Simplemente maravilloso. Más crítica de Selfridges. Reseña de libro: cosas buenas. Reseña de libro: cosas gratis. Dos comentarios. Reunión en Australia. Miren aquí. Las chorradas habituales. Seguimiento. Esas hadas otra vez. En conclusión…

Simplemente maravilloso

Recientemente, atravesando con esfuerzo a través de carpetas informáticas de material que había apartado -alguno durante varios años- encontré la trascripción de una “lectura” hecha por la “psíquica” Char Margolis, en “The View” de ABC-TV en 2000. Había escogido a una persona del público llamada Anita, y aquí está, un breve ejemplo de “lectura fría”, 34 segundos de maravillas psíquicas…

Char: ¿Hay alguien que es una “A”, o un “Willy”? Uh, ¿un “William”, o una “A”, o, uh, una “M”, relacionado con usted? ¿Alguien muerto? ¿O vivo?

Sujeto: Vivo…

Char: ¿Qué?

Sujeto: Que podría ser un apellido, no un nombre.

Char: ¿Cuál? ¿Es una “A”?

Sujeto: William.

Char: ¿William? ¿Es alguien vivo?

Sujeto: Sí.

Char: ¿Quién es?

Sujeto: Un amigo y compañero de trabajo.

Char: De acuerdo. Iba a preguntar, si usted quiere, ¿están haciendo algunos cambios en su trabajo?

Sujeto: Humm, me han ofrecido hacer algo nuevo en el trabajo, sí.

En ese momento, Anita fue despedida y Char se volvió hacia la otra víctima.

¡Maldición! Ahora, les pregunto a esos escépticos que se ríen: ¿cómo lo hacen estos psíquicos?

En esa misma carpeta, encontré otra trascripción de un pasaje de “The View”, ésta con James Van Praagh haciendo el mismo timo con una mujer llamada Susan. Éste afortunadamente tiene sólo 17 segundos de duración:

Van Praagh: ¿Quién tiene un problema en los ojos, por favor?

Sujeto: [levanta su mano] Ah, yo tengo un problema en los ojos.

Van Praagh: Usted tenía un problema en los ojos, ¿verdad?

Sujeto: Sí.

Van Praagh: El problema con usted. Mmm… Hmm. Está hablando de un problema en los ojos. ¿Había algo sobre una operación o un procedimiento que tenga que ver con algo tal vez?

Sujeto: Sí, tuve operación de ojo cuando tenía dos años.

Van Praagh: Gracias. ¡Porque ella me lo está diciendo!

Noten algunos puntos aquí. Primero, el cambio de tiempo verbal de Van Praagh; está preguntando por una condición previa, la mujer la identifica con un problema actual, y lo cambia para ajustarlo a su conjetura. La mujer no-nombrada que “habla de un problema en los ojos” es presentada por Van Praagh para ver si el sujeto identifica a algún fantasma que puede haber entregado esa información. En un descaradamente obvio sondeo de datos que no tiene, pregunta… usando la escotilla de emergencia, “tal vez”… si había cirugía… de cualquier clase, de cualquier persona, en cualquier momento en el pasado… o algún “procedimiento” de cualquier clase… ¡”que tenga que ver con algo”! ¿Qué tan abierta puede lanzar esa red, James? Vale la pena: la víctima le da un evento muy específico e importante, y un momento específico -la operación del ojo- y Van Praagh está listo para usar su truco probado con garantía: toma lo que le acaban de decir y lo pone en la boca incorpórea del fantasma… “Gracias. ¡Porque ella me lo está diciendo!” ¡La víctima recordará más tarde y con frecuencia tal declaración como proveniente del espíritu, no de sí misma!

De forma similar, la semana pasada el programa “Geraldo At Large” tenía como protagonista un segmento sobre un “lector frío”, un John Holland. El primer ejemplo de sus impresionantes habilidades fue simplemente perfecto. “Canalizó” a los fantasmas de los 146 trabajadores de la industria de la confección que murieron atrapados en el incendio de 1911 de la Triangle Shirtwaist Factory en la Ciudad de Nueva York. ¿Y con qué apareció?

La parte cuando no pueden salir, eso me molesta.

Duh. ¿Qué otra cosa piensa que ellos podían tener en mente, John?

El entrevistador, que no estaba en absoluto a favor del “lector”, todavía se tragó los comentarios principales y las preguntas completas, dando libremente información en cada oportunidad. Había anunciado al principio que quería hacer contacto con el espíritu de su tía Marsha; esa dama no apareció, pero Holland preguntó al entrevistador si había conocido al padre de su padre, y recibió una respuesta de “no muy bien”. Entonces, como uno de sus muchos comentarios incoherentes, dijo, “Quiero que recuerde el nombre David”, y el entrevistador interrumpió inmediatamente y dijo al lector, “¿David? ¡Ése es el nombre de mi padre!” ¡No era nada que le hubieran pedido, y estaba a una generación de distancia, pero eso se convirtió en el “hit” que los editores del video eligieron como importante!

Jamy Ian Swiss, contactado por el programa para su contribución, les dio una entrevista de 20 minutos de duración sobre el tema de los operadores que hablan con los muertos. La completa declaración de Jamy que usaron, duraba sólo 12 segundos. Cuando le pregunté, Jamy dijo:

Sí, y usaron mi DECLARACIÓN MÁS DÉBIL que pudieron encontrar. Había hablado de método, motivo, y moral… NADA. Y señalé que el tipo empezaba -de acuerdo con el propio relato del reportero- ¡HACIENDO PREGUNTAS! Le pregunté, “¿No podía a su abuelo ocurrírsele alguna anécdota más específica que ustedes dos pudieran compartir, más allá de su propio nombre?

Nota: el “lector” no identificó al abuelo, en absoluto, pero el reportero dijo después, “Me dio algo como un impacto cuando saltó el nombre de mi papá, David”. Es la reacción típica, esperada y segura de la víctima, proporcionar información y luego adaptarla para que se ajuste a la situación. Con esa clase de ayuda, el “psíquico” no necesita nada más. El reportero no estaba buscando el nombre de su padre, en absoluto, y como Jamy nos recuerda, Holland sabía quién iba a entrevistarlo, y probablemente tiene acceso a la Internet…

Holland también “probó” referencias a motocicletas, un choque de automóvil, y paracaidismo, pero nada funcionó para él, produciendo miradas totalmente vacías…

Esas transcripciones pueden estudiarse mucho para determinar los métodos ingeniosos que usan los “lectores” para enganchar a sus ingenuas víctimas. El libro de Ian Rowland, “El libro de todos los hechos de la lectura fría”, revela todos estos secretos, y pueden ser descubiertos en http://www.ianrowland.com/ItemsToBuy/ColdReading/ColdReadingMain1.html. El sitio web de Ian es http://www.ianrowland.com/. Éste es un tipo que les dice que es un artista y no un “psíquico”, bien de frente, como también Banachek, por supuesto.

Más crítica de Selfridges

En la columna del 14 de abril mencioné a los videntes de planta en la cadena de la antes prestigiosa tienda Selfridges en el Reino Unido. Haga clic en http://www.skeptics.org.uk/article.php?dir=articles&article=Selfridges_and_the_psychic_sisters.php y vea qué tienen para informar los escépticos del Reino Unido sobre esta continuada y vergonzosa explotación de clientes confiados.

Reseña de libro: cosas buenas

El lector Paul Leigh nos actualiza sobre la más reciente literatura educativa y sus consumidores:

Respecto a su artículo sobre “Tarot de Sentido Común” en el comentario de esta semana, estaba en Borders la semana pasada y noté un libro con el certero y atrayente título de “La Completa Guía del Idiota Sobre Duendes y Hadas”. El comentario es superfluo…

Reseña de libro: cosas gratis

Logré su atención, ¿correcto? Lo siento, las “cosas” son energía, y no es gratis en absoluto. Me acaban de enviar un libro enorme -cinco centímetros de grosor, que pesa poco menos de un kilo y medio, ¡y de 979 páginas! Se titula “Energía del Vacío: Conceptos y Principios” del que sólo leí algunos pasajes por teléfono a Bob Park de la American Physical Society. Se puso casi histérico de risa, porque él entiende física.

Este tomo es de un tipo a quien primero mencionamos en http://www.randi.org/jr/051002.html -hagan una búsqueda de “MEG” y busquen varias otras referencias en la columna. Es el Teniente Coronel Thomas Bearden, Ph.D., retirado del ejército de los EE.UU.. Este libro, publicado en 2002, está salpicado con referencias a “COP>1.0”, que en el lenguaje especial utilizado por la gente de la energía libre y el movimiento perpetuo, significa “coeficiente de rendimiento mayor que 1”, en otras palabras, energía libre. O movimiento perpetuo, si puede hacer que funcione y se aplique. Ése parece ser un problema importante y sin resolver para esta gente. El libro tiene numerosas e inmensas notas al pie de página, una característica que siempre me alerta sobre la posibilidad de que el autor no tenga nada que decir. Una nota al pie de página comprende dos páginas completas…

Sólo para demostrar qué lento y pesado es el texto, prueben esta selección de 200 palabras, y de ninguna manera es la peor que pude haber seleccionado:

Uno de los problemas con la presente aplicación convencional de la teoría de Dirac es que el positrón no es utilizado en su estado causal inobservable de 4 electrones de energía negativa por los teóricos y experimentalistas modernos, sino después de la observación donde su dirección ha sido invertida, su carga ha sido revertida, el tiempo se ha sido, y la masa se ha vuelto positiva. De modo que es actualmente utilizado como una entidad de energía positiva que tiene masa positiva, y produciendo campos EM de energía positiva y gravedad positiva. Esto elimina toda la magia del 4-positrón (no-observado) causal como el portador de electrones de masa negativa y energía negativa (energía electromagnética convergente) en corrientes en el mismo vacío (espacio-tiempo), en lugar del portador de electrones de masa positiva y energía positiva en un 3-espacio corriente. Reemplazando el 4-positrón vacío (causal) no-observado (electrón de energía negativa) con el 3-positrón (efecto) observado con masa positiva y energía positiva, toda la vasta área de campos EM de energía negativa -y por tanto antigravedad directa vía medios electromagnéticos- es descartada. Pero los físicos evitaron tener que lidiar con masa práctica negativa y energía práctica negativa (masa fría y energía fría). También retrasó el paso de la física para descubrir y trabajar el transporte por antigravedad casi tres cuartos de siglo.

Bearden prometió, en 2002, con respecto al sistema “MEG” (generador electromagnético sin movimiento), que para 2003:

Las primeras unidades MEG a ser fabricadas para la venta producirán 2,5 kilowatts de electricidad gratis. Para siempre. Deberían estar fabricándose dentro de un año a partir de ahora. Las instalaciones para fabricar el dispositivo están siendo erigidas en una “nación amigable” no nombrada.

Esta electricidad gratis fluirá indefinidamente, sin mucho, o ningún mantenimiento. Las unidades podrían ser acopladas para proveer mayor voltaje, de modo que cuatro de ellas proveerían 10 kilovatios. [¡Hey, sabe sumar!] Después de alguna experiencia de producción, se harán unidades que produzcan 10 kilovatios cada una. Con un par de esas unidades una casa podría desconectarse de la red eléctrica.

Bien, han pasado cuatro años desde que Bearden hizo esa segura promesa, y una llamada a mi Home Depot local ha determinado que todo el inmenso local de ventas ni siquiera ha oído hablar del dispositivo “MEG”, ni hablar de tener alguno. ¡Pero noten que Bearden ha saltado a acoplar unidades de 2,5 kw que todavía ni siquiera han sido fabricadas, para dar artículos que producen 10 kw! ¿Por qué será que estos dementes continúan haciendo tales afirmaciones desenfrenadas, que nunca son cumplidas? ¿Por qué lo hacen? Simplemente porque saben pueden escapar con tales jactancias, y sus accionistas continuarán escuchando sus excusas…

¡Pero tengan cuidado! El libro de Bearden está lleno de relatos de intriga. Para mí, esto indica demasiada obsesión con películas de espías y programas de fantasía. Él mismo, dice, está aquejado de una “dolencia misteriosa y desconocida” de la “clase de guerra biológica modificada producida por un equipo combinado de los EE.UU. y Canadá”, que contrajo de algún modo en 1968. Este intento de hacerlo callar provocó que acelerara sus esfuerzos para que este libro fuera a imprenta, dice, y por lo tanto, “pasar la información de la ‘energía del vacío’ y la batuta” a los que continuarán su campaña…

Como se señaló arriba, obtener un verdadero modelo de trabajo parece ser el problema principal. A través de todo el texto del libro encontramos tentadoras sugerencias de que esto ya ha sido realizado, sin embargo. Nos han dicho, por ejemplo, que en 1970 se acercaron a un Eric Laithwaite “por algunos años profesor del Imperial College en Londres”, para entregarle una unidad de trabajo. Bearden escribe:

El Centennial Center of Science & Technology en Ontario estaba buscando modelos de trabajo para decorar su vestíbulo. Laithwaite mostró que… una arandela de acero (de unos 3 cm de diámetro) podía rodar continuamente en un plano vertical alrededor del interior del estator… [Él] lo completó y entregó un modelo de trabajo al Centennial Center…

¿Qué pasó con este milagroso dispositivo? El Centennial Center es ahora conocido como el Ontario Science Center, un museo de ciencia en Toronto, Canadá. Pregunté allí, pero de algún modo esta sorprendente invención no está a la vista. Y eso es lo que ha pasado a docenas de “modelos de trabajo” de las máquinas de Bearden. Sin excepción, se han perdido, tomados por autoridades, robados, comprados y ocultados, o destruidos. Lástima…

Con Bearden, algún nuevo progreso está siempre listo a ocurrir, a menudo “disponible en la época en que este libro es publicado”, pero nunca realizado. Nos dicen que la NASA estaba a punto de revelar dispositivos que protegían de la gravedad o algo así de sorprendente, pero de alguna manera la conmocionante historia para el mundo sólo apareció en periódicos sensacionalistas, y las máquinas nunca se materializaron.

Bearden cuenta cómo los inventores de coraje que surgen con sistemas que las compañías petroleras no pueden aguantar, a veces de repente desaparecen tan completamente que “ni siquiera sus inversionistas pueden encontrarlos” (?), o a menudo los encuentran muertos “en circunstancias misteriosas”. Un ejemplo de esto fue el inventor Stefan Marinov, que según se informa se suicidó o cayó de un edificio. Bearden afirma que fue…

… asesinado con un disparo de onda electromagnética longitudinal… y su cuerpo lanzado de un edificio para que pareciera un suicidio.

Según dice Bearden, se dejó el cuerpo de Marinov tendido sobre el pavimento por mucho tiempo porque estaba “emitiendo ondas electromagnéticas longitudinales” y…

Cuando finalmente se retiró, el pavimento brillaba en el área que había estado debajo del cuerpo. Sólo un arma en la tierra [sic] mataría a una persona de esa manera y es un “disparador” de onda electromagnética longitudinal.

Otro investigador, informa Bearden…

… fue asesinado con una Técnica Venus (búsquenlo, es una distorsión del frente de onda), un rayo modificado que conduce al corazón a violentas fibrilaciones.

Bearden dice que él mismo fue atacado -presumiblemente por los temibles intereses del petróleo- con una de esas armas “Venus” en un restaurante de Alabama, pero logró escapar por una puerta trasera después de ver el dispositivo y a la persona que disparaba el “rayo”. Otro hombre en Australia, informa, fue asesinado en un piso superior de su edificio por tal arma, “a través de las paredes”, por un “disparador del tamaño de una bazuka”. Aun otro inventor, dice, fue asesinado por un “dardo de hielo mojado con curare”…

… un método de ataque profesional, utilizado por algunos de las divisiones siniestras de varios sistemas de inteligencia.

¡Vamos, amigos! Esto se lee como un guión de una muy mala película escrito por un adolescente de catorce años.

Todo el texto de “Energía del Vacío” está cubierto de citas cuidadosamente seleccionadas de verdaderos físicos como Hawking, Einstein, Feynman, Wheeler, Bunge, Maxwell, Planck, Lorentz, Faraday, y Penrose. Para saborizar, echa algo de Sigmund Freud y Arthur C. Clarke. No, las citas de estos nombres no añaden validez al libro; sólo llenan espacio y podrían sugerir al confiado que quizás pueda encontrar ciencia verdadera ahí.

Dos comentarios

De las Filipinas, el lector “Edwardson” pregunta:

En su última columna usted dijo:

Ahora, “¿es Uri Geller genuinamente paranormal?” es una pregunta que es respondida “No, hasta que presente pruebas de que lo es”.

Esa pregunta me parece en cierta manera similar a, “¿existen los fenómenos paranormales?”. En el último caso creo que la respuesta estrictamente epistemológica es que no lo sabemos hasta que las pruebas nos proporcionen buena evidencia de ellos. Sin evidencia segura tendríamos que ser agnósticos sobre la existencia/realidad de lo paranormal. (Y no sé si hay una manera de refutar la posibilidad de lo paranormal.) Pero entonces también tendríamos que ser agnósticos, en rigor, sobre la existencia de cebras verdes con alas, el Monstruo Espagueti Volador, los clones de Geller viviendo en el sistema estelar Zeta Ridiculi… Por otro lado, si las mencionadas características de los fenómenos paranormales están en conflicto con nuestra mejor comprensión -significa científica- de cómo es el universo y cómo funciona, entonces ésa sería una buena razón para ser muy escépticos sobre eso.

De modo que, ¿es apropiado responder, “No lo sabemos hasta que Geller lo pruebe”?

Tanto como me gustaría decir asimismo, “No hay nada semejante a la percepción extrasensorial y no, Geller no es un psíquico, hasta que haya prueba de esto”, siento que hacerlo es pararme sobre suelo tambaleante, sólo por ser un ateo que no puede declarar que, “Lo sobrenatural no existe”. (Sí, por supuesto hay “ateos fuertes / seguros” aunque no sé qué tan robustos son sus argumentos). Me gustaría escuchar de usted si nosotros los escépticos podemos contestar sin peligro “No, hasta que Geller provea pruebas de que lo es”, y cuál es nuestro razonamiento para esto.

Respondí a Edwardson:

La diferencia es que por años existieron muchas habladurías, muchos artículos en la prensa popular -e incluso algunas pruebas aparentemente científicas- de que Geller era muy paranormal, y había algún enredado “razonamiento” hecho por científicos por lo demás reputados que pueden explicar el fenómeno que él presentaba, si fuera algo además de simple juego de manos; sin embargo, no hay nada de eso en absoluto para cebras aladas verdes…

Edwardson tenía otro punto de interés que contarnos sobre un artículo de la columna del 19 de mayo de 2006:

Para terminar, durante la semana pasada o algo así ese “juez psíquico” filipino, Florentino Floro, ha estado enviando mensajes a una pizarra de discusión para filipinos chinos. Entre sus varias afirmaciones está la que tiene poderes de curación (creo que debería convertirse en masajista). Dice:

El Sr. Jaime T. Licauco (puede buscar su nombre en google / yahoo), experto en lo paranormal, testificó que yo soy el único juez curador en el mundo; en la Corte, él testificó que investigó la autenticidad de mi curación, que de 15 muestras, 14 fueron curadas de enfermedades incurables. No utilizo oraciones ni culto sino sólo mis MANOS y aceite curador de coco; mi mano emite calor extremo sobre el área enferma; ejemplos, artritis, gota, reumatismo, migraña, etcétera, el dolor podría ser aliviado por medicinas en 5 horas, etcétera, pero con mi mano, en sólo 2 a 4 minutos. Mi curación es complementaria con la medicina ortodoxa. Si lo desea, puede invitar a sus amigos y les demostraré la curación aquí (123 Dahlia, Alido, Malolos, Bulacan, Filipinas, (044) 662-92-03) http://www.tsinoy.com/forum/showpost.php?p=457725&postcount=299)

Fueron curadas 14 personas de 15, con condiciones supuestamente incurables. Manos súper calientes. Eso debe despertar su interés, realmente.

Le invité a que tomara el Desafío del Millón de Dólares y le proporcioné el enlace pertinente. Pero no pareció en absoluto interesado, aunque anuncia que es un hombre pobre. Enfréntelo, Sr. Randi, su millón no es una zanahoria suficientemente grande para algunos fantasiosos. Parecía más interesado en CSICOP y ya puede haberse contactado con ellos. Nunca le mencioné qué tan relacionado está usted con esa organización. A propósito, Jaime Licauco es todo un experto paranormal -como experto en creer en afirmaciones paranormales y cualquier cosa seudo-científica: http://j.licauco.tripod.com/)

Reunión en Australia

Busque la evidencia

La Convención Nacional de Escépticos Australianos de este año tendrá lugar el sábado 18 y domingo 19 de noviembre de 2006, en Melbourne, y hablará de “Ciencia, Verdad y Medios”. Sus oradores incluirán científicos, periodistas de ciencia y algunas personalidades conocidas de los medios. El Melbourne Museum está patrocinando la convención en The Age Theatre. Pueden registrarse en línea en la segura Australian Skeptics Shop, o pueden descargar un formulario de registro. Para noticias actualizadas de la convención, pueden ir a: http://www.skeptics.com.au/vic.

Miren aquí

El Círculo de Escépticos es un evento especial entre bloggers de pensamiento escéptico que ocurre cada dos semanas. Los bloggers se turnan para alojar al Círculo de Escépticos en sus propios blogs. Los anfitriones describen y vinculan los escritos y comentarios en otros blogs sobre temas tales como pensamiento crítico, medicina falsa, leyendas urbanas, y malos reportajes en los medios sobre temas que tocan ciencia, historia y matemática. Recientemente, el Círculo de Escépticos estaba alojado en http://www.autismdiva.blogspot.com/. Incluso una breve mirada los convencerán de que hay más que deberían comprender sobre este tema del autismo. Sé que fui informado cuando estuve allí.

Las chorradas habituales

Un Doctor Robert Harper hizo una crítica frívola e irresponsable del ofrecimiento vía correo electrónico del premio de un millón de dólares de la JREF al prominente escéptico canadiense Dr. Terry Polevoy, en Toronto. Nada muy nuevo allí, sólo los mismos viejos errores infundados, pero debo compartir el intercambio con ustedes aquí, que pueden encontrar útil enviarlo a otros quienes, igualmente desinformados, decidan repetir las trajinadas falsedades que tenemos que manejar de vez en cuando. Tengan en mente que éstas son personas que necesitan desesperadamente -por sus creencias- tratar de invalidar el desafío de la JREF porque no ven ninguna manera de evadirlo. No puedo verificar que Harper tenga el Doctorado que afirma, pero no lo dudo.

He aquí el intercambio, las dos sesiones de mis respuestas de correo electrónico enviadas al Dr. Polevoy. Soy yo, tratando de hablar sensatamente con alguien que no quiere escuchar. El “Adam” al que se refiere es Adam McLeod, un niño cuyos padres han estado promocionando sus milagrosos poderes de curación y dirigiendo seminarios sobre la afirmación. Nos recuerda a todos nosotros el timo Marjoe Gortner de fines de los 40, y los remito a http://en.wikipedia.org/wiki/Marjoe_Gortner. Aquí están mis recientes intercambios con Harper, uno de los entusiastas partidarios de Adam:

Sr. Harper: aunque no tengo idea de quién es usted, me han reenviado una declaración sumamente peculiar atribuida a usted. Tomaré un momento para explicar cómo funciona el mundo real -un aspecto aparentemente ajeno a usted, tanto por ignorancia o por obstinación… Usted hace seis declaraciones:

  1. Respecto a su especulación de que Adam y familia van tras el millón de Randi…:

Si esto se refiere al “sanador” Adam, le aseguro que teme y evita venir a tomar el desafío de un millón de dólares. Sabe que no puede ser aplicable e intentarlo, porque tendría que demostrar sus argumentos -que no puede.

  1. … si usted tiene razón, podemos llegar a la conclusión de que Adam es un farsante o se auto engaña por suponer que la apuesta de Randi es justa.

¿De veras? Ambas alternativas son posiblemente verdaderas, pero no por la razón que usted da. ¿Tiene usted alguna prueba -o ésa es una palabra ajena para usted- que demuestre que esto sea una “suposición”? Es un rumor falso común, utilizado por los que no pueden afrontar el hecho de que ninguno de los “grandes” operadores -o “Adam”, para este tema- han solicitado. Y su designación del desafío como una “apuesta” indica su desesperada necesidad de distorsionarlo; no hay ninguna “apuesta” involucrada. Esto es un premio, puro y simple: si usted puede hacerlo, nosotros lo pagamos. Usted no arriesga nada, usted no invierte nada.

  1. James sabe perfectamente bien que todas ciencias empíricas están estructuradas como sistemas inductivos abiertos en los que ninguna cantidad de experimentos demuestra nada.

¿Entonces? ¿Dónde dice que pensamos hacer “experimentos”? Sólo requerimos que el afirmante actúe como afirma. Nada más, nada menos. No hay nada a ser “inducido”. O él / ella lo hacen, como acordamos mutuamente -y gana- o no.

  1. Todo que él [Randi] tiene que hacer es cruzarse de brazos y decir eso.

¡No, no, señor escurridizo! ¡Ésa es la clase de refugio que USTED usaría, no yo! Según las reglas -que debería leer- no se me permite hacer esto, aunque usted lo intentaría…

  1. Si la evidencia de realidad de los fenómenos psíquicos continúa acumulándose, cambia los objetivos de acuerdo con ello.

¿Y dónde está la evidencia de esta audaz afirmación, me lo dice por favor? ¡Usted parece saber mucho más sobre el tema que yo, ya que esto nunca ha llegado a mi atención! Otra vez, lea las reglas… Pero no lo hará, por supuesto. La ignorancia es su refugio.

  1. Monte de tres cartas sería una apuesta infinitamente más segura.

Si hubiera alguna “apuesta” involucrada, sí, cualquier juego de cartas sería una mejor inversión. No es un juego conmigo, aunque parece serlo para usted; soy serio.

Poco después de enviar esto, siguió otro aluvión que mostraba que el Dr. Harper todavía no estaba comprendiendo nuestro razonamiento, e hice otro intento de informarlo:

Dr. Harper: ¿Más? Otra vez, punto por punto, pero esta vez, 13 puntos…

  1. Después de todo, usted [Randi] ha sido acusado de hacer falsas acusaciones en el pasado, creo, con cierto costo.

Como de costumbre, usted “cree” -por lo menos en parte- incorrectamente. Sí, he sido acusado, y demandado varias veces. He ganado todos los casos excepto uno, y en ése le otorgaron al demandante un tercio del 1% de la cantidad demandada, que no pagué porque posteriormente le exigieron que desistiera del caso. Ninguno de los otros me costó nada. Suena a una victoria, para mí.

  1. Bien puede ser, por supuesto, que como con su gente en CSICOP, usted alegue la misma clarividencia que niega a otros.

Ésta es una declaración sin sentido. Como era de esperar.

  1. Usted tiene razón parcialmente. No es una apuesta pareja sino, de su parte, desigual.

No, cabeza dura. Es un premio, no una apuesta, ni una apuesta desigual. Es un premio por otorgar. No estoy haciendo ninguna apuesta. Estoy ofreciendo un premio. (¿Por qué estoy tratando de hacerle entender esto, a un Doctor…?)

  1. Mi punto sin embargo se sostiene: usted NO PUEDE perder porque ningún experimento ni demostración prueba nada (Filosofía de la Ciencia 01). Eso es porque las declaraciones “probatorias” en la ciencia son en realidad juicios consensuados por la comunidad de científicos.

Gracias -otra vez- por restablecer firmemente su total malinterpretación de mi ofrecimiento. En todos los procedimientos de prueba, ha sido mutuamente acordado, por anticipado, lo que constituirá una evidencia de la validez de cualquier afirmación -ningún otro marco, ni filosofía, ni “juicios” son introducidos. El protocolo es diseñado de modo que no se necesite ninguna decisión de ningún juez. Los resultados deben ser evidentes. Como ejemplos: el hombre no pudo volar desde un edificio usando un batidor de huevos, el adivinador no pudo encontrar la mina terrestre en el campo [¡bummm!], ni el lector de mentes adivinó 3 números correctos de 20, cuando todos habíamos acordado que debía adivinar al menos 5. Ninguna decisión, ningún re-examen, ninguna pregunta o volver a pensarlo POR NINGUNA DE LAS DOS PARTES.

  1. Es por eso también que la falsabilidad es una condición primaria para considerar cualquier teoría.

Cuando se está estudiando teorías, sí. (Filosofía de Popper 01). No tenemos ningún interés en nada sino resultados. O la cuchara fue doblaba por la mirada del hombre, como se acordó mutuamente con anticipación, o no se dobló. No se aplica ninguna teoría.

  1. Asumí que conocía ESA porción del mundo real y todavía lo hago.

Gracias. La conozco. Y no se aplica, ni tampoco el período de semi-desintegración del torio…

  1. Asegurado esto, todo lo que necesita hacer es exigir más y más pruebas mientras la evidencia se acumula o, como en los experimentos Targ-Puthoff, encuentre agujeros (literalmente) donde no existen.

¡Oh, inculto y recalcitrante! DE ACUERDO CON LAS REGLAS -obviamente no has leído o no las ha comprendido- ¡AMBAS PARTES ESTÁN OBLIGADAS A CUMPLIR EL CONTRATO, MUTUAMENTE DECIDIDO CON ANTICIPACIÓN! No puedo “exigir más y más pruebas”, bajo ninguna circunstancia -¡ni puede la otra parte demandar menos y menos! ¡TRATE DE COMPRENDERLO, POR FAVOR! ¡NO ES DIFÍCIL DE ENTENDER! En cuanto a los “experimentos Targ-Puthoff”, como sabemos ahora, eran demostraciones hechas por el Sr. Geller a su capricho, no experimentos diseñados y controlados. Todo eso estaba plagado de agujeros. Infórmese.

  1. No es un desafío de tontos para usted pero como dicen, el mundo real nunca se queda sin imbéciles.

Ah, ahora usted ve al menos uno de mis argumentos. Felicitaciones.

  1. Una palabra final: los ataques verbales traen dos riesgos: el primero es ser descartado como un creyente o escéptico patológico, el segundo es tropezar con alguien como yo que puede manejarlo.

No tengo idea de a qué “ataques verbales” se refiere usted, pero coincido con su primer punto mientras le aseguro sobre el segundo que es mejor que cualquiera que pueda “responderlo” sea capaz de evitar que le explote en la cara…

  1. Para mí, el mundo “real” del que usted habla es un escenario.

Sí, lo sé, y todos los hombres y mujeres simplemente actores. Me lo han dicho antes. Siga con la idea.

  1. El traje de noche, la capa y bastón se fueron con la multitud. Pero tiene que hacer un dólar, y como usted lo dijo elocuentemente en la televisión, aporrear a los psíquicos vale la pena, más que sacar conejos de un sombrero.

Hey, en eso me pescó, de algún modo. Aunque nunca usé capa, ni bastón, sino frac y esmoquin, sí. En cuanto a que yo haya hecho esta declaración de “aporrear psíquicos” en la televisión o en cualquier otro lugar, es su hiperactiva imaginación -o su ansiosa aprobación de la invención de cualquiera- trabajando otra vez. Nunca hice tal declaración. ¿Recuerda ese “mundo real” que mencioné, Robert? Es momento de echarle un vistazo… Oh, y nunca saqué un conejo de un sombrero, tampoco…

  1. Y con todo, y con todo, humo y espejos todavía son la mejor utilería y James, usted todavía los utiliza con una imaginación digna de un Copperfield.

[rubor] ¡Ah, caray! ¡Estoy muy emocionado! ¡Qué cosas más lindas dice!

  1. Por pura decencia, ninguna copia de esto irá al pobre Terry.

¡Robert, Robert, Robert! ¡Detecto un truco aquí por el cual se espera que dispare una copia al “pobre Terry”! Haré incluso mejor. Divulgaré todo este intercambio en mi columna para que mis lectores puedan experimentar cómo es enfrentarse con alguien que no tiene ninguna comprensión del mundo real -¡allí está otra vez!- y con todo hace alarde de “Doctor” como una invocación protectora.

Este hombre ha elegido con regocijo aceptar todo rumor falso que alguna vez haya aparecido en la Internet sobre mí y el desafío de la JREF. Todos sus puntos pueden ser encontrados allí, tomados y creídos en desesperación. ¿Y así es cómo un Doctor trabaja para comprender el mundo real?

Finalmente -¡sería de esperarse!- viene esta pequeña nota triste, que fue seguida por la confiada suposición de Harper de que editaría los intercambios (ninguna palabra ha sido editada), y que no me atrevería a divulgar lo que sigue -que hago ahora. Harper disparó esta justificación de su comedia de errores, tratando de mostrar que yo había caído en su inteligente trampa (¡Doctor, recuerden!):

Si usted juega al ajedrez, conocerá el Gambito del Peón Venenoso donde el principiante agarra lo que parece ser el obsequio de un peón gratis. Si lo hace, pierde. En este juego especial que usted juega, el peón gratis era mi presunta ignorancia de las reglas de su “desafío”. Quería que usted lo tomara [sic] y que luego me criticara duramente por escrito.

Y usted lo hizo.

Y perdió.

Respondí:

Vaya, ni siquiera vi mi rey en jaque. Todavía no lo veo. Hum, el consenso es que usted todavía es ignorante…

Jaque.

Seguimiento

El lector “Joey”, respondiendo a mi sugerencia de la semana pasada que los lectores podían desear consultar las ordenanzas sobre la legalidad de la adivinación del futuro en sus áreas locales, informa:

En el Código Penal Canadiense, bajo la sección que cubre las Falsas Pretensiones, tenemos lo siguiente:

  1. Cada uno que fraudulentamente
  1. pretenda hacer ejercicio o utilizar cualquier clase de brujería, hechicería, encantamiento o conjuro,
  2. lleve a cabo, por una consideración, la lectura de la fortuna, o
  3. pretenda desde su destreza o conocimiento de una oculta o mañosa ciencia descubrir dónde o de qué manera puede ser encontrado algo que se supone robado o perdido,

es culpable de un delito sancionable en condena sumaria.

R.S., c. C-34, s. 323.

Joey añade, “de modo que se ve como si uno pudiera practicar sin peligro lo fantasioso, siempre y cuando uno real, pero realmente crea en eso”. Sí, encuentro esas palabras muy imprecisas. Si el acusado verdaderamente cree que él / ella son sobrenaturales, ¿cómo prueba que él / ella “fraudulentamente pretenden” lanzar un hechizo, quitar una maldición, decir el futuro, o encontrar artículos perdidos? Creo que un buen abogado podría tener un buen momento argumentando la redacción aquí.

Mark Wiffen, de Kitchener, Ontario, fue un poco más profundo en la ley canadiense. Adjuntó algunos casos referidos a esta ley, y sus predecesoras. Uno, “R. v. Pollock”, que rastrea la historia de la ley hasta 1736, determina que estaría bien si el acusado estuviera simplemente “en comunión con los espíritus”, siempre y cuando no trate de descubrir propiedad perdida o robada de esta manera, aunque esto es para la versión más vieja de la ley.

El buen amigo Mike Hutchinson, en el Reino Unido, nos dice que allí, la ordenanza pertinente es referida como la “Ley de Médiums Fraudulentos”, pero pregunta, “¿De qué otras clases hay?”

El lector Robert Edwards nos dice:

El texto de la legislación de Nueva Zelanda citada en la actual edición de su Comentario casi puede ser tomado literalmente de la Ley de Médiums Fraudulentos (1951) del Reino Unido.

Y, Robert nos envía a la muy interesante e informativa discusión del amigo Tony Youens en http://www.tonyyouens.com/fma.htm, que les recomiendo leer.

Esas hadas otra vez

Existe un video de 82 segundos extraído de una serie que hice para la TV de Granada en el Reino Unido, hace muchos años. Trata sobre el tema de las Hadas Cottingley, cuyo tema puede ser encontrado en http://www.randi.org/library/cottingley/ en la biblioteca de Swift. Para ver el clip de TV, vayan a http://video.google.com/videoplay?docid=7926224311831896636.

En conclusión…

Ed Lu a bordo de su bicicleta de la EEI

Acabo de regresar del gimnasio donde estoy haciendo mi rehabilitación cardiaca prescrita. Algo gracioso: recibí una llamada de Ed Lu, el astronauta, preguntando por mi progreso, y le dije que calculaba que en el gimnasio había recorrido en bicicleta todo el camino hasta Ciudad de México y de regreso, tanto como remar a medio camino a través del Océano Atlántico, sin mover un pie. Él me recordó que montaba bicicleta durante días a bordo de la Estación Espacial Internacional, y al mismo tiempo estaba viajando a 18.000 millas por hora en la órbita. Tuve que admitir que me había superado por algunas pocas millas…

Hablando en serio, el trabajo del gimnasio ha hecho mucha diferencia. Actualmente lo espero con ansia. Mis piernas y brazos -que estaban algo atrofiados- se recuperan bien bien, y las 22 libras que perdí están mejor perdidas, donde sea que se fueran, créanme. Estoy pesando 136 libras ahora. ¡Wow!

Todavía algunos problemas menores con mi letra, y odiaría intentar un truco de naipes complicado aún, pero pronto…

¡Para TAM5, tanto Banachek como Jamy Ian Swiss estarán otra vez para entretenernos! Y tendremos a John Rennie, el editor de Scientific American, junto con Nick Gillespie de la Reason Magazine, y Scott Dickers, editor de The Onion! Peter Sagal, de “¡Espere, Espere, No Me Lo Diga!” de NPR, y Lori Lipman Brown, de la Secular Coalition for America, estarán asistiendo.

¿Qué tanta suerte podemos tener?

¡La próxima semana, Satanás persigue a un político de Utah…!

(Firma de James Randi)



Traducción autorizada. Artículo original propiedad de Fundación Educacional James Randi. Se prohibe su reproducción con fines comerciales.

Comentarios

Comments powered by Disqus