesante: el zoo sigue contradiciendo la sagrada escritura al alojar separados los murciélagos de los pájaros (hasta donde sé), cuando el Levítico 11:19 dice claramente que los murciélagos son un tipo de pájaro. Escribí al Ayuntamiento de Tulsa para que se rectificase esta situación, que obviamente implica la falibilidad bíblica y por tanto insulta a los cristianos, alojando juntos a pingüinos y murciélagos, ya que eso cumpliría con las exigencias bíblicas sin que los animales se molestasen mucho unos a otros.

Pienso que algo de burla es mejor que el abatimiento.

Buena defensa, John. El lector Nathan Hendrickson actuó enviando esta carta al Ayuntamiento de Tulsa:

Hace un mes visité el Zoo de Tulsa y lo pasé bien. Sin embargo, me entristeció ver que la exhibición sobre la deriva continental, que me parece que está en el edificio ártico, no funcionaba. El cartel que había la lado dice que se creó usando información del libro “Cosmos” de Carl Sagan. Espero sinceramente que lo recuperen antes de comenzar los trabajos en la exhibición propuesta sobre el creacionismo.

Quizás el concejo municipal y el alcalde deberían leer “Cosmos” de Carl Sagan antes de seguir avergonzando al Estado de Oklahoma más de lo que ya lo han hecho. La exhibición sobre creacionismo propuesta es una mala idea y estereotipa a los habitantes de Oklahoma como atrasados e incultos. Resulta que el creacionismo es además mala ciencia. ¿Quién quiere tener mala ciencia exhibida en un zoo por lo demás bueno?

Si no están de acuerdo conmigo en cuanto al creacionismo, es su elección. Sólo recuerden cómo nos deja eso ante la nación. Sin embargo, si creen sinceramente que el creacionismo es ciencia de verdad, pueden ser candidatos para el premio de USD 1.000.000 de la James Randi Educational Foundation. Eso pagaría sobradamente la exhibición del creacionismo y beneficiaría enormemente al Zoo de Tulsa. Sería una maravillosa publicidad para el Zoo de Tulsa, la ciudad de Tulsa y el estado de Oklahoma si pudieran reclamar el premio.

Nathan les proporcionó todos los datos de contacto de la JREF, pero extrañamente aún no hemos oído nada de ellos…

Nathan también nos recuerda la influencia de Trofim Denisovich Lysenko [1898-1976] en la antigua Unión Soviética de Lenin/Stalin, que fue un seguidor del “Lamarckismo”. Algunos genetistas soviéticos sensibles a la política decidieron que la biología tenía que someterse a las leyes del “materialismo dialéctico” y el marxismo, y no a las de esas otras disciplinas menores como la física y la química. Todo lo demás, mantenían, debía descartarse. Los biólogos soviéticos que diferían eran encarcelados, y la comunidad genética en esa parte del mundo quedó casi destruida y nunca se ha recuperado del todo.

Nos advierte Nathan de que incluso hoy se han publicado noticias de científicos e investigadores de todo el mundo - y de aquí - que tienen miedo de entrar en ciertas áreas de investigación por razones políticas; áreas como la investigación con células madre, y las diferencias entre hombre y mujer, que merecen una mención especial. En este país, el siguiente paso podría ser que los políticos o decanos universitarios creyentes en el creacionismo acosen a los investigadores porque sus hallazgos no coincidan con una tierra de 6000 años creada por el Diseño Inteligente…

Imposible, ¿verdad?

Esta es una posibilidad sobre la que discutirán unos expertos en The Amaz!ng Meeting 4, “Ciencia en la política y la política de la ciencia”, el próximo enero, que señalará cuánta presión tienen que soportar los científicos que de otro modo podrían presentar hallazgos valiosos. Y hablando de política…

Política en la ciencia

El Washington Post del 18 de junio tenía un excelente artículo de Ellen Goodman que trataba del reciente informe de la autopsia del caso de Terri Schiavo, que nos gustaría pensar que ha atraído la atención de todo el mundo sobre la cuestión; pero los “basados-en-la-fe” [2] de entre nosotros se aferran a sus fantasías sobre la verdad de este triste suceso. Se puede ver el artículo completo del Post en www.washingtonpost.com — aunque tendrás que “unirte” (join) y proporcionar montones de materiales suculentos para que los paladeen - y usen - los de marketing. Aquí hay unos fragmentos:

Este caso [Schiavo] nunca trató sólo de medicina. Sino que la pregunta que aparecía en la pantalla de TV [“¿Cambia esto alguna opinión?”] ilustraba los tiempos que vivimos - tiempos en los que los hechos pueden existir en un universo separado del de las opiniones. Y un país en el que la ciencia no se ve como una cuestión de blanco y negro sino cada vez más como una cuestión de rojo y azul [3].

El caso Schiavo no es el único ejemplo. El clima es igualmente perceptible en la pelea sobre lo que la administación Bush llama “cambio climático” - y todos los demás llaman calentamiento global. La única manera de justificar no hacer nada frente al calentamiento global ahora es embarrar deliberadamente la ciencia. No es un accidente que Philip Cooney, el alto cargo de la Casa Blanca pillado modificando los informes sobre los gases de efecto invernadero, se haya ido a Exxon Mobil, que de verdad tiene dudas fundadas.

Del mismo modo, también, la pelea sobre la evolución ya no es claramente entre científicos y fundamentalistas religiosos. Es entre la clase científica y el puñado de hombres punteros con doctorados que apoyan el “diseño inteligente”. Sus credenciales hacen que parezca como si la evolución fuera también una cuestión de auténtico debate científico.

En el cierre de su incisivo artículo Ms. Goodman plantea dos preguntas críticas, que también han estado planteando todos los ciudadanos pensantes de los Estados Unidos de América - a las cuales todavía no se ha ofrecido respuestas por parte de la administración Bush:

¿Pero qué ocurre cuando la ciencia se ve e incluso se deforma como partisana? ¿No se da más peso al hecho de un científico que a la opinión de otro?

Amigos, la ciencia no es, y nunca ha sido, una cuestión de opinión; es una cuestión de pruebas y hechos. La religión es completamente una cuestión de opinión y preferencias personales. Y de miedo ante los hechos.

Adulado por la imitación

El lector Matt Hunt nos envía al sitio web de la Internacional Católica de Apologética [CAI]: www.catholicintl.com/epologetics/articles/science/geochallenge.htm, donde encontramos una pálida imitación del reto de la JREF que comienza así:

Apología

El Reto del Geocentrismo

CAI firmará un cheque por USD 1000 a la primera persona que pueda demostrar que la tierra da vueltas alrededor del sol. (Si pierde, le pediremos que haga una donación al apostolado de la CAI). Obviamente, en la CAI no creemos que nadie PUEDA demostrarlo, y por eso podemos ofrecer una recompensa tan generosa. De hecho, puede que subamos la apuesta en un futuro próximo.

Puede enviar sus “pruebas” a nuestra dirección de correo electrónico cairomeo@aol.com. Nosotros responderemos. Tanto sus “pruebas” como nuestra respuesta se publicarán en la página de ciencia de la CAI en nuestro sitio web. Si no quiere que aparezca su nombre real, cambiaremos su nombre, pero sus contenidos se publicarán. Si no quiere que se publique ni su nombre ni sus contenidos, no puede ser candidato ni a una respuesta por parte de la CAI ni al premio de USD 1000. CAI será el único juez sobre si ha demostrado su caso con éxito. Pero como la CAI tiene una alta reputación de honestidad y fidelidad a la verdad, puede estar seguro de que si de verdad demuestra su caso recibirá el dinero.

Y por supuesto, sigue y sigue, con sus ingenuas ideas de la ciencia y la razón. Estoy seguro de que puedes anticipar mi respuesta… Aquí va:

La JREF firmará un cheque por USD 1.000.000 a la primera persona que pueda demostrar que el sol da vueltas alrededor de la Tierra. (Si pierde, no le pediremos ninguna donación para el apostolado de la JREF). Obviamente, en la JREF no creemos que nadie PUEDA demostrarlo, y por eso podemos ofrecer una recopensa tan generosa. De hecho, es tan grande que no tendremos que subir la apuesta el el futuro.

Puede enviar sus “pruebas” a nuestra dirección de correo electrónico jref@randi.org. Nosotros responderemos. Tanto sus “pruebas” como nuestra respuesta se publicarán en el sitio web de la JREF. Si no quiere que se publique su nombre real, la vida es dura. Si no quiere que se publique su nombre o sus contenidos, no puede ser candidato ni a una respuesta por parte de la JREF ni al premio de USD 1.000.000. La JREF nunca será el juez de si ha demostrado o no su caso con éxito y la JREF no dependerá de “su reputación de honestidad y fidelidad a la verdad” para actuar como juez de si ha demostrado su caso o no; los exámenes, como siempre, los diseñarán y llevarán a cabo de forma independiente agentes neutrales. Si de verdad demuestra su caso, recibirá el dinero.

Mis matemáticas me dicen que esta oferta es al menos mil veces mejor que la de la Internacional Católica de Apologética…

Texas Bum Steer [4]

El lector Michael Bragg de Texas nos informa:

Hola y abundantes gracias por colaborar a mantener viva la racionalidad en la nueva Cristiandad Occidental. Sólo quería escribir para hacerte saber que la superstición fundamentalista está vivita y coleando en el oeste de Texas. En caso de que no estés al tanto, mi ciudad natal de Lubbock recibió uno de los premios anuales Bum Steer del Texas Monthly por luchar contra la idolatría pagana:

Después de que el Departamento de Transporte de Texas instalara “Windy Man”, una imagen de hormigón de una cara con barba exhalando una explosión de aire, junto a una breve tramo de autovía en Lubbock, docenas de residentes se quejaron porque la imagen era pagana.

(Texas Monthly, enero 2005)

A continuación, alguien identificó y destruyó la imagen con un mazo. Ninguna de las iglesias de la ciudad ha reivindicado la responsabilidad, lo que me parece extraño, ya que nuestros lugares de culto locales no se cortan a la hora de atribuirse el crédito (indirecto, por supuesto) por traer la lluvia con sus rezos.

Me parece que este vandalismo rebasa la libertad religiosa garantizada por la Constitución.

Doy gracias a que la tecnología moderna me haya dado acceso a la JREF, Skeptic y Skeptical Inquirer, y el BS [Bullshit!, un popular programa de TV] de Penn y Teller. ¡Sigue adelante con este trabajo ejemplar!

Ciencia en acción

Los fabulosos parches Lifewave

Un lector nos ha enviado este juego de Parches LifeWave al que nos hemos referido recientemente. Fíjate en que se sólo pueden aplicar en varios lugares específicos del cuerpo; ¡seguro que no querrás dirigir erróneamente las poderosas fuerzas desencadenadas por este avance de la “nanotecnología”! Además, este conjunto cuesta USD 6,66 — ¡no puede ser una coincidencia!

Dentro de los discos de plástico hay sellado algún tipo de mejunje viscoso, y no quiero saber lo que puede ser; mi curiosidad sobre la pseudociencia no va más allá…

[foto del doctor Meyyappan] En www.randi.org/jr/052705a.html#5 mencioné que el Dr. Meyya Meyyappan, Director y Cientifico Senior del Centro de Nanotecnología del Centro Ames de Investigación de la NASA, en California, había sido citado por LifeWave como si respaldase su tecnología. Eso hacía parecer como que tanto el Dr. Meyyappan como la NASA habían caído en el timo de LifeWave, y se indignaron justamente cuando les informé sobre esto. Hoy mismo, junto con una nota de agradecimiento, me dijeron desde la NASA que habían enviado una petición formal de cese y desistimiento a LifeWave, y que ya se ha eliminado la referencia espuria de sus anuncios. Tenemos que preguntarnos si algo de lo que ofrece LifeWave es genuino.

De vez en cuando, una pequeña victoria…

Otra afirmación aburrida

Algunos de vosotros habéis preguntado sobre un hombre muy alborotador que ha tomado el “nombre de timo” de “Prophet Yahweh”. Originalment era Ramon Orestege Watkins de Las Vegas vía Los Angeles, un hombre de 52 años que ha prometido que hará aparecer “ovnis” en los cielos de LV. Los lectores nos han preguntado si su afirmación es candidata al premio de la JREF, y por supuesto la respuesta es que sí. Últimamente ha sido una novedad informativa en una TV local de aquí, y el comentarista estaba estupefacto cuando un diminuto punto blanco flotó en el aire. Me pregunto si un truco de cartas mediocre le daría al periodista un ataque de histeria, o aún peor.

No pienso gastar mucho de mi valioso tiempo en Mr. Yahweh, cuyo registro indica en general que es un timador consumado. Baste decir que se ha inscrito formalmente para el premio, y tan pronto como hayamos pasado por los esfuerzos para lograr que de verdad lea las reglas y las siga, le responderemos adecuadamente.

Hazte cargo de que estas estrellas mediáticas de medio pelo harán lo que sea para lograr algo de cobertura en TV o prensa, y mariposear con la JREF es una de las formas en las que esperan alcanzar esa meta; no pensamos dar a “Prophet” tal ventaja. Su inscripción llegó con una larga lista de condiciones en las que insiste. Firmó el formulario como “Yahweh”, en lugar de su nombre original, pero dijo que nos proporcionaría la documentación de su cambio de nombre. Y, por supuesto, llegó un papel mostrando que el 1 de junio de 2000 la Corte Superior de Los Angeles le concedió el cambio de nombre a Prophet Yahweh. Me pregunto si podría cambiar mi nombre en Los Angeles a “Mago Harry Potter”, o quizás “Dios Todopoderoso” si lo pidiera…

Ya sabes, si hubiera algún aspirante a timador que quisiera hacer que un ovni diera una pasada ante los medios crédulos, iría a un suministrador e invertiría en un pequeño tanque de helio y varios globos blancos. Tendría un colaborador a barlovento, disponible a través del teléfono móvil, y preparado para lanzar uno o dos globos cuando se le de el pie. Sííí, es un buen plan, ¿no te parece? Por supuesto, tendría que insistir en que mi ovni iba a aparecer en un lugar específico, de forma que el tipo de los globos supiera dónde colocarse. Oh, acabo de darme cuenta: en su inscripción, Mr. Yahweh especifica que

…llevará a cabo [sus] invocaciones sólo en [su] lugar de invocación.

Hmmmm.

Sí, estamos listos para comprobar las afirmaciones de Mr. Yahweh, bajo las condiciones adecuadas, bloqueando cualquier posibilidad de trucos baratos. Tan pronto, eso sí, como consiga averiguar cómo rellenar la inscripción. Siguiendo las instrucciones de darnos dos párrafos cortos, nos dio 825 palabras en 71 párrafos… junto con las condiciones que exigía, mencionó que estaba

…en contacto telepático directo [sic] con [sus] amigos espaciales.

y que ellos

…le han revelado que enviarán los ovnis en un plazo de cuatro días desde [su] petición de que aparezcan, según [su] indicación hasta el 15 de julio.

Creo que puedes ver lo confusos que son sus términos. En cualquier caso, te mantendremos informados… En el momento presente, el plan es comprobar su afirmación en el The Amaz!ng Meeting 4, en enero. Sin embargo, esa fecha impulsó a Mr. Yahweh a advertirnos de que para entonces la atención de todo el mundo podría estar ya sobre él, y habríamos perdido la oportunidad de ser los primeros en ensalzar sus capacidades. Valientemente le respondí “asumiremos el riesgo”.

Como comentó un lector, este Yahweh podría llevar su tontería hasta otra tragedia “Heavens Gate/Cometa Hale-Bopp” o un movimiento al estilo Sai Baba que usa la religión y el embuste para hacer que la gente le de dinero y fama, y para que le sigan como líder…

Totalmente convencido

Para ver hasta qué punto están convencidos los zahorís de su fantasía paranormal, ve a la discusión en www.practicalmachinist.com/cgi-bin/ubbcgi/ultimatebb.cgi?ubb=get_topic;f=1;t=012327 y también verás lo bien que un escéptico instruido puede intentar meterlos en vereda. Por supuesto, el “verdadero creyente” obviará todas y cada una de las pruebas que preferiría que no existieran - como el reto de la JREF - y esos esfuerzos no logran nada comtra la ignorancia voluntaria, pero de vez en cuando alguno de los crédulos se avendrá a enfrentar los hechos. Eso es lo que intentamos conseguir…

Cosas cotidianas para la JREF

De vez en cuando recibo una nota que es necesario publicar aquí, de forma que sepas reconocer la profundidad de los problemas en la JREF y lo desesperanzador que puede ser no poder hacer nada positivo para ayudar a quienes recurren a nosotros. Exactamente como la recibí, con la otrografía y la puntuación intactas [5], este es un ejemplo de una persona que es la víctima potencial perfecta de algún gurú o curandero que explotará su ingenuidad:

Querido Mr.Randi

Tengo 20 años y toa mi vida man dicho que soy el hijo del diablo. Estaba nabegando por la red y mencontre con su rreto y tengo que decir Buena idea pero estoi de acuerdo en que hay muchos enbustes y muchos fraudes por hay gente diciendo cosas de las que no tienen ni idea ni esperiencia. Resulta que no se lo que soi o si de verdad vidente pero dende que era un niño e sentio el dolor de los otros y siempre parecia saber como animarlos y saber que les molesta y tengo momentos en que puedo controlar el fuego y tengo momentos que veo el futuro. Mr. Randi siento malgastar su tiempo pero tengo que decir que tiene razón todos tenemos visiones en nuestros sueños pero lo que dicia de que los videntes se sorprenden cuando les pasa arguna cosa si es asi pero no es asi como funciona o lo que he llegado a creer. Es mas como tu imajinacion que naide te a dicho nunca que no puedes soñar porque no puede pasar naide puede ver tus sueños naide puede saber tus fantacias sino se las cuentas. Ahora se que uste es mucho mas listo que yo de largo pero solo esplico lo que e aprendio en mi tiempo con mi “don” “poderes” como quiera yamarlos. Me e encontrao que uste tiene rrelatos mui raros de ver su futuro. Y para un vidente predecir la muerte no esta bien ni es correto naide tendria que tener control de ese saver. Le doy las gracias por su tiempo y siento margastar sutiempo. Respondame si quiere y sino entonces losiento gracias otra vez

Evidentemente esta es una persona sincera que quiere saber más sobre sus experiencias personales, y cómo evaluarlas. Estas preguntas son difíciles de responder, pero hacemos lo que podemos. Por supuesto, junto con estos envíos genuinamente inquisitivos vienen los malignos, amenazadores e iracundos que demuestran que molestamos a algunos tipos que ven cómo la realidad a la que los exponemos les planta cara. Mi respuesta al escritor de arriba fue:

Parece que eres una persona sensible a los demás y a sus problemas, un rasgo que muchos de nosotros también experimentamos. En realidad no es raro; como humanos, somos capaces de captar señales sutiles que lanzan otras personas, porque necesitamos saber cómo se sienten y cuáles son sus intenciones. Eso está dentro de nosotros desde el principio, y lo aprendemos mientras pasamos por la vida, y es un conjunto de habilidades muy útil, estoy seguro de que estarás de acuerdo. Sin embargo, a menudo tenemos que preguntarnos hasta qué punto funcionan estos instintos, y cuando no podemos entenderlos tendemos a pensar que quizás son “mágicos”. Créeme, no lo son; sólo son maravillosos, y son naturales.

Y no creo que yo sea “mucho más listo” que tú, de ninguna manera. Si nos llegásemos a conocer, nos encontraríamos en seguida, por ejemplo, con que mientras yo puedo saber más sobre geometría que tú, no sabría arreglar el carburador de mi coche aunque me dieran las mejores herramientas que se hayan hecho jamás y un mes entero para enredar con él - ¡mientras que puede que tú supieras hacerlo en cinco minutos con el palo de un chupa-chups! Ya ves, todos somos “listos” de formas diferentes, y a veces nuestras habilidades no son obvias para los otros, aunque estén ahí sin duda.

En cuanto a tu habilidad de “ver el futuro” a veces, piensa sobre ello con cuidado. Sí, de vez en cuando intentamos adivinar y acertamos - pero muchas veces nos basamos en el sentido común, no en ningún poder psíquico. Y tienes que anotar todas las predicciones que hagas; ¡te sorprenderá las pocas que de verdad son correctas…!

Y no, de verdad no has “malgastado mi tiempo”. Responder a personas como tú es la razón de la existencia de la JREF; nuestro trabajo es intentar traer un poco más de entendimiento al mundo. Doy la bienvenida a tu consulta, y te pido que sigas leyendo nuestra página web, así verás cuántos tíos por ahí tienen puzzles parecidos que resolver, y buscan el mismo tipo de respuestas. Muchas veces, lo que observamos se explica con más facilidad con soluciones ordinarias que con sobrenaturales. Nuestro mundo no es menos bonito por ser regular y explicable. Rasca las orejas del próximo cachorro que veas, y vuélvete loco mirando al cielo nocturno. Eso es realidad, y puedes aprender sobre ella y tantas otras maravillas, sólo preguntando.

Me siento halagado porque hayas elegido preguntarme a mí. Gracias.

Animal Planet” en la palestra

[logo de Animal Planet] El lector y “bright” Jeffrey Scott Simmons de Nueva York está justamente molesto por un programa de TV que vio recientemente. Aquí está su comentario más bien largo, del que he decidido no quitar una palabra por ser tan importante y pertinente para nuestra tarea. El lector Eric Rapp y algunos otros también enviaron comentarios sobre este programa; me perdonarán por usar sólo los de Jeffrey:

El domingo por la noche la red de TV por cable Animal Planet emitió el muy cacareado especial “Jane Goodall: cuando los animales hablan”. Fue una decepcionante amalgama de banalidades. Cito mi crítca en la carta adjunta más abajo. Tristemente, hizo un flaco favor a la reputación de Jane Goodall, haciéndola aparecer como crédula y por debajo de su esencia inflexiblemente intelectual. No sé a quién echar la culpa de su concepción, aunque como consumidor de la programación de Animal Planet estoy justificado para pedir cuentas al canal por emitir esta vergüenza.

He enviado por correo electrónico y postal la carta reproducida más abajo. Sin embargo, como no tengo mucha fe en el proceso de relaciones con el televidente de ningún canal por cable, te ofrezco que la publiques, extractada como te parezca conveniente, como una carta abierta al canal, los productores del programa y a cualquier neófito inadvertido con esta programación (Ahhh… ¿Recuerdas “En busca de…”? Un clásico) que pudiera no saber cómo cazar los trucos cínicos de un documental sensacionalista bien editado.

Muchísimas gracias por tus continuados y cruciales esfuerzos.

La carta de Jeffrey:

Les escribo para expresar mi decepción con la presentación de “Jane Goodall: cuando los animales hablan” la noche pasada, domingo 12 de junio. Soy un gran fan de la Dra. Goodall, su obra, la conservación en general y todas las ciencias naturales. También soy un televidente ávido de Animal Planet. Mis críticas de este programa se refieren a la presentación crédula y científicamente poco honrada de cierta cantidad de los asuntos tratados.

Al principio del programa me di cuenta de que no iba a ser una exploración en profundidad de los adelantos científicos en la investigación de la comunicación animal/humano, como esperaba que pudiera ser. Entiendo que se montó como un omnibus dinámico de relatos de interacciones enternecedoras animal/humano y que llaman a la reflexión, con la intención de inspirar el asombro y el afecto hacia los primos animales que comparten nuestro planeta. Y hasta donde se cumplió - aunque no es lo que prefiero - está bien. Sin embargo, en cierto número de fragmentos, se invocó fraudulentamente el método científico para validar curiosidades anecdóticas. Esto fue un flaco favor a la audiencia, a la verdadera investigación científica crítica y a los esfuerzos en curso para encauzar una coexistencia legítima y beneficiosa con el reino animal y el entorno natural en el que vivimos.

Sólo señalaré tres ejemplos de cómo el programa traicionó y echó a perder su propia legitimidad científica.

Primero están las declaraciones hechas por el Dr. Rupert Sheldrake relativas a N’kisi, el loro gris africano de Nueva York y su maravillosa relación con su propietaria humana, Aimee Morgana. Se acreditan al loro habilidades lingüísticas extrañas y sin precedentes, como mostró su dueña. Bien. Entonces, chapuceramente, esta “conexión humano/pájaro” se extiende como hipótesis dentro del dominio de la telepatía. Sheldrake pasa a ejecutar lo que él llama “…una serie de experimentos [científicos] controlados”. El único ejemplo es una versión del muchas veces intentado (y fallado) ejercicio de visión remota de fotografías, en tiempos (y supongo que todavía) favorito de los investigadores que intentaban demostrar la telepatía humana. Para una audiencia inocente, el test tal y como se presentó era una prueba positiva (A) de la comunicación abstracta humano/animal y (B) de la existencia de la telepatía. Pero para alguien que ya se haya visto decepcionado por más que unas pocas afirmaciones descabelladas como esas, los chivatos de un ejercicio muy ANTI-crítico y ANTI-científico abundan por toda la secuencia.

Más de una vez se menciona y subtitula cómo el objetivo vidente humano (Aimee) está a cincuenta pies (quince metros) del pájaro… en su casa. La implicación es que no hay ninguna forma de información pedestre que se pudiera intercambiar entre el pájaro y la vidente a través de una distancia tan “grande”, pero no hay evidencias que lo apoyen. Mi esposa y yo nos comunicamos perfectamente bien a través de esa distancia en nuestro apartamento. Un lugar que, no por casualidad, nunca caracterizaría como un entorno de laboratorio adecuado para comprobar la telepatía - pero divago. NO SE DA ningún dato de la procedencia de las fotografías objeto, al margen de que “Aimee nunca las ha visto antes…” ¿”Antes” de qué? ¿Y las ha visto alguna vez N’kisi? ¿Han practicado alguna vez Aimee y N’kisi con fotos de asuntos similares? Más aún, no hay indicación del tamaño de la muestra más allá del reconocimiento de Aimee de que “aceptó participar bastante a menudo…” ¿”A menudo” comparado con qué? ¿Qué datos se generaron en los casos en los que el loro no “decidió” - según se juzgó subjetivamente por los “experimentadores” - “participar”? Nos dicen que, como preparación para la realización del espectáculo, se le enseñó al pájaro muchos ejemplos del trabajo de Jane Goodall, incluyendo una cinta de video. ¿Se le preparó igualmente para el “experimento” de telepatía? Quizás no, pero esa no es la cuestión. La cuestión es que el Dr. Sheldrake se presenta como un experto y que el proceso que dirige con el pájaro es “ciencia”, de la buena. Y no lo es, ni por asomo.

Segundo, justo después de su “victoria” con el loro clarividente, Sheldrake pasa a dar por buenas las convicciones del dueño de un perro sobre las capacidades telepáticas de su mascota. Se nos muestra un ejemplo (que nadie parece comprobar) de un par de galgos, Buffet y Shiraz, que “saben” que su dueño está llegando a casa diez minutos antes de que llegue - cuando, nos dicen, todavía está en el metro, supuestamente fuera del alcance del olfato e unaudible para sus leales perros. Sheldrake declara que ha llevado a cabo una encuesta que muestra que el 5% (!) de los dueños de perros informan de tal presciencia de 10 minutos entre sus compañeros caninos. A partir de estos datos estadísticamente insignificantes, Sheldrake declara: “podemos estar bastante seguros de que no es por oír sonidos conocidos”. Esta declaración “autorizada” impide implícitamente otras explicaciones naturales como: humanos que informan de aciertos por un comportamiento simpático a la vez que pasan por alto falsas alarmas cuando los propietarios no llegan a casa; una larga lista de trucos y pistas que los perros, criados y educados para obsesionarse con su dueño/líder de jauría, usan para anticipar su llegada tras una ausencia; una combinación de estas y otras circunstancias que rodean los informes de clarvidencia perruna.

Y este es el aspecto más molesto del fragmento sobre la telepatía canina. El Dr. Sheldrake ve pruebas científicas en una encuesta de informes y parece poco interesado en realizar una investigación científica profunda y controlada de esos informes, que así aparece como la única evidencia de que el fenómeno siquiera existe. Y sin embargo, de alguna manera, presentan a este hombre como “científico” (bajo el cuasi-sinónimo de “biólogo”) y su somero nivel de investigación como cumplidor del umbral requerido en el método científico. De vergüenza.

Tercero, y en la misma línea, está el fragmento acerca de los animales que “predicen” desastres naturales; en particular, el tsunami de 2004. Se declara que “casi todos [los animales de la región] se pusieron a salvo escapando de la costa a terrenos más altos antes de que golpease el tsunami”. Es una declaración no demostrada, no falsable y más bien absurda hecha sin matizar y servida al televidente como un hecho. Se ofrece y se repite en medio de afirmaciones sin relación y anecdóticas por parte de dueños de animales que creen que sus mascotas y ganado les han avisado de otros desastres inminentes. Lo más decepcionante de todo es la inserción en la secuencia de la afirmación de la Dra. Goodall de que China hace años que conoce este fenómeno y lo usa oficialmente en su planificación nacional de defensa ante los terremotos. ¿Es así? Ningún alto cargo chino se ha ofrecido a confirmarlo. ¿Qué éxito ha tenido este programa que ha estado (presumiblemente) monitorizando el comportamiento en masa de animales, veinticuatro horas al día, esperando una estampida hacia…? ¿Terreno no propicio a los terremotos? ¿Cuántas vidas humanas ha salvado? Me irrita particularmente este fragmento porque retrata a la Dra. Goodall bajo una luz más bien crédula y poco favorecedora. Siendo un televidente crítico, sin embargo, elijo culpar a los productores por el contexto en el que se han situado sus declaraciones.

No me hago ilusiones con la programación de las televisiones comerciales. Acepto que habrá programas explotadores, anunciados como “documental científico”, que especulan con las hipótesis más descabelladas, sin la más mínima traza de pruebas que la apoyen. Pero la pasada noche representó una gran oportunidad. Millones de personas, hambrientas de conocimiento y entretenimiento, sintonizaron Animal Planet durante dos horas porque se les hizo creer que Jane Goodall iba a presentar noticias importantes - y sí, firmes - sobre nuestra estrecha relación con nuestros hermanos no humanos. No consigues un púlpito prominente como ese muy a menudo. Era una oportunidad de mostrar la ciencia real, importante y excitante que se está desarrollando, incluso mientras escribo, explorando la comunicación humano/animal. En lugar de eso, este programa soltó la retahíla de la papilla mística para sentirse bien apta para dueños de mascotas bajo el resplandor reflejado de la luz verdadera del campo naturalista, y arruinó una gran oportunidad de hacer las auténticas ciencias naturales atractivas y accesibles y a la vez presentar la relación de la humanidad con los no humanos como algo de verdad significativo.

Esperaba que un canal como Animal Planet, cuyo medio de vida es una audiencia ávida de conocimiento informado del mundo natural, lo hiciera mejor.

Ay, nos ofrecimos para poner a prueba a uno de los perros maravilla de Sheldrake, pero los dueños decicieron que no les gusto, y declinaron. También declinaron recibir el millón de dólares.

Ayuda

Un corresponsal, que asegura trabajar para Shell como “ingeniero eléctrico principal”, me ha enviado esto como declaración sobre el principio de la homeopatía cuya falsedad que me reta a demostrar. Si esto es lo mejor que Shell puede hacer, pueden estar seguros de que no invertiré en acciones de Shell…

El agua no tiene memoria, pero la materia (incluso el agua) sí, la materia misma funciona como una memoria en su propia producción a partir del vacío mientras el planeta avanza por su órbita.

Bueno, vale…

Otra vez esa ley

Paul Walker-Bright de Chicago — junto con varios lectores más — me ha instado a aclarar un punto del que era consciente, pero olvidé mencionar la semana pasada:

En tu comentario de hoy (17 de junio de 2005), tratas la afirmación creacionista de que la segunda ley de la termodinámica negaría la evolución porque la evolución es la creación de orden a partir del desorden, cuando la segunda ley establece que los sistemas ordenados tienden a estropearse con el tiempo (es una forma muy libre de parafrasear la seguna ley, lo sé). Sé que sabes esto, pero pensé que podría gustarte mencionar a tus lectores que no sólo es posible para la naturaleza crear sistemas ordenados y organizados, sino que el argumento de los creacionistas se basa en una premisa falsa.

La segunda ley de la termodinámica en realidad sólo se aplica a los sistemas cerrados, en los que ya no hay aporte de energía para mantener el sistema funcionando. La Tierra no es un sistema cerrado, ya que estamos constantemente expuestos a un flujo entrante masivo de energía cada segundo de cada día, de esa enorme bola de gas brillante en el cielo, el Sol. Es un proceso bastante maravilloso cómo han evolucionado los organismos para usar esta energía y así seguir evolucionando. No es necesaria ninguna explicación sobrenatural.

Gracias, como siempre, por pelear la lucha que vale la pena y manener informado al público.

Paul ha aportado comentarios útiles otras veces en randi20031219.html. Gracias por mentenerme alerta…

Otra vez el QXCI

En La fabulosa máquina curandera — que te sugiero que leas antes del resto de este artículo - bombardeé un aparato obviamente estúpido, y esa acción por mi parte ha alarmado a un lector anónimo — “J.B.” — que aparentemente cree que el “QXCI” (Quantum Xrroid Consciousness Interface) — una especie de rueda de rezos electrónica - es la salvación de nuestra especie. Me escribió una crítica detallada de mi posición. La presento aquí frase a frase, seguido de mis observaciones:

Puedo entender por qué como escéptico puede sentirse inclinado a desacreditar y hacer quedar como un tonto al Profesor Nelson, sin embargo, como uno que ha trabajado en ese campo específico puedo asegurarle que el QXCI no es ningún “cachivache”.

No tuve que desacreditar ni hacer quedar como un tonto a Nelson. Lo hizo el solito con sus disparatadas y anticientíficas afirmaciones y declaraciones. ¿Y cuáles, permítaseme preguntar, son las cualificaciones de “J.B” para estar mejor informado sobre esto? ¿Dónde están las seguridades - acompañadas de pruebas - que nos ofrece? Si lo que sigue en esta frase constituye su seguridad, su promesa está en graves problemas. Sigamos leyendo:

Si se considera a los practicantes que usan este aparato como “curanderos”, hay bastantes “curanderos” certificados ejerciendo por todo el mundo. Entre ellos hay Médicos, Enfermeras y muchos otros Profesionales Médicos varios.

¡No podría estar más de acuerdo con estas dos frases! Sí, abundan los curanderos, a millares, a pesar de las afiliaciones esgrimidas y los atributos académicos. Como dije antes, la educación sólo nos hace educados, no necesariamente listos ni perspicaces. Basta con que eches un vistazo a la guía telefónica y verás homeópatas, acupuntores, videntes, practicantes magnéticos, yoguis, meditadores trascendentales, enfermeras de toques terapéuticos y equilibradores de chakras, todos ellos prometiendo milagros - y todos ellos curanderos, a menudo con títulos y otras cualificaciones. “J.B” continúa:

El aparato NO cura nada sino que simplemente ayuda a un practicante entrenado a determinar y proporcionar tratamientos que permiten al cuerpo del cliente curarse mejor.

La primera parte de esta frase me parece aceptable, la segunda parte nos da unos criterios excelentes para probar el QXCI. ¿Por qué será que ni Nelson ni ninguno de los cientos de personas que respaldan el aparato - incluyendo a “J.B.” - han dado un paso adelante para demostrar su caso y ganar el premio del millón de dólares de la JREF? Las mentes curiosas quieren saber.

En la Medicina Alopática típica, también llamada “Tu Médico”, usan un principal [sic, por “principio”] de prueba y error al intentar curar varias enfermedades.

Falso, en todos los aspectos. Este es el bulo típico repetido por quienes creen, aprueban y apoyan el curanderismo. Es su lema, su coartada, su credo - y es falso. La medicina moderna aplica métodos derivados de la observación cuidadosa a los que se llega por experimentación y verificación. Ha salvado literalmente millones de vidas por todo el mundo, y seguirá haciéndolo. Al igual que todas las otras ciencias, no es una ciencia perfecta, y nunca ha afirmado ser perfecta. Cambia, aprende, mejora - como hacen otras ciencias - lenta y dolorosamente - pero avanza. Las enfermedades e imperfecciones que hace muy poco eran fatales o insensibles al tratamiento, ahora están sometidas a control y/o remisión. ¿Pueden hacer esa afirmación los curanderos? No, no pueden. Siguen sumergidos en el pensamiento medieval, y eso depende de la creencia ciega y el miedo a la realidad.

Esta [medicina auténtica] sólo tiene éxito en abrumar los sistemas corporales con drogas sintéticas y en causar traumas masivos al cliente.

De nuevo, falso. Son las defensas naturales y propias del cuerpo las que - a la larga - llevan a la recuperación de infecciones y heridas, y eso recibe una ayuda enorme y se posibilita con intervenciones médicas como son los antibióticos y otras sustancias que reparan esos mecanismos de defensa con los que nos ha armado la evolución. Las terapias que eliminan comportamientos y elementos nocivos que tienden a propiciar enfermedades también son una parte importante de la medicina de verdad. La medicina auténtica nos sirve eficiente y efectivamente - aunque no siempre de forma perfecta simplemente porque aún está evolucionando. El curanderismo no evoluciona, aunque los nombres, la terminología y las apariencias de los reclamos que adoptan pude que sí lo haga.

Si no se toma el tiempo necesario para entender de verdad lo que hace el aparato en lugar de quedarse asustado “Escéptical” [sic] de él nunca comprenderá de verdad las implicaciones que vienen con los cambios en las Ideas de la Sociedad sobre la medicina.

Señor, si no se toma el tiempo de entender de verdad que el aparato que anuncia se deriva de la superstición y la mitología, en lugar de quedarse asustado ante la verdadera ciencia e investigación, nunca comprenderá de verdad la realidad de los cambios y progresos que se han producido en la medicina.

Fíjate en cómo se equiparan el escepticismo y el miedo. Más bien es al contrario, creo; has de tener valor para poner en cuestión las creencias incrustadas en el sector chalado…

Haga algo de investigación de verdad, encuentre más resultados, y le Garantizo que se encontrará con que ya se ha producido un impacto en las vidas de los que le rodean. Sólo porque no entienda las palabras no son falsas, es sólo que ignora su significado.

Sí, el impacto producido es muy evidente: más gente muriendo todos los días por todo el mundo porque los curanderos siguen siendo tolerados y frecuentados, incluso en las culturas desarrolladas. En cuanto a las palabras que no entiendes, esas son las que los curanderos dejan caer en sus diatribas interminables, palabras como “vibraciones”, “cuanto”, “natural”, “bio-eléctrico”, “frecuencias”, “meridianos”, “kinesiología aplicada” y “energía sutil”, por mencionar sólo unos pocos que se desparraman en la literatura del QXCI. “J.B.”, todo esto puede haberte engañado a ti, pero no a mí. No es mi ignorancia, sino la tuya, la que se pone de manifiesto.

J.B.” cerró su queja con el aburrido “Que tenga un buen día”, y luego invocó “¡Bendiciones sobre su casa!” como idiotez final.

Así que ahora esperamos con ansiedad una multitud de “Xrroidistas Cuánticos” descendiendo sobre la JREF, armados electrónicamente para llevarse el premio del millón de dólares de la JREF.

Seguro.

Para terminar…

Bueno, se ha desencadenado una tormenta de correos electrónicos por aquí, lanzada por Los Mugrientos, que siempre tienen epifanías sobre las terribles mentiras y errores que cometo, por supuesto. Se aferran a todos y cada uno de los signos aparentes de mi perfidia o senilidad que se les sugiere, y se desternillan hasta la euforia. El último engaño del que se me acusa implica mi descripción de una película en blanco y negro en 16mm que se preparó allá por 1972 en el antiguo Stanford Research Institute (SRI) acerca de una “investigación” realizada sobre las afirmaciones de Uri Geller. En ella se involucraron Russell Targ y Harold Puthoff — a quienes di el apodo de “Los Laurel y Hardy del Psi” - los dos científicos que pensaron que eran demasiado listos como para que los engañase un ilusionista, y promocionaron las actuaciones de Geller. Hasta donde sé, nunca se hicieron copias de esa película, quizás debido al hecho de que vi en ella varios movimientos obvios hechos por Geller que eran congruentes con trucos típicos de “mentalismo”, y anuncié ese descubrimiento. De hecho, ahora el SRI asume la posición del “Sargento Schultz” de que “no saben nada” sobre esa película, y no saben dónde está la original.

Uno de Los Mugrientos preguntaba recientemente:

Si sabe algo más sobre la película del SRI me gustaría enterarme yo también. ¿Cómo pudo saber nada Randi sobre la película si nunca hubo copias en circulación (¿o las hubo?)? Recuerdo haber hecho una grabación en una cinta de la banda sonora cuando vimos un pase previo de la película del SRI en A.P. & M. Esta sería una buena manera de comprobar la autenticidad de cualquier copia de la imagen que pueda haber por ahí…

De forma poco sorprendente, yo no estaba entre los invitados a Columbia en marzo de 1973 para ver el único pase público de esa película; no tenía la “actitud apropiada”, ni credenciales académicos. Pero un tipo estaba allí, detrás de la pantalla, con un grabador de video de bobinas de 1/2 pulgada Sony con el que hizo una copia de la película muy mala, sin sonido, distorsionada, borrosa e invertida de derecha a izquierda. Este hombre más adelante se puso en contacto conmigo y tuve la oportunidad de ver lo que decía que era su copia, sólo una vez. He intentado durante años conseguir una copia auténtica de esa película sin éxito. Quienes han preguntado al instituto de Edgar Mitchell dónde se cree que está el original no han obtenido respuesta.

La semana que viene tendremos al “Breathariano” australiano Jasmuheen, un interesante extracto de una entrevista con el cienciólogo/actor Tom Cruise, un juicio sobre homeopatía en Noruega y un examen de las lámparas de cristal de sal mineral del Himalaya. Educativo, a la vez que entretenido, como dice el cartel de ahí delante…

(Firma de James Randi)

Notas:

[1] El símbolo del Partido Demócrata. [N. del T.]
[2] Referencia oblicua a organizaciones que reciben dinero público para intereses particulares por el hecho de afirmar trabajar por motivaciones religiosas, las controvertidas faith based initiatives promovidas por George Bush. [N. del T.]
[3] Se llama “estados azules” a los que suelen votar al Partido Demócrata y “estados rojos” a los que tienden al Republicano. [N. del T.]
[4] Bum steer: expresión que indica una indicación equivocada para llegar a un sitio, o un mal consejo, tanto si es voluntario como involuntario. [N. del T.]
[5] Intentaré trasladar los errores a la traducción. [N. del T.]


Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus