Alley Oop cabalga de nuevo. Cuestionario sobre cienciología. La Torre de Marfil de Columbia sigue cerrada. La homeopatía refutada… de nuevo. Trudeau todavía sobrevive. Un enigma de Asimov. La radiónica ha vuelto. En conclusión…

Alley Oop cabalga de nuevo

El lector Cal Skuthorpe de Melbourne, Australia, llama nuestra atención hacia el sitio de “Dinosaur Adventure Land” (“Tierra de aventuras de los dinosaurios”), “¡donde los dinosaurios y la Biblia se encuentran” en http://www.dinosauradventureland.com/kidos. Cal dice:

Son especialmente notables las animaciones en Flash. Nótese cómo se presenta al maestro como un hombre aburrido y monótono (y los niños no quieren eso, ¿verdad?) que presenta a los niños la idea de la evolución. Naturalmente, si uno no tiene nada que soporte su argumento, destruir a un personaje a puñetazos de manera obvia es un plan de contingencia ideal. Lo siento, muchachos, sólo porque sea aburrido no significa que no sea cierto.

También es divertido el hecho de que la teoría de la evolución, por supuesto, es un disparate, pero un dinosaurio que habla y que se las arregló para evitar la extinción es perfectamente aceptable. Ah, y no olvidemos el hecho de que vuela una nave espacial y eran los mejores amigos con Noé. Sin embargo, un lagarto tan talentoso tiene las mismas probabilidades de existir para la gente que cree que Dios es el Gran jefe.

Saludos por su tiempo, así como por su sitio imprescindible. ¡Es lo primero que leo con mi taza de té cuando voy a trabajar el lunes!

Cuestionario sobre cienciología

L. Ron Hubbard “audita” un tomate

En la revista RADAR, del verano de 2005, nos enteramos de estos datos interesantes sobre un cuestionario de 343 preguntas que se les formula a las víctimas de la Cienciología cuando aferran las terminales del famoso é-metro (o para llamarlo por su nombre completo, el “electropsicómetro de Hubbard”). Esto lo inventó un quiropráctico llamado Volney Mathison, pero lo adoptó la Cienciología. Es simplemente un Puente Wheatstone, un circuito que mide los cambios en la resistencia eléctrica entre las dos manos del sujeto que sostiene las terminales. Es, en efecto, un detector de mentiras muy burdo que mide la “respuesta galvánica de la piel”. Los “auditores” de la Cienciología lo usan supuestamente para examinar el estado mental de una persona. La lectura obtenida en el medidor varía de acuerdo con la presión de las manos en las terminales, la humedad de la piel, la temperatura ambiente, y la superficie de contacto de la piel. Cuando se hacen preguntas delicadas, los “auditados” tienden a reaccionar aferrando más las terminales, sudando, o cambiando su apriete, todo lo cual puede causar que las lecturas del medidor varíen, creando por lo tanto la ilusión de que está ocurriendo algo importante.

Ahora bien, dado que la Cienciología enseña que hace miles de millones de años extraterrestres parecidos a pulpos descargaron enormes cantidades de criminales intergalácticos serios aquí en la Tierra, y que hemos heredado las almas que fueron liberadas cuando el calamar azul vaporizó a dichos malhechores, es obviamente sabio que los “auditores” investiguen los secretos ocultos de sus víctimas para ver si los habitan los malos. He aquí, tomadas del documento interno de la Iglesia de la Cienciología rotulado “HCO WWW Sec Form 4”, hay algunas de esas 343 preguntas, pensadas para causar aprietes y sudores y por lo tanto revelar esos secretos. Honestamente, querido lector, ¿puede usted decir que respondería que no a todos estos profundos interrogantes?

  1. ¿Alguna vez esclavizó a una población?
  2. ¿Alguna vez devaluó la moneda de una nación?
  3. ¿Alguna vez mató a la persona equivocada?
  4. ¿Alguna vez estrujó la lengua de otra persona?
  5. ¿Alguna vez que un crítico profesional?
  6. ¿Alguna vez exterminó a una familia?
  7. ¿Alguna vez intentó hacer quedar mal a la salud mental?
  8. ¿Ha practicado el sexo de forma consistente de alguna forma antinatural?
  9. ¿Alguna vez ha vuelto radiactivo algún planeta o nación?
  10. ¿Alguna vez ha tenido sexo con un cadáver?
  11. ¿Alguna vez ha practicado la piratería?
  12. ¿Alguna vez ha sido un proxeneta?
  13. ¿Alguna vez ha comido un cuerpo humano?
  14. ¿Alguna vez le dio de comer arena a un menor?
  15. ¿Alguna vez desfiguró un objeto bello?
  16. ¿Alguna vez exterminó una especie?
  17. ¿Alguna vez fue verdugo profesional?
  18. ¿Alguna vez hizo quedar mal a los robots?
  19. ¿Alguna vez activó una trampa cazabobos?
  20. ¿Alguna vez falló en rescatar a su líder?

Es obvio, aunque para mí, que cualquier villano de ojos de insecto sería incapaz de pasar una prueba tan rigurosa…

La Torre de Marfil de Columbia sigue cerrada

Hace poco, Bob Park publicó un artículo en su provocativa página “What’s New” (“Qué hay de nuevo”), http://www.bobpark.org/, sobre el escandaloso revuelo científico relacionado con la universidad de Columbia, un serio error que la universidad simplemente se ha negado a reconocer o corregir. Decía:

EL ESTUDIO SOBRE LOS MILAGROS: COLUMBIA REZA POR QUE EL ESCÁNDALO SE ALEJE. Las plegarias no funcionan. El médico Bruce Flamm, Profesor de Clínica en el Irvine Medical Center de la Universidad de California, es la razón (WN 4 Jun 04). Un estudio del 2001 de la Escuela Médica de la Universidad de Columbia, publicado en una revista respetada y revisada por pares, informó que la fertilización in-vitro tenía el doble de probabilidad de resultar en embarazo si se rezaban por los pacientes sin que ellos lo supieran personas extrañas del otro lado del mundo. What’s New explicó amablemente que debían de estar locos. Bruce Flamm investigó más, publicando sus hallazgos en la Scientific Review of Alternative Medicine. En cuatro años no se ha rendido. Por presiones del decano, el actor principal, el doctor Rogerio Lobo, ha retirado su nombre del estudio. Otro autor, un famoso artista de la estafa, está preso acusado de fraude en otra causa. La Universidad nunca se ha retractado ni se ha disculpado por el estudio, pero ahora le ha dicho a la publicación que retire todos los vínculos con Columbia. Quizá una goma inteligente sería útil.

Uno pensaría que Columbia reaccionaría a esta publicidad tan poco favorable, que no se ha limitado amablamente a la literatura formal científica, como bien podrá ver. El doctor Flamm, refiriéndose al artículo de Park, le escribió directamente al presidente de la Universidad:

Lee C. Bollinger
Presidente de la Universidad de Columbia

Estimado profesor Bollinger:

Esto se publicó hoy en la edición de esta semana de “What’s New”, el boletín de física editado por el profesor de física de la Universidad de Maryland, el doctor Robert Park. Los científicos siguen burlándose de la Universidad de Columbia por su participación en la absurda “investigación” y por negarse a admitir que cometieron un grave error. ¿Cuánto tiempo permitirán que esto continúe?

Como usted probablemente sabe, a lo largo del año pasado mi investigación continua de este escándalo fue cubierta en Time Magazine, Nature, New York Times, Los Angeles Times, Scientist, London Observer y docenas de otros periódicos y revistas en todo el mundo.

Profesor Bollinger, lo encarezco nuevamente para que actúe. Por favor emita una declaración aclarando la posición de la Universidad de Columbia sobre la medicina basada en la evidencia y el estudio Cha/Wirth/Lobo, defectuoso y posiblemente fraudulento. Si Columbia deja de seguir el curso de acción adecuado, el Journal of Reproductive Medicine aparentemente no se retractará de su publicación absurda. Exigir simplemente que la revista retire todos los vínculos con Columbia mientras se permite que este estudio disparatado permanezca publicado y figure en los índices de PubMed es claramente una acción inadacuada.

Bruce L. Flamm, doctor en medicina.

Todos nosotros, y especialmente los alumnos de Columbia, deberían tratar esta seria cuestión con el presidente Bollinger. Se ha convertido en un escándalo importante y una vergüenza internacional.

La homeopatía refutada… de nuevo

Una comparación científica de más de 200 estudios sobre la homeopatía (esa popular “medicina alternativa”) y los tratamientos convencionales ha llegado a la conclusión de puede que la homeopatía ayude a la gente a sentirse mejor, pero el impacto real parece no ser mayor que un efecto placebo. El investigador Mathias Egger, director de medicina social y preventiva en la Universidad de Berna en Suiza, fue uno de los miembros de un grupo de investigadores internacionales que quería determinar si la medicina homeopática realmente funciona. El doctor Eggar había escuchado decir a algunos amigos que fueron a ver a un homeópata y luego de ello mejoraron, y él quería saber cuál era la causa.

Luego de buscar en las publicaciones médicas, los investigadores encongtraron 110 estudios que comparaban el uso de los remedios homeopáticos con la aplicación de dosis de placebo (productos sin efecto) y un número igual que comparaba tratamientos de medicina convencional con un placebo. El informe apareció en la publicación de la Asociación Médica Británica, Lancet. Las enfermedades incluidas en la encuesta eran infecciones del tracto respiratorio, asma y problemas gastrointestinales.

Este fue un procedimiento de “meta-análisis”. Dado que los estudios con muestras de datos pequeñas pueden tender a producir efectos que parecen significativos pero que en verdad pueden ser engañosos, se puede usar un meta-análisis para examinar muchos de tales estudios y combinar los datos (siempre y cuando se asignen los “pesos” correctos a cada grupo de datos) y llegar a una conclusión y evaluación general de la investigación como un todo. Como podría esperarse, el análisis de Berna concluyó que las intervenciones de la medicina convencional tuvieron mejor resultado que el placebo, mientras que las intervenciones homeopáticas básicamente lograron lo mismo que el placebo.

Dijeron los editores de Lancet:

Las actitudes de los pacientes y los proveedores que producen comportamientos de búsqueda de terapias alternativas generan mayores amenazas para la atención convencional a la salud (y el bienestar de los pacientes) que los argumentos espurios sobre los presuntos beneficios de las diluciones absurdas.

Seguramente ya ha pasado el tiempo de los análisis selectivos, los informes tendenciosos o de las inversiones adicionales en investigación que perpetúe el debate de la homeopatía contra la alopatía […]. Ahora los doctores deben ser valientes y honestos con sus pacientes sobre la carencia de beneficios de la homeopatía y consigo mismos sobre el fracaso de la medicina moderna en ocuparse de las necesidades de los pacientes y la atención personalizada.

¿Pero qué pasa con los amigos del doctor Egger que informaron mejoras luego de la ingestión de “remedios” homeopáticos? Dice: “Sólo significa que la razón por la que se sienten mejor probablemente no es esa pildorita blanca”.

¿Esto acabará con la aceptación generalizada del curanderismo homeopático? Ni por casualidad. Es una ilusión demasiado popular; la selección natural tendrá que proporcionar su solución lenta pero segura para este disparate.

Vea referencias más detalladas [en inglés] en http://news.bbc.co.uk/1/hi/health/4183916.stm, http://www.bbc.co.uk/bbcthree/news/newsfeatures/homeopathy_260805.shtml, http://www.dailymail.co.uk/pages/live/articles/health/healthmain.html?in_article_id=360420&in_page_id=1774 y http://www.guardian.co.uk/uk_news/story/0,,1556766,00.html

El doctor en medicina Terry Polevoy, de Kitchener, Ontario, en Canadá, ha estado cuestionando la homeopatía durante largo tiempo, y nos hace notar el hecho de que el Concejo Consultivo y Regulador de las Profesiones de la Salud [{acro;HPRAC;Health Professions Regulatory Advisory Council}] de su provincia todavía está haciendo escándalo sobre las reglas que deben gobernar la condición de este curanderismo. Escribe:

No entiendo cómo diantres HPRAC siquiera considera la posibilidad de regular la homeopatía. ¿No tienen cosas más importantes que hacer con su tiempo? http://www.hprac.org/english/pageDisplay.asp?webDocID=5176#homeopathy Es todo un maldito fraude; oh, no, debo estar equivocado, digamos mejor un placebo. ¿Cómo puede regularse un placebo?

Puedo imaginármelo en este instante. El Colegio de Medicina Homeopática de Ontario. ¿Qué servirán en las reuniones del consejo a la hora del té?

Millones de residentes del Reino Unido usan placebos, así que debe estar bien que también lo hagan los canadienses. Cuando se sienten en sus reuniones o los examinen sus pares ¿les darán bolígrafos invisibles? Si Ontario permite que el curanderismo esté regulado, ¿quién regulará a los curanderos?

¡Usa tu sentido común, Terry! ¡Será el Concejo Consultivo y Regulador de las Profesiones del Curanderismo [OQPRAC]!

Trudeau todavía sobrevive

Justo cuando pensamos que advirtiendo a las Farmacias Walgreen sobre la naturaleza curanderil de Kevin Trudeau y su libro haríamos mella en su operación, llegó esto de la lectora Christine Bobinski en Norwich, Connecticut:

Esta mañana recibí una oferta por email de Waldenbooks. Con frecuencia envían cupones electrónicos y avisos publicitarios para libros con descuentos (o libros específicos, géneros específicos, etc.). Esta oferta en particular presentaba seis superventas disponibles con un 40% de descuento. Como tema del mensaje figuraba “Curas naturales que ‘ellos’ no quieren que conozca…”. (Por otra parte, desearía que estuvieran equivocados sobre la condición de superventas del libro, pero probablemente sea cierto.)

He aquí mi mensaje parcialmente plagiado a Waldenbooks en relación con sus recomendaciones para libros:

Hoy recibí un aviso publicitario por email listando seis libros que pueden ser adquiridos con un 40% de descuento. Me decepcionó ver que uno de los seis era “Curas naturales que ‘ellos’ no quieren que conozca”, de Kevin Trudeau. Este libro está lleno de “información” que no sólo es falsa, sino potencialmente peligrosa. Por ejemplo: el sol no causa cáncer de piel, sino la pantalla solar. Hace poco ha sido retirado de la venta de todas las Farmacias Walgreen debido al contenido inexacto e irresponsable del libro. Vea: http://www.randi.org/jr/081905time.html#18)

Trudeau ha sido reconocido como un falso médico por la Comisión Federal de Comercio y las Cortes Federales. Ha sido multado por US$ 2 millones y la Comisión Federal de Comercio le ha prohibido hacer publicidad de beneficios de salud en sus productos en cualquier medio. ¿Por qué Waldenbooks apoya a este hombre vendiendo su producto y promocionándolo con una oferta de descuento enviada a todos los clientes regulares de ustedes? Ofrecer un artículo de este tipo para la venta seguramente no es lo que debería hacer un vendeddor responsable, si tiene presente el bienestar de sus clientes.

Espero que por favor piense si seguirá promocionando y vendiendo este libro.

Christine nos mantendrá informados de cualquier respuesta que reciba de Waldenbooks. Creo que la reacción será hacer grandes pilas del libro para que se venda antes de que los clientes se despierten.

Un enigma de Asimov

Puede que recuerden el libro “The Jupiter Effect” (“El efecto Júpiter”), que causó pánico mundial entre los desinformados cuando se publicó en 1974. Predijo desastres generales en 1982 debido a una alineación mortal de los planetas que produciría efectos en las mareas de la Tierra y traería muerte y destrucción. Fueron los autores (más que el razonamiento especioso presentado) lo que hizo que el libro pareciera legítimo: ¡John Gribbin y Stephen Plagemann eran astrónomos reconocidos!

Dos años después de la primera publicación, aún influidos por el entusiasmo y la riqueza repentina que su libro les produjo, escribieron una edición revisada que también llenó las librerías. Luego en 1980, justo dos años antes de que se suponía que ocurriría esta alineación calamitosa, Gribbin publicó una retractación oficial en New Scientist Magazine, aunque por supuesto el público prefirió seguir en estado de pánico.

Uno podría asumir razonablemente (siendo parte de las grandes masas de ignorantes) que este “alineamiento” consistiría de al menos los planetas importantes (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) alineados en el cielo, pero hasta eso estaba equivocado; ¡la separación menor entre esos cuerpos era mayor de sesenta grados!

Lo que me inquietó más que la mala ciencia y el comportamiento exhibido fue el hecho de que mi amigo Isaac Asimov hubiera escrito una introducción a “El efecto Júpiter”, un hecho que encontré difícil de comprender. Aquí, de una conferencia que Isaac dio allá a finales de los ‘70, está su respuesta a una pregunta sobre este tema:

En estos días, y en cualquier época en que el futuro se ve oscuro, la gente quiere respuesta. Ahora bien, lamentablemente (por la naturaleza misma de la ciencia), la respuesta del científico es, esencialmente, “dos más dos probablemente es igual a cuatro”. La respuesta del místico es, generalmente, “dos más dos es definitiva y ciertamente cinco”. Y la persona promedio preferirá el “definitiva y ciertamente” que el “probablemente”. Ahora, en cuanto a lo que al Efecto Júpiter se refiere, llega a conclusiones que pueden resultar no ser correctas, pero está basado, en cualquier caso, en cierto tipo de ciencia respetable. Gribbin y el otro fulano que escribió el libro son científicos legítimos, y usan razonamientos legítimos, y para mí era interesante y pensé que valía la pena escribirle una introducción, y en 1982, si California no cae al océano, estaban equivocados, eso es todo, pero al menos no son necios.

No puedo discutir con la respuesta justa y lógica de Isaac, pero cómo puede haber siquiera considerado la posibilidad de algún “efecto” de ese tipo, nunca he podido comprenderlo…

La radiónica ha vuelto

El lector Robert Matthews de Moncton, Nueva Bruwnswick, Canadá, nos informa:

Un sitio web llamado Something Awful (“Algo espantoso”, http://www.somethingawful.com/) tiene algo llamado el Enlace Espantoso del Día, y el sitio de hoy es www.remedydevices.com que intenta reinventar la “radiónica” de la falsa médica Ruth Drown. Como sabe, ella aseguraba poder diagnosticar enfermedades insertando una gotita de sangre en una máquina grande e impresionante y curar la enfermedad del donante de sangre emitiendo ondas de radio usando la misma máquina. Un relato típicamente triste y crédulo se encuentra en http://educate-yourself.org/tjc/ruthdrownuntoldstory.shtml o casi cualquier sitio que se encuentre buscando en Google “Ruth Drown radionics”.

Creador de medicamentos programado con la voz”

Este nuevo dispositivo, un robo de solamente US$ 425, es considerablemente más pequeño que el de Drown, pero hace bastante más. No sólo puede diagnosticar la enfermedad y enviar la cura usando una muestra de cabello (tanto más agradable que la sangre de antes, tan engorrosa), puede crear cualquier remedio homeopático imaginable; todo lo que tiene que hacer el usuario es decir el nombre o los efectos deseados de un remedio en la caja, colocar una botella de píldoras de azúcar en la caja, y pulsar un botón. Las píldoras resultantes son, no hay duda, igual de efectivas que las que uno puede comprar. Y el comentario habitualmente malicioso de Something Awful señala sobre el procedimiento: “En pocas palabras, esto significa ‘habla con mi abrepuertas de la cochera que te cuesta más de US$ 400’”.

El sitio remedydevices.com contiene la siguiente explicación de la creación del dispositivo:

Entonces pensé que con mi conocimiento de la naturaleza de la energía sutil, no debería ser muy difícil descubrir cómo funciona. Ya que yo sabía que todas las palabras contienen poder, primero me dispuse a fabricar un Potentizador muy simple basado en una lente. La idea era que uno escribiría el nombre de un remedio en un trozo de papel, y usando la lente enfocar la imagen de esas palabras en un vaso de agua y algunas tabletas sin medicamentos. Dado que en ese momento yo no podía hacer rabdomancia con un péndulo, no tenía forma de confirmar si había tenido éxito. Por lo tanto tuve que visitar de nuevo a mi amigo homeópata que dijo que no, que esas tabletas no fueron potentizadas.

No podía entenderlo, ya que teóricamente debieron haberlo sido. Entonces empecé a preguntarme si quizá había que alterar las lentes de algún modo. Por intuición, simplemente tomé la lente y dije: “Programo esta lente para poder transferir potencias por medio de luz”. Entonces hice algunas tabletas más, y se las mostré a mi amigo, que esta vez confirmó que sí, estaban potentizadas.

Suena como una candidata al millón de dólares, ¿no? ¿Un experimento doblemente ciego con una docena de botellas de píldoras de azúcar?

Nunca ocurrirá, Robert. Estos artistas de la estafa despiertan en la noche con miedo de que alguna vez les hagan pruebas. Antes me referí a Drown y la “radiónica” en http://www.sindioses.org/randi/randi20040227.html#esoterismo-el-ptico.

En conclusión…

TAM4 se acerca más aún, y ahora hay disponibles subastas en eBay para una fabulosa cena de gourmet. Estarán con el que haga la mejor oferta Murray Gell-Mann, los Cazadores de Mitos, Nadine Strossen, Julia Sweeney, Jamy Ian Swiss, Laurence O’Donnell, Karen Russell, Daniel Dennett y por supuesto yo mismo. La cena tendrá lugar durante TAM4 en el Stardust Hotel and Casino el 27 de enero de 2006. Incluso si no se unen a nosotros en TAM4, aún pueden aprovechar la oportunidad de conocer hablar con esta lista realmente impresionante de invitados. Para más detalles, hagan clic aquí.

Estamos un poco cortos esta semana por un día en que tuve que ausentarme, y Katrina.

Y ahórrenme las cartas perplejas: La pregunta nº 14 en el artículo de la Encuesta de la Cienciología está allí para ver si ustedes estaban prestando atención… aunque creo que es algo que indicaría la introducción obvia de una comida extraterrestre…

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus